Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cáncer mamario, de mama o de seno

En el libro que está en edición, que se titula: “Plantas Medicinales, Medicina Natural, Alimentación y Cáncer” se hace referencia al cáncer de mama.

Unos de los temas que más me han impresionado entre la medicina alopática, tradicional o científica y la medicina natural, ha sido el cáncer mamario. La medicina natural nos entrega tratamientos de resultados extraordinarios y muy rápidos, con casi nulas molestias para la paciente, en cambio en la medicina alopática los resultados tienen serias limitaciones, ocasionan fuertes molestias a las pacientes y acusan altas mortalidades. Parte importante de las atendidas quedan con cuerpos seriamente dañados.

 Positivos ejemplos se presentan en este artículo de resultados derivados de tratamientos basados en la medicina natural.

Presento a continuación parte importante de su contenido relacionado con esta tan importante enfermedad.

En ese libro, para cada cáncer se hace una breve descripción del órgano, tejido o sistema afectado por el cáncer, para después describir la enfermedad, continuar con el tratamiento de la medicina tradicional y finalmente el de la medicina natural. La primera parte se entrega con letra más pequeña. Así se ha hecho con este cáncer.

Por ello se inicia con una breve descripción de la glándula mamaria y de su funcionamiento.

Glándula mamaria

Las glándulas mamarias son los órganos que, en todos los mamíferos, producen leche para la alimentación de sus crías o hijos durante las primeras semanas o meses de vida. A veces se mantienen segregando por bastante más tiempo como una alimentación complementaria, especialmente de proteína animal. En el caso humano actualmente se recomienda la lactancia materna como alimentación única de los primeros 6 meses; después de ese lapso, agregar paulatinamente otros alimentos.

Los elementos primarios de una glándula mamaria son “los alvéolos”. Corresponden a estructuras tubulares huecas de unos cuantos milímetros de longitud; representan el 90% de la estructura del seno. Están recubiertos por “células epiteliales” y rodeados por “células mioepiteliales”, que son epiteliales en cuanto a su origen, pero con la particularidad de ser capaces de moverse a la manera de las fibras musculares.

Estos alvéolos se reúnen formando grupos llamados “lóbulos”; cada uno de ellos posee un ducto lactífero que drena en los orificios del pezón.

En las células mioepiteliales, que pueden contraerse de forma similar a las musculares, la leche es lanzada desde los alvéolos a través de los “ductos lactíferos” hacia el pezón, donde se almacena en engrosamientos (senos) de los ductos.

A medida que el recién nacido comienza a succionar, se inicia el “reflejo hormonal de relajación” y la leche se segrega a la boca del bebé.

Todo el tejido excretor de leche que se dirige hacia un único ducto se denomina “glándula mamaria simple”; se define como “glándula mamaria compuesta” a todas las glándulas mamarias simples que abastecen un pezón.

Las mujeres tienen normalmente dos glándulas mamarias compuestas, una en cada mama y cada una consta de entre 10 a 12 glándulas simples.

Las glándulas mamarias son auténticas fábricas de proteínas.

El hombre posee glándulas y pezones rudimentarios, incapaces de secretar leche.

Tener presente que son frecuentes los cánceres mamarios femeninos; en hombres son muy ocasionales. Se señala en la bibliografía que las mujeres tienen 100 veces más probabilidades de sufrir cáncer de mama que los hombres. Personalmente pienso que la relación es mucho mayor.

A la glándula mamaria se le considera una glándula exocrina que secreta su producto en ductos. Lo habitual que una exocrina secrete enzimas; en el caso de la mamaria, secreta un gran alimento, la leche.

Otras glándulas exocrinas típicas son las glándulas sudoríparas, glándulas salivales, estomago, hígado y páncreas. La contrapartida de la glándula exocrina, es la endocrina, que secreta su producto (hormona) directamente a capilares sanguíneos, para que realicen su función en órganos distantes. Por ejemplo, la glándula tiroides, la hipófisis o pituitaria; las glándulas suprarrenales; las gónadas: testículos y ovarios.

Cáncer de mama

Epidemiología

Desde hace varias décadas, el cáncer de mama se ha incrementado en grado notable en el mundo, sobre todo en países occidentales. Este crecimiento permanece, a pesar de que existen mejores instrumentos de diagnóstico, diversos programas de detección temprana, mejores tratamientos y mayor conocimiento de los factores de riesgo.

El cáncer de mama es la neoplasia maligna más frecuente en la mujer occidental y la principal causa de muerte por cáncer en la mujer en Europa, Estados Unidos, Australia y algunos países de América Latina. A partir del 2006 este mal ocupa el primer lugar de mortalidad por cáncer en las mujeres mayores de 25 años, desplazando al cáncer cérvico uterino, causando cerca de quinientas mil muertes cada año, de las cuales el 70% ocurre en países en desarrollo. El cáncer mamario representa 31% de todos los cánceres de la mujer en el mundo.

La incidencia está aumentando en América Latina; se destaca en esto Uruguay, posiblemente por las características de su alimentación (carnes rojas y grasa de leche).

Los cinco países con más alta mortalidad anual cada 10 mil mujeres son Uruguay (46,4), Trinidad y Tobago (37,2), Canadá (35,1), Argentina (35,2) y Estados Unidos (34,9).

Inicio del cáncer

Se inicia en los tejidos mamarios. Existen dos tipos principales de cáncer de mama:

  • El carcinoma ductal, que comienza en los tubos (conductos) que llevan leche desde la mama hasta el pezón. La mayoría de los cánceres de mama son de este tipo.
  • El carcinoma lobulillar, que comienza en partes de las mamas llamadas lobulillos, que producen leche.

En raras ocasiones, el cáncer de mama puede comenzar en otras zonas de la mama.

Riesgos

El riesgo de padecer cáncer de mama se incrementa con la edad, pero tiende a ser más agresivo cuando ocurre en mujeres jóvenes. La mayoría de los casos de cáncer de mama avanzado se encuentra en mujeres de más de 50 años.

Como causas o factores de riesgo se consideran tomar bebidas alcohólicas, alimentación rica en carnes rojas y grasas saturadas, la obesidad y antecedentes familiares. Se recomienda por ello consumir alimentos saludables, mantener un peso adecuado, reducir el consumo de bebidas alcohólicas.

Otros factores de riesgo de contraer cáncer de mama incluyen: primera menstruación a muy temprana edad, parto a avanzada edad, consumo de hormonas como estrógeno y progesterona, ser de raza blanca. Además se menciona la menopausia después de los 50 años, la nuliparidad y el primer embarazo después de los 30 o 35 años. Se ha descrito un ligero aumento del riesgo de cáncer de mama en las mujeres que toman anticonceptivos orales. También existiría mayor riesgo de este cáncer al recibir radioterapia en la niñez o siendo adulta-joven para tratar un cáncer del área del tórax. Cuanto más joven haya sido al iniciar la radiación, mayor será el riesgo, especialmente si la radioterapia se administró cuando a la mujer se le estaban desarrollando las mamas.

Un mayor riesgo de cáncer de mama posmenopáusico se presenta entre las exfumadoras que han dejado de fumar en los últimos 20 años.

Entre 5 a 10% de los casos, el cáncer de mama es causado por mutaciones genéticas heredadas.

Síntomas

A menudo en sus inicios y primeras fases no causa síntomas. Por ello es importante practicar exámenes regulares de las mamas. A medida que el cáncer crece, los síntomas pueden incluir:

  • Tumor mamario o tumoración en la axila que es dura, tiene bordes irregulares y generalmente no duele.
  • Cambio del tamaño, forma o textura de las mamas o el pezón. Por ejemplo, se puede presentar enrojecimiento, agujeros o fruncimiento que luce como cáscara de naranja.
  • Líquido del pezón, que puede ser sanguinolento, de claro a amarillento o verdoso, y lucir como pus.

En los hombres, los síntomas de cáncer de mama incluyen tumoración mamaria, así como dolor y sensibilidad en las mamas.

Los síntomas del cáncer de mama avanzado pueden incluir dolor óseo; dolor o molestia en las mamas; úlceras cutáneas, hinchazón de los ganglios linfáticos en la axila (próxima a la mama con cáncer) y pérdida de peso.

Pruebas y exámenes

  • Análisis de factores de riesgos.
  • Examen físico. De mamas, axilas y la zona del cuello y del tórax. Como complemento autoexamen mensual de mamas.
  • Otros exámenes. Resonancia magnética de mamas. Ecografías. Biopsia. Tomografía computarizada. Mamografía. Biopsia de ganglio linfático centinela, etc.

Estadificación

El sistema de estadificación TNM para el cáncer de mama se basa en el tamaño del tumor (T), si el tumor se ha diseminado a los ganglios linfáticos (N), en las axilas o aún no se ha diseminado, y si el tumor se ha metastizado (M) (es decir, si se ha propagado a una región más distante del cuerpo).

Los tumores de mayor tamaño y metastáticos tienen un número de estadio más alto y por tanto un peor pronóstico.

La estadificación principal incluye:

  • Estadio 0: Sería el momento en que la célula se ha transformado recientemente en cancerígena, pero todavía no ha roto la membrana basal.
  • Estadio 1 (I): las células cancerígenas ya han superado la membrana basal, pero el tumor no supera los 2 cm de tamaño.
  • Estadio 2 (II): el tumor es mayor de 2 cm, pero no más de 5 cm; no se ha diseminado aún a los ganglios linfáticos.
  • Estadio 3 (III): dentro de este estadio se tienen distintas clasificaciones en función del tamaño de la masa tumoral y de si los nódulos linfáticos se encuentren afectados o no.

Los Estadios 1-3 (I a III) se definen como los “inicios” del cáncer y son potencialmente curables por ser en muchos casos operables.

El Estadio 4 (IV) se define como cáncer en etapa “avanzada” y/o cáncer metastático (ya está diseminado a otros órganos. Mayor frecuencia de metástasis es a huesos, pulmones, hígado y cerebro. Tiene muy mal pronóstico.

Tratamiento de la medicina alopática

El tratamiento se basa en varias consideraciones: el tipo de cáncer, el estadio del cáncer, si el cáncer es sensible o no a ciertas hormonas, si el cáncer produce en exceso o no una proteína llamada HER2/neu.

Los tratamientos para el cáncer pueden incluir terapia hormonal; quimioterapia, que usa medicinas para destruir las células cancerosas; radioterapia, que se usa para destruir el tejido canceroso; cirugía para extirpar el tejido canceroso: parte o todo de la mama, e incluso nódulos linfáticos; el tratamiento dirigido usa medicina para atacar los cambios en los genes en las células cancerosas. La terapia hormonal es un ejemplo de la terapia dirigida. Bloquea ciertas hormonas que estimulan el crecimiento del cáncer.

El tratamiento para el cáncer puede ser local o sistémico

  • Los tratamientos locales involucran solo la zona de la enfermedad. La radiación y la cirugía son formas de este tipo de tratamiento. Son más efectivos cuando el cáncer no se ha diseminado por fuera de la mama.
  • Los tratamientos sistémicos afectan a todo el cuerpo. La quimioterapia y la hormonoterapia son tipos de tratamientos sistémicos.

La mayoría de las mujeres recibe una combinación de tratamientos.

Normalmente el cáncer de mama en Estadio IV no se puede curar.

Tratamientos con medicina natural

Se destacan los resultados obtenidos con el tratamiento basado en el consumo de la mezcla de aloe, miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación.

Es importante leer información aportada por este tratamiento, en especial los resultados que da a conocer el padre Fray Romano.

Impresiona la distancia que existe entre los tratamientos de la medicina alopática que tanto hace sufrir a la mujer que padece de este cáncer, frente a los resultados positivos tan rápidos que entrega la medicina natural.

Reiterados antecedentes de casos de sanación de este cáncer; lo que además impresiona es la rapidez en producir efectos extremadamente positivos. Se mencionan en una semana y en una quincena llegar a la sanación total.

Un producto natural que daría resultados interesantes es el aranto (Kalanchoe daigremontiana).

Me ha llamado la atención que dos personas atendidas por la medicina alopática me han solicitado plantas de aranto, a consecuencia de que sus médicos se lo han recomendado. Un caso fue el de un paciente de un médico de un establecimiento público y otro de uno tratado por un facultativo de una clínica privada.

En el caso de la mezcla de aloe, es importante considerar sus efectos tanto curativos como preventivos. En lo preventivo se recomienda su consumo por 10 días cada 6 meses. Esta recomendación preventiva se extiende a todos los cánceres.

Se presenta a continuación un artículo que describe un interesante caso.

“Impresionante nuevo caso de sanación de cáncer mamario con el tratamiento de la mezcla de aloe vera, miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación”

18 agosto 2012

Reservo la fuente específica de la información. Doy en forma indirecta el origen de esta interesante noticia.

Una amiga me informa que un familiar de una región del norte de Chile le ha hecho llegar esta noticia:

 Bajo el principio de “Si no cura, no hace daño”, en esta casa ya usamos ese remedio, con mi empleada doméstica, quien tenía un tumor en el seno, más o menos del tamaño de un kiwi. La doctora me informó que el cuadro no era nada halagador, pues el tumor tenía ramificaciones.

 Ella debía regresar en una semana para otros estudios.

 Mi empleada preparó la receta tal cual se indica aquí y empezó a tomarla 3 veces al día, pero en vez de una cucharada ella tomaba dos antes de cada comida.

 Regresó al médico una semana después, el tumor se había reducido a medio centímetro, no lo encontraban. Le preguntaron si había hecho algo diferente a lo indicado y solo dijo que yo le había dicho como preparar un remedio naturista.

 Le pidieron que lo siguiera tomando y volviera de nuevo en una semana. Ella regresó una semana después y ya había desaparecido totalmente el tumor.

 La doctora le pidió que le escribiera la receta, por los excelentes resultados comprobados.

 La doctora que la atendió es especialista en cáncer de mama y es una gran amiga mía a quien le agradezco infinitamente su apoyo.

 

Comentario

Sin duda que es un nuevo caso interesante. Confirma la información ya obtenida de otras fuentes sobre el rápido éxito de este tratamiento de cáncer mamario. En menos de dos semanas se logra esta sanación. Sin duda que también es muy positivo que esta doctora especialista en cáncer mamario haya aceptado este tratamiento e interesado en él.

Más adelante se presenta la fuente de información que contiene el tratamiento.

Además se agrega un comentario final.

Este es el artículo que se refiere al tratamiento:

Franciscano Cura el Cáncer:

 Una sencilla receta basándose en sabila (aloe), preparada por un sacerdote franciscano, que no se opone a revelarla, causa revuelo en las montañas de Judea. “No es un milagro, tu puedes curar el cáncer y otras enfermedades”.

 Remedio natural contra el cáncer

 “Yo curo el cáncer y cualquier persona puede hacerlo, sin hacer milagros, simplemente aplicando los productos que produce la madre naturaleza”.

 La receta es:

  •  ½ kilo o ½ litro de miel pura de abejas.
  • Dos (2) hojas grandes o tres (3) pequeñas de la planta llamada sabila (en otros países se conoce como aloe).
  • Tres (3) cucharadas de coñac, whisky, tequila o aguardiente (esto se usa como vasodilatador).

 Se lava y se le quitan las espinas a la hoja de sabila (aloe); se cortan éstas en pequeños trozos, luego se mezclan todos los ingredientes en una licuadora.

 Se bate hasta que se vea que se forma una pasta viscosa.

 No debe quitarle la cáscara a la sabila (aloe), ni colar el remedio. Se puede dejar fuera de la nevera o ponerse en el refrigerador, a gusto de cada cual.

 Fray Romano recomienda tomarse una cucharada grande, tres (3) veces por día, 15 minutos antes de cada comida. Esto debe hacerse por 10 días seguidos.

Aconseja agitar el frasco antes de cada toma.

El fraile advierte que si después de haber tomado la bebida salen abscesos en la piel, esto es buen síntoma. Continúa diciendo que si después de la primera toma no se han obtenidos los resultados deseados, repetir después de haberse hecho los exámenes pertinentes a ver si el tumor no ha cedido, beber 4 veces más, hasta la curación total.

Desde hace 6 años que el fraile está usando esta receta, gratuita, con óptimos resultados. Ha curado a varias decenas de personas en Belén y sus alrededores.

Él dice que no solo cura el cáncer, sino que también lo previene. Cura el cáncer de la piel, del cerebro, del pulmón, del seno, de la próstata, la leucemia, etc. También cuenta que últimamente ha curado a una religiosa italiana de 29 años, enferma de esclerosis.

Cabe hacer mención que no solo cura el cáncer, es además un restaurador natural de células, y refuerza nuestro sistema inmunológico.

Recomiendo revisar artículos anteriores presentados en la página web www.rochade.cl sobre la aloe vera. Es interesante recordar que el efecto positivo lo ocasionaría el germanio orgánico que contiene la aloe vera y otras especies del género aloe. Este metal generaría un efecto en la sangre la que al llegar a la célula cancerígena la convierte en normal. La miel ayuda a trasladar la acción sanadora por el organismo y el destilado alcohólico al dilatar los vasos capilares extiende el efecto a los sectores de cuerpo de más difícil acceso.

Es importante saber que otra especie del género Aloe, tiene propiedades similares y hasta superiores a la Aloe vera, esta es la Aloe arborense, planta ornamental de frecuente presencia en parques y jardines.

 De las fuentes revisadas aparecen muchos otros agentes sanadores de cáncer de mamas. Además del tratamiento en que intervienen los aloes, aparecen como recomendados la graviola, el BIRM, la piña, el Se y Zn, cannabis, alacrán cubano, manzana, gorgojo chino, trébol rosado y uva.

Muy interesante es la recomendación que da el Dr. naturista Jerry Lee Hoover para atacar el cáncer mamario. Aparece en el cuerpo central de este libro.

Información para cáncer de mama. Da especial atención a este tema.

Cuando alguien tiene cáncer de mama, necesita mejorar la circulación de la sangre que fluye a través del pecho. Dos maneras de lograr esto es masajeando diariamente las mamas y la otra manera es a través de hidroterapia.

 Se llenan dos recipientes con agua: uno con agua muy caliente y el otro con agua muy fría, con cubos de hielo. Se sumerge un paño en agua caliente, se aplica en la mama, luego se cubre con una toalla seca y se deja sobre la mama durante 3 minutos. Luego se quita el paño de agua caliente, se cambia por un paño que se ha sumergido en el recipiente con cubos de hielo y se aplica en la mama por solo un minuto, y se cubre con una toalla seca. Es necesario realizar este procedimiento 3 veces seguidas. La última compresa debe ser fría.

 El efecto que las compresas producen es el siguiente: cuando se aplica la compresa de agua caliente la sangre fluye a la mama; cuando se aplica el agua fría, la sangre se retira del la mama. Esta es una forma muy eficiente de mejorar la circulación de las mamas. Esta circulación mejorada, ayuda a sacar las toxinas del pecho, a empezar a romper las células cancerígenas y a sacarlas de la parte afectada.

_______________________________

 

0Sin voto aún
6 Respuestas
  • Noah
    6 noviembre 2018

    Buenas noches
    En 2011 fui diagnostocada con cáncer de mama hormnodependiente que trate con quimio operación y radio. En septiembre me han diagnosticado de nuevo una recaída con metástasis en ganglios pulmón columna vertebral caderas y cuerpo esternal.(no hay tumor sólido aparente en el seno) Soy menor de 37. Puede la receta de aloe franciscana ayudarme? Hay alguna otra recomendación que pudiera ser de utilidad? Un saludo

  • RChateauneuf
    7 noviembre 2018

    7 de noviembre de 2018

    Estimada Noah:

    Le recomiendo desde luego el tratamiento con la mezcla de aloe. Además le aconsejo que revise los tratamientos a base de galium y carbón vegetal y el de aranto (Kalanchoe daigremontiana). Para ello busque el Google:
    1) Galium, cáncer y Chateauneuf y 2) Aranto, cáncer y Chateauneuf. Parta con el galium y carbón vegetal y siga unos días después con el tratamiento del aloe. Respecto al aranto. Lo puede iniciar se inmediato con el consumo de las dos hojas diarias. Siga las intrucciones dadas para el aranto en mi pág. web. Bien masticadas, dejar reposando lo masticado bajo la lengua un medio minuto antes de tragar. Hacerlo distante de las comidas. Trate de hacer un tratamiento integral, considere especialmente la alimentación adecuada. Muchas verduras y frutas crudas, nada de azucar refinada, nada de productos con harinas refinadas de cereales(pan blanco, fideos blancos) Nada de carnes rojas. Tomar mucha agua, parte importante en ayunas. No importa bajar de peso. Mucha confianza en salir adelante. Atentamente. Rolando

  • Isabel Bolbarán Loza
    11 noviembre 2018

    Buenas tardes don Rolando, sé que no es del tema del artículo pero mi papá fue diagnosticado con cáncer de próstata y metástasis en la pelvis, hombros, brazos y columna.
    Iniciará quimioterapia próximamente.
    Existe alguna hierba, planta u otra cosa que Ud me pueda recoger para complementar su tratamiento? Está consumiendo kalanchoe (hojas y compuesto como tintura) y un compuesto de graviola, palo negro, quintral, maqui, uña de gato, epilobio, ortiga y parietaria.
    Había escuchado algo sobre las semillas de albaricoque y almendras amargas pero me asusta la toxicidad que pueda tener. Ojalá pueda ayudarme. Muchas gracias.

  • Isabel Bolbarán Loza
    11 noviembre 2018

    Buenas tardes don Rolando, quisiera comunicarme con Ud para hacerle algunas consultas. Es posible?
    Mi nombre es Isabel Bolbarán Loza.
    Ojalá pueda ayudarme. Muchas gracias.

  • RChateauneuf
    13 noviembre 2018

    13 de noviembre de 2018
    Estimada Isabel:

    Su consulta es muy parecida a la que me mo hizo a mi correo electrónico. Le di una extensa respuesta. No me consultó sobre las semillas de albaricoque y su riesgo. Estoy convencido que no hay riego en su consumo. Yo lo he practicado. Atentamente. Rolando

  • RChateauneuf
    13 noviembre 2018

    13 de noviembre de 2018
    Estimada Isabel: Es conveniente que se sepa que Ud. me consultó a mi correo electrónico y le di una amplia respuesta, a lo que Ud. me agradeció.
    Ese contacto está establecido y puede seguir usándose. Atentamente. Rolando

Qué piensa usted ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.