Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cuestionable consumo de azúcar refinada para la salud. Noticia interesante de analizar: “Ocultaron por 50 años los efectos negativos del azúcar en la salud

En El Mercurio de Santiago de ayer aparece esta noticia:

Industria de EE UU:

Ocultaron por 50 años los efectos negativos del azúcar en la salud
miércoles, 22 de noviembre de 2017

Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

La industria del azúcar de EE.UU. ocultó durante alrededor de 50 años estudios que sugerían los efectos negativos que la sacarosa tiene en la salud mediante pruebas con animales, según una investigación que publicó ayer PLOS Biology.

Investigadores de la U. de California en San Francisco revisaron documentos internos del sector y descubrieron que la Sugar Research Foundation (SRF) había financiado estudios con animales para evaluar los efectos de la sacarosa que fueron cancelados ante los indicios que la relacionaban con el cáncer de vejiga.

En documentos analizados previamente, los investigadores averiguaron que la SRF habían pagado un artículo en 1967 que reducía la importancia de las pruebas que vinculaban el consumo de azúcar con las enfermedades de la arteria coronaria.

_________________________

Buscando más antecedentes me he encontrado que el Diario Financiero Digital entregó ayer una más completa información, pero ella no es posible rescatarla para grabarla o archivarla para los que no están suscritos a este diario.

En la publicación se señala inicialmente que el coautor de la investigación, Stanton Glantz compara las prácticas “de manipulación” de la industria azucarera con las realizadas por las tabacaleras.

Los resultados de la investigación señalaban que las ratas que consumían azúcar en lugar de almidón tenían niveles superiores de colesterol, pero se cuestionaba por la industria que ello pudiera ser extrapolado a los humanos.

Otra investigación financiada por la industria, por la International Sugar Foundation (ISRF), realizada por académicos de la Universidad de Birmingham, una universidad de las más grande de Inglaterra, señaló inicialmente los efectos cardiovasculares adversos del azúcar y además indicios de un incremento de los riesgos de cáncer de vejiga. Así concluyen que el almidón y la sacarosa (el azúcar) tiene efectos diferentes. La ISRF optó por cancelar la investigación antes de finalizar el estudio y además no publicar sus resultados. Éstos son ahora los que se hacen públicos.

_______________________

Otra información:

Industria azucarera mantiene oculto durante 50 años efectos negativos de la sacarosa en la salud

22 noviembre, 2017

 EE.UU.– Especialistas revelaron hace pocos días que la industria del azúcar, a través de la SFR (Sugar Research Foundation) ocultó evidencias que relacionaban el consumo de sacarosa con enfermedades como el cáncer de vejiga o problemas coronarios.

Un trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California que han revisado documentos internos de dicha fundación, ha desvelado que en el año 1967 encargaron y ocultaron estudios con animales que relacionaban el consumo de azúcar con el cáncer de vejiga. Así mismo, los investigadores afirman también que financiaron un artículo en el que se culpaba a los microbios intestinales para explicar por qué las ratas que consumían azúcar tenían un colesterol más alto.

El año siguiente, en 1968 y después de haber cambiado sus siglas a ISFR (International Sugar Research Foundation), financió una investigación llevada a cabo por la Universidad de Birgmingan que relacionó el consumo con efectos adversos para la salud. Es por ello que decidieron cancelar dicho estudio antes de su finalización y sin publicar los resultados que habían obtenido.

Estas prácticas, según uno de los investigadores, serían equivalentes a las manipulaciones que durante décadas llevó a cabo la industria del tabaco. El año pasado, sin ir más lejos, criticaron un estudio publicado en la propia revista PLOS Biology que relacionaba el consumo de azúcar con determinados tumores acusándolo de no ofrecer ningún “nexo creíble”.

Parece bastante claro que existían muchos intereses en que los ciudadanos no conociéramos los resultados de dichos estudios y ahora, tanto tiempo después, comienzan a salir a la luz.

Fte:  https://www.sincortapisa.com/2017/11/22/industria-azucarera-mantiene-oculto-50-anos-efectos-negativos-la-sacarosa-la-salud/

Comentarios de R. Chateauneuf

  • Como bien se compara el caso del azúcar y del tabaco, sus intereses pasan a ser cada vez más distintos de los de la sociedad, perjudicando a esta en una materia muy importante, el de la salud humana.
  • Preocupante que las investigaciones no se hagan para beneficio de la sociedad, a través de esfuerzos académicos financiadas por el Estado o por universidades que disponga de recursos aportados por el Gobierno o por la sociedad.
  • También es preocupante que no se comunique estas realidades a la sociedad. En lo presentado se precisa que han pasado 50 años antes de conocer verdades que de haber sido conocidas antes y divulgadas ampliamente, muchos menos afectados habrían sufrido sus consecuencias en su salud y en el acortamiento de su vida.
  • Mucho mencionaban los organismos internacionales en el pasado que el consumo de azúcar, especialmente refinadas, entregaban “calorías vacías” de nutrientes. De poco han servido estas informaciones.
  • Hoy ya se conocen restringidamente muchos resultados que concluyen que con el consumo de azúcar refinada (blanca) junto a derivados de cereales refinados, se están ingiriendo alimentos extraordinarios para las células cancerígenas. Poco se divulga de ello, sus conocimientos se expanden muy lentamente.
  • La azúcar llamada “rubia” se puede obtener por dos vías. Una directamente del proceso de obtención de azúcar especialmente de la caña de azúcar y en menor proporción de la remolacha azucarera, sin terminar su proceso industrial, sin su refinación; la otra forma, que es la que se observa en Chile, a partir de la azúcar refinada a la que se agregan las llamadas “impurezas”. El costo de ésta es sin duda más elevado y su precio sobre duplica al de la azúcar refinada; a pesar de ello su consumo está en expansión.
  • Qué carencia en la política nacional de alimentación, el no estimular el consumo y el no promover el abastecimiento de la llamada azúcar cruda, antes de su refinación, que se conocía en el pasado de muy bajo precio, conocida como azúcar rubia o azúcar sindicato.
  • Es interesante el tipo de azúcar impura que se obtiene especialmente de la agricultura campesina en zonas tropicales o subtropicales a partir del tratamiento local del jugo de la caña para concentrarlo, generando así las llamadas pamela o chancaca. No debiera Chile favorecer sus importaciones al igual que la de la azúcar cruda o rubia y contribuir a motivar a la población a consumirlas. Además de mejorar la alimentación, de evitar efectos dañinos, bajaría notoriamente el costo de la alimentación, especialmente a nivel familiar.
  • Qué importante sería que las universidades públicas pudiesen investigar estos temas y participar activamente en su difusión; para ello sería conveniente mejorar los ingresos universitarios de libre disposición y generar verdaderas alianzas entre el Ministerio de Salud y las universidades públicas. Muy importante sería la presencia en esto del la Escuela de Salud Pública y el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), ambas unidades de la Universidad de Chile.
  • Debemos hacer esfuerzos para que las organizaciones de consumidores lleguen a informarse de estos problemas y contribuyan a que se establezcan políticas alimentarias, que además de favorecer la salud, generen reducciones en los costos de la alimentación.

____________

0Sin voto aún

Sin comentarios aún.

Qué piensa del artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *