Nueva muy valiosa información sobre metástasis de los cánceres

En El Mercurio del 9 de febrero de 2020 se publica un interesante artículo sobre el descubrimiento reciente sobre cómo se extiende el cáncer por  el organismo. Se titula “Hoy ya les estamos dando un vuelco al cáncer y a la metástasis.

El descubridor, según el diario, es “Joan Massagué (66) farmacéutico y doctor en bioquímica, es miembro de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU y actualmente tiene 120 científicos a su cargo. Es considerado el investigador más importante del mundo en metástasis”. Él es Director del Centro Sloan Kettering (EE.UU).

El hallazgo se publicó en enero pasado en la revista Nature Cancer.

El Mercurio conversó con este investigador. En el artículo publicado se presentan cuatro preguntas que se le hizo y sus respectivas respuestas.

Presento primero las preguntas que se le hizo:

  1. ¿Cómo cambia su descubrimiento lo que sabíamos de la metástasis?
  2. ¿De qué manera impactará este conocimiento a los pacientes?
  3. ¿Funcionarían esos medicamentos para todos los tipos de cáncer?
  4. ¿En cuánto tiempo estarían disponibles estos fármacos más eficaces?

A continuación señalo los contenidos más importantes en sus respuestas con algunos comentarios personales.

Frente a la primera pregunta la respuesta se inicia así “Todo este tiempo se pensó que la metástasis era fruto de mutaciones adicionales a las que se producen cuando se forma el tumor primario, pero aquí descubrimos que el proceso depende de algunas células de ese tumor que notan que son parte de un tejido que no está bien ordenado y adoptan un estado como regenerativo, se esparcen por la sangre y empiezan a crecer, como a actuar para regenerar tejidos, y eso les permite crear las metástasis”.

Me ha llamado la atención esta parte de la respuesta, en que señala que se pensaba que la metástasis era fruto de mutaciones adicionales. He sabido que el tumor que se genera por metástasis mantiene las características del tumor inicial. Así el tumor de un órgano puede ser secundario, en sus características similares al del tumor original. Por ejemplo un tumor del pulmón puede tener las características del tumor mamario como primario.

Por otra parte he leído y escrito sobre una información referente a la generación de la metástasis, al mandar el tumor existente exploradores para captar a dónde enviar la célula cancerígena, la que tiende a irse a órganos que muestren tejido con inflamación.

Además es interesante saber cómo se obtuvo el que “descubrimos que el proceso depende de algunas células de ese tumor que notan que son parte de un tejido que no está bien ordenado y adoptan un estado como regenerativo, se esparcen por la sangre y empiezan a crecer, como a actuar para regenerar tejidos, y eso les permite crear las metástasis”.

Por otra parte, creo que bien podría ser que el tumor al ir creciendo, sus células más distantes del tejido sano que alimenta el tumor, debilitan su nutrición y eso las podría alterar, ya sea mutando como lo señala este investigador o sólo debilitando su nutrición lo que motiva buscar otro tejido para alimentarse.

 Pienso que sería interesante investigar si el tumor secundario tiene sus células mutadas con respecto a las del tumor primario.

Podría ser conveniente señalar que las metástasis de un tumor primario de un órgano tienden a ir hacia determinados otros órganos. Además que ese tumor secundario se le clasifica con el nombre de órgano donde es tradicionalmente primario.

En el texto de la primera respuesta aparece un párrafo que no corresponde directamente al autor entrevistado.

El párrafo es “De acuerdo con Massagué, ahora se entiende este proceso como una `regeneración´ equivocada que se va a otros órganos, distantes del primer tumor”.

“Con este conocimiento, cuenta el investigador, lo siguiente fue preguntarse qué les da ese poder `reparador´ a las células cancerosas, qué herramientas tienen que hacer su trabajo”.

Ahora viene un componente textual de la respuesta del entrevistado “Y la primera que hemos encontrado es LICAM, una molécula que utilizan las células para pegarse a la superficie de tejidos donde van a intentar empezar su proliferación”.

  1. ¿De qué manera impactará este conocimiento a los pacientes? La respuesta a esta segunda pregunta es la siguiente.

“Ya estamos trabajando para generar fármacos, generar anticuerpos que van dirigidos a la LICAM para bloquear sus funciones. Estos anticuerpos serían candidato a medicamentos contra esta molécula, que sería la primera generación de intentos de aproximarnos a la metástasis de otra manera

  1. ¿Funcionarían esos medicamentos para todos los tipos de cáncer? Fue la tercera pregunta. Su respuesta:

“Sí. El trabajo de Nature Cancer se hizo en cáncer de colon, pero ya habíamos visto que esta molécula era importante en las metástasis por cáncer de mama, pulmón y riñón, y además del hígado, el cerebro y el hueso. De seguro habrá excepciones, porque estas cosas funcionan así, pero ha sorprendido que por fin tenemos un ejemplo de que hay moléculas importantes con relevancia general, y eso es esperanzador, de lo contrario, habría que buscar tratamientos, enfermo por enfermo”.

  1. ¿En cuánto tiempo estarían disponibles estos fármacos más eficaces? Cuarta y última pregunta.

“Cada año hay nuevos avances, pero si la pregunta es sobre esa investigación en particular, yo diría que un par de años”.

No como respuesta textual, en el artículo se incluye este párrafo más bien como comentario.

“Massage dice que es optimista sobre el futuro y que la metástasis ya no es una sentencia de muerte”.

El párrafo siguiente sería parte textual de la respuesta.

“Esta eran cosas del siglo pasado. Hoy ya le estamos dando un vuelco al cáncer y a la metástasis,  y es mejor tener cáncer hoy que hace diez  o veinte años”, dice.

“Sin embargo, reconoce, todavía falta investigación y mucho trabajo que realizar”.

“Al pensar sobre cómo será el futuro de esta enfermedad, añade, hay que recordar qué ha pasado con las infecciones”.

“¿Las hemos eliminado? Hombre, en general, sí, pero aquí estamos con el coronavirus, de manera que las infecciones siguen dando la guerra, y con el cáncer pasa igual. No lo vamos a eliminar de nuestra vida mientras haya vida, pero es nuestra capacidad de manejarlo en lo que se está trabajando y el éxito está aumentando, así que por eso somos optimistas”.

Como opinión finalmente mía, lo que se ha logrado con estas investigaciones es muy importante, e independiente de las hipótesis iniciales que podrían discutirse, lo que se está logrando es muy positivo para lograr neutralizar el importante efecto perjudicial de las metástasis.

¿Algo que decir? comparta con nosotros un mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments
  • Rosa
    15 febrero 2020

    Muy interesante este artículo señor Rolando. Muchas gracias por compartir esta posibilidad de tratamiento , que da esperanzas a mucha gente.
    Aún así, creo que esta nota se refiere más que nada a tumores de órganos específicos. Habría que ver si el tratamiento en investigación sirve también para leucemias, mielomas, linfomas, que son de otro tipo, más sistémicos.
    Gracias por la información

  • RChateauneuf
    16 febrero 2020

    16 de febrero de 2020

    Estimada Rosa:

    Comparto su inquietud. El tema de los cánceres es muy complejo. Atentamente. Rolando