Por nuevo grave accidente en Ercilla, reitero mis opiniones críticas sobre los buses de dos pisos a altas velocidades en carreteras. El Gobierno debiera preocuparse de ello

Posted on

En el día de ayer nuevamente tenemos la noticia de que se ha accidentado en Chile, alrededor de 600 kilómetros al sur de Santiago, un bus de dos pisos, con el fallecimiento de 6 personas y 43 otras heridas, varias de ellas graves. Impacta el alto porcentaje de los pasajeros accidentados y desde luego 6 fallecidos, al parecer todo ello y gran parte como consecuencia del volcamiento. No propiamente de un choque, en que se ven afectados generalmente el conductor  y pasajeros de los primeros asientos.

Dos razones podrían explicar el accidente, uno es la alta velocidad con que se desplazaba, que habría sido  advertida al conductor por un par de pasajeros. La otra razón se dice que podría ser una falla mecánica del vehículo, que parece menos probable, ya que son máquinas relativamente nuevas. También surge la hipótesis de que un camión de había cruzado lo que habría forzado a pasar a la pista de sentido contrario chocando las defensas que separan a las pistas en distintas direcciones.

Con mi esposa tuvimos el desagrado tiempo atrás con un pasaje comprado a TURBUS, línea por la cual en nuestros viajes habituales, que correspondía por horario a un bus de un piso. No era de los primeros asientos, y sus números ahora correspondían a los lugares más adelante del segundo piso. Como teníamos que pronto viajar aceptamos hacerlo en el primer piso, con asientos especiales para reposo, posiblemente para actuar en largas distancias como asientos cama. Lo molesto de esta ubicación es tener un techo muy bajo, que genera una sensación de encierro.

A raíz de lo sucedido, cambiamos de empresa habitual a Pullman Bus, y nos hicimos pasajeros habituales de esta línea, que no usaba buses de dos pisos en ese trayecto. Pero recientemente se hicieron presente y cada vez con mayor frecuencia.

No hace mucho se tuvo la noticia de que en Perú se había incendiado un bus de dos pisos y murieron quemados varios pasajeros del segundo piso. Se debe tener presente el sector de la escalera única que poseen son bastante estrechas.

Reitero contenidos de mis artículos anteriores agrego algunos comentarios, artículos  que además presento al final in extenso.

Fecha 10 de mayo de 2015.

Hace varios días atrás se accidentó uno de estos buses en Mulchén y fallecieron dos de los 22 pasajeros, y otros diez quedaron heridos, con distintos grados de gravedad. La razón sería que un animal, un vacuno, se atravesó en el camino. Se dice que el bus iba a menos de 90 km por hora. Será importante que se investigue la razón del volcamiento y especialmente por qué dos pasajeros, que habrían ido en el primer piso, fallecieron. Cabe preguntarse qué hubiera pasado si el bus hubiera ido a 100 km por hora y con más pasajeros siendo que para ambas circunstancias están autorizadas.

Oí hace unos meses a un competente ingeniero que planteaba en televisión los riesgos de estos vehículos de dos pisos, principalmente por dos razones. Una la que su centro de gravedad está más alto que en los de un nivel y la otra, que su estructura es más débil, para evitar su peso excesivo.

A ello se puede agregar la masa de pasajeros que es mayor en el segundo piso mientras más pasajeros lleve. Además por su altura puede ser afectado más intensamente por la fuerza del viento, especialmente de ráfagas intempestivas.

Por otra parte, por la altura, la parte superior cae con más fuerza al golpear el suelo.

En caso de accidente hay mayores posibilidades de daños a los viajantes. Ese mismo ingeniero señalaba que en muchos países ya se estaban prohibiendo el uso de estos vehículos para viajes en carretera a alta velocidad, como es lo que habitualmente lo hacen en Chile.

 No es el primer accidente que se verifica en estos buses de dos niveles. Tiempo atrás fue otro que se accidentó en camino directo sin saberse inicialmente las razones del accidente.

El bus en esa ocasión llevaba poco tiempo de recorrido desde su origen y era camino recto.

Además uno puede preguntarse: ¿sus conductores no requerirán tener una capacitación especial?. ¿No será conveniente estudiar sus riesgos a diferentes velocidades y posiblemente ser más exigente en el límite de ellas?, ¿No será conveniente sólo permitir su

Creo que estas inquietudes las debieran analizar tanto el ministerio de Transporte como el de Salud.

Al parecer, nada de eso se ha hecho

Segunda publicación, la del 17 de septiembre de 20l6

Hace pocos días atrás se generó un nuevo accidente de este tipo de bus. Ahora lo fue en un perteneciente a la línea Pullman Bus. Poca luz se le dio a la noticia. Se señaló que habría sido por el efecto de un montículo en la carretera del Norte.

Llama la atención la alta frecuencia de este tipo de accidente y lo poco que se comenta de ello. Estos buses de dos pisos se observa que generan en sus accidentes habitualmente más proporción de sus pasajeros afectados ya sea por muerte o por heridos de mayor gravedad. Se aprecia que estos accidentes se caracterizan por su volcamiento, sin duda consecuencia de su menor estabilidad generada por tener a mayor altura su centro de gravedad. Además se asevera que su estructura sería más débil por la necesidad de reducir su peso.

Preocupante que el Gobierno y especialmente el Ministerio responsable no actúe y ni opine sobre el tema.

Sin duda que estos buses son más lucrativos y cada día en nuestro país se conoce el mayor poder del lucro. Tenemos los casos de las cadenas de farmacia, de las universidades privadas y en general de la concentración del poder económico junto a todo ello la pérdida de valores.

Ahora se suma a esto, la automatización de las nuevas líneas del Metro. Que en caso de accidentes no está presente la sabiduría humana oportuna de quien dirige “la nave” situación que hace más grave frente a atentados, lo que puede estimular hacerlos en estas circunstancias de conducción automática de control lejano.

______________

Ahora presente in extenso los dos artículos m

anteriores

Nuevo accidente de bus de dos pisos en carretera con muerte y heridos graves

17 septiembre 2016

Hace pocos días atrás se generó un nuevo accidente de este tipo de bus. Ahora lo fue en un perteneciente a la línea Pullman Bus. Poca luz se le dio a la noticia. Se señaló que habría sido por el efecto de un montículo en la carretera del Norte.

Llama la atención la alta frecuencia de este tipo de accidente y lo poco que se comenta de ello. Estos buses de dos pisos se observa que generan en sus accidentes habitualmente más proporción de sus pasajeros afectados ya sea por muerte o por heridos de mayor gravedad. Se aprecia que estos accidentes se caracterizan por su volcamiento, sin duda consecuencia de su menor estabilidad generada por tener a mayor altura su centro de gravedad. Además se asevera que su estructura sería más débil por la necesidad de reducir su peso.

Expertos han señalado los riesgos del eso de estos buses en carreteras a altas velocidad, superiores a las de buses de un piso de mayor estabilidad. Además se ha informado que en varios países no se está permitiendo su uso en carreteras.

Sin duda son útiles en viajes de turismo para observar paisajes urbanos y rurales a velocidades moderadas.

He escrito antes sobre este tema. De seguro que una causal de gravedad en el volcamiento está en la mayor altura a la que va el pasajero que genera una caída más violenta, de mayor altura.

Preocupante que el Gobierno y especialmente el Ministerio responsable no actúe y ni opine sobre el tema.

Sin duda que estos buses son más lucrativos y cada día en nuestro país se conoce el mayor poder del lucro. Tenemos los casos de las cadenas de farmacia, de las universidades privadas y en general de la concentración del poder económico junto a todo ello la pérdida de valores.

_________________

 Los peligrosos buses de dos pisos en las largas distancias y altas velocidades, ¿no se debiera prohibir su uso para estos fines?

10 mayo 2015

Hace varios días atrás se accidentó uno de estos buses en Mulchén y fallecieron dos de los 22 pasajeros, y otros diez quedaron heridos, con distintos grados de gravedad. La razón sería que un animal, un vacuno, se atravesó en el camino. Se dice que el bus iba a menos de 90 km por hora. Será importante que se investigue la razón del volcamiento y especialmente por qué dos pasajeros, que habrían ido en el primer piso, fallecieron. Cabe preguntarse qué hubiera pasado si el bus hubiera ido a 100 km por hora y con más pasajeros siendo que para ambas circunstancias está autorizado.

Oí hace unos meses a un competente ingeniero que planteaba en televisión los riesgos de estos vehículos de dos pisos, principalmente por dos razones. Una la que su centro de gravedad está más alto que en los de un nivel y la otra, que su estructura es más débil, para evitar su peso excesivo.

En caso de accidente hay mayores posibilidades de daños a los viajantes. Ese mismo ingeniero señalaba que en muchos países ya se estaban prohibiendo el uso de estos vehículos para viajes en carretera a alta velocidad, como es lo que habitualmente lo hacen en Chile.

Es importante saber si el accidente se debió principalmente al choque con el animal o fue por el viraje con que se pretendió esquivarlo. Es probable que un vehículo de un piso no se hubiese volcado por un accidente de esta naturaleza, ya que podría tener más capacidad de viraje sin volcarse, por tener su centro de gravedad menos alejado del nivel del suelo. Un choque con este animal tendría menos repercusión en la estructura más sólida del vehículo de un piso. Además debe tenerse en cuenta que un bus de dos pisos debe tener una masa mayor, por lo que a la velocidad que sea lleva una potencia más elevada, y por lo tanto el impacto es de mayor magnitud, impacto que lo recibe principalmente el primer piso.

No es el primer accidente que se verifica en estos buses de dos niveles. Tiempo atrás fue otro que se accidentó en camino directo sin saberse inicialmente las razones del accidente. El bus en esa ocasión llevaba poco tiempo de recorrido desde su origen y era camino recto. En el caso del accidente de Mulchén, eran varias horas transcurridas de viaje, entiendo que más de cuatro horas.

La entrada de estos buses se ha ido ampliando en Chile; seguramente son más rentables, ya que con un conductor y el funcionamiento de un solo motor se puede llevar más pasajeros. Estamos en presencia de un sistema autorizado en que se bajan los costos, se obtiene más rentabilidad pero se aumentan los riesgos de accidentes, los que tienden a ser de mayor gravedad, de más posibilidades de daño para los viajantes.

Cabe preguntarse si con las negativas experiencias que se han tenido y con los conocimientos de reglamentaciones de otros países, no sería conveniente prohibir el uso de estos vehículos u obligarlos a ser conducidos a menores velocidades.

Además uno puede preguntarse: ¿sus conductores no requerirán tener una capacitación especial?. ¿No será conveniente estudiar sus riesgos a diferentes velocidades y posiblemente ser más exigente en el límite de ellas?, ¿No será conveniente sólo permitir su uso en viajes panorámicos a menores velocidades y en trayectos especiales?

Creo que estas inquietudes las debieran analizar tanto el ministerio de Transporte como el de Salud.

1Un voto

Algo que decir ? comparta con nosotros sobre este artículo :

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments
  • Leonardo
    16 mayo 2019

    Don Rolando, ante todo muy buen dia jueves y gracias por sus valiosas informaciones de carácter social, económico, salud..entre otros.
    Comparto plenamente lo que usted menciona en este artículo:
    La entrada de estos buses se ha ido ampliando en Chile; seguramente son más rentables, ya que con un conductor y el funcionamiento de un solo motor se puede llevar más pasajeros. Estamos en presencia de un sistema autorizado en que se bajan los costos, se obtiene más rentabilidad pero se aumentan los riesgos de accidentes, los que tienden a ser de mayor gravedad, de más posibilidades de daño para los viajantes.
    Donde nuevamente priman los intereses económicos creados por sobre la seguridad, bienestar de las personas
    Atte.,

    Leonardo

  • RChateauneuf
    17 mayo 2019

    17 de mayo de 2019

    Leonardo:

    Gracias por sus expresiones. Parece que cada día se piensa menos en el ser humano.

    Atentamente. Rolando