Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Los peligrosos buses de dos pisos en las largas distancias y altas velocidades, ¿no se debiera prohibir su uso para estos fines?

Hace varios días atrás se accidentó uno de estos buses en Mulchén y fallecieron dos de los 22 pasajeros, y otros diez quedaron heridos, con distintos grados de gravedad. La razón sería que un animal, un vacuno, se atravesó en el camino. Se dice que el bus iba a menos de 90 km por hora. Será importante que se investigue la razón del volcamiento y especialmente por qué dos pasajeros, que habrían ido en el primer piso, fallecieron. Cabe preguntarse qué hubiera pasado si el bus hubiera ido a 100 km por hora y con más pasajeros siendo que para ambas circunstancias está autorizado.

Oí hace unos meses a un competente ingeniero que planteaba en televisión los riesgos de estos vehículos de dos pisos, principalmente por dos razones. Una la que su centro de gravedad está más alto que en los de un nivel y la otra, que su estructura es más débil, para evitar su peso excesivo.

En caso de accidente hay mayores posibilidades de daños a los viajantes. Ese mismo ingeniero señalaba que en muchos países ya se estaban prohibiendo el uso de estos vehículos para viajes en carretera a alta velocidad, como es lo que habitualmente lo hacen en Chile.

Es importante saber si el accidente se debió principalmente al choque con el animal o fue por el viraje con que se pretendió esquivarlo. Es probable que un vehículo de un piso no se hubiese volcado por un accidente de esta naturaleza, ya que podría tener más capacidad de viraje sin volcarse, por tener su centro de gravedad menos alejado del nivel del suelo. Un choque con este animal tendría menos repercusión en la estructura más sólida del vehículo de un piso. Además debe tenerse en cuenta que un bus de dos pisos debe tener una masa mayor, por lo que a la velocidad que sea lleva una potencia más elevada, y por lo tanto el impacto es de mayor magnitud, impacto que lo recibe principalmente el primer piso.

No es el primer accidente que se verifica en estos buses de dos niveles. Tiempo atrás fue otro que se accidentó en camino directo sin saberse inicialmente las razones del accidente. El bus en esa ocasión llevaba poco tiempo de recorrido desde su origen y era camino recto. En el caso del accidente de Mulchén, eran varias horas transcurridas de viaje, entiendo que más de cuatro horas.

La entrada de estos buses se ha ido ampliando en Chile; seguramente son más rentables, ya que con un conductor y el funcionamiento de un solo motor se puede llevar más pasajeros. Estamos en presencia de un sistema autorizado en que se bajan los costos, se obtiene más rentabilidad pero se aumentan los riesgos de accidentes, los que tienden a ser de mayor gravedad, de más posibilidades de daño para los viajantes.

Cabe preguntarse si con las negativas experiencias que se han tenido y con los conocimientos de reglamentaciones de otros países, no sería conveniente prohibir el uso de estos vehículos u obligarlos a ser conducidos a menores velocidades.

Además uno puede preguntarse: ¿sus conductores no requerirán tener una capacitación especial?. ¿No será conveniente estudiar sus riesgos a diferentes velocidades y posiblemente ser más exigente en el límite de ellas?, ¿No será conveniente sólo permitir su uso en viajes panorámicos a menores velocidades y en trayectos especiales?

Creo que estas inquietudes las debieran analizar tanto el ministerio de Transporte como el de Salud.

0Sin voto aún

No hay comentarios todavía

Qué piensa usted ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.