La penetración de los buses de dos pisos con negativas consecuencias y el incumplimiento de líneas de buses interurbanos de compromisos asumidos, frente a forzar el uso de los buses de dos pisos

Primer caso de incumplimiento a contratos se me presentó hace varios años con la empresa Turbus; tenía comprado un boleto para un día y hora establecidos en bus de un piso y el que llegó era de dos pisos. Viajaba con mi esposa. Los asientos reservados eran de los primeros, por ello cercanos a la puerta de ingreso al bus. En el de dos pisos quedábamos en el segundo, muy cerca del frente delantero.

Al reclamar de inmediato nos buscaron solución, nos cambiaron al primer piso, espacio con techo muy bajo; viajamos con una sensación de falta de aire.

Reclamé del trato recibido y del incumplimiento de un compromiso contraído. Lo hice a distintos destinos institucionales públicos. Unos se trasladaban a otros con el tema para finalmente se me señala que debo hacer la denuncia al Juzgado de Policía Municipal de la Comuna que correspondía a la estación Metro de Pajaritos. El trámite ya me pareció tremendamente molesto, tanto por el tiempo que debía dedicar como también a los previsibles resultados negativos. Primeramente presenté mi caso a Conadecus, que solo me dio recomendaciones; de esta corporación soy socio y he pertenecido a su Directorio; en su página web he tenido la oportunidad de aportarle varios artículos en diferentes materias y entre otros a estas referentes a los buses de dos pisos.

Con lo que experimente con Turbus opté por dejar de usar sus buses me pasé a la línea Pullmanbus, que entonces no tenía los de dos pisos; después los ingresó a su flota y actualmente parecen estos últimos dominar.  En esta línea ya en varias oportunidades he comprado pasajes con anticipación de un par de días en bus de un piso, pero al llegar el bus de esa hora, este es de dos pisos.

En una oportunidad me vi forzado a viajar en uno de dos pisos, pero me dieron un lugar en el primer piso. En las otras oportunidades, a veces con mi esposa, hemos decidido viajar más tarde en un bus de un piso, con la consiguiente pérdida de tiempo y los desagrados experimentados. Ello sin duda es una falta de respeto, además un incumplimiento de un contrato legal; pero difícil actuar contra ello en u medio que se han perdido valores fundamentales de una sociedad.

He escrito varios artículos criticando al uso de los buses de dos pisos en carreteras a las velocidades de hasta 100 Km/h. Hay constancia de varios accidentes de estos buses con pasajeros fallecidos y muchos heridos. Uno de los más recientes fue el de Turbus en la Cuesta de Paposo, camino de Antofagasta a Taltal, una de las cuestas más peligrosas de Chile. Fallecieron 21 pasajeros y 20 quedaron lesionados.

Hay opiniones de expertos que destacan los riesgos de estos vehículos y que ya varios países lo están prohibiendo en carreteras. Sin embargo en Chile, el sistema cuenta con el pleno respaldo del Ministerio de Transporte.

En mi artículo de ayer presento una declaración radial de un destacado académico universitario que criticó en el 2013, ya hace 7 años, lo que estaba sucediendo. Cuestionó este transporte y hizo una seria crítica a los profesionales del Ministerio de Transporte. La situación se repite frente a otro Gobierno.

En mi opinión aquí hay una responsabilidad política que sin duda tendría más justificación de una acusación constitucional que las que se presentaron recientemente en contra a un Ministro del Interior y a un Intendente de Santiago.  La acusación podría ser dirigida a los ministros de Transporte y de Salud, esta última relacionada con la salud pública y la medicina preventiva.

Copio párrafos de mi artículo anterior sobre la opinión de un experto.

Viernes, 18 de enero de 2013 a las 09:52hrs. Autor: Cooperativa.cl

Francisco Fresard afirmó en Cooperativa que estos vehículos son muy inestables.

Acusó al Gobierno de soberbia por no escuchar la opinión de especialistas.

“El experto del Programa de Seguridad Vial de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica Francisco Fresard afirmó en Una Nueva Mañana en Cooperativa que se debería prohibir la circulación de buses de dos pisos en las carreteras”.

«Se usan normalmente en ciudades o cuando no se sobrepasen velocidades de 60 kilómetros por hora. Cuando tienen que ser operados en carreteras en que la velocidad es de 100 kilómetros por hora evidentemente es un riesgo permanente. Debería prohibirse«, argumentó Fresard.

Consultado acerca de quién debe preocuparse de este tema, expuso que «esto le compete al Ministerio de Transportes. Ellos son los encargados de velar por el uso de las vías y los vehículos que operan. Ellos son los que autorizan el transporte remunerado de pasajeros».

Y reclamó porque «hemos tratado de hacer ver a las autoridades nuestra visión. Hay una soberbia gigantesca sobre todo en este último Gobierno en que personas muy jóvenes indocumentadas y con títulos rimbombantes no nos atienden. Creen que se las saben todas y a puertas cerradas plantean regulaciones”.

Nota de R. Chateauneuf. Tener presente que esta entrevista fue en enero del 2013, hace 7 años.

Otro escrito es interesante, el publicado en El Mercurio del 15 de febrero actual como noticia principal en primera página de su cuerpo C.

La noticia en grandes letras se titula:

“2019 fue el año con mayor número de fallecidos en buses interurbanos de la década”.

Sobre el título, en letra menores aparece la leyenda “Siniestros de maquinas de Línea Azul en San Fco. de Mostazal y Turbus en Taltal – ambas de dos pisos – elevaron cifra (de fallecidos):

Presento a continuación un párrafo de esta publicación que me parece interesante:

El factor “dos pisos”

     Según Carolina Figueroa, presidenta de la Fundación Emilia, el Ministerio de Transporte debería focalizarse en campañas dirigidas a evitar las conductas más habituales causantes de accidentes en buses interurbanos, como no estar atentos a las condiciones del tránsito del momento y el exceso de velocidad. “Además, sería ideal, como está ocurriendo en Argentina, analizar también en Chile el uso de los buses de dos pisos, porque la mayor cantidad de accidentes con fallecidos ha ocurridos en estos buses”, afirmó.

___________________

Volviendo al tema inicial de incumplimiento de contratos, el domingo pasado tenía pasaje en Pullmanbus reservado días antes desde Viña del Mar el asiento 10, del bus de un piso de la 10.15 horas. Pero el bus llegado de esa hora era de dos pisos; reclamé a su conductor quien me dijo que él no podía hacer nada porque sólo era responsable de conducir. Tuve que ir a las ventanillas de Pullman; confirmaron que habían cambiado en tamaño del bus. Pude conseguir asiento en un bus de un piso que salía 20 minutos después.

Conversé con otro conductor, muy agradable, quien me informó que todos los buses que seguirían llegando al país iban a ser de dos pisos, entendí que eran los Pullman.

Es preocupante lo que está pasando. Seguiremos poblándonos de buses de dos pisos y seguramente temprano o tarde deberán limitarse sus trayectos y sus velocidades, lo que comprometerá sus rentabilidades y traerá seguramente serios conflictos.

Por lo que he captado estos buses en carreteras rectas y con pendientes normales  no deberían superar en velocidad los 60 Km/h y en condiciones de vías más riesgosas, velocidades bastante menores. Para las empresas que los usan, eso significará una importante pérdida de patrimonio.

Cabe preguntarse por qué el Ministerio de Transporte ha apoyado en la forma como lo ha hecho, en distintos gobiernos, a los buses de dos pisos. Por otra parte uno tiene derecho a pensar por qué los gobiernos, los ministros de salud y los parlamentarios, no se han preocupado sobre el tema, como tampoco las organizaciones de consumidores y usuarios.

Me llama la atención como se ha preocupado la sociedad actual de la muerte de un hincha de Colo Colo, atropellado por un vehículo de Carabinero de trasporte de animales, en un momento crítico en que se atacaba a ese vehículo y a su conductor, frente a lo poco que parece considerarse las muertes de 21 personas en el accidente de la cuesta de Paposo, más los 20 heridos. Esto último ha quedado en el silencio.

¿Algo que decir? comparta con nosotros un mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.