Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Propiedades y beneficios medicinales del tomate y en especial contra el cáncer

El tomate es una especie de origen centroamericano. Pertenece a la familia Solanaceae; su nombre científico es Solanum lycopersicum L. Es una planta habitualmente anual, puede llegar a ser bianual. Sus hojas y tallos son tóxicos; desde luego no lo son sus frutos, los que constituyen un valioso alimento asociado a cualidades medicinales extraordinarias.

Constituye uno de los más importantes alimentos que ha aportado America al mundo, como ha sucedido con el maíz y la papa o patata.

Se le considera como una de las hortalizas más consumidas en el mundo.

Inicialmente el tomate que más se consumía era el amarillo, para posteriormente entrar a primar el rojo. Ambos tipos de tomates tienen algunas diferencias nutricionales. El caroteno que contienen los amarillos, tienen la cualidad de generar con su caroteno vitamina A, en cambio los rojos, como carotenos tiene principalmente al licopeno un carotenoides que no genera esa vitamina, pero tiene grandes cualidades antioxidantes.

Lo anterior permite sugerir el consumo simultáneo de tomates de los dos colores.

El licopeno le da al tomate su característico color rojo.

Su reproducción es principalmente a través de semillas. He experimentado que los brotes o ramas enraízan en agua, lo que permite una reproducción vegetativa.

Se han tenido grandes avances genéticos para mejorar la calidad nutricional del tomates y desde luego su contenido de licopeno.

Se consume principalmente como fruta fresca y como productos industriales – jugos o zumos, concentrados para generar otros usos, que van a la industria para elaboración de salsa, jugos o zumos, ketchup, pizzas y varios otros.

De acuerdo a Wikipedia, “el tomate es un alimento con escasa cantidad de calorías. De hecho, 100 gramos de tomate aportan solamente 18 kcal. La mayor parte de su peso es agua y el segundo constituyente en importancia son los hidratos de carbono. Contiene azúcares simples que le confieren un ligero sabor dulce y algunos ácidos orgánicos que le otorgan el sabor ácido característico. El tomate es una fuente importante de ciertos minerales (como el potasio y el magnesio). De su contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5 y la C. Presenta también carotenoides como el licopeno (pigmento que da el color rojo característico al tomate). La vitamina C y el licopeno son antioxidantes con una función protectora del organismo humano. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C”.

 ____________

Chile es un importante productor y exportador de concentrado de tomate. Se caracteriza por su alto colorido, gracias a condiciones climáticas de sus zonas de producción con destino industrial. Importante es la fuerte variación térmica durante el día.

Respecto a sus cualidades medicinales, especialmente frente al cáncer, éstas se deben a su contenido de licopeno y de vitamina C, ambos importantes antioxidantes. Además de aportar glutatión.

Nota: El glutatión es diferente de otros antioxidantes dado a que es intracelular. Tiene la capacidad única de aumentar la actividad de todos los otros antioxidantes, incluyendo vitaminas C y E, CoQ10, ácido alfa lipoico y vegetales y frutas frescas que se debieran consumir todos los días. Elimina las toxinas de sus células y protege de los efectos dañinos de la radiación, sustancias químicas y contaminantes ambientales. Fte: http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/10/29/fuentes-alimenticias-de-glutation.as

Su contenido de licopeno aumenta a medida que madura. Se señala que el ideal para aprovechar sus cualidades medicinales es consumir el tomate madurado en la planta.

El licopeno se encuentra en los tomates frescos, pero se hace más asimilable, absorbibles, si se les consume cocidos con aceite.

Las propiedades del tomate contra el cáncer son especialmente efectivas en el de próstata como también contra el cáncer de colon.

Una buena manera de conseguir beneficios del poder anticancerígeno de los tomates es aprovechando bien el licopeno que contienen y para ello elaborar jugos o salsas de tomate naturales es una buena forma de conseguirlo. Según investigaciones el licopeno se absorbe mucho mejor y hasta 2,5 veces más, cuando se consume en forma de salsa o jugo de tomate natural que han experimentado cocción, puesto que las grasas en la cocción rompen las paredes celulares del fruto, que son realmente las que impiden su correcta absorción por el organismo.

Los científicos han dicho en muchas ocasiones que el licopeno actúa como un gran anticancerígeno y reduce el índice de cáncer, especialmente en los cánceres de próstata, de pulmón y del tracto digestivo. Estos cánceres son de los más frecuentes y más letales en Chile y en general en el mundo.

Los expertos en nutrición y enfermedades como el cáncer recomiendan consumir diariamente entre 3 y 7 miligramos de licopeno, que son cantidades que vendrían a suponer consumir unas 7 comidas de tipo jugo de tomate y salsa.

Jugo de tomate para el cáncer

 Con el jugo de tomate se reciben directamente los nutrientes vitaminas y minerales del tomate; así el sistema digestivo lo asimila de forma directa, de este modo se está ingiriendo un alimento de rápida absorción y muy nutritivo, además de ser alcalino o más bien alcalinizante. Recordar la importancia de un pH ligeramente alcalino para evitar el cáncer.

Posiblemente su mayor valor médico-nutricional, especialmente frente al cáncer, sea su riqueza en antioxidantes- licopeno y vitamina C, además del glutatión.

Se señala que el licopeno del tomate es especialmente efectivo para tratar un cáncer tan agresivo como es el de próstata; reitero que se destaca para ello la conveniencia de consumir “el tomate madurado en la planta”.

Recordar que cuanto más maduro sea el tomate, más licopeno tendrá. Hay variedades que más lo contienen y que son las usadas en la industria de concentrados; ellas tienen coloración roja más intensa y contienen más sólidos.

Menor contenido de licopeno tiene los tomates producidos en invernaderos y los que son cosechados inmaduros. Por ello es muy importante el que se pueda producir en casas, en sus jardines o en masetas y cosecharlos cuando están totalmente rojos.

Habitualmente el tomate que se consume en gran parte del año proviene de invernaderos o de zonas distantes, que obligan a ser cosechados inmaduros. En cortas temporadas son de origen local, comercializados más rápidamente.

Desgraciadamente es un cultivo que requiere pesticidas; es conveniente que se usen los adecuados, los que se degraden antes de llegar al consumo humano fresco o al destino industrial. El ideal es consumirlo fresco y con cáscara; pero es habitual hacerlo pelado para mayor tranquilidad y seguridad de poseer menos residuos de pesticidas, o no tenerlos.

Debiera ser muy importante las producciones provenientes de agricultura orgánica, o de aquella que a lo menos no use pesticidas y pero que sí pueda emplear fertilizantes químicos.

 

Contenidos nutricionales importantes de los tomates

 El tomate además de contener licopeno y vitamina C, posee provitamina A, hierro y otros minerales, otros flavonoides tipo quercetina y naringenina y ácidos cinámicos tipo clorogénico, cafeico. Recordar además que contiene ese antioxidante especial, el glutatión

Beneficios del tomate como alimento

El tomate es bajo en calorías, rico en provitamina A y vitamina C, minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio o el calcio. Lo destacable es sus contenidos de antioxidantes, especialmente licopeno y glutatión. También contiene fibra.

Sus contenidos nutricionales favorecen la ausencia de sobrepeso y obesidad y un comportamiento adecuado del sistema digestivo.

Se mencionan como otros beneficios:

  • Es un poderoso antioxidante
  • Reducen la hipertensión arterial y el colesterol
  • Desintoxican el organismo de sustancias dañinas, como por ejemplo los metales pesados
  • Ayuda a eliminar el exceso de líquidos del organismo
  • Tienen propiedades afrodisíacas
  • Mejora la salud ósea y previene la osteoporosis.

Las personas que padezcan problemas de gastritis, hiperacidez estomacal o úlcera péptica deberían controlar o limitar su consumo.

El tomate contra el cáncer

Precisamente su contenido en vitamina C, licopenos y glutatión ha convertido al tomate en un poderoso alimento que ayuda a prevenir y combatir el cáncer.

Concretamente, el tomate ayuda a prevenir en especial el cáncer de próstata; además se mencionan otros como los de pulmón, estómago, vejiga, mama y cuello del útero.

Entre las informaciones concretas que entrega la bibliografía cabe mencionar:

–           Según un estudio comer diez porciones semanales de esta hortaliza reduce en un 18% el riesgo de enfermar de cáncer de próstata. El licopeno del tomate se fijaría en los tejidos de la próstata y evitaría con ello la presencia de células malignas.

  • El tomate es una de las hortalizas estrella de la llamada dieta mediterránea. No sólo por lo sabroso, nutritivo y versátil sino por sus propiedades beneficiosas para la salud. Estudios recientes han determinado, por ejemplo, que el sofrito de tomate protege el corazón y que triturado ayuda a reducir el colesterol. Nota: sofrito es un condimento a base de aceite y otros agregados.

Algo más sobre el licopeno, el tomate y sus efectos medicinales preventivos y curativos

Aunque el licopeno no es indispensable en la dieta humana, posee un gran valor como antioxidante, por lo que ha llamado mucho la atención a la comunidad científica.

Después del consumo moderado de tomates, el licopeno puede encontrarse en grandes cantidades en el hígado, glándulas suprarrenales, testículos y próstata, y en menor cantidad en otros órganos y tejidos, como mamas, estómago, pulmones, ovarios, piel, riñones, páncreas y colon. Recordar su acción antioxidante y sus efectos positivos para prevenir cánceres.

Se cree que el licopeno no es tóxico si se le consume de forma moderada, pero en cantidades exageradas puede producir una coloración amarilla en la piel y acumularse en la sangre y en el hígado, produciendo lo que comúnmente se llama licopenemia. Esta es una anormalidad más bien física, de colorido de la piel, que se supera bajando el consumo del o los agentes causantes.

Debido a que el licopeno se acumula preferentemente en la próstata, el hígado, las glándulas suprarrenales y los testículos; se ha planteado que su elevada concentración puede deberse a la cantidad de receptores de lipoproteínas que tienen estos órganos, desde los cuales se transportaría el licopeno durante periodos relativamente largos. Por ejemplo, se sabe que el licopeno ingerido que no se acumula tiene una vida media aproximadamente de dos a tres días.

Se ha considerado que la cantidad de licopeno aprovechable en un tomate depende de factores como: grado de maduración, variedad y condiciones de cultivo y almacenamiento. Sin embargo, gracias a la ingeniería genética, es posible obtener tomates de cualquier variedad que, sin alterar su estructura química, llegan a tener hasta tres veces la cantidad de licopeno.

La estructura química del licopeno contribuye a que reaccione con los radicales libres, que normalmente son muy dañinos y causan la muerte celular. Estos son átomos que tienen un electrón libre, por lo cual son muy reactivos y tienden a robar un electrón de las moléculas estables para alcanzar su estabilidad electroquímica.

Cabe mencionar que no todos los radicales libres producidos en el organismo son dañinos; de hecho, el sistema inmune los produce en cantidades moderadas para combatir bacterias y virus.

Otros están involucrados en la producción de hormonas y la activación de enzimas necesarias para la vida. Los radicales libres que cumplen con ciertas funciones en el organismo son fácilmente neutralizados a través de ciertas enzimas que el cuerpo produce. Sin embargo, el problema surge cuando existe un número elevado de tales radicales en el cuerpo, originando lo que se conoce como estrés oxidativo, a través del cual se produce daño a la membrana celular, proteínas, lípidos y moléculas de ADN.

Las alteraciones producidas por los radicales libres pueden ser leves hasta muy graves, lo que ocasiona mutaciones en la célula que pueden desencadenar diferentes tipos de cáncer. Así, el licopeno, al ser muy eficaz como antioxidante, neutraliza la acción de los radicales libres antes de que logren dañar al cuerpo. Tal efecto ocurre al proporcionar un electrón a esas moléculas inestables, con lo que se logra estabilizarlos antes de que utilicen electrones de otra célula y causen daños en su estructura.

Además de controlar los radicales libres, el licopeno disminuye el riesgo de padecer enfermedades crónicas como la osteoporosis, la diabetes melitus tipo II, las enfermedades coronarias y el cáncer de próstata, al cual se le ha asociado en más de 70% de los casos con el tipo de dieta.

Por lo tanto, algunos estudios epidemiológicos indican que llevar una dieta rica en fruta y verduras contribuye a tener un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, colesterol elevado, cataratas, enfermedades respiratorias y cáncer.

Varios investigadores en todo el mundo han encontrado que consumir alimentos ricos en licopeno ayuda a disminuir el riesgo de padecer cáncer prostático.

El licopeno se encuentra en la próstata humana en cantidad importante, lo que sugiere que tiene un efecto directo en la función prostática y en evitar la carcinogénesis, esto es, el proceso por el cual las células normales se transforman en células cancerosas.

Se sabe también que de los 15 diferentes tipos de licopeno que hay, todos ellos se pueden encontrar en el suero sanguíneo y en la próstata.

_________________________

0Sin voto aún

Sin comentarios aún.

Qué piensa del artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *