Ejercicios para estimular a un niño con síndrome de Down en casa y alrededores

Nota de Rolando Chateauneuf. Este valioso artículo-instructivo ha sido preparado por el PhD ingeniero civil industrial Manuel Enrique Torres Céspedes, quien se ha basado principalmente en apuntes del profesor universitario italiano Franco Baselli y en algunos aspectos ampliando y actualizando a partir de informaciones que aparecen en distintas publicaciones españolas.

 

INSTRUCTIVO

Los niños con síndrome de Down demuestran tener más dificultades que el resto para aprender a coordinar sus movimientos y en muchas ocasiones decir sus primeras palabras o asimilar conceptos que para otros de su misma edad no representa mayor dificultad.

Sin embargo, si los estimulamos adecuadamente desde que inician sus primeros pasos, les ayudaremos a mejorar sus capacidades desde el primer momento.

Entre los 0 y 5 años, el cerebro de nuestro hijo se está desarrollando y por eso el trabajo que realicemos con ellos a esta edad va a determinar muchas de las habilidades que los niños tendrán cuando sean adultos. Si tienes un hijo con síndrome de Down te serán muy útiles estos ejercicios de estimulación que te proponemos. Son sencillos y los puedes realizar en la casa; además pasarás un momento muy divertido juntos, y le ayudarás a desarrollar sus capacidades o avanzar en ellas.

“Ejercicios de psicomotricidad para niños con síndrome de Down”

De 1 a 3 años

Para niños de 1 a 3 años, te proponemos estas actividades:

  • Una vez que se mantenga en pie con, apoyo ponle algún juguete u objeto que le llame la atención al otro lado del sofá para que deambule y camine con apoyo.
  • Ofrécele andadores llamativos que sostengan bien el peso y no se deslicen con facilidad.
  • De la mano deambula con él y colócale pelotas para que las golpee con el pie.
  • Juega a hacer torres con cubos o a meter bolas en recipientes.
  • Entrégale lápices de cera o de colores o bien destacadores para que intente pintar cualquier tipo de dibujos. También puede usar cualquier tipo de acuarelas para que se pinte los dedos y después poder traspasarlos a una cartulina o papel.

De 4 a 5 años

Si tu hijo tiene de 4 a 5 años, puedes intentar con estas actividades:

  • Anímale a saltar subiéndose en elevaciones pequeñas, como por ejemplo pequeños tarros o cajas (ej.: de leche o jugo)
  • Juega a la pelota con él para que reciba y te pase la pelota. Con ello le ayudarás a mejorar su coordinación.
  • Juega a hacer bolas y monitos de plasticina o greda.

«Ejercicios para reforzar el lenguaje y el área cognitiva»

En general, los niños con síndrome de Down son más lentos a la hora de procesar conceptos, y además tienen dificultades para articular bien los sonidos. Para reforzar su aprendizaje puedes plantear estos ejercicios:

De 1 a 3 años

  • Podemos trabajar la atención con ejercicios manipulativos: meter piezas pequeñas en una botella, realizar encajables sencillos, colocar pinzas suaves en la ropa.
  • Juega con pintura en sus dedos o bien suavemente colorear las partes del cuerpo frente al espejo.
  • Agrupa colores con fichas o piezas de construcción.
  • Cuéntale todo aquello que vas viendo por la calle, en el supermercado, en el parque, etc.
  • Con cuentos y libros de ilustraciones pídele que señale, tipo de animales, o cosas que ve.
  • Invítale siempre a que pida las cosas con palabras y no con gestos, esto quiere decir que entregue el nombre del objeto.

De 4 a 5 años

  • • Juega a escuchar y nombrar sonidos del ambiente: pájaros, coches, ambulancia, agua, perro, gatos, etc.
  • Juega a enumerar por categorías: alimentos, animales, partes del cuerpo.
  • Clasifica piezas por formas y colores y tamaño.
  • Para practicar las posiciones en el espacio, puedes jugar a “representarlas”, por ejemplo: “Vamos a ponernos debajo de la mesa”, ”Coloca una botella en la mesa o en el sillón«; Etc.

Hay que tener presente que los niños siempre aprenden a través del juego; si este no les divierte, se cansarán y no querrán repetirlo. Recuerda que tú transmites a tus hijos todo lo que sientes en cada momento: miedos, frustración, serenidad, admiración, afecto… Por eso, lo importante es disfrutar del día a día con ellos, respetar sus ritmos y sorprendernos de sus hazañas.
_________________________

0Sin voto aún

Algo que decir ? comparta con nosotros sobre este artículo :

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.