Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Síndrome premenstrual severo, causas y tratamientos

He escrito anteriormente un par de artículos sobre este tema, especialmente con relación a un tratamiento exitoso logrado por el doctor Jorge Lolas.

Recientemente una profesional con la que he trabajado en temas relacionados con plantas medicinales y medicina natural, me ha contado lo que ella había sufrido con el síndrome mensual severo durante gran parte de su vida, que le afectaba especialmente dos semanas. Se ha sanado recientemente a base de una alimentación especial, reforzada en vitaminas y minerales. Me informó que ella está trabajando en divulgar este tratamiento. Espero próximamente poder escribir sobre ese tratamiento.

Analizo más adelante algunos antecedentes sobre el síndrome mensual y especialmente sobre el severo. Hago referencia a causas y algunos tratamientos.

Me refiero especialmente a la causa que plantea el Dr. Jorge Lolas y a su extraordinario tratamiento en cuanto a resultados exitosos, que cambia la vida de las personas tratadas.

Hago especial referencia a un posible positivo y sencillo tratamiento basado en un lavado vaginal con una infusión obtenida de varias hierbas.

Algunos antecedentes sobre el problema

 Se debe distinguir el síndrome premenstrual del  trastorno disfórico premenstrual o síndrome premenstrual severo.

El síndrome premenstrual (SPM), también llamado PMS (por sus siglas en inglés), se refiere a un amplio rango de síntomas que comienza generalmente durante la segunda mitad del ciclo menstrual (14 días o más después del primer día de su último ciclo menstrual, es decir también una o dos semanas antes del inicio de su periodo menstrual) y desaparece de 1 a 2 días después del comienzo de la menstruación.

El síndrome premenstrual, incluye indicios y síntomas emocionales y físicos. Afecta a las mujeres durante su edad fértil, Aproximadamente el 75 por ciento de las mujeres tienen PMS en algún momento antes de la menopausia.

El trastorno disfórico premenstrual, también llamado PMDD (por sus siglas en inglés), es un tipo más severo de PMS que afecta aproximadamente del 3 a 6 por ciento de las mujeres. Éste sin duda es el que más preocupa.

Los siguientes son los síntomas más comunes del trastorno o desorden disfórico premenstrual, sin embargo, cada mujer puede experimentarlos de una forma diferente:

Síntomas psicológicos

  • Irritabilidad
  • Nerviosismo
  • Pérdida del control emocional
  • Agitación
  • Ira
  • Insomnio
  • Dificultad para concentrarse
  • Letargo
  • Depresión
  • Fatiga severa
  • Ansiedad
  • Confusión
  • Olvidos
  • Disminución del amor propio y confianza en sí misma
  • Paranoia
  • Hipersensibilidad emocional
  • Episodios de llanto
  • Cambios en el temperamento
  • Desórdenes del sueño

Retención de los líquidos

  • Edema (hinchazón de los tobillos, manos y los pies)
  • Aumento periódico de peso
  • Oliguria (disminución en la formación de la orina)
  • Dolor de senos

Problemas respiratorios

  • Alergias
  • Infecciones

Molestias de los ojos

  • Disturbios visuales
  • Conjuntivitis

Síntomas gastrointestinales

  • Calambres abdominales
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Vómito
  • Pesadez pélvica o presión
  • Dolor de espalda

Problemas de la piel

  • Acné
  • Neurodermatitis (inflamación de la piel acompañada de comezón)
  • Otros desordenes de la piel, incluyendo las úlceras de herpes simple

Síntomas neurológicos y vasculares

  • Dolor de cabeza
  • Vértigo
  • Síncope (desmayo)
  • Entumecimiento, hormigueo, escozor o un aumento en la sensibilidad de brazos y/o piernas
  • Moretones que aparecen sin causa
  • Palpitaciones del corazón
  • Espasmos musculares

Otros

  • Disminución en la coordinación
  • Menstruación dolorosa
  • Disminución de la libido
  • Cambios en el apetito
  • Antojos de comida
  • Bochornos

Las consecuencias de esta enfermedad pueden conducir a graves problemas familiares y de relaciones sociales con el medio. Le depresión pos parto también se daría en algunos casos. Podría conducir incluso al suicidio. La tasa de suicidios en mujeres con depresión es mucho más alta durante la segunda mitad del ciclo menstrual.

Se ha señalado que hasta 3 de cada 4 mujeres experimentan síntomas del SPM durante sus años fértiles. Ocurre con mayor frecuencia en mujeres: entre los 20 y los 40 años; que tienen al menos un hijo; con antecedentes familiares o personales de depresión grave; con antecedentes de depresión puerperal o un trastorno anímico afectivo

Los síntomas con frecuencia empeoran en la mujer que está en o cerca de los 40 años, ya que se aproxima al período de transición a la menopausia.

El principal problema al que se enfrentan los médicos al diagnosticar desorden disfórico premenstrual es que lo síntomas pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos, como la condición tiroidea, depresión o el desorden de ansiedad. Eso puede conducir o motivar al paciente a que vaya a diferentes especialistas, generalmente sin resultados positivos.

 

Sindrome premenstrual severo. Forma de identificarlo

En la bibliografía se presenta pequeño test, que debe contestar la paciente sí o no a cada uno de los síntomas que aparecen listados y así anotar las veces que la respuesta es afirmativa

  1. Síntomas físicos como sensibilidad o hinchazón en pechos, palpitaciones, dolores de cabeza, articulaciones o dolor muscular, hinchazón de  cara y nariz, sensación de hinchazón corporal o aumento de peso real.
  2. Síntomas emocionales: Sentimientos de profunda tristeza o falta de esperanza
    Sentimientos de tensión o ansiedad intensa,
    Aumento de la sensibilidad intensa al rechazo o crítica
    Ataques de pánico o sentir que estas fuera de control
    Rápidos y bruscos cambios de humor, lloreras incontrolables
    Irritabilidad o enfado, aumento de riñas o discusiones
    Apatía o falta de interés en las actividades diarias
    Dificultad para concentrarse
    Fatiga crónica
    Antojos de alimentos o atracones de comida
    Insomnio o hipersomnia (dormir más de lo usual)
    Alteraciones en el deseo sexual (aumento o disminución)
    Mayor necesidad de cercanía emocional

Los situados en el primer grupo son síntomas habituales de un síndrome premenstrual común, si se responde afirmativamente a más cantidad de síntomas del segundo grupo se puede estar sufriendo un trastorno disfórico premenstrual, una forma grave de síndrome premenstrual que afecta del 3 al 6% de las mujeres.

Causas y tratamientos

Diferentes fuentes señalan que no se ha identificado la causa exacta del síndrome premenstrual. Se han planteado diferentes hipótesis.

Se continúa investigando sobre el tema. Tanto el PMS como el PMDD podrían estar relacionados con cambios en niveles hormonales durante el ciclo menstrual. El nivel de sustancias químicas en el cerebro llamadas neurotransmisores como la serotonina también puede contribuir a causar el PMS. Según investigaciones recientes, algunas mujeres heredan un gen que aumenta el riesgo de que tengan el PMDD. Otras causas posibles son depresión no diagnosticada y problemas de ansiedad. Si una mujer tiene síntomas que no paran al poco tiempo del inicio de su periodo, es posible que tenga otro trastorno, como depresión.

Algunos médicos señalan que al parece la causa está relacionada con la genética ya que tanto los receptores de estrógenos como aquellos implicados en la regulación de la función de la corteza prefrontal, encargada de la regulación del estado de ánimo, están asociados. Estas mujeres son más sensibles a los cambios hormonales propios que suceden durante la ovulación. La bajada en la producción el neurotransmisor serotonina que se ve afectado por las fluctuaciones de los niveles de hormonas sexuales (progesterona, estrógeno y testosterona) que tienen lugar antes de que comience la menstruación.

Se ha postulado también que se trata de un problema de desequilibrio estrógeno-progesterona, pero existen diferentes interpretaciones.

Lo que sí se ha demostrado es el aumento de la permeabilidad capilar, lo que hace que pase más líquido de las células a los tejidos extracelulares formando la hinchazón llamada edema en medicina. Pero parece no saberse cuál es la causa que altera la permeabilidad capilar.

Ese edema es aparentemente, la causa de:

  • Aumento del volumen y dolor de los senos (lo presentan el 42% de mujeres con síndrome menstrual);
  • Edema en el abdomen inferior que produce: dolor abdominal (39%), dolor lumbar (39%) y dolor de ovarios (33%).
  • Edema cerebral produciendo dolor de cabeza (en el 22%), cambios de humor, irritabilidad y agresividad (en el 47%), crisis de llanto y depresión (23%), ansiedad, nerviosidad, insomnio (23%) y otros: celos, torpeza motora, disminución de la concentración y de la memoria, trastornos del apetito y del deseo sexual.
  • Edema en las piernas (24%)
  • Cansancio (33%)
  • Aumento de medio a 3 kilos (30%)
  • Otros: aumento de las várices, hemorroides, etc.

Los cambios en los niveles de hormonas del cerebro pueden jugar un papel, pero esto no se ha demostrado. Las mujeres con síndrome premenstrual también pueden responder de manera diferente a estas hormonas.

También se ha señalado que es posible que el SPM esté relacionado con factores sociales, culturales, biológicos y psicológicos.

La hipótesis que ha planteado el doctor Jorge Lolas, a mi juicio, es muy interesante y se le podría considerar en grado importante comprobada. En un alto porcentaje de mujeres la causa serían las toxinas que se generan en el útero inflamado, por infecciones motivadas por diferentes agentes causales. Observé una grabación en que una mujer afectada seriamente por este mal, se le apreciaban diferentes síntomas agudos; a ella se le aplica frío a su útero y en un corto período se recupera totalmente. El enfriamiento detendría la generación de toxinas Cuando desaparece el efecto del frío, la persona vuelve a presentar sus agudos síntomas iniciales.

Comprobaría también la hipótesis el hechos de que muchas mujeres se han sanado, les ha cambiado totalmente su vida con el tratamiento basado en la eliminación en la eliminación de las infecciones en el cuello del útero acompañado con una limpieza posterior de él, con lo cual se elimina la generación de esas toxinas tan dañinas al organismo.

Me he planteado la hipótesis que la menstruación limpia, a lo menos parcialmente, el útero; pero sus infecciones van paulatinamente acentuándose hasta que se hace máxima al inicio de la siguiente menstruación; por ello que los síntomas o malestares desaparecen a los primeros días de iniciada la nueva.

Asocio en parte este proceso a que en vacunos,-supe por mi trabajo profesional- que en las hembras se presenta una enfermedad en su sistema reproductivo que se puede controlar dejando pasar varios calores, es decir varias ovulaciones, antes de cubrirla nuevamente. La sangre menstrual desinfectaría la vagina.

El parto sin duda actúa profundamente sobre el útero y hace que pueda demorarse más en llegar a las infecciones previas. Ello motivaría probablemente que la mujer parida al sentirse sin los síntomas se considere sanada de tan agudo mal y al volver a aparecer, esto le origine depresión.

Tratamiento del doctor Jorge Lolas. Basado en su hipótesis de que la generación de las toxinas ocasiona los síntomas tan críticos, él investiga sobre cuáles serían los agentes causantes de esa inflamación y les hace el tratamiento con los antibióticos específicos. Después hace la limpieza del útero.

Los resultados de este tratamiento son extraordinarios. Una ex alumna universitaria mía me informó por correo electrónico como le cambió su vida con el tratamiento recibido. Tengo varios otros testimonios de mujeres tratadas que les ha cambiado totalmente su vida; impresiona conocer los muchos años que sufrieron y que fueron sometidos a muy distintos tratamientos y ahora viven felices, pero sí con la nostalgia de haber vivido tantos años de sufrimiento. Hay material sobre esto como para escribir un libro.

El aporte del doctor Lolas sin duda que es muy valioso. Tal vez es el único que relaciona causa con tratamiento exitoso basado en el ataque a ella. Eliminar la generación de las toxinas con lo que logra sanar a la paciente.

Me cuesta comprender la falta de aceptación en salud pública de la hipótesis y los tratamientos desarrollados por tantos años de investigación y trabajos aplicados por el doctor Lolas. Fue postulado al Premio Nacional de Ciencia Aplicadas en Chile, pero no tuvo el suficiente apoyo para obtenerlo. De haberlo logrado, posiblemente su tratamiento hubiese terminado con mucho más apoyo y con muchas más mujeres beneficiadas. Debo señalar que tiene muchas publicaciones sobre el tema y un libro muy interesante; ha recibido importantes reconocimientos y distinciones en el extranjero.

 

Otros posibles tratamientos

Reforzamiento de la alimentación con vitaminas y minerales. He hecho inicialmente una referencia preliminar a este tratamiento, que espero presentarlo próximamente en mi página web. Tengo el testimonio de esa profesional que mencioné inicialmente y que está promoviendo su uso. Me impresionó su firme seguridad en el tratamiento que ella experimentó en persona con resultado tan favorable.

Revisando material sobre alimentación y nutrición en relación los dos grados de síndrome premenstrual me he encontrado con algunos antecedentes interesantes.

Síndrome premenstrual y falta de nutrientes

Una mujer necesita una serie de nutrientes para que la menstruación se produzca cada mes, días antes es habitual en las mujeres que no están tomando anticonceptivos orales un aumento significativo del apetito, relacionado con un almacenamiento que el organismo realiza en previsión de la posible fecundación o menstruación.

Específicamente se necesita:

  • Vitaminas del grupo B: cuando hay deficiencia de vitaminas del grupo B, la función del hígado se deteriora elevando los niveles de estrógeno (posible causa del síndrome)
    • B5 reduce el estrés, se necesita para las glándulas suprarrenales.
    • B12 reduce el estrés, previene la anemia, y es necesaria para todas las funciones corporales
    • B6 (25mg) esencial para mantener el equilibrio hormonal del cuerpo y restaurar los niveles de estrógeno, reduce la retención de agua y aumenta el flujo de oxígeno a los tejidos
  • Vitamina E que mejora la utilización del oxígeno, ayuda a aliviar la tensión nerviosa, irritabilidad y depresión.
  • Vitamina A alivia la hinchazón, irritabilidad y mejora el estado de ánimo
  • Vitamina C ayudaría a aliviar molestias e hinchazón de los senos
  • Vitamina D necesaria para la absorción de calcio y magnesio.
  • Calcio que alivia el dolor de espalda, calambres, y nerviosismo, tensión mamaria.
  • Magnesio su deficiencia provoca escasez de dopamina, sustancia reguladora del estado de ánimo.
  • Cromo necesario para el metabolismo del azúcar y controlar los niveles de azúcar en la sangre. Ayuda con los antojos si se presentan cambios en el apetito y la necesidad de comidas dulces
  • Ácidos Grasos Omega 3 que tienen un efecto anti-inflamatorio en el cuerpo.

Específicamente la vitamina A y B6 son muy importantes para regular las fluctuaciones en estrógeno y progesterona del ciclo. La mayor reserva que tiene el cuerpo humano cuerpo de vitamina A está en el hígado pero la vitamina B6 no se almacena y necesita estar presente en la dieta.

Los datos extraídos de los estudios realizados con vitamina B6 han dado resultados contradictorios pudiendo ser debido a que la vitamina B6 puede presentarse en diferentes formas cuyo éxito dependería de la absorción y biodisponibilidad de las vitaminas sintéticas.

Cambios y recomendaciones para la dieta

– Aumentar el consumo de comidas densas en nutrientes como hígado de ternera (un par de veces a la semana), carne,  pollo y pescado. Hay mujeres que notan mejoría con un incremento en hidratos complejos (patatas o papas, arroz, batata o camote..etc) que estimulan la producción de serotonina ayudando a manejar estrés y apatía.

– Limitar el consumo de lácteos en las semanas anteriores, el calcio puede bloquear la absorción de magnesio

– No consumir cafeína en lo posible para evitar la vasoconstricción que se traduce en un aumento de la tensión premenstrual.

– Reducir el azúcar, las fluctuaciones en la insulina afectan al equilibrio hormonal y también hay un aumento en la retención de líquidos.

– Evitar el alcohol y demás diuréticos que hacen perder electrolitos a través de la orina.

La medicina homeopática y el tratamiento de los síndromes premenstruales

He revisado algo de bibliografía al respecto, sin observar tratamientos generalizados claramente exitosos. Se afirma en una de las  publicaciones queLa Medicina convencional no ofrece ningún tratamiento certero y exento de efectos secundarios para este problema. Por el contrario la Homeopatía tiene una gran variedad de medicamentos naturales que tendrán un buen a excelente resultado en la mayoría de los casos”.

En lo que he podido leer habría buenos resultados para algunos síntomas específicos, pero esos tratamientos son especiales para cada individuo, de acuerdo a los estudios que esta medicina plantea para cada paciente en particular.

Estilo de vida saludable.

Un estilo de vida saludable se le ha señalado como un primer paso para el manejo del síndrome premenstrual. Para muchas mujeres, las estrategias con respecto al estilo de vida a menudo son suficientes para controlar los síntomas. Se recomienda

  • Beber muchos líquidos (agua o jugo, no gaseosas ni otras bebidas con cafeína) para ayudar a reducir la distensión, la retención de líquidos y otros síntomas. Me permito plantear la hipótesis de que el efecto favorable de beber muchos líquidos, especialmente agua pura, puede estar en la eliminación de las toxinas causales de los síndromes premenstruales.
  • Consumir comidas frecuentes y pequeñas. No dejar pasar más de 3 horas entre los refrigerios y evitar comer con exceso.
  • Consumir una alimentación balanceada con granos integrales, verduras y frutas adicionales, y menos o nada de sal o azúcar.
  • Su médico puede recomendar que tome suplementos nutricionales. La vitamina B6, el calcio y el magnesio se usan normalmente. El triptófano, que se encuentra en los productos lácteos, también puede servir.
  • Hacer ejercicio aeróbico regular a lo largo del mes para ayudar a reducir la intensidad de los síntomas del SPM. También podrían ser actividades que contribuyan a la eliminación o neutralización de toxinas.
  • Ensayar cambiar los hábitos de sueño nocturnos antes de tomar somníferos.

 

Otras recomendaciones complementarias

Al parecer muchas de estas recomendaciones van dirigidas a aminorar algunos de los síntomas específicos, pero posiblemente no van a la causa matriz. Algunos tratamientos son de resultados contradictorios.

Se pueden prescribir ácido acetilsalicílico (aspirin ), ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroides (AINES) para el dolor de cabeza,  el dolor de espalda, los cólicos menstruales y la sensibilidad en las mamas.

Los anticonceptivos orales pueden disminuir o incrementar los síntomas del síndrome premenstrual.

En casos graves, los antidepresivos pueden servir. Las primeras opciones normalmente son los antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Se puede reducir la necesidad de medicamentos utilizando:

  • La terapia conductual cognitiva
  • La fototerapia

Otros medicamentos que se pueden emplear abarcan:

  • Los ansiolíticos para la ansiedad fuerte
  • Los diuréticos (que pueden ayudar con la retención grave de líquidos que causa distensión, sensibilidad en las mamas y aumento de peso)
  • La bromocriptina, el danazol y el tamoxifeno (que rara vez se usan para aliviar el dolor en las mamas)

 

Lavado vaginal con una infusión de varias hierbas.

Considero que este tratamiento podría tener resultados positivos. Descansa en la misma hipótesis causal que ha establecido el doctor Lolas, las toxinas generadas por inflamación del cuello del útero.

Tengo muy presente el exitoso tratamiento de úlceras y cáncer al útero en la mujer que creo y utilizó la doctora Marina Lorenz de Enriquez, con el lavado vaginal utilizando una infusión de tres hierbas, matico (Buddleja globosa), llantén (Plantago major) y manzanilla (Matricaria chamonilla). Esta mezcla tiene gran potencialidad antiséptica, por lo tanto podría reducir o eliminar las inflamaciones del cuello del útero, y con ello reducir o eliminar la generación de toxinas. Sugiero que podría ser conveniente agregar otra hierba a esta mezcla inicial, la caléndula (Caléndula officinalis), por su gran capacidad fungicida. Tener presente que la doctora Lorenz recomienda usar un irrigador y no una pera de goma.

Ver: http://ginecologianatural.wordpress.com/2009/11/12/antecedentes-sobre-el-uso-de-tres-hierbas-para-cura-del/

Lamentablemente no sé cómo la doctora Lorenz llegó a este tratamiento. Ella lo justifica por ser el llantén un anticancerígeno; la manzanilla, descongestionante, y el matico, cicatrizantes.

Presumo que el origen de la idea puede estar en tratamientos usados por pueblos originarios de Chile, ya que el matico es una especie chilena. El llantén mayor no lo es, pero existen en Latinoamérica muchas especies del mismo género del llantén(Plantago), que pueblos nativos lo han usado contra el cáncer. Al respecto me ha parecido conveniente presentar in extenso lo que el Padre Bienvenido de Estella presenta en su libro, por muchos antiguos lectores, muy apreciado. Esta publicación se titula: EL GALENO ANDINO. La salud por las hierbas. En su octava edición impreso en Chile en 1979 por la Imprenta y Editoril “San Francisco” Padre Las Casas.

Un caso que narra es el siguiente:

TUMOR INTERNO POR FALTA DE ASEO  (Pag. 173)

Alabamos la delicadeza y el pudor de las castas doncellas; pero no se aprueba la falta de aseo por el puritanismo exagerado.

“La virtud en el aseo; y la higiene, en la moral, dan salud y castidad”.

Muy sacrificada, la hija pudorosa de mi amigo N. atendía todos los enfermos de su casa y ella se descuidaba; no se atendía a sí misma. Ya frisaba en los 30; por sus gestos y aspectos sospeché en algo grave que ocultaba. Se lo advertí y no tuvo valor de confesar la verdad.

      En su casa yo era considerado como el amigo de más confianza; como el padre espiritual y médico de cabecera..

      Pasado cinco años, no pudo soportar más en silencio su dolencia y me expuso el caso.

–          Si hubiera sido franca cuando la advertí, hace ya cinco años…, estaría libre de dolencias, libre de su enemigo.

–          Es que tuve vergüenza; no me atreví.

–          Ya no es la culpa mía. Alabo su pudor; pero, sin perderlo, se debe quitar al enemigo de la salud; y se puede con el sistema naturista.

–          Estoy dispuesta a someterme a su dictamen.

–          Muy bien; ahora Ud. tiene que someterse a un martirio doble porque el enemigo ha tomado cuerpo máximo en su organismo; el tumor es enorme.

 

Tratamiento:

Limpiaplata (2 porciones). Matico (1 porción).  Sietevenas (2 porciones). Romaza (2 porciones). Fenegreco, la punta del cuchillo.

Todo junto, hervido, y el agua se toma con miel. Tenga presente: hervido, no cocido del todo.

Al vientre, cataplasmas cambiadas de matico, semilla de pasto miel, de cabello de ángel.

Lavados vaginales con agua de matico y siete venas, estos con frecuencia.

Nota. La sietevenas  también se llama  llantencilo, su nombre científico es Plantago menor, el que tendría propiedades muy similares al llantén o Plantago major.

      Después de un año de tratamiento, el tumor disminuyó mucho y se desprendió de las adherencias. Así se pudo operar y el tumor desapareció. Yo que soy enemigo de las operaciones, ordené que se operara para que sí no fuera tan largo el tratamiento, el cual se debía seguir después de la operación, pues de lo contrario el tumor retoñaba porque quedan los raigones. Éstos se deshacen con los lavados internos indicados y con las tomas de yerbas. El bisturí no penetra donde puede penetrar el agua de yerbas medicinales.

La comida ordinaria ha de ser a base de yerbas y mezcladas con ajos sin pelar. Y, al bajo vientre, cataplasmas de matico y pasto miel cocido, deben seguir de cuando en cuando.

Un hermano de la operada, admirado de que su hermana soltera tuviera tal enfermedad me dice:

–          ¿Cómo puede suceder eso?

–          Depende de mil circunstancias    , por la sangre   , falta de limpieza   , por enfriamientos, etc.

     ¡El tumor pesaba 10 kilos!

     Habría pesado 15, si antes no lo persigue.

 Esta narración daría para mucho análisis.

 

Presento además otros dos  casos   del mismo libro donde se puede apreciar la presencia en el tratamiento del matico y de sietevenas

 Pag.176

INFECCIONES EN EL ÚTERO VIRGEN

No saben los doctores qué es lo que tiene la enferma soltera…; joven de buenas costumbres y de una piedad ejemplar.

Su familia la contempla con respeto y compasión. Ella se siente morir y se preparó para ello. Claro, está envenenándose con la infección interna: está intoxicada.

Acuden sus deudos a mí…Viene a mi casa su hermano mayor y me dice:

–          Mi querida hermana se nos muere: los doctores no saben lo que tiene.

–          Voy, pues: veremos como salvarla.

–          Aquí está el auto; así llegaremos antes

Una vez allá receto

Tratamiento:

Limpiaplata ( 2 partes).  Sietevenas ( 3 partes). Matico (1 parte). Raíz de chépica (1 parte). Romero(2 partes).

Todo junto, hervido, y el agua se toma con miel o azúcar quemada.

Lavados internos uterinos con agua de limpiaplata, sietevenas y matico. Se usa una pera de goma, que se vende en las boticas para este fin.

Comer, verduras mezcladas con cebollas. con ajos sin pelar, con zanahorias, papas asadas, etc.

No usar: leche pura, carnes cocidas, frituras, dulces, café, mate, licores fuertes, etc.

El mismo día, después de unas tres horas de tratamiento, comenzó a echar pedazo de carne podrida  y, por fin, le salieron todos los enemigos que tenía adentro, ¡quién sabe cuánto tiempo hacía…!; así se llenaron dos bacines de carnes putrefactas

       Sus familiares, admirados de que en un vientre virgen se produjeran tales enfermedades, enmudecieron. El doctor de cabecera vio las evacuaciones estas, y quedó sorprendido. La enferma alivió y sigue buena.

 

Pag. 238

 TUMORES INTERNOS PURULENTOS

 Es la paciente una mujer pobre, vecina de Los Ángeles; estando en cama y desahuciada de los médicos, vino un hijo suyo a buscarme y a suplicarme fuera a verla y darle remedio de mi sistema.

Oyéndola, comprobé que su interior está todo en ruina.

Tenía poca esperanza de salvarla, pero siempre le di remedio y la animé a ponerlo en práctica.

Lo hizo con el siguiente tratamiento:

Limpiaplata  (2 porciones). Huingán  ( 2  porciones). Sietevenas( 2 porciones). Matico ( 1 porción). Culén ( 1 porción)

Todo junto, hervido, y el agua tomarla sin endulzarla.

A la enferma la curaba una hija de unos veinte años de edad. Esta, pasados ocho días, viene a mí y me dice:

 – Mi mamá desea vaya Ud. a verla, bota unos gusanos muy feos y vivos.

 Fui y me mostró un frasco en el cual tuvo la ocurrencia de meter algunos parásitos que de su cuerpo salieron.

 Eran de cuatro clases distintas y de tamaños variados; indicio de que la paciente soportaba cuatro tumores internos en distintas partes de su organismo.

 Las figuras, o formas, de estos parásitos eran, unos, como gusanos cilíndricos y amilosis de dos centímetros de largo; otros, como lombrices chicas de tres centímetros de largo; los terceros, como chanchitos sin patas de dos centímetros de largo; y los cuartos, como gusano corriente parecido a los frutos, lisos y chicos.

 – Y me salieron vivos, señor – exclama la paciente al mostrárselos

 – Ahora le saldrán muertos, y Ud. saldrá viva

     Le receté otra toma más eficaz con las mismas yerbas, agregando no más el fenogreco – la punta del cuchillo, por cada toma – y el resultado fue como era de esperar.

     Salieron los parásitos muertos y en cantidad tal, que llenó de ellos, la bacinica varias veces, en su deposición por ambas vías; ordené, a la vez, fuerte lavado vaginal.

      Pasado un mes, la paciente, ya mejorada, se me presentó a darme las gracias, lo que pocos hacen.

–          ¡Cuánta mugre tenía yo en el interior! – decía la pobre mujer al visitarme-, y, gracias a Dios y a Ud., he mejorado.

 –          ¿Cuánto le debo, señor?

 –          Nada, señora, váyase tranquila y cuídese para no caer en la misma enfermedad; siga el sistema indicado.

 –          Pero no me voy conforme; pídame algo, aunque no tenga lo suficiente para pagarle como merece

 –          Nada pido…Ud. es pobre

 –          Pero recíbame este peso siquiera..

 –          Buen…porque se vaya satisfecha.

 

4votos
26 Responses
  • Margarita
    18 Marzo 2013

    Rolando se le agradece enormemente por dar a conocer lo maravilloso de las plantas, en realcion a estas yerbas, yo que las he usado puedo asegurar que son magnificas y recomiendo a todas las mujeres hacerse estos lavados vaginales habitualmente ya que es bien comun en nosotras que se produzcan infecciones vaginales y las causas son diversas.
    Yo tambien tomo infusiones de estas yerbas.
    Saludos Rolando

  • RChateauneuf
    18 Marzo 2013

    18 de marzo de 2013
    Margarita: Le agradezco sus opiniones y creo que entrega un importante aporte a este artículo. Atentamente. Rolando

  • yaneth
    8 Septiembre 2015

    Rolando….podrias ayudarme con alguna infusion de hierbas para los miomas…me opere tres grandes y a doce ya han vuelto a salir …….vivo en Colombia ….so pueden ser hierbas qur se consigan aqui ….mil gracias …un abrazo

  • RChateauneuf
    9 Septiembre 2015

    9 de septiembre de 2015

    Janeth

    Le recomiendo que busque el Google: miomas Aloe. Le recomiendo además revisar lo que tengo escrito sobre galium apatine. Puede buscar el Google. Galium, Chateauneuf. Atentamente. Rolando

  • Marcela
    14 Octubre 2015

    Rolando, acabo de conocer tu pagina, me has dado una esperanza a lo que estoy pasando, he notado estos ultimos 6 meses, que la semana antes de mi regla, me he colocado algo nerviosa y mucha irritabilidad, pero este mes ha sido horrible no he podido dormir y no entiendo lo que me pasa, te pido por favor que me indiques algun tratamiento, o que me digas donde me puedes atender. Espero con ansias tu respuesta, saludos.

  • RChateauneuf
    14 Octubre 2015

    14 de octubre de 2015
    Marcela:
    Desgraciadamente este tema no es un campo en el cual pueda dar mayores consejos.
    He recomendado el tratamiento que da el Dr. Jorge Lolas, basado en que el síndrome premenstrual severo tendría como causa generalmente una infección intrauterina que generaría toxinas.
    Lo que he sabido que un alivio puede lograse con una alimentación que reduzca las toxinas orgánicas, a base fundamentales de verduras y frutas. Nada de carnes ni grasas.
    Trate de contactarse con el Dr. Lolas. Puede buscar información en Internet sobre cómo ubicarlo. Sé que estaría viajando en el exterior.
    Entiendo que su tratamiento se basa en identificar los causantes de las infecciones (inflamaciones) para aplicar antibióticos específicos y después hacer una limpieza del útero. Eso ha dado resultados positivos en alto porcentaje, aunque son procesos que se arrastran de años.
    En el caso suyo es un malestar de reciente aparición. Posiblemente una alimentación más adecuada podría tener efecto positivo. Le sugiero consulta a Marcela Benavides correo electrónico Marcela Benavides
    Atentamente. Rolando

  • Marcela
    21 Octubre 2015

    Muchas gracias por la informacion, contactare a los profesionales que me recomendo, me encanta su blog, cariños.

  • RChateauneuf
    22 Octubre 2015

    22 de octubre de 2015
    Marcela:
    Gracias por sus comentarios. Atentamente. Rolando

  • Katherinne
    8 Diciembre 2015

    Hola , yo sufro mucho en mi síndrome pre menstrual , aproximadamente 13 dias antes de la regla… no me dan ganas de salir de casa , por que se me infla la cara , engordo mucho , los senos me crecen demasiado y hasta las piernas me engordan… me viene una depresión terrible , que mas encima se acrecienta al verme mas gorda , me da mucha ansiedad por comer , me da estitiquez , y meteorismo y me afecta en la universidad por que hasta me cuesta concentrarme , por lo menos no tengo dolor , pero preferiría mil veces sentir dolor antes que los síntomas que tengo …. el tema es que a persona que le comento me tratan de exagerada , me dicen que todas pasan por días de exagerada , que todas pasan por la menstruación y a ninguna le pasa eso…
    Pero cuando me llega la menstruación me vuelvo a sentir alegre , delgada y retomo mi vida normal que dura 2 semanas..

  • RChateauneuf
    8 Diciembre 2015

    8 de diciembre de 2015
    Katherinne:

    Por lo que señala son síntomas de Síndrome premenstrual severo. Es muy probable que sea consecuencia de inflación del útero con la consiguiente generación de toxinas que alteran su organismo. Podría consultar al doctor Jorge Lolas. Además considere una modificación de su alimentación, tal como se señala en los artículos. Trate de alimentarse desde la menstruación con un régimen que descanse fundamentalmente en frutas y verduras. Practíquelo por unos tres meses y analice sus efectos. Posiblemente conseguirá a lo menos algo de alivio.

    Atentamente. Rolando

  • angeles
    10 Febrero 2016

    sufro jaquecas espantosas, que me hacen caer con vómitos, indigestion, a la urgencia, Estas se presentan unos 4 dias antes del periódo menstrual durante toda la semana que dura éste , mas todos los síntomas que mensiona, me dicen que la solución es buscar un método anticonceptivo que me suspenda la regla, pero asumo que es algo muy poco natural, y que el organismo por algo tiene ése sangrado mensual. tengo que tomar naratriptan + naproxeno o ketarolaco.

  • RChateauneuf
    10 Febrero 2016

    Ángeles: 10feb 16

    sufro jaquecas espantosas, que me hacen caer con vómitos, indigestion, a la urgencia, Estas se presentan unos 4 dias antes del periódo menstrual durante toda la semana que dura éste , mas todos los síntomas que mensiona, me dicen que la solución es buscar un método anticonceptivo que me suspenda la regla, pero asumo que es algo muy poco natural, y que el organismo por algo tiene ése sangrado mensual. tengo que tomar naratriptan + naproxeno o ketarolaco.

    10 de febrero de 2016

    Ángeles:

    No soy médico. Sólo he divulgado el tratamiento del doctor Jorge Lolas bastantes exitoso contra el Síndrome Premenstrual Severo(SPMs). Los limitados antecedentes que me envía sobre su caso, hacen pensar que Ud. sufre del SPMs.

    Si fuera SPMs, pienso que nada le solucionaría suspender la regla, incluso es muy probable que sea ésta la que le alivia su malestar, al limpiarle el útero.

    Le recomiendo consulte al Dr. Lolas. No sé de qué país es Ud.

    El SPMs puede aliviarse con una alimentación sana, que elimine el consumo de carnes, descanse mucho su alimentación en frutas y verduras.

    Le sugiero revise el tratamiento que recomienda la Dra. Lorenz. Puede buscarlo en Google con las palabras Cáncer uterino, doctora Lorez y Chateauneuf. (http://www.rochade.cl/?p=3780).

    De seguir el tratamiento de la Dra: Lorenz de Enríquez, inicie el tratamiento una vez terminada su menstruación. Es probable que este tratamiento reduzca su probable inflamación de su útero, generadora de toxinas que se agudizan antes del inicio de la menstruación.

    Atentamente. Rolando

  • pamela
    19 Febrero 2016

    Hola Rolando, quiero saber si con el lavado en base a hierbas vaginal puedo sanar mis problemas premenstruales.
    una semana o 10 dias antes del periodo, me da muchisima depresion y tengo un airritabilidad y nivel de intolerancia que no me reconozco, en cuanto a mi personaliad, en cuanto a mi cuerpo, de mas esta decirte que me hincho un par de kilos y me duele hasta la piel.
    Espero que me confirmes si es de ayuda el lavado para lo mio o que otras infursiones puedo beber, algo de tinturas madres de hierbas?.
    Gracias. Pamela

  • RChateauneuf
    19 Febrero 2016

    19 de febrero de 2016

    Pamela:

    He preferido darle una respuesta directa a su correo. Ahí va indicación de una persona a quien puede consultar con otros tratamientos basados especialmente en una alimentación más adecuada. Atentamente. Rolando

  • ana
    17 Marzo 2016

    hola Rolando, hace tiempo que vengo padeciendo trastornos nerviosos que coinciden siempre con los dias previos a mi mestruación, investigo el tema porque considero que es un problema que hace de mi una persona irritable y perjudico a quiens tengo a mi lado.

  • RChateauneuf
    18 Marzo 2016

    18 de marzo de 2016
    Ana
    No soy especialista en el tema, ni tampoco médico. Podría consultar al Dr. Jorge Lolas que es especialista en la materia. Atentamente. Rolando

  • Cristina Ramos
    13 Abril 2016

    Buenas tardes,

    He leído con interés su post. Me parece super interesante puesto que tengo una amiga francesa que sufre de SPM desde los inicios, y a sus 41 años de edad aún sigue sufriendo. Ha llegado incluso hasta querer suicidarse. El tema es muy grave y he hablado con su madre, están desesperados en la familia porque han acudido a todos los recursos y doctores posibles en París, que lo único que dicen es que la chica “tiene depresión”.

    Lo ha probado todo o casi todo, pero al leer este post he visto algún rayo de esperanza para ella, antes de que ocurra un mal mayor.

    Si puede responderme a este email, le agradecería, la familia estaría dispuesta a viajar donde fuese necesario para encontrar una solución a este gran problema.

    Muchas gracias por su atención,

    Un cordial saludo,

    Cristina Ramos

  • RChateauneuf
    13 Abril 2016

    13 de abril de 2016
    Cristina:
    Le recomiendo que esta familia francesa trate de tomar contacto con la Dra. Juana Lafaja. Sus coordenadas:Doctora Juana Lafaja Mazuecos – Ginecóloga en Elche
    http://www.topdoctors.es › Elche › Ginecología y Obstetricia
    Calificación: 5 – ?1 opinión
    La Dra. Juana Lafaja Mazuecos es especialista en Síndrome premenstrual, Candidiasis, Disfunción sexual femenina, Cervicitis, Ovarios poliquísticos. Ella ha trabajado con el Dr. Jorge Lolas. Su clínica está en Alicante. España. Atentamente. Rolando

  • Krmina
    4 Septiembre 2016

    Hola Dr. Me parece interesante todo. Mi caso, es un poco complejo. Tuve una perdida de 7 semanas en febrero del año pasado, no me hicieron curetaje, lo perdí solo, me colocaron primero progesterona a ver si lograba el embarazo, a la final no logre nada, y me mandaron a tomar pastillas anticonceptivas, me vino una vez la menstruación y luego me falto la misma por 18 meses fui al medico me coloco glucofage, centella asiática y dostinex porque al examen físico arroje problema de prolactina, ya el 10 de agosto de este año me vino supongo q era la menstruación porque me duro 6 días y tuve dolor y todo tal cual lo es. Ahora estoy en espera que baje me faltan pocos días y presento los síntomas premenstuales en exageracion, calorones, mal humor, apetito voraz, alergias, dolor abdominal y distinción inflamación en las piernas entre otras cosas que usted nombró, dejando dicho que he sido solo diagnosticada de ovario poliquístico y problemas gastricos, ahora se me une esto a la lista, estoy tratando de llevar una vida saludable y de verdad que si veo mejoría pero el estress no lo manejo y caigo de nuevo en el vicio de no cuidarme. Ya no hayo que hacer estoy desesperada …

  • RChateauneuf
    13 Septiembre 2016

    13 de septiembre de 2016
    Krma:
    No soy médico. Más bien soy extensionista en medicina natural. Consulte alDr. Jorge Lolas. Busque sus coordenadas en Google. Atentamente. Rolando

  • Cristina
    28 Septiembre 2016

    Mi hija de 18 años viene presentando este trastorno disfórico. Conoce usted o algún lector de esta página algún ginecólogo que haya tratado este tipo de casos con buenos resultados (Guadalajara, México)?
    Agradecería infinitamente si alguien pudiera darme el dato ya que mi hija la viene pasando realmente muy mal.
    Dios los bendiga!

  • RChateauneuf
    28 Septiembre 2016

    28 de septiembre de 2016
    Cristina:
    No sé si existe en México un ginecólogo que pueda dar ese tratamiento. Solo sé de hile y España. Yo he sugerido un tratamiento con hierbas y también seguir una alimentación especial. Atentamente. Rolando

  • flor
    29 Septiembre 2016

    Muchas gracias por este artículo.
    Mi vida ha sido una pesadilla por este problema y siempre pensaba en el suicidio. Todo era una tragedia y es como vivir en el infierno.
    Descubrí por casualidad tomando un jarabe para la tos, este jarabe me hizo para la depresión que me daba en mi periodo. Entonces leí los componentes y allí decía vitamina B12. No encontré b12 entonces tomé b6 y eso ha cambiado mi vida, pero si dejo de tomarla vuelve el llanto los deseos de suicidio y la depresión . Engorda la b6 pero es una gran ayuda y mi vida cambia cuando la tomo.
    Sufro casi todos los síntomas que se describen, Sueño, irritabilidad…hasta siento que me cambia la personalidad y no soy dueña de mí misma. Es triste que tenga que tomar la b6 de por vida porque engorda.

    Gracias.

  • RChateauneuf
    30 Septiembre 2016

    30 de septiembre de 2016

    Flor:
    Gracis por su información. Pero tenga presente lo importante que puede ser superar la inflamación del útero. Atentamente. Rolando

  • Esther
    13 Enero 2017

    Estimado Rolando,

    Gracias por tan interesante artículo. Se que ha pasado mucho tiempo desde que lo publicó pero quisiera preguntarle acerca de la dieta especial que comenta siguió aquella amiga suya que estaba trabajando en su divulgación. ¿ Podría si es posible ampliarme información sobre ella o ponerme en contacto con su amiga?

    Gracias por todo y un cordial saludo,

  • RChateauneuf
    14 Enero 2017

    13 de enero de 2017

    Esther:

    He enviado la información solicitada a su correo electrónico, para contactarse con la persona solicitada. Atentamente. Rolando

Qué piensa del artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *