Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cáncer de vesícula biliar

Mi último artículo sobre cánceres versó sobre los hepáticos o de hígado, publicado el 7 de octubre de 2018. Ahí anuncio que el de vesícula, a pesar de que esta se encuentra muy relacionada con el hígado, se analizará en forma separada.

Repito lo que he estado señalando en estos artículos sobre cánceres específicos, que estos contenidos aparecerán en el libro pronto a publicarse que se titula “Plantas Medicinales, Medicina Natural, Alimentación y Cáncer”.

En cuanto a los contenidos de estos artículos he señalado que en la primera parte se describe el órgano o sistema afectado y su funcionamiento, para después hacer referencia primero a las características del cáncer mismo y posteriormente a los tratamientos considerados en la medicina alopática o tradicional y finalmente a la medicina natural.

En cuanto a la primera parte, descripción del órgano o sistema, en el libro se presenta con letra de menor tamaño, por considerarse que puede ser para muchos una información de algo de menor interés.

Sobre la vesícula biliar

Es un órgano que forma parte del aparato digestivo de los seres humanos. Está situada por debajo del hígado. Es una víscera hueca pequeña, con forma de ovoide o pera, que tiene un tamaño aproximado de entre 5 y 7 cm en su diámetro mayor. Está adherida a la superficie visceral del hígado.

Se conecta con el intestino delgado (duodeno) por la vía biliar común o conducto colédoco.

Su función es acumular bilis, y enviarla al duodeno a través primero del conducto cístico para terminar por el colédoco y entrar a esa parte del intestino delgado por la papila y ampolla de Vater.

La arteria cística es la que irriga la vesícula biliar y el conducto cístico  el que contacta con el colédoco.

Patología de la vesícula

A la vesícula biliar se le conoce más por los problemas que suele ocasionar con la aparición de los cálculos biliares, pequeñas piedras que obstruyen la vía biliar, generándose así inflamaciones. Estos cálculos se pueden eliminar a veces con medicamentos y más generalmente por cirugía; también pueden atacarse con rayos láser. La medicina natural da varios tratamientos especialmente relacionado con la ingesta de determinados alimentos y mezclas de ellos. Hay mucho escrito sobre la materia.

A la inflamación de esta vesícula se le denomina colecistitis y a la presencia de cálculos, colelitiasis.

Las vías biliares pueden ser asiento de tumores.

Mediante un procedimiento clínico se puede estimar la presencia de la inflamación (colecistitis), al detectar fuerte dolor al presionar con los dedos sobre el lado derecho del abdomen a unos 2 o 3 cm debajo del reborde las costillas al momento de iniciar una inspiración profunda, la que obligadamente se paraliza por el fuerte dolor que se experimenta

Función

La función de la vesícula es almacenar y concentrar la bilis secretada por el hígado y que llega a la vesícula a través de los conductos hepático y cístico, para quedar disponible cuando el proceso de la digestión la requiera. Su secreción y expulsión hacia el duodeno son estimuladas por la ingesta de alimentos, especialmente cuando contienen carnes y grasas. Con ese tipo de ingesta se contrae la vesícula y así se expulsa bilis concentrada.

La bilis es un líquido de color pardo verduzco.

Tiene la función principal de emulsionar las grasas, con ello se facilita su digestión y absorción intestinal con lo cual además se favorecen los movimientos intestinales, junto con evitar la putrefacción. También a través de la bilis se excretan el exceso de colesterol y productos de desecho del metabolismo de la hemoglobina, como la bilirrubina; además se excretan desechos de algunos medicamentos.

Las situaciones que retrasan u obstruyen el flujo de la bilis provocan enfermedades de la vesícula biliar.

* * *


Cáncer de vesícula

El cáncer de vesícula es considerado como uno de los tumores malignos de menor frecuencia a nivel mundial.

Las células cancerosas se sitúan en la vesícula biliar.

Es más común en las mujeres que en los hombres y más frecuente en las personas de la tercera edad, siendo un factor de riesgo tener o haber tenido algún tipo de acumulación de material en la vesícula (los cálculos biliares).

En Chile, el cáncer de vesícula es el de mayor mortalidad en el género femenino. Tiene bastante presencia en la zona sur del país. En mayor proporción afecta a mujeres entre los 50 y 60 años.

La inflamación de la vesícula favorece la presencia de este cáncer.

Síntomas

Síntomas del cáncer de vesícula. Ictericia. Dolor. Fiebre. Náuseas y vómitos. Cansancio excesivo. Hinchazón del abdomen. Nódulos en el abdomen. Infecciones. Pérdida súbita de peso.

Estos síntomas son tardíos y de baja especificidad, debido a que cualquier patología que afecte la vía biliar puede llegar a producirlos.

Diagnóstico

Este tipo de cáncer es muy difícil de diagnosticar debido a la ubicación del órgano en la parte trasera del abdomen. A veces puede ser detectado al extraer la vesícula.

La forma de diagnóstico, una vez que se sospecha la presencia del cáncer, es mediante radiografías para comprobar si existe algún tipo de masa extraña, y la cirugía, realizándose una pequeña incisión laparoscópica para comprobar el estado de la vesícula y de órganos y tejidos vecinos.

Etapas y tratamiento de la medicina alopática

Debido a la dificultad de diagnóstico, la mayoría de los cánceres de vesícula son encontrados demasiado tarde. Algo parecido a lo que sucede con el cáncer de páncreas.

Para poder planificar el tratamiento más adecuado, es necesario conocer el estado en que se encuentra el cáncer el que se ubica solo en los tejidos que constituyen la pared de la vesícula biliar.

Este cáncer puede extraerse en forma completa mediante una operación quirúrgica. También es posible efectuar una colecistectomía, en la que además de extraer la vesícula, se extiende a los tejidos cercanos.

En algunos casos también se evalúa la conveniencia de la quimioterapia o radioterapias conjuntamente con la cirugía.

Se considera que es imposible eliminar por completo este cáncer cuando ya se ha diseminado a los tejidos circundantes. Puede llegar al hígado, estómago, páncreas, intestinos o nódulos linfáticos.

Pronóstico

Las posibilidades de vida son altas si el cáncer se encuentra solo en la vesícula, pudiendo realizarse diversos tipos de colecistectomías para extirpar la vesícula (y generalmente los tejidos anexos).

Nota. Colecistectomía es la operación quirúrgica consistente en la extirpación de la vesícula biliar. En los últimos años mucho se ha perfeccionado por la colecistectomía laparocóspica.

En el caso de que el cáncer sea irresecable, debido a su extensión a tejidos cercanos, los pronósticos son más negativos.

Se tienen esperanzas en tratamiento alopáticos a base de la inmunología, a través de determinadas vacunas

La medicina natural ofrece tratamientos que pueden ser útiles para una serie de cánceres, al poder afectar a células cancerosas en las más diversas localizaciones.

Entre los tratamientos generales para cánceres se pueden recomendar el galium aparine con carbón vegetal, la mezcla de aloe con miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación, el consumo de hojas de aranto. Además aparecen en las recomendaciones el cannabis y el BIRM(dulcamara).

Estos tratamientos podrían sanar cánceres ya no tratables por la medicina alopática, como sucede con varios otros cánceres.

_____________________

1Un voto

No hay comentarios todavía

Qué piensa usted ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.