Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cómo incentivar la lectura para los niños con síndrome de Down

Posted on 0

Autor. Manuel Enrique Torres C. Basado en escritos del profesor Basselli y algunas notas en páginas de internet españolas.


Como se sabe lectura es muy beneficiosa para desarrollar la memoria especialmente a los niños que padecen el Síndrome de Down, la creatividad, trabajar tu capacidad expresiva y leer en familia puede ser una gran opción, pero no la única. Para lo anterior sugerimos algunos aspectos relevantes que pueden ser entre otros.

  • Constancia. Todos los días debe leer junto a los niños por lo menos una página de cualquier libro o revista.
  • Siempre demostrar interés en los libros. Las personas adultas son un modelo a imitar por los niños. Y, estos son auténticas “esponjas”, canalizadoras de todo cuanto ven y escuchan a su alrededor. Por lo tanto, en el hogar los padres deben dar ejemplo teniendo la lectura como uno de sus hábitos diarios.
  • Respetar. Los niños deben elegir aquellas lecturas que más les gusten. Tienes que estar pendiente, por supuesto, de sus gustos y ver cómo evolucionan estos.
  • No debe importar totalmente tu criterio sino el del niño al elegir un libro. El criterio de los padres debe ser más bien orientativo pues, en el momento que el niño sienta la lectura como una obligación le incomodaría y quizás demuestre su malestar de distintas formas, entre ellas evitar cualquier texto o revista.
  • Acompaña a tu hijo en la lectura. Es muy importante el apoyo y compañía de los familiares para la lectura de los libros trata siempre de acompañarlos.

Qué libros deben leer los niños según su edad

Incentivar la lectura en los niños es un buen hábito para que puedan desarrollar sus inquietudes e imaginación y puedan aprender la relación entre las palabras y las cosas. Por lo anterior es sumamente importante conocer cuáles son los libros más indicados según su rango de edad.

Es muy importante incentivar la lectura de los niños desde el primer año de edad, siendo partícipes de momentos divertidos en la lectura y sin que esto signifique una obligación o tarea. Si la lectura se convierte en el momento divertido del día, probablemente los niños serán muchos más perceptivos en la comprensión de los textos, creando un hábito de lectura necesario para su correcto desarrollo intelectual y emocional.

Es bastante aconsejable que otros miembros de la familia participen en las lecturas conjuntas, entre ellos tíos, primos, abuelos etc. Y que aprendan que sus padres también leen y disfrutan el momento.

Seleccionar adecuadamente lecturas en función de la edad puede llevar a que el proceso de incentivo de la lectura fluya de forma natural. Y es que cada niño necesita un tipo de lectura acorde con su edad. Si las primeras lecturas son demasiado difíciles y el pequeño se siente frustrado, es posible que en un futuro no desee volver a leer.

Para elegir el mejor libro para un niño o niña se debe tener en cuenta principalmente los años que tiene, pero también con su grado de madurez y formación escolar, el momento personal que está viviendo y, por supuesto, la calidad literaria del libro o cuento.

Como norma general, hasta los 4 años se deben elegir libros donde predomine las imágenes, para que puedan seguir la historia con las ilustraciones, fomentando así su imaginación. A partir de esta edad y hasta los 7 años, los niños inician su proceso lector, por lo que los libros se deben adaptar a su capacidad de lectura.


En el primer año

Los textos no son tan importantes, sí las texturas y los sonidos. Los libros de tela o cartón son ideales para que experimenten y comiencen a divertirse con los libros. Las canciones y sonidos incorporados en los libros fomentan el interés del niño. Existen también opciones resistentes al agua para que la hora del baño sea divertida y única.

1 a 4 años

Deben predominar las imágenes y las historias deben ser cortas y comprensibles. Las narraciones se deben aproximar a temas reales de la vida cotidiana para que el niño o niña comience a identificar conceptos, colores y formas.

4 a 7 años

Las historias pueden ser un poco más largas y los libros han de ser manipulables. Es una buena edad para los libros desplegables, los diccionarios visuales y los libros de conocimiento sobre números y animales.

8 a 10 años

Generalmente comienzan a aprender a leer con letras mayúsculas o manuscrita, por ello los cuentos que lean los niños deben contener el tipo de letra que estén aprendiendo en la escuela. Los textos no pueden ser muy largos y las imágenes deben predominar, para que sigan atrayendo su atención. Ya pueden utilizarse libros con fotografías. A partir de los 8 años se pueden introducir los libros con letra impresa si en la escuela ya han comenzado a
leerla. Las narraciones con niños como protagonistas son sus preferidas, así como los cuentos tradicionales adaptados a su edad. Este intervalo de edad es ideal para que comiencen a ir a bibliotecas infantiles y comiencen a elegir libros que les gusta.

10 a los 14 años

Los cuentos de fantasía son ideales para este periodo de edad, ya que suelen ser narraciones con mucha acción que permite a los niños emocionarse y desarrollar su imaginación. Pueden ser cómics sencillos, cuentos de hadas y dragones, libros de poemas. Deben contener hermosas ilustraciones y una letra lo suficientemente grande para que sea de fácil lectura para ellos.

Más de 14

Ya pueden ampliar su rango de temáticas y estilos. Los libros de aventuras, tanto reales como fantásticas son ideales para esta edad. Los diálogos en las narraciones ya son comprensibles para ellos, por lo que son muy recomendables. También les interesan libros de conocimientos intereses propios, deportes, personajes, el espacio, dinosaurios.

0Sin voto aún

No hay comentarios todavía

Qué piensa usted ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.