El tema de Rapa Nui en plena preocupación nacional. El Mercurio editorializa hoy

El hecho de que El Mercurio en su editorial de hoy aborde en forma bastante amplia la situación de Rapa Nui, demuestra que es un tema preocupante. Las crisis se inician por pequeños problemas que se agravan paulatinamente y la situación explota por diferentes focos. Así han comenzado varias lamentables guerras.

El tema con seguridad daña la imagen de Chile en el ámbito internacional. Después de la hazaña chilena del salvataje de los 33 mineros, hoy aparecen dos sombras: la cárcel de San Miguel con sus 81 reclusos muertos y el trato a los pascuense que se arrastra desde décadas y que recientemente explota en violencia.

Llegan a la Isla decenas de miembros de las fuerzas especiales de Carabineros. Decisión que no gusta a los pascuences.

A continuación presento el Editorial del Decano de la prensa escrita, hago algunos comentarios y acompaño otra interesante publicación de prensa de agosto pasado.

Éste es el Editorial.

Martes 14 de Diciembre de 2010

Isla de Pascua: necesidad de solución

Al cumplirse en Isla de Pascua una orden judicial para poner fin a ocupaciones ilegales de sitios y establecimientos públicos y privados, se han producido graves incidentes entre carabineros y pascuenses que reclaman derechos sobre los terrenos asignados a reparticiones públicas del Estado. Uno de estos incidentes se originó por el desalojo de una vivienda ocupada ilegalmente por isleños y que está asignada al Poder Judicial. El Consejo de Ancianos Rapa Nui ha calificado al conjunto de este conflicto como «político», y la Iglesia católica ha ofrecido mediar entre la gobernadora de la isla y los representantes del Parlamento Rapa Nui, que también es parte del conflicto.

Dicha isla, incorporada al territorio nacional en 1888, fue declarada parque nacional y monumento histórico en 1935, para preservar su cultura y las riquezas arqueológicas que hoy la constituyen en un museo «al aire libre». Las incursiones europeas entre los siglos XVIII y XIX redujeron su población a no más de 300 habitantes (hoy son casi cuatro mil).

En julio pasado, una decena de familias ocupó alrededor de 35 propiedades, en su mayoría fiscales, para exigir su devolución, y flamearon banderas de Rapa Nui sobre dependencias públicas, casas ocupadas y el hotel Hanga Roa, actualmente tomado. Los dirigentes de las ocupaciones acusan al Gobierno de Chile de discriminación y reivindican derechos ancestrales. El Ministerio de Bienes Nacionales informa que busca una solución integral para atender a las mil 500 demandas de tierras presentadas por los pascuenses. El intendente de la V Región estima que los problemas derivan de que entre las décadas de 1940 y 1960 el Estado construyó obras en terrenos de los isleños con el compromiso de restituir las tierras, lo que no se cumplió. La Comisión de Desarrollo de Isla de Pascua estudiará caso a caso las reivindicaciones y, según se ha informado, el Gobierno adelantaría para marzo próximo la devolución de tres terrenos significativos.

La situación presenta fricciones culturales que requieren ser armonizadas, pero también registra las consecuencias del centralismo, fundamentalmente por la dependencia administrativa de la V Región. Existen distorsiones provenientes de un régimen mal definido de relación entre el Estado central y los descendientes de los pobladores originales, hoy mayoritariamente resultado de un largo mestizaje con población chilena y extranjera. Los isleños aspiran a mejores condiciones de vida, comunicaciones y una mayor autonomía y atención eficiente desde el gobierno central. Sin embargo, desconocen los significativos subsidios y asistencias que reciben del mismo. Desean también que las ventajas del turismo (atraído mundialmente por sus riquezas arqueológicas únicas) permanezcan concentradas en los pobladores que se proclaman de etnias originarias, sin exponerse a la competencia. Rechazan algunas modernizaciones que -financiadas por el Estado o particulares- podrían modificar en provecho de todos la situación actual, pero también reclaman contra la presunta discriminación de que, a su juicio, son objeto.

Los acontecimientos en Isla de Pascua están dañando la imagen del país y pueden agudizarse. Cabe esperar que las autoridades zanjen con rapidez los problemas jurídicos y administrativos que se arrastran por casi medio siglo. Así lo hacen prever los anuncios del ministro del Interior (que visitó esa isla en octubre pasado) de un plan de 131 mil millones de pesos para el desarrollo de Isla de Pascua durante el actual período presidencial y la presentación de un proyecto de ley para perfeccionar la entrega de tierras. Particular interés tiene la eventual dictación de un nuevo estatuto para dicha isla, que brindaría mayores grados de autonomía, por intermedio de una autoridad con atribuciones y funciones semejantes a las de los actuales gobiernos regionales. Algunas voces plantean crear también un consejo o asamblea territorial elegida por voto universal, pero esta propuesta debería estudiarse con extrema cautela, pues una instancia semejante podría proclamarse luego como única instancia con legitimidad, y desconocer toda otra regulación por considerarla foránea. En cualquier caso, conviene al bienestar de los isleños que el actual conflicto no se prolongue, para no afectar al turismo, su principal fuente de ingresos.
________________________________

No estando plenamente informado, para mí una de las causas fundamentales es la del Hotel Hanga Roa en manos de privados, después que la obra se había iniciado por CORFO y la llevó a su manejo especialmente turístico por una de sus filiales. La fiebre privatizadora de CORFO durante el Gobierno Militar originó una primera venta de este bien raíz a privados y después una segunda venta a otra gran empresa también privada. Sus actuales propietarios sin duda que tienen derechos legales y es justo que los defiendan, pero deben buscarse soluciones realistas especialmente en lo político. Mientras estas cosas han sucedido, se tiene una ley en que se señala que la propiedad de la tierra en esa isla sólo puede ser de pascuenses.

El tema de terrenos en posesión del Estado para servicios de la Isla no parece ser la causa básica, pero contribuye a ella por los incumplimientos de compromisos. Pero al parecer también debe verse cuál es la realidad. Es digno de analizarse lo que el Editorial señala .”El intendente de la V Región estima que los problemas derivan de que entre las décadas de 1940 y 1960 el Estado construyó obras en terrenos de los isleños con el compromiso de restituir las tierras, lo que no se cumplió”.

Por otra parte en agosto pasado aparece en prensa lo que sería un camino de solución:«La demanda principal e irreemplazable si lo que se quiere es encontrar una solución es la restitución de nuestras tierras. Es importante señalar que hemos sido despojados de éstas, por varias décadas, sin recibir nada a cambio por ello, puesto que nos fueron solicitadas con objetivos de bien común, y ahora están siendo vendidas a privados por el Estado que sólo las tenía prestadas», esto lo señalaba Alfonso Rapu, representante isleño.

Debe suponerse que lo que señala el Intendente y el ex primer alcalde Rapu es cierto. Estamos viendo que en el pasado y en la actualidad hay compromisos que no se cumplen; ello daña a un país, recordemos la deuda histórica con el profesorado que viene desde el Gobierno Militar con desiguales soluciones, recordemos las promesas del candidato Piñera y la del Ministro de Agricultura de un dólar firme y estable, situación que hoy hace crisis en medio de una desesperanza.

Se capta que entre los isleños hay diferentes posiciones. Unas extremas fundamentalistas que persiguen la independencia, otros que buscan como sea que prime la paz, que se respeten los compromisos y se vuelva a la plenitud de esa economía turística que genera empleo e ingresos. Seguramente hay intereses privados, isleños y continentales que desean que esto se soluciones de cualquiera manera.

Interesante puede ser el liderazgo que asume la Gobernadora Claudia Cardinali esposa de ese gran líder del pasado, el profesor normalista, ex alcalde Alfonso Rapu que entre otras cosas consiguió los derechos políticos a su pueblo, hasta entonces marginados social, económica y cívicamente. Ella ha tratado de evitar la violencia y ve con preocupación la presencia de fuerzas especiales de Carabineros.

Desconozco cómo se hace esta designación de Gobernadora, pero me parece una decisión muy atinada.

Recordemos en forma completa lo que en la prensa aparecía el 29 de agosto pasado:

Conflicto pascuense podría radicalizarse si el Estado no devuelve tierras ancestrales

Los manifestantes enviarán mañana una carta al Presidente Piñera para presentar su demanda, donde además se contempla una indemnización por el daño económico y moral generado.

HANGA ROA.- En medio del conflicto que mantienen algunos clanes de Isla de Pascua con el Estado, y que ha dividido a la población, los protagonistas de las manifestaciones anunciaron que enviarán una misiva al Presidente Sebastián Piñera para que ponga un punto final.

Por medio del documento- que será remitido mañana lunes a la Gobernación- se exigirá al Mandatario la restitución total de las tierras ancestrales «usurpadas a lo largo de la historia por parte del Estado chileno».

La carta será entregada a las 10:00 de la mañana (12:00 horas continental) por el vocero de los 36 grupos, Alfonso Rapu, quien además fue el primer alcalde electo de la ínsula, en 1966.

«La demanda principal e irreemplazable si lo que se quiere es encontrar una solución es la restitución de nuestras tierras. Es importante señalar que hemos sido despojados de éstas, por varias décadas, sin recibir nada a cambio por ello, puesto que nos fueron solicitadas con objetivos de bien común, y ahora están siendo vendidas a privados por el Estado que sólo las tenía prestadas», expresó el representante.

Por lo mismo, Rapu agregó que junto a la devolución de las tierras, corresponde una indemnización por el daño económico y moral causado, a raíz de «este abuso».

«Queremos que él (Piñera) personalmente visite la isla y solucione este problema devolviéndonos todos nuestros terrenos y podemos volver a la normalidad y tranquilidad en la isla, pues si ello no sucede nosotros estamos dispuestos a comenzar una nueva fase en nuestras justas movilizaciones», advirtió.

Dentro de los más de 30 terrenos que se encuentran ocupados hace más de un mes y que en su mayoría son terrenos de uso fiscal, destaca la toma que mantiene la familia Hito en un lujoso hotel de 6 estrellas que estaba pronto a inaugurarse.

Según explicó una de las implicadas en la toma, Marisol Hito, «a finales de la década del sesenta el Estado de Chile y las autoridades de aquel entonces engañaron a mi abuela y nos quitaron nuestras tierras con viles artimañas, hoy, con mi abuela aún con vida, exigimos de vuelta nuestras tierras y no nos moveremos de acá hasta que ello suceda»

_________________________

Hagamos votos por que prime la cordura en Rapa Nui, que se respeten los compromisos, que se busquen soluciones realistas.

Allá se critica la llegada de la delincuencia continental. Hay preocupación por el alcoholismo y la droga. Se quiere seleccionar razonablemente la llegada de continentales a radicarse en Rapa Nui

Cómo no puede ser posible que se reconozca la propiedad de la tierra a los pascuenses como la ley lo manda y se les pague por su uso. No sería posible como en Dubai que los grandes hoteles son propiedad de su Estado y sobre ellas grandes transnacionales construyen hoteles en especies de empresas mixtas.
_________________________

0Sin voto aún

Algo que decir ? comparta con nosotros sobre este artículo :

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.