Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

El preocupante tema Uber y el incumplimiento de muchas otras disposiciones legales y reglamentarias

En el día 23 de junio de 2018 aparece publicada en diario El Mercurio esta corta carta dirigida a su director:

Señor Director:

El ministro de Hacienda anunció esta semana que gravará los servicios de Uber, y de paso oficializó que la compañía opera legalmente en nuestro país, ya que es imposible cobrar impuestos a empresas ilegales en Chile.

Juan Pablo Swett
Economista

Sin duda que es preocupante que baste por la vía impuestos se llegue a legalizar operaciones de esta naturaleza.

La existencia en funcionamiento de los servicios de trasporte de pasajeros por Uber es preocupante. A mi entender están operando ilegalmente y eso se comprobaría por el por qué carabineros sanciona su operación requisando el vehículo; además al parecer, hay sanciones pecuniarias en vigencia. Por otra parte, por qué se le pediría a un pasajero que vaya sentado al lado del conductor, para disfrazar que no es un servicio de Uber. Posiblemente ello sea también motivado para evitar agresiones de taxistas, es decir lograr ocultar la verdad del servicio que se está prestando.

Cabe preguntarse si no está cometiendo también un delito el que usa servicios ilegales; no es algo similar al que se comete al comprar un objeto robado, o simplemente al comprar en la calle a alguien que está vendiendo sin autorización y desde luego sin pagar impuesto o sin recaudarlo como sucede con el IVA.

Parece que no cabe duda que la operación de los servicio de Uber no es legal, lo demuestra además que sobre los servicios que presta se tiene la intención de legislar. La realidad es que nos encontramos a lo menos frente a servicios que están al margen de la ley.

Legislar sobre esta materia no será fácil; lamentablemente en parte se llegará a una legislación reactiva e inmadura para solucionar una magnitud importante de situaciones ya consumadas.

Hoy realmente existente lo que podría llamarse una competencia desleal contra el sistema legal de taxis, que deben cumplir una serie de requisitos entre los cuales está el color del vehículo y la obligación de llevar en el exterior de su techo y puertas grabadas las letras y los números correspondientes a su placa de circulación. Además a su conductor se le exige una licencia especial y sus tarifas están reguladas, como también sus mecanismos de determinación visual del costo creciente del traslado hasta llegar a su destino. También el pasajero disconforme con el trato recibido tiene toda la información para hacer el reclamo, posibilidad no disponible para el pasajero de Uber, que hasta se puede considerar que es una persona que delinque al usar ese servicio.

La situación existente contribuye a que se desarrolle violencia. Ya se ha visto que taxistas han atacado a vehículos que dan servicios a Uber, extendiendo riesgos a pasajeros y transeúntes. Sin duda que a los taxistas formales esta presencia de una competencia de esta naturaleza y sus proyecciones futuras tienen que generarles inquietudes y angustias.

Tuvimos el preocupante hecho observado días atrás entre un conductor de Uber y un carabinero amenazado de atropello y quien hace uso de su arma de servicio hiriendo de dos balazos al conductor que lo provoca, pudiendo él haber perdido su vida. Ello termina motivando a la comunidad a dividirse entre dos posiciones, una que justifica al carabinero y otra a favor del conductor, asociado ello al cuestionamiento del uso de su arma de fuego.

Más reciente ha salido la noticia de otro Uber que habría actuado contra un inspector legal dejándolo afectado físicamente. Desgraciadamente cada vez más riesgos tienen en Chile quienes tienen que vigilar y fiscalizar. Es impresionante ver en televisión como vendedores ambulantes actúan contra carabineros y como fue golpeado y herido en Iquique un policía por solo hacer lo que sería un justificado acto de control de identidad.

En relación al contenido de la carta a El Mercurio, es preocupante captar que un ministro de Estado, nada menos que el de Hacienda, pretenda que con el cobro de impuestos, con la obtención de ingresos para el fisco, quede todo superado.

Ya hemos visto en la realidad que frente a aparente graves delitos de usos de platas en campañas políticas, mientras no se pronuncie Impuestos Internos con una discrecional querella, el juicio no pueda llevarse adelante. La evasión tributaría, valorada su importancia por Impuestos Internos, es determinante para que se pueda llevar adelante un juicio sobre actitudes de enorme gravedad, que comprometen valores cívicos y éticos.

Por otra parte se capta que fiscales buscan acuerdos basados en pagos de dineros inmediatos que eviten extender en exceso los juicios, que pueden generar demoras excesivas en la obtención de dineros fiscales, a pesar de que con la continuación del juicio se podría llegar a mayores verdades, mejor conocer la gravedad de los delitos y a ejercer una mejor justicia.

No estaremos generando una imagen de un sistema de justicia que para el que más recursos tiene u obtiene por sus delitos, menos sanciones recibe. La verdadera justicia se aplica a los que menos patrimonio tienen.

El sistema actual de Uber para ir al Aeropuerto también puede afectar a particulares que lleven a un familiar o amigo al aeropuerto. Cualquiera que lo haga, caer en sospecha y pasar por momentos bien desagradables. Incluso justificar su inocencia.

No va a ser fácil legislar al respecto. Lo que existe sobre los taxis tradicionales es fruto de muchos años de experiencias; sistemas que se han ido perfeccionando. Sistemas que además han ido creando organizaciones gremiales que contribuyen a mejorar los servicios y a llevar comportamientos que tiendan a resguardar el prestigio de sus gremios.

También ha sido preocupante la desleal competencia que desde años atrás hacen taxistas piratas a los que operan oficialmente en el Aeropuerto de Pudahuel, que deben actuar dentro de toda una organización oficial y hacer para ello pagos importantes. Sus eventuales anomalías en servicios son fácilmente detectables y denunciables, situación muy importante especialmente para el prestigio del turismo nacional.

Por otra parte hay tristes experiencias con esos taxistas piratas. Es preocupante la poca intervención para impedir que estos se hagan presente.

Qué importante que en Chile se respeten más las leyes y sus reglamentos. Impresiona el incumplimiento de muchas de estas disposiciones; hay tantos ejemplos, el tema merece un artículo especial. Solo quisiera destacar por ahora el incumplimiento de las velocidades máximas y los debidos distanciamientos entre vehículos, que son motivos de parte importante de los accidentes del transito, de las muertes de tantas personas y de muchas otras que quedan accidentadas con distintos grados de gravedad.

Me ha preocupado las muchas opiniones a favor del libertinaje con que actúan los servicios de Uber. Sin duda que esos servicios tienen sus ventajas, cobros menores y facilidad de conseguir rápidamente atenciones y permitir que muchos de sus conductores consigan trabajos y por ello logren ingresos.

Ojalá pronto se legisle sobre la materia, pero mientras tantos el sistema a mi juicio no debería operar.

__________________

0Sin voto aún

No hay comentarios todavía

Qué piensa usted ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.