Un alto porcentaje de casos de colon irritable se asociarían al síndrome premenstrual severo y por ello ser consecuencia de la inflamación del útero femenino

El síndrome premenstrual severo se refleja en muchos malestares orgánicos de la mujer que lo sufre. He escrito sobre el tema y uno de los malestares que no había mencionado es el del llamado colon irritable o síndrome del intestino irritable (SII).
Recientemente me ha llegado la información y comentario de la asociación entre los períodos críticos del síndrome premenstrual severo y el SII.

Es altamente probable que una mujer que con el exitoso tratamiento del Dr. Jorge Lolas de su síndrome premenstrual severo, sane también del colon irritable(SII).

De bibliografía consultada he sacado una descripciones del SII que lo presento a continuación.

Se denomina colon irritable o síndrome del intestino irritable (SII) al trastorno gastrointestinal caracterizado por presentar un conjunto de molestias abdominales recurrentes y alteraciones del hábito deposicional, que se originan aparentemente en la última porción del tubo digestivo, y para los que no se puede demostrar una causa orgánica. Se me ha señalado recientemente que el SII se presenta también en otras secciones del colon.

Conviene insistir en el tema de las causas. Por una parte se ha señalado que no tiene una causa orgánica. Otra afirmación obtenida:

Se desconoce la causa de esta afección, aunque los síntomas del colon irritable pueden deberse a factores como las comidas copiosas, ciertos alimentos (lácteos, cereales, cítricos, café…) o medicamentos, o situaciones de estrés.

Otra información recogida señala:

  • El ciclo menstrual influye sobre el síndrome del intestino irritable.
  • El síndrome del colon irritable se exacerba durante las menstruaciones por cambios en la sensibilidad rectal.

También recientemente se me ha señalado que el SII se inicia antes de la menstruación, bastante coincidente con el agravamiento del SPMs.

He captado en la bibliografía revisada que habría varios tipos de SII.

Textualmente registro la siguiente información:

Se conocen varios tipos de Intestino Irritable desde la clasificación de Roma III, en función de las características de las heces; así, existe el Síndrome del Intestino Irritable con estreñimiento, el SII con diarrea, el SII con hábito mixto, el SII inclasificable y el Síndrome del Intestino Irritable con hábito alternante a lo largo de un período de tiempo. En este sentido, no son subgrupos excluyentes, sino que evolutivamente pueden pasar de un tipo a otro.

Otro texto captado es el siguiente:

Conviene reseñar que, aunque sus causas no están claramente definidas, su aparición sí se asocia con alteraciones emocionales, como episodios de ansiedad o estrés. En este contexto es destacable que aproximadamente un tercio de los pacientes con SII padecen fibromialgia, el 50% de los pacientes con fatiga crónica padecen SII y coexisten también con otros trastornos funcionales como la discinesia biliar o la dispepsia no ulcerosa. Es decir, están interconectados en mayor o menor medida con otras enfermedades con dolor crónico.

Referente a lo anterior, se puede decir que las alteraciones, dolores y otras molestias asociada al SII son similares a las manifestaciones del síndrome premenstrual severo.

Se observa además que se asocian el stress con el SII, eso ha llevado a plantear que el stress sería causante del SII y por lo tanto un medio para evitar que éste se haga presente, es evitar el stress.

A raíz de estos antecedentes se puede plantear la hipótesis de que muchos casos de SII en mujeres podrían ser consecuencia de la inflamación del útero como causante del síndrome premenstrual severo.

Los argumentos favorables a la hipótesis por ahora serían los siguientes:

  1. La mayor frecuencia de mujeres que sufren de SII. Se menciona que un 80% serían casos femeninos.
  2. El SII en mujeres sería cíclico y relacionado en los tiempos con el ciclo menstrual. Se agudiza después de la menstruación.(Se me ha señalado que se inicia su agudización antes de la menstruación y se intensificaría durante ella)
  3. Se observa asociación entre el stress y el SII. Esta asociación se explicaría porque ambos serían consecuencia del síndrome premenstrual severo, que sería causado por las toxinas que se generan en el útero inflamado.
  4. Habría varios tipos de SII, uno de ellos es el que presenta las características de recurrente y cíclico, y
  5. En general el SII no generaría cáncer. Ello podría justificar la hipótesis de que el SII podría originarse en toxinas y no en inflamaciones motivadas por otros agentes que se serían causantes de cáncer, entre ellos virus, bacterias y hongos.

 

Días atrás tuve la oportunidad en un grupo que analizábamos materias relacionadas con plantas medicinales y medicina natural, plantear que el tema del síndrome premenstrual severo tendría relación con las toxinas que se generarían en el útero alterado, y los éxitos que ha tenido el doctor Jorge Lolas con su tratamiento basado en la recuperación de la normalidad de un útero inflamado e infectado.

Una señora que estaba en el grupo señaló que sufría de un severo síndrome premenstrual severo. Ella desconocía el tratamiento del doctor Lolas. Cuando mencioné la asociación del SII con el síndrome premenstrual severo, ella me señaló de inmediato que sufría de los dos males.

Me parece que la hipótesis antes señalada merecería ser analizada y en lo posible ser sometida a una investigación científica.

Voy a sugerir al Dr. Lolas que analice todos los casos por él tratados de síndrome premenstrual severo para determinar qué porcentaje de ellos estuvo asociado a SII.

El Dr. Lolas me ha señalado que casi en la totalidad de los casos que ha tratado, el SPMs ha ido acompañado de colon irritable.

Nota: Este artículo tuvo algunas modificaciones el 9 de mayo derivadas de un análisis que me hizo personalmente el doctor Lolas a lo inicialmente escrito.

______________________

¿Algo que decir? comparta con nosotros un mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.