Se recomienda el consumo de café para una buena salud e incluso como agente anticancerígeno.

Interesantes es el breve artículo publicado en El Mercurio de Santiago el día de ayer. Se titula “El consumo diario de café mejora el metabolismo y protege de enfermedades”

Antes del inicio señala: “Tres o más tazas”

Su lectura me ha motivado a estudiar algo más del café y dar a conocer lo surgido de estos análisis.

Más adelante incluyo el artículo completo.

De su contenido considero destacar:

  • Es una de las bebidas que más se consumen en el mundo y se estima que más del 50% de los adultos la toma a diario. Sus beneficios son similares si el café es con o sin cafeína. Nota. En otro artículo se atribuye los méritos al contenido de cafeína.
  • Beber tres tazas diarias o poco más; un nuevo estudio concluye que este hábito protege a las personas de diversas enfermedades y mejora su metabolismo.
  • Un consumo de esta naturaleza de café se asocia a un menor riesgo de muerte por cualquier causa, en especial por enfermedades digestivas y cardiovasculares.
  • El efecto positivo estaría dado por los compuestos antioxidantes que tiene esta bebida. Se trata de los llamados polifenoles, que reducen la inflamación, mejoran el metabolismo al disminuir la resistencia a la insulina y hacen que el hígado funcione mejor.
  • El nuevo estudio respalda lo que la Organización Mundial de la Salud de NU (OMS) informó el año pasado, que reduce el riesgo de cáncer de hígado y de útero. Nota. Otra fuente de información señala que tendría efectos positivos contra el cáncer de colon.
  • Los beneficios del café son similares para los distintos grupos étnicos, como latinos, negros, japoneses e indígenas americanos.
  • Cada vez hay más buenas razones para disfrutar de una taza de café. Porque según un nuevo estudio, este hábito protege a las personas de diversas enfermedades y mejora su metabolismo. Sobre todo, si beben tres tazas o algo más al día.

 Resultados del análisis de otras fuentes de información

  • El café no contribuiría a generar o desarrollar cáncer. Lo podría hacer al igual que otras bebidas como el mate si se toma muy caliente, sobre 65 grados centígrados. Así lo muestra el último informe de la OMS que apunta a que el verdadero culpable de esta relación sería la temperatura. Tomar bebidas calientes favorecería la presencia de cánceres de garganta y esófago.
  • El consumo moderado de esta bebida sí ha mostrado ser beneficioso en varios aspectos. Entre los beneficios se encuentra una capacidad protectora del sistema cardiovascular o cierta protección contra la diabetes. Nota: Un consumo moderado sería entre 2 y 5 tazas de café al día, tamaño expreso.Fuente: Shutterstock
  • Efectos positivos frente al cáncer de colon. Cuatro tazas de café al día reducen además el riesgo de mortalidad asociada al tumor.
  • Estudio asocia el café con menor riesgo de sufrir infarto, cáncer y diabetes. Un estudio indica que aquellos que consumen una taza de café al día son un 12% menos propensos a sufrir estas enfermedades que quienes no lo toman. El consumo de café está asociado a un menor riesgo de infarto, cáncer, embolia, diabetes y enfermedades respiratorias y renales, según un informe presentado por la universidad del Sur de California (USC).
  • Un mayor consumo de café, sin llegar a la exageración, aumenta los efectos positivos en la salud.
  • El análisis de los datos de más de 215.000 participantes mostró que el consumo de tres tazas de café al día hace a la persona un 18 % menos propensa a morir de estas enfermedades principales.
  • Respecto al cáncer de colon. Cuatro tazas de café al día reducen además el riesgo de mortalidad asociada al tumor.
  • Siguiendo con el cáncer de colón, un estudio que incluyó a casi 1.000 participantes, los pacientes tratados con cirugía y quimioterapia para un cáncer de colon avanzado, tuvieron una probabilidad un 42% menor de que el cáncer reapareciera y un 33% menos de riesgo de morir a causa de un cáncer, tras consumir cuatro o más tazas de café al día (lo que equivale a unos 460 miligramos de cafeína). Un consumo de una taza o menos no producía prácticamente beneficio; a partir de cuatro tazas los efectos positivos cambiaban significativamente. Cuanto más café consumían los pacientes, mayor era el provecho. Así, tomar una taza al día o menos no proporcionaba prácticamente beneficios; sin embargo, a partir de cuatro tazas los efectos positivos cambiaban significativamente. Se trata del primer estudio que realiza esta asociación entre la cafeína y la protección del cáncer de colon. El líder del estudio, Charles Fuchs señala: “Los bebedores de café tenían un menor riesgo de que el cáncer reapareciera y una supervivencia y posibilidad de curación significativamente mayor”.

Nota. Extraña que los autores señalen que “los resultados del experimento se deben enteramente a la cafeína y no a cualquier otro componente del café”. Cuando otros estudios manifiestan que los beneficios provienen principalmente de los antioxidante que contiene el café. En el mismo artículo se señala “Sin embargo, el motivo de por qué la cafeína provoca este efecto tan positivo no está tan claro y requiere de más investigación.


 

A continuación incluyo artículos revisados, parto con la publicación de El Mercurio, ya anunciada

“El consumo diario de café mejora el metabolismo y protege de enfermedades”

11 de julio de 2017
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio de Santiago de Chile

Es una de las bebidas que más se consumen en el mundo y se estima que más del 50% de los adultos la toma a diario. Sus beneficios son similares si el café es con o sin cafeína.

Cada vez hay más buenas razones para disfrutar de una taza de café. Porque según un nuevo estudio, este hábito protege a las personas de diversas enfermedades y mejora su metabolismo. Sobre todo, si beben tres tazas o más al día.

La investigación, la más grande en su tipo, se realizó en una decena de países europeos e incluyó a más de 520 mil personas, mayores de 35 años.

«Encontramos que un mayor consumo de café se asocia a un menor riesgo de muerte por cualquier causa, en especial por enfermedades digestivas y cardiovasculares«, dice el doctor Marc Gunter, autor principal del estudio de la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer. «Hay que destacar que estos resultados son similares en todos los países europeos, a pesar de que tienen hábitos distintos en cuanto a beber café«, agrega.

Este efecto positivo estaría dado por los compuestos antioxidantes que tiene esta bebida.

Se trata de los llamados polifenoles, que reducen la inflamación, mejoran el metabolismo al disminuir la resistencia a la insulina y hacen que el hígado funcione mejor. Este estudio y otro de la Universidad del Sur de California fueron publicados ayer, en la revista Annals of Internal Medicine.

Ambos son un nuevo respaldo al consumo de esta bebida, la que según un informe de la OMS el año pasado, reduce el riesgo de cáncer de hígado y de útero.

En todo caso, el doctor Gunter advierte que el estudio es observacional. «Por esto, no estamos en condiciones de recomendar a la gente que beba más o menos café. En todo caso, los resultados sugieren que un consumo moderado de alrededor de tres tazas no es perjudicial para la salud y, por el contrario, podría tener beneficios».


Multiétnico

La U. del Sur de California demostró que los beneficios del café son similares para los distintos grupos étnicos, como latinos, negros, japoneses e indígenas americanos. Para ello siguió por 16 años a 185.000 personas en Estados Unidos.

Ciencia

______________________

 

¿Puede provocar cáncer el café?
Como cualquier otra bebida muy caliente

Fte: https://hipertextual.com/2016/06/cafe-y-cancer
Por Santiago Campillo 15/06/16

La relación entre bebidas como el mate, el café y cáncer parece cada día menos sólida. Así lo muestra el último informe de la OMS que apunta a que el verdadero culpable de esta relación sería la temperatura. Shutterstock

Viajemos a 1991. A principios de los noventa el IARC, la prestigiosa Agencia Internacional para el Estudio del Cáncer, determinó que el tanto el mate como el café «podían producir cáncer de garganta». La revisión de entonces los situó en el podio del grupo 2A como posibles cancerígenos. Pero, como de costumbre, los estudios no acabaron ahí. Así, tras miles de revisiones y metaestudios, la OMS anunciaba recientemente que no existe evidencia que apunte a que el mate o el café sean cancerígenos. ¿Y las evidencias que decían lo contrario? Bien, el problema no viene por ninguna de estas dos sustancias. La relación entre el café y el cáncer se encontraría, más bien, en la temperatura.

Cualquier bebida demasiado caliente

Así lo muestran los nuevos estudios que apuntan que el café y el cáncer no tienen una relación química directa. Este hecho concuerda con otros estudios que muestran que beber otras sustancias a una temperatura mayor de 65ºC sí se puede relacionar con el cáncer de esófago. Así se ha analizado en cientos de estudios realizados en Asia que avalan la sospecha. A pesar de la recomendación del IARC de llevar cuidado con el café, las evidencias nunca dejaron clara la existencia de un mecanismo concreto.

Sencillamente, era un dato estadístico. Algunos de los antiguos estudios citan hasta 10 veces más posibilidades de sufrir esta dolencia en personas que consumen regularmente café o mate muy caliente.

Algunos de los antiguos estudios citan hasta 10 veces más posibilidades de sufrir esta dolencia en personas que consumen regularmente café o mate muy caliente. Pero casualidad no implica siempre causalidad, como hemos dicho muchas otras veces. Por ello, la causa de este hecho, según se observa ahora mismo, no lo tienen las bebidas sino el beberlas a alta temperatura. No obstante, de nuevo, el IARC tampoco ha puesto sobre la mesa un informe claro sobre el mecanismo que existe tras este hecho. Es decir, volvemos a observar una casualidad pero todavía no queda claro el mecanismo de causa. Eso sí, al menos las evidencias ahora son mucho más fuertes. Así que se puede recomendar, sin miedo, no tomar bebidas demasiado calientes (excediendo los 65ºC, como explicábamos).

Atención a las recomendaciones del IARC

La Agencia, como parte asesora de la OMS, supone el organismo más fiable a la hora de dar las recomendaciones sobre sustancias cancerígenas. Pero también hay que entender su posición. En primer lugar, la política de la OMS en cuanto a salud da prioridad al principio de prevención. Si algo se relaciona con el cáncer u otra enfermedad, la recomendación irá siempre por delante avisando del peligro. Aunque la relación, como en este caso, no sea tan clara o se deba a otras causas indirectas. Lo más importante es la seguridad y la salud, no la comodidad. Así, muchas de las recomendaciones y sustancias catalogadas dentro del grupo 2, posiblemente cancerígenos, hacen referencia a estudios que indican un peligro potencial pero que, a veces, necesita mucho más estudio para comprenderlo mejor. Así ocurrió, por ejemplo, con la carne roja, catalogada ahora también dentro del grupo 2. O con el café y el cáncer en su momento. Estar en el grupo 2 no implica que algo sea cancerígeno. Sino que su abuso o su consumo en determinadas circunstancias esta sujeto estadísticamente hablando a una mayor probabilidad de sufrir algún tipo de cáncer. Pero esta frase suele ser sustituida muy erróneamente por «produce cáncer».

El café con otros ojos

 Admito que soy un amante del café. Eso no me coloca en buena posición para cantarle alabanzas. Pero lo cierto es que, tal y como hemos dicho en otras ocasiones, el café, actualmente, se ve de forma distinta a hace unos años. Cada vez son más las evidencias científicas que muestran que el café y el cáncer no tienen relación ninguna. Y no sólo el cáncer. El café ha tratado de asociarse a problemas de corazón o desarrollo, sin demasiado éxito científico. Es más, el consumo moderado de esta bebida sí ha mostrado ser beneficioso en varios aspectos. ¿Y qué es un consumo moderado? Entre 2 y 5 tazas de café al día, tamaño expreso. Entre dichos beneficios se encuentra una capacidad protectora del sistema cardiovascular o cierta protección contra la diabetes. Fuente: Shutterstock

Estos estudios, por supuesto, requieren de más tiempo (y más estudios) para su aval científico. Pero, en definitiva, cada vez hay menos apoyo a ver el café como una sustancia potencialmente venenosa. Aunque sí es cierto que las intoxicaciones por cafeína existen Pero necesitas una cantidad exagerada para que la cafeína resulte peligrosa. En cualquier caso, está claro que el la relación entre el café y el cáncer es cada vez más débil. Siempre que no lo bebamos muy, muy caliente. Esto debería tenerse en cuenta en países más fríos o donde hay costumbre a ingerir bebidas a más de 65ºC. Para el resto del mundo, sin embargo, la noticia nos permite estar más tranquilos a la hora de pedir otra taza de café.


 “Estudio asocia el café con menor riesgo de sufrir infarto, cáncer y diabetes”

Fte: http://www.latercera.com/noticia/estudio-asocia-cafe-menor-riesgo-sufrir-infarto-cancer-diabetes/
Autor: EFE

Un estudio indica que aquellos que consumen una taza de café al día son un 12% menos propensos a sufrir estas enfermedades que quienes no lo toman.

El consumo de café está asociado a un menor riesgo de infarto, cáncer, embolia, diabetes y enfermedades respiratorias y renales, según un informe presentado hoy por la universidad del Sur de California (USC).

Así, el consumo de esta bebida aromática está asociado con una mayor esperanza de vida, pues aquellos que consumen una taza de café al día son un 12 % menos propensos a sufrir estas enfermedades que los que no lo toman.

Y si aumenta el consumo disminuye la propensión, según la investigación dirigida por Veronica Setiawan, profesora asociada de Medicina Preventiva de la Escuela de Medicina Keck de USC.

El análisis de los datos de más de 215.000 participantes mostró que el consumo de tres tazas de café al día hace a la persona un 18 % menos propensa a morir de estas enfermedades principales.

No podemos decir que tomar café prolongará su vida, pero vemos una asociación”, destacó Setiawan al señalar que los resultados no se diferencian si el consumo es de café normal o decafeinado.

Si a usted le gusta tomar café, ¡tómelo! Y si usted no es un tomador de café, entonces debería considerar comenzar a serlo”, agregó la investigadora.

El análisis, que será publicado este martes en la revista científica Anales de Medicina Interna, utilizó la información de un estudio multiétnico de factores de riesgo de la calidad de vida realizado conjuntamente por el Centro de Cáncer de la Universidad Hawai y la escuela Keck.

Hasta ahora había muy pocos datos disponibles para la asociación entre el consumo de café y la mortalidad en personas no blancas en Estados Unidos y en cualquier otra parte”, afirmó la investigación.

Estas investigaciones son importantes porque los patrones de estilo de vida y los riesgos de enfermedades pueden variar sustancialmente a través de los fondos raciales y los hallazgos de un grupo no necesariamente se aplican a otros”, señala USC.

El ver patrones similares en distintas poblaciones da un respaldo biológico sólido al argumento de que el café es bueno para usted ya sea blanco, afroamericano, latino o asiático”, aseguró Setiawan.

Entre otras posibles razones está que el café contiene una gran cantidad de antioxidantes y compuestos fenoles “que juegan un papel importante en la prevención del cáncer”, destacó la científica.

Setiawan señaló que aunque el estudio no muestra la causa “o el punto en que los químicos del café pueden tener este ‘efecto de elixir’, está claro que el café puede ser incorporado en una dieta y un estilo de vida saludables”.


 

“El café previene el cáncer de colon”

 Fte: https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/el-cafe-previene-el-cancer-de-colon-651439898605

Cuatro tazas de café al día reducen además el riesgo de mortalidad asociada al tumor.

En su estudio que incluyó a casi 1.000 participantes, los pacientes tratados con cirugía y quimioterapia para un cáncer de colon avanzado, tuvieron una probabilidad un 42% menor de que el cáncer reapareciera y un 33% menos de riesgo de morir a causa de un cáncer, tras consumir cuatro o más tazas de café al día (lo que equivale a unos 460 miligramos de cafeína).

Cuanto más café consumían los pacientes, mayor era el provecho. Así, tomar una taza al día o menos no proporcionaba prácticamente beneficios; sin embargo, a partir de cuatro tazas los efectos positivos cambiaban significativamente. Se trata del primer estudio que realiza esta asociación entre la cafeína y la protección del cáncer de colon.

Los bebedores de café tenían un menor riesgo de que el cáncer reapareciera y una supervivencia y posibilidad de curación significativamente mayor”, explica Charles Fuchs, líder del estudio.

 

Según los autores, los resultados del experimento se deben enteramente a la cafeína y no a cualquier otro componente del café. Sin embargo, el motivo de por qué la cafeína provoca este efecto tan positivo no está tan claro y requiere de más investigación.

Respecto a la recomendación de tomar café a diario: “Si usted es un bebedor de café y está recibiendo tratamiento para el cáncer de colon, no deje de beberlo, pero si habitualmente no consume café, debe hablarlo antes con su médico antes de empezar a beber café”, aclara Fuchs.

Por: Sarah Romero

___________________________

0Sin voto aún

Algo que decir ? comparta con nosotros sobre este artículo :

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.