Algo más sobre el Santuario de la Virgen del Pilar, la Población Nueva España de La Cisterna y la Iglesia Católica. Serios temas comprometen a la Congregación Salesiana de Chile y a la Iglesia Católica

En el artículo anterior hice referencia a contactos que he tenido con el destacado abogado don Juan García-Cuerdas, lo que me ha permitido obtener más informaciones sobre este santuario, como también que hayan surgido otras inquietudes en temas en cierto modo marginales.

Una cosa que extraña es que en esta población creada a mediados de la década de los años 10 del siglo pasado, ya en los años 30 del mismo siglo, no se tuviese conocimiento de vecinos residentes de los antiguos propietarios. Se supone que los originales, en mayor proporción, debieron ser familias de españoles. Surge la hipótesis de que esta extraña parcelación, en medio de grandes propiedades agrícolas, pudo haber tenido finalidades comerciales o bien que por las dificultades de acceso muchos se alejaron de esos lugares o posibles interesados se hayan desistido.

Recordar que entonces casi no existían automóviles en Chile. La distancia al Centro de Santiago es algo más de 12 Km.

Se tuvo inicialmente un carro de sangre por rieles que iba desde el paradero 24 de la Gran Avenida hasta la Plaza Cervantes, frente a un casino que se incendió y no se reconstruyó. Inicialmente solo se podía llegar a la Población por el paradero 21 y el 24 de la Gran Avenida o por el Camino de Ochagavía entrando por el Camino el Parrón.

El Santuario de la Virgen del Pilar habría sido muy importante a fines de la primera década del siglo XX, al conmemorarse por primera vez en forma popular el 12 de octubre, la llamada Fiesta de la Raza. Ello habría sido los años 1909 y 1910. La multitud que llegó en ambas ocasiones se cuenta que fue tan grande que en 1911 se trasladó el festejo al entonces Parque Cousiño, hoy Parque O’Higgins.

Las romerías al Santuario los 12 de octubre se habrían mantenido hasta fines de los años 30 y comienzos de los 40. Yo tuve la oportunidad de ver la visita de damas con sus vestimentas de gala típicas españolas hasta esos años.

García-Cuerda cree posible que las romerías que yo cito y que él las ha visto mencionadas en un libro, se han suspendido en la década del 1940 cuando el Colegio Hispanoamericano de calle Carmen construyó la Basílica dedicada a esta virgen.

 

Párragos siguiente vienen de la siguiente fuente: https://www.aciprensa.com/noticias/conoces-el-origen-de-la-virgen-del-pilar-53685

Respecto a la Madre Patria, la Basílica del Pilar, ubicada en Zaragoza, es una de las más antiguas de España; en su interior se encuentra la columna sobre la cual la Virgen se apareció al Apóstol Santiago durante la evangelización de España, en el año 40 después de Cristo, y que es la aparición mariana más antigua reconocida por la Iglesia.
El Apóstol, desanimado por las grandes dificultades que estaba atravesando para evangelizar España pidió una señal, “fue entonces cuando se le apareció la Virgen quien le animó a seguir adelante y le hizo la promesa, que todavía se mantiene, por la que mientras estuviera ese pilar en pie, habría verdaderos discípulos de su Hijo en España”, explicó en una entrevista a ACI Prensa en el año 2007, el P. José María Bordetas, capellán de la Virgen del Pilar y encargado del cuidado de esta imagen de la Virgen.
Según explicó el capellán “esta grandísima devoción se apoya en la tradición porque no hay documentos escritos de esta aparición mariana, que además tiene la particularidad de que cuando la Virgen se le aparece al Apóstol Santiago, ella todavía está viva, pero en Tierra Santa”.
“Santiago y sus discípulos recogieron el regalo de la Virgen, guardaron esa columna que se convirtió en el centro religioso de esa pequeña comunidad en Zaragoza”, aseguró a ACI Prensa el P. Bordetas.
Aunque muchos piensen que la patrona de España es la Virgen del Pilar, no es así. Según explicó el P. José María Bordetas, “la patrona de España es la Inmaculada Concepción de María, porque en España fue una abanderada en que la Iglesia proclamara este dogma. Sin embargo fue en el siglo XVIII cuando se nombró a la Virgen del Pilar como patrona de todos los pueblos Hispanoamericanos”.
“Esta unión bajo la Virgen del Pilar la relaciono con el descubrimiento de América, es muy probable que llevaran esta gran devoción a la Virgen del Pilar en España al Nuevo Mundo”, apuntó el capellán a ACI Prensa.

 

En mi opinión es muy interesante saber que la patrona de España no es la Virgen del Pilar sino la Virgen de la Inmaculada Concepción. La Pilarica es la patrona de todos los pueblos hispanoamericanos. Posiblemente es por los hechos de que su primera  aparición fue un 12 de octubre como también lo fue el descubrimiento de América.

____________________

Otro tema que hemos analizado con el abogado García-Cuerdas es la evolución de lo que podría llamarse la devoción por la Virgen del Pilar de la Población Nueva España de la Cisterna. En sus inicios fue muy alta hasta 1911 en que el gran acto de los 12 de octubre se traslada al Parque Cousiño (hoy Parque O’Higgins). Después se debilita, la colonia española se hace presente los 12 de octubre con sus damas hasta aproximadamente los inicios de los años 40; posiblemente estas romerías se suspenden cuando en esos años el Colegio Hispanoamericano de calle Carmen construyó la Basílica dedicada a esta virgen.

Posteriormente se hace sentir un cierto abandono del Santuario, que conduce a que se trate de sacar a la Virgen de su pedestal para llevarla al altar de una casa particular. Lo patrocina ese traslado un sacerdote salesiano español; así se consigue una autorización del Alcalde Hermosilla. Recordar que un vecino español republicano sale con su escopeta a defender a su virgen, señalando su rechazo y que todos los días desde su lugar de trabajo la miraba. Gracias a él se logra que se paralice la destrucción de la base de la estatua de la Virgen, que sólo se daña en una magnitud pequeña.

En mi opinión lo sucedido logra motivar una preocupación de los vecinos por ella. Se une a ello la creación de la Parroquia de San Juan Bosco una vez terminado ese gran templo que inició su construcción en el año 1945, bajo el impulso del que después sería Obispo de Valparaíso, Arzobispo de Santiago y Cardenal, padre Raúl Silva Henríquez.

Así se acerca el Santuario a su parroquia que antes era la franciscana del paradero 27 de la Gran Avenida; la nueva queda ubicada en el paradero 22 y medio. Tener presente que Población Nueva España se extiende entre los paraderos 21 y algo más al sur del 22 y medio.

Recuerdo por varios años que los 12 de octubre se celebraba una misa de campaña  oficiada por el párroco salesiano con amplia concurrencia. Debíamos tener una pequeña cubierta para cubrir el altar; era lo único que se nos pedía. Se formó un comité de la Virgen del Pilar. Eso lo recuerdo hasta que en 1959 me alejé de la Población Nueva.

El Párroco Andrigueti fue quien oficializara el Comité de la Virgen del Pilar, designándome Presidente de ese comité. Eso fue a mediados de los años 50.

Desde antes se había planteado la construcción de la Capilla de la Virgen del Pilar en su terreno de la población.

Me parece que mucho colaboró en esta obra el padre Héctor Berenguela, quien fuera párroco de las dos parroquias de Isla Tierra del Fuego, quien denunció a otro sacerdote y por ello fue trasladado a La Cisterna, donde se le encargó de la Capilla de la Virgen del Pilar. Él se habría considerado perseguido.

Entiendo que logró además de construir la capilla y hacer una gran labor pastoral, entre otras oficiando ceremonias de matrimonio. Posteriormente se le quitaron esos poderes y finalmente se distanció de la Congregación. Se hizo mucha defensa de él por sus feligreses, pero sin resultados.

Se ha informado que el señor Berenguela ha continuado en la religión con labores apostólicas.

Pienso que el padre Berenguela contribuyó mucho al acercamiento de población a la Virgen del Pilar.

Por otra parte la Congregación Salesiana ha sido muy afectada por otros problemas que ha tenido con las comunidades, especialmente con sus colegios y muy agudos han sido los acontecimientos en Magallanes.

No hace mucho visité el terreno de la Virgen del Pilar y observé que la capilla no estaba en los terrenos del santuario; después me pude informan que ella se encuentra en la Avenida Parrón con el número 0749, que correspondería a terrenos de la población distante algo más de una cuadra del Santuario; presumo entre las calles Chile España y Colón.

Posteriormente supe algo más de quien estimo fue un gran sacerdote católico  Héctor Berenguela quien por defender sus principios, fue expulsado por la Congregación Salesiana desde estar de Párroco de las dos parroquias de Tierra de Tierra del Fuego por denunciar hechos al parecer criticables del comportamiento de otro salesiano, que llegó a ser denunciado a la Justicia. Él respaldó esa denuncia lo que significó su destitución de la cabeza de sus dos parroquias, para ser asignado a la de San Juan Bosco, de la Congregación Salesiana, en La Cisterna. El párroco nortino, lo destinó al Santuario de la Virgen del Pilar, para establecer una capilla y dar los servicios eclesiásticos.

Al parecer llevó grandes avances y ganó un amplio apoyo de la población. Entiendo que logró construir la capilla. Además ofició misas, consagró matrimonios y bautismos; estableció programas radiales de sanación hasta que un nuevo párroco salesiano le limitó y prohibió parte importante de sus actividades. Finalmente se retiró del sacerdocio.

Supe recientemente que Héctor Berenguela, seguramente era hermano bastante menor de un compañero mío de curso del Liceo Manuel Arriarán Barros de La Cisterna, del cual tengo muy buenos recuerdos.

En artículos anteriores he mencionado este hoy exsacerdote, a quien no conozco personalmente.

Él, a similitud de cardenal Raúl Silva Henríquez, entró a su formación sacerdotal a edad avanzada, a los 42 años después de obtener su título profesional. El cardenal el de abogado y él, el de contador. Son hombres maduros que entran a su actividad oficial religiosa posiblemente con una muy sólida fe.

Berenguela deseó ingresar formalmente al sacerdocio con anterioridad, pero no se lo habría aceptado su familia hasta que no obtuviera su título profesional; posiblemente ello fue positivo.

Se ha informado que el señor Berenguela ha continuado en la religión con labores apostólicas, pero alejado de la Iglesia Católica.

Pienso que el padre Berenguela contribuyó mucho al acercamiento de población a la Virgen del Pilar.

Por otra parte la Congregación Salesiana ha sido muy afectada por otros problemas que ha tenido con las comunidades, especialmente con sus colegios y muy agudos han sido los acontecimientos en Magallanes. Ellos se iniciaron con las causas que motivaron el envío del padre Berenguela a La Cisterna.

Me parece conveniente dar a conocer en este artículo lo que se publicó en el diario El Mercurio del Sábado 6 de Marzo de 2004. Es a mi juicio una  valiosa información.

 

 Padre Héctor Berenguela, ex párroco de Porvenir

El sacerdote que desafió a la iglesia

«Me cansé de tanto engaño y mentira», asegura Héctor Berenguela.

Por Cherie Zalaquett Aquea

Está empeñado en que la gente se acostumbre a él sin su cuello blanco y a que lo llamen simplemente Héctor. Y así se lo ha pedido a las pocas personas que han podido verlo desde el 20 de octubre pasado, cuando salió silenciosamente de la parroquia San Juan Bosco, de La Cisterna, dejando una carta en la que comunicaba su irrevocable decisión de renunciar al sacerdocio y a la congregación salesiana.

Ni los padres salesianos ni los fieles de la comunidad cristiana de la capilla Virgen del Pilar de La Cisterna ¬que trabajaban con él muy cercanamente¬ pudieron saber dónde estuvo retirado durante los cuatro meses siguientes, en los que cortó toda comunicación con quienes formaban parte de su antigua vida sacerdotal.

Hoy Héctor Berenguela, 61 años, está muy tranquilo, vive con su familia, trabaja en su antigua profesión de contador y, en su tiempo libre, se dedica a visitar enfermos orando por su sanación. Pero mientras habla, se percibe en él un dolor amargo y un profundo desengaño de la Iglesia Católica. «Siempre me gustó luchar por la verdad, arriesgarme por la verdad. Se dice que la Iglesia debe ser la transparencia de la verdad, aunque es santa y pecadora. Pero hay poca consecuencia con eso y uno ve que se miente por todos lados. Y si la Iglesia miente, traiciona la fe.»

Mientras fue párroco de Porvenir, en 2001, le tocó enfrentar las acusaciones contra el padre Carlos Antonio Larraín Pérez-Cotapos, el primer sacerdote chileno procesado por abusos sexuales contra dos niñas de la zona. Berenguela apoyó a las familias de las víctimas e incluso declaró ante la jueza de Porvenir, pese a la férrea oposición del obispo de Magallanes, Tomás González, y del superior de la orden salesiana, Bernardo Bastres, quienes optaron por trasladarlo a Santiago.

«Sea quien sea que haga abuso de un niño, lo marca, le desestructura la vida, le cambia el patrón de ser que tenía. Pero eso es algo que no siempre se valoriza», dice hoy Berenguela.

Su «destinación fatal»

Su vocación afloró mientras era alumno de primaria de un colegio de la obra Don Orione, pero su madre, pese a ser muy devota del Sagrado Corazón, le pidió que no se hiciera cura para que no se alejara de la familia. Héctor Berenguela estudió pedagogía en Bellas Artes, más tarde se recibió de contador y ejerció como tal durante 20 años en diversas empresas. Sin embargo, relata, «no era lo que quería hacer. Y me di cuenta de que lo que estaba buscando era mi vocación por el ministerio sacerdotal». En 1986 resolvió ingresar a la vida religiosa. Intentó en los curas diocesanos, en los padres dominicos y, finalmente, en enero de 1987, entró a los salesianos, cuando ya tenía 42 años. Tras completar sus estudios de Teología y Filosofía en la Católica, en 1994 fue ordenado en Linares por el obispo Carlos Camus.

Su ministerio sacerdotal comenzó en Puerto Montt, luego lo destinaron a la parroquia Santo Domingo Sabio de la comuna de San Ramón ¬donde le tocó organizar el Encuentro Continental de Jóvenes y la apertura del nuevo milenio¬, hasta que en 2001 partió a lo que denomina «su destinación fatal»: Porvenir.

«Atendía dos parroquias: San Francisco de Sales en Porvenir y Cerro Sombrero, ubicada a unos 130 kilómetros de la capital de Tierra del Fuego. Es un lugar muy inhóspito, pero disfruté mucho con la naturaleza salvaje, dueña de sí. Además, la gente es muy buena, se hace mucha vida de familia».

Berenguela recuerda que la primera persona que se atrevió a hablarle de los abusos sexuales por los cuales está acusado Larraín fue Carmen Castro, la madre de una menor que asegura que Larraín le habría realizado «tocaciones» mientras era rector del colegio María Auxiliadora. «Esa niñita, que en ese tiempo tenía 9 años y ahora tiene 12 ó 13, ya tiene problemas provocados por ese daño irreparable. Tanto así, que la sicóloga le dijo a la mamá que se esperaba que esto iba a venir, porque esa marca, grabada dentro de ella, estaba esperando su maduración. La madre sólo pedía justicia, porque el daño ya está hecho».

Después fueron a conversar con Berenguela otra mamá, acompañada de una mujer que había sido testigo ocular de las «tocaciones» que habría hecho Larraín. «Al principio yo estaba un poco escéptico. Me dijeron que habían conversado con otros párrocos anteriores y con el obispo González, y que no habían obtenido ningún resultado. Pero después llegaron otros dos papás, uno que es funcionario público y el otro militar, cuyos hijos ya estaban en la universidad, quienes me confirmaron que sus niños habían sufrido la misma experiencia de ‘tocaciones’ por parte de Larraín y nunca quisieron volver a acercarse a la Iglesia. Ambos padres me pidieron que no revelara sus nombres, porque tenían temor de las represalias que podía tomar la Iglesia».

Un día lo llamó la magistrada de Porvenir, Claudia Madsen. «Me preguntó qué sabía yo de lo que estaba pasando. Le dije que habían venido varias personas a conversar conmigo. Que yo le podía contar de tres de ellas, porque las otras dos me pidieron que no revelara sus nombres. La jueza me preguntó qué creía yo que había que hacer y le dije que la justicia tenía que ser implacable e igual para todos. No porque alguien sea sacerdote tiene que ser tratado con guantes blancos, si Dios nos mira y nos trata a todos por igual».

Cuenta que en la casa de la comunidad salesiana que él compartía con Larraín y un sacerdote español, la tensión era constante: «Cuando vino la señora Carmen, él me comentó ‘supe que vino a hablar contigo esa mujer’ y llamaba prostitutas a las madres de las víctimas. Entonces yo le contesté: ‘¿No cree que hay algo de verdad en todo esto?’ y él me replicó: ‘¿Así es que usted no cree en mí?’ No, le dije, porque no creo que toda la gente esté mintiendo y a ninguna de las personas que vinieron a hablar conmigo yo le permití hacerlo bajo secreto de confesión».

A partir de ese momento, el diálogo entre ambos se interrumpió pero, según Berenguela relata, tanto el obispo González como su superior en la orden apoyaban a Larraín. De hecho, continúa el ex sacerdote, intervino el superior salesiano, Bernardo Bastres, exigiéndole que guardara silencio y que se mantuviera al margen de las denuncias. «Obedecí, aunque tenía un grave problema de conciencia si callaba. El superior me recordó que la única voz autorizada en este tema era el vicario del obispado, padre Rimsky Rojas. Curiosamente, él después también se retiró de la congregación porque discrepó del obispo González y ahora es sacerdote de la Armada».

Pese a que Berenguela siguió participando en todas las reuniones mensuales de sacerdotes que se realizan en el obispado de Punta Arenas, dice que el obispo Tomás González nunca le tocó el tema directamente. «Sólo una vez lo trató por encima, recomendándonos tener mucho cuidado con estas cosas que dañan a la Iglesia y que no prestáramos oídos a esa gente cuyo único fin era sacar provecho económico».

Héctor Berenguela asegura que comenzaron a aislarlo. «Empezaron a excluirme de muchas cosas. Se me vigilaba y controlaba. Bernardo Bastres me telefoneaba para preguntarme de qué había hablado con tal o cual persona. Incluso se consiguieron la declaración que yo había realizado en el tribunal».

La situación empeoró el 25 de septiembre de 2001 cuando al sacerdote Larraín fue encargado reo. Al conocer el fallo, el obispo González habló fuerte y golpeado: «No aceptaremos esa sentencia desde el punto de vista de la justicia divina… No habrá sanción de la Iglesia, porque el padre Larraín no tiene ninguna culpa! …».

No obstante, los padres y apoderados del colegio María Auxiliadora redactaron una carta, con 84 firmas, solicitando al obispo que Larraín fuera suspendido del establecimiento educacional. Según La prensa austral, de Punta Arenas, el obispo González culpó indirectamente a Berenguela de haber promovido la polémica carta dejando entrever que en su redacción había una mano sacerdotal. Lo responsabilizó de estar produciendo un ambiente de desunión en la comunidad y afirmó que «si hay alguien que está involucrado en esta desunión, mejor es que deje Porvenir».

Aunque Larraín debió pasar una noche en la cárcel, obtuvo su libertad bajo fianza y desde ese momento fue trasladado a un lugar no precisado de Santiago. Recién este año se supo que, pese a su encausamiento, lo destinaron como director de la Casa de Salud que la congregación salesiana tiene en la comuna de Macul. En esa misma fecha, septiembre de 2001, Berenguela viajó a Santiago a participar en el retiro espiritual anual de la orden salesiana en Lo Cañas. «El mismo día que llegué, Bernardo Bastres me pidió que después del retiro no regresara a Porvenir. No volví nunca. Incluso mis efectos personales me los mandaron. Pero yo quedé profundamente dolido por la forma en que me sacaron».

Un ministerio «miserable»

Cuenta que, pese a que en Santiago se sentía «sacado, relegado, extraditado», aceptó de buen grado la destinación en la parroquia San Juan Bosco de La Cisterna, donde el párroco le pidió que se hiciera cargo de la construcción de la nueva capilla, Virgen del Pilar. «Trabajé muy bien con esa comunidad, con los jóvenes y los adultos. Hicimos muchas actividades para reunir dinero y hacer caminar la capilla nueva que cobró mucha vida. Sentí que a ese último rincón donde me habían mandado, lo hice florecer, lo llené de amor, de trabajo y de esfuerzo».

Sin embargo, dice que con la llegada del nuevo párroco, Luis Flores, las cosas cambiaron. «Me dijo que en mi capilla no se podía hacer ni bautismos ni matrimonios y me puso toda clase cortapisas. Hubo quejas de la gente de la comunidad Virgen del Pilar porque a los matrimonios que estaban autorizados para celebrarse en mi capilla, se les revocaba el permiso. La capilla quedó sin vida sacramental».

Saturado de ese ambiente de conflictos, Berenguela decidió intensificar sus visitas a los enfermos. «Iba a ver hasta 15 ó 20 por día. Y la radio Palabra de La Cisterna me invitó a hacer un programa de sanación. Mientras tuve el programa, entre marzo y septiembre de 2003, cada día aumentaba la gente que pedía que se hiciera oración de sanación por ellos. Algunos se sanaban, y a los otros, que sufren enfermedades largas y muy críticas, había que acompañarlos. Eso hizo que de verdad yo me sintiera muy comprometido. Pero poco me duró, el superior Bastres fue a hablar conmigo y me prohibió seguir con la radio».

¬¿Por qué le criticaban las sanaciones, acaso la gente empezó a creer que usted hacía milagros?

¬Me critican porque de repente hay gente que se sana. La mentalidad es muy estrecha. Yo pienso que cuando voy a ver un enfermo con verdadera fe y le entrego todo lo que tenga que darle, si se sana, bendito sea Dios. Y son muchos los casos de gente que se alivia y se sana física y espiritualmente.

¬¿Por qué tomó, finalmente, la decisión de renunciar al sacerdocio?

¬Fueron tantas cosas. El problema de Porvenir se arrastró hasta Santiago. Me sentí muy presionado. Pedí hablar con un sicólogo de la orden para que me guiara, pero me di cuenta de que me estaba manipulando. Ya en Porvenir le había manifestado a Bernardo Bastres que, si me creaban muchos problemas, me iba a ir de la congregación. Quiero mucho mi vocación sacerdotal, pero vivir un ministerio así, tan miserablemente, no vale la pena. Qué podía hacer, me iban cerrando el cerco.

¬¿Por qué no trató de permanecer en la Iglesia fuera de los salesianos?

¬Seguir hubiera sido más de lo mismo. Me cansé de tanto engaño y mentira. La comunidad Virgen del Pilar le envió una carta al arzobispo Errázuriz, al obispo salesiano Ricardo Ezzati, al vicario Cristián Precht y a Bernardo Bastres. Más de 500 personas firmaron. Nunca hubo una respuesta, ni siquiera la dieron por recibida y hay constancia de que fueron recibidas.

Berenguela añade que se siente decepcionado de la falta de transparencia de la Iglesia en el operar cotidiano. «Cuando me fui, no me despedí de nadie porque hubiera provocado mucha efervescencia. Y la comunidad igual reaccionó fuerte, porque cuando preguntaban por mí, les decían puras mentiras. Que yo estaba enfermo y que un padre salesiano me estaba cuidando; que estaba en reposo porque tenía problemas sicológicos, inventaron cualquier cantidad de cosas. Hasta que un día, durante la misa, le dijeron al párroco que era un mentiroso».

¬¿Por qué cree usted que el obispo Tomás González defiende a Larraín?

¬No sé, no tengo idea. Dice que se conocen desde niños, que estudiaron juntos. Me preguntaba también por qué defendió tanto a Víctor Hugo Carrera, y lo ocultaba en vez de presentarlo a la justicia.

¬El sacerdote Carrera se entregó voluntariamente hace unos días…

¬Bueno, yo ni siquiera lo conocí. Se preveía que tenía que ocurrir, porque no podía estar permanentemente escapando. Pero él mismo dijo a la prensa que no se había entregado antes por recomendaciones del obispo. Así que es otra la culpa. Tampoco creo que esa comunidad de sacerdotes que estaba en la parroquia El Alto de la Paz, en Bolivia, no supiera la situación de Carrera.

El ex sacerdote Héctor Berenguela ya no va a misa y ni siquiera se siente católico. «Eso no significa que me haya ido a los evangélicos ni a los mormones. Lo importante es mi fe en Dios y me comunico con Él en la mañana, en la tarde y hago oración. Vivo mi fe como tengo que vivirla, en profundidad. Voy a seguir sirviendo a mis hermanos de la mejor manera posible y entregando lo mejor que tengo de mí, porque soy capaz de amar, de servir y de estar cerca de Dios».

_______________________

Me parece conveniente incluir la respuesta que da la congregación salesiana a lo anterior y posiblemente a otras publicaciones y manifestaciones.

 

A los Obispos de la CECH y a la Familia Salesiana:Explicación situación P. Héctor Berenguela Gatica

Fecha: Viernes 02 de Abril de 2004

Pais: Chile

Ciudad: Santiago

Autor: P. Bernardo Bastres

 Estimados hermanos:

Ante las lamentables declaraciones realizadas por nuestro hermano el P. Héctor Berenguela Gatica, por medio de la prensa y del canal Chilevisión, consideré necesario aclarar algunas informaciones para el conocimiento de ustedes, y de modo que puedan responder adecuadamente a quienes les consulten acerca de esta nueva situación que se va presentando.

1.- Algunos Antecedentes:

Como sabemos, el padre Berenguela se encontraba en la Comunidad de La Cisterna desde octubre del año 2001, colaborando en la Parroquia Don Bosco. Estaba en esa comunidad, una vez que, acontecidos los problemas en Porvenir, determinamos con el Consejo Inspectorial y el Padre Obispo, que lo más sano era pedirle a los dos hermanos que dejaran Tierra del Fuego, por el bien de ellos y de la comunidad cristiana del lugar.

Entre enero y marzo de 2002, mientras me encontraba en Roma para el Capítulo General 25, se publicaron en la Revista Paula (El Mercurio) y en el canal Chilevisión, reportajes acerca de las acusaciones contra el padre Larraín en Porvenir. En aquellas ocasiones no dejaron de causarnos extrañeza y dolor las palabras del padre Berenguela.

En ese momento, por delegación del Consejo Inspectorial, conversó con el padre Berenguela el padre Sergio Body, oportunidad en la que solicitó ayuda psicológica, la que fue atendida de inmediato, poniéndosele en contacto con un profesional.

Al regresar del Capítulo fui a conversar con el padre Berenguela, tal como lo solicitó el psicólogo que lo estaba tratando.

Durante los primeros meses del año 2003, el padre Héctor comenzó a realizar sanaciones e imposiciones de manos a los enfermos, y participaba en un programa radial de sanación en la Comuna de La Cisterna. Situaciones todas ellas, que nos parecieron extrañas y que podían generar algunas perplejidades entre los fieles, por el modo como las realizaba.

Es así como en agosto de ese mismo año, fui a conversar con él, y le solicité de palabra que no continuara en el programa de la Radio y con esos ritos hacia los enfermos. Esa conversación fue muy tensa, y el padre Berenguela quedó bastante afectado y algo molesto conmigo.

En el mes de Septiembre, el padre Héctor participó en el retiro en silencio, que se realizó junto a las Hijas de María Auxiliadora en Lo Cañas. En esa oportunidad, pudimos conversar, y me pidió que lo cambiara de comunidad para este año, ya que, según él, existían algunas tensiones en el trabajo pastoral. Me comprometí a tener presente su petición para la configuración de las nuevas comunidades.

Por decisión propia, y abruptamente, abandonó la noche del 19 al 20 de octubre la Comunidad Salesiana de La Cisterna y la Congregación Salesiana, dejando una carta sobre el escritorio para el Director.

Personalmente, junto al Ecónomo Inspectorial, fuimos a la comunidad Virgen del Pilar, perteneciente a la Parroquia San Juan Bosco, para dar explicaciones a los laicos sobre la salida inesperada del padre Berenguela.

El padre David Albornoz, junto al Hno. Marcelo González, fueron a la casa de la hermana del padre Berenguela, donde también vive su madre, para establecer alguna comunicación con él y tratar de resolver la situación de la mejor manera, trámite que no tuvo el efecto esperado.

2.- Algunas consideraciones:

Nos duelen profundamente estas nuevas declaraciones que hizo al Canal Chilevisión y que no se ajustan en nada a la verdad. Siempre le manifesté que debía ser fiel a lo que su conciencia le dictara, y por ello acudió a los Tribunales a dar su testimonio. Además le di a conocer la inconveniencia de aparecer haciendo declaraciones públicas y dejar mejor que actuara la justicia.

Conocemos que cada uno de nosotros tiene siempre la libertad para recurrir a nuestros Superiores en Roma, si cree que sus derechos han sido pasados a llevar por el Inspector.

Durante todo este tiempo, al P. Berenguela se le ha tratado con respeto y caridad fraterna. Hasta el día que estuvo entre nosotros pudo participar de toda nuestra vida y nuestras tareas. Al mismo tiempo, agradezco a los hermanos de la Comunidad de La Cisterna, quienes en todo momento lo trataron con gestos de hermandad, acogida y acompañamiento fraterno.

Ha sido él y por razones que hasta el día de hoy desconozco, quien ha querido abandonar abruptamente la Congregación. Es lamentable que ante una decisión de esta envergadura no se hiciera aconsejar y acompañar.

No queremos entregar ningún juicio, ni verter públicamente opiniones sobre la persona y las acciones que está realizando el padre Berenguela, pues el Señor en su Evangelio nos ha enseñado a devolver el bien por el mal.

Los invito a todos a acompañar al padre Héctor con la oración, para pedirle a Dios que lo ayude en estos momentos en que su situación personal es compleja, y que no continúe haciéndose más daño a él y a nosotros.

Con afecto de Padre y hermano,

Bernardo Bastres F. 

Inspector

 

Santiago, 02 de abril de 2004.

___________________________

Breves comentarios sobre este tema de Rolando Chateauneuf:

–           Hay muchas nuevas noticias posteriormente sobre este caso y sobre delitos de religiosos salesianos en Chile y en Magallanes. Un caso impresionante fue el de un sacerdote que tuvo gran poder en la región, terminó acusado y se suicidó. Otro terminó detenido. Berenguela fue el pionero en las acusaciones y por ello él facilitó el inicio de los juicios.

–           Con las imposiciones de manos de quienes tienen condiciones para hacerlas efectivas pueden lograr  sanaciones y además los directores espirituales pueden influir con sus intervenciones en dar esperanzas de sanación, con lo cual se refuerza el sistema inmunológico y con ello lograr superar enfermedades.

–           El Padre Pío fue perseguido por la Iglesia, fue suspendido de ejercer sus acciones sacerdotales entre otras las de la confesión. Y después de su muerte ha sido uno de los más rápidamente canonizados.

__________________________

 

Noticia más reciente sobre la Capilla de la Virgen del Pilar de La Cisterna

Muy poca información he podido lograr sobre esta capilla.

Encontré una valiosa información de una misa realizada en esa capilla que me permitió saber que ella existe y está en actividad. Como también estimar que está localizada en suelo de la Población Nueva España.

Presento a continuación la noticia. Previamente señalo que la publicación tiene un grave error. La Virgen del Pilar está en su Santuario por más de 100 años. Hay noticias de su existencia ya en 1909. La Población Nueva España se habría fundado en 1905

Miércoles 12 de octubre de 2016

Con masiva eucaristía, Vecinos conmemoran los 50 años de la Virgen del Pilar en La Cisterna

La solemne celebración se realizó en el marco del día de la Hispanidad y contó con la presencia de nuestro Alcalde (s), Manuel León, el párroco de la Obra Don Bosco, Mario Scomparin, dirigentes sociales, entre otras autoridades.

Aparece en la noticia una hermosa fotografía de la ceremonia.

Más de un centenar de vecinos se reunieron el pasado 12 de octubre alrededor de las 20:00 horas en dependencias de la “Capilla Virgen del Pilar”, ubicada en Avenida el Parrón N° 0749, para celebrar en el día de la Hispanidad el quincuagésimo aniversario de esta virgen radicada en la comuna de La Cisterna, principalmente en calle Chile España, paradero 21 de Gran Avenida, hacia el poniente.

En la oportunidad los vecinos que acudieron a esta acción de gracias, valoraron el gran apoyo que han tenido por parte de la Municipalidad de La Cisterna en estos cincuenta años, ya que producto de aquello, se pudo obtener el terreno en donde se encuentra hoy emplazada la capilla, que lleva el nombre de Virgen del Pilar, patrona de la hispanidad, que ha servido de reencuentro y de preparación en lo espiritual a miles de familias y principalmente a jóvenes que residen en este sector histórico de la comuna.

En tanto el matrimonio y coordinadores en lo pastoral de la capilla, Germán Ayala y Verónica Sepúlveda, así como también para el padre y párroco de la Parroquia Don Bosco, Mario Scomparin, señalaron enfáticamente “Estamos muy agradecidos por el apoyo que ha tenido la iglesia en la comuna por parte del municipio y de la actual gestión edilicia, ya que siempre están dispuestos a participar en las diversas actividades que organiza la comunidad cristiana; ejemplo de aquello fue la celebración del bicentenario de San Juan Bosco efectuado en el templo nacional, ubicado en La Cisterna y hoy en la Capilla Virgen del Pilar”, concluyeron.

Por su parte, nuestro Alcalde (S) Manuel León, al entregar un reconocimiento floral junto al padre Mario Scomparin, durante la eucaristía a vecinas que han cumplido un rol fundamental en la capilla, señaló “ Es un orgullo ver como una comunidad crece no solo en infraestructura, sino que también en lo espiritual y lo vivido hoy en esta celebración de la Virgen del Pilar es una prueba de ello y quiero que sepa la comunidad, que el municipio siempre apoyará como lo ha hecho hasta la fecha, las diversas acciones que realiza la iglesia y la Capilla Virgen del Pilar, más aún si es en el día de la hispanidad”, sentenció.

Por otro lado, La Virgen del Pilar fue declarada Patrona de la hispanidad, debido a que el día y mes de su aparición, siglos más tarde, fue una fecha de gran significación como lo es el 12 de octubre de 1492; fecha que marcó el encuentro entre el continente europeo y el americano, la expansión de la misión evangelizadora de muchos religiosos y la difusión del castellano.

Finalmente, para aquellos que deseen integrarse a las actividades de ésta, la Capilla Virgen del Pilar, dirigirse los domingos a las 11:30 horas a Avda. El Parrón 0749.

Con este largo artículo creo terminar esta serie de varios que se han referido a la Población Nueva España de La Cisterna y a la su Virgen del Pilar y su Santuario.

___________________________

0Sin voto aún

Algo que decir ? comparta con nosotros sobre este artículo :

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.