Sobre el Tacnazo del que cumple 50 años

En El Mercurio de Santiago del último domingo viene un interesante artículo titulado “Un 21 de octubre, HACE 50 AÑOS”. Trae una fotografía del General Roberto Viaux Marambio, general a quien llegué a conocer en Paraguay en el segundo quinquenio de los años 70.

Lo llegué a apreciar a pesar de lo sucedido con el asesinado del General Schneider.

Esta publicación de El Mercurio la considero de valor histórico y creo conveniente complementarlo con algunos antecedentes de mis conversaciones con el General Viaux tanto en Paraguay como después en Santiago, una vez que él pudo volver a Chile.

Además yo era funcionario de Gobierno con un cargo importante en la CORFO cuando se produjo el Tacnazo. Ese día estaba en una reunión del equipo agrícola de Gobierno al generarse el Tacnazo; de ella se origina alguna información de relativa importancia.

El artículo de El Mercurio tiene varios componentes, uno inicial que se titula “El TACNAZO”, un segundo, “Cronología de los eventos”. El siguiente, “Consecuencias del Tacnazo”; después “Conclusión”, para  finalmente terminar con un contenido muy importante que parte de la actual expresión textual del entonces ministro de Hacienda Andrés Zaldívar.

Paso a presentar los contenidos textuales del artículo y agregar algunos comentarios e informaciones complementarias.

Un 21 de octubre, HACE 50 AÑOS”

El TACNAZO

El 21 de octubre de 1969, el general del Ejercito Roberto Viuaux Marambio lideró una protesta en contra del gobierno de Eduardo Frei Montalva. Las malas condiciones de vida de los militares y sus bajos sueldos, así como la carencia de equipamiento para el desempeño de sus funciones, fueron los motivos que llevaron a Viaux a colocarse a la cabeza de un acuartelamiento en el Regimiento Tacna de Santiago.

La disminución en la asignación de recursos a la defensa nacional en la segunda mitad del siglo pasado fue:

  • Gobierno de Carlos Ibáñez del Campo  1952-1958   14.3%  y  21,94% en 1958
  • Gobierno de Jorge Alessandri    1958-1964 13,2%
  • Gobierno de Eduardo Frei Montalva  8,7%

Nota de R. Chateauneuf. Como puede apreciarse hubo una continua disminución de asignación de recursos y la reducción mayor se produjo en el gobierno del General Ibáñez del Campo, posiblemente eso fue consecuencia de la alta inflación que se produjo en ese gobierno y que fue necesario hacer una fuerte reducción de los gastos fiscales.

 

Cronología de los eventos

  1. El general Viaux había presentado al Ministerio de Defensa los problemas económicos del personal del Ejército. En particular los de su división en Antofagasta. Al recibir como respuesta que no habría recursos, Viaux pide una audiencia con el Presidente Eduardo Frei Montalva.
  2. El día 16 de octubre tuvo lugar el trabajo de la junta calificadora anual. En esta lista se le pide a Viaux su expediente de retiro.
  3. El 17 de octubre se hace una declaración pública donde 60 oficiales de Antofagasta solicitan el reintegro de Viaux.
  4. Viaux no firma la entrega de su mando a su sucesor, el general Galvarino Mandujano. El 20 de octubre viaja a Santiago por requerimiento del comandante en jefe del Ejército, Sergio Castillo.
  5. 21 de octubre comienzan a llegar a la casa de Viaux oficiales de diferentes cuarteles de Santiago. Viaux acepta encabezar un acuartelamiento en el Regimiento Tacna. A las 06.30 horas de la mañana se hizo con el mando de regimiento apresando a su comandante, el coronel Eric Wolvett Stokin.
  6. El general trató de hablar con el Presidente Frei, pero no tuvo respuesta. Se instalaron parlantes en el regimiento para anunciar las intenciones de los militares, así como volantes para repartir. También se invitó a la prensa y personeros de partidos políticos.
  7. Después de muchas conversaciones con personeros de la Democracia Cristiana y con el general Alfredo Mahn, comandante de la Guarnición de Santiago, Viaux dijo estar dispuesto a enfrentar la justicia una vez respondidas las inquietudes enviadas al Presidente de la República.
  8. El 22 de octubre, Viaux y el Gobierno, representado por el Subsecretario de Salud Patricio Silva, llegaron a un acuerdo. Silva muestra al general la carta renuncia del ministro de Defensa, Tulio Marambio, y le dice que más adelante también renunciará el comandante Castillo.

El 23 de octubre el general Roberto Viaux es detenido por el general Mahn.

 

Consecuencias del Tacnazo

Se redacta el Acta del Tacna en la cual queda expresado lo siguiente:

–              Que el general Viaux seguirá acatando la autoridad presidencial y los poderes legítimamente constituidos.

–              La renuncia del Ministro de Defensa.

–              El problema económico de las Fuerzas Armadas sería resuelto con carácter de urgencia.

–              Se haría un proceso para confirmar si hubo intento de atentar contra la institucionalidad del país.

–              El Gobierno reconoce la actitud del general de facilitar la solución del problema y reafirma la confianza en el Ejército de Chile.

 

Conclusión

El 7 de enero de 1970 se promulgó el Decreto con Fuerza de Ley N° 1 de 1969 que fijó una nueva escala de sueldos para las Fuerzas Armadas. El aumento porcentual fue el siguiente:

General de División del Ejército         120 %

Coronel                                                      142,4 %

Capitán                                                      176,4 %

Teniente                                                     132 %

Sargento Primero                                   138 %

Soldado primero                                      178 %

 

Nota de R. Chateauneuf

En las conversaciones con el general Viaux, él me informó que la situación de falta recursos en el Ejército era gravísima. Que del Servicio Militar egresaban los concriptos casi sin disparar un tiro. El problema no sólo era de remuneraciones.

El general Viaux era del mismo curso del general Pinochet, pero de muy superior antigüedad o calificación. Al concretar el Tacnazo, Pinochet le habría propuesto al general Viaux dar un Golpe de Estado, lo que este último no aceptó y le señaló que lo único que se perseguía era aumentar los recursos económicos para el Ejército.

Hubo muchas quejas contra el Gobierno de Eduardo Frei Montalva y contra la Democracia Cristiana, que con su negativa de aumentar recursos que habría prometido no los concretó y sacrificó a varios Ministros de Defensa, algunos de las Fuerzas Armadas, que no pudieron conseguir que se cumplieran promesas hechas.

Se observa en las consecuencias del Tacnazo la renuncia del Ministro de Defensa de entonces.

 

Parte final del artículo.

Esta se refiere especialmente a Andrés Zaldívar quien era Ministro de Hacienda cuando se produce el Tacnaso. Primero se presenta en negrita palabras actuales de este ex Ministro de Hacienda.

Fue un día muy triste, incluso personalmente. Hoy lo puedo contar: yo le presenté mi renuncia al Presidente Frei Montalva. Lo quería dejar en libertad de acción porque el que había sido la piedra de tope muchas veces había sido yo”.

Así recuerda ese 21 de octubre el entonces ministro de Hacienda, Andrés Zaldívar. El acuartelamiento en el Regimiento Tacna liderado por el general Viaux lo hizo sentirse responsable. “En ese momento el manejo fiscal era muy crítico, estábamos en un proceso de inflación fuerte. Si uno soltaba la mano con la situación económica era muy delicado. Pero el Presidente me dio el pleno respaldo”, agrega.

     La mañana de ese martes, el Presidente Frei Montalva reunió a sus ministros en La Moneda. Quienes estuvieron ahí recuerdan la tensión. “No se sabía cuál podría ser el desenlace”, cuenta Zaldívar.

     También estuvo allí Carlos Figueroa, ministro de Economía en esa época. “En la tarde hubo toque de queda. No había un alma. Nunca se me olvidó que en la Plaza de la Constitución salió una pareja del hotel Carrera, seguramente turistas, y se puso a bailar. No se daban cuenta de lo que estaba ocurriendo”, rememora.

     La elección del subsecretario de Salud Patricio Silva – quien falleció en mayo de este año y fue uno de los condenados, en primera instancia, por el Ministro Alejandro Madrid como autor del asesinato de Eduardo Frei Montalva – como mediador entre el Gobierno y Viaux, no fue casualidad. Además de ser una persona de confianza para Frei, también era cercano a las Fuerzas Armadas. “Tenía el contacto por ser médico militar desde mucho tiempo, por lo tanto, con contacto con los militares fácil. Era alguien en quien los militares podían confiar porque no lo veían como un político puro como era lo que estábamos en el gobierno”, recuerda Patricio Rojas, ministro del Interior en aquel período. “La elección del doctor Silva salvó la democracia porque fue único, logró un acuerdo en menos de 24 horas”, agrega.

     Las negociaciones entre Silva y el general Viaux terminaron en la madrugada del 22 de octubre con la firma del Acta de Acuerdo. Ahí se acabó la preocupación, recuerdan los presentes. “La tensión duró casi todo el día”, concluye Zaldívar. Aquí termina el artículo de El Mercurio.

__________________

Me parece conveniente presentar algunos párrafos de lo que wikipedia contiene en «Tacnazo».

“A mediados de la década de 1960 las fuerzas armadas presentaban diversos problemas: falta de dotación, falta de materiales y equipos, infraestructura y, sobre todo, problemas económicos en las remuneraciones de sus efectivos. Esta situación ya se había manifestado en el 1 de mayo de 1968, cuando los oficiales de la Academia Politécnica Militar presentaron individualmente su renuncia por los escasos sueldos que recibían”.

“El Ministro de Defensa,Tulio Marambio, sostiene conversaciones con el Ministro de Hacienda, a fin de obtener una solución al reajuste de sueldo solicitado por las fuerzas armadas”.

“El ´tacnazo´ fue una sublevación militar que ocurrió en Chile el 21 de octubre de 1969, donde un grupo de oficiales liderados por el General de Brigada Roberto Viaux, se acuarteló en el Regimiento “Tacna” de Santiago para exigir mejoras salariales y profesionales para el Ejército de Chile”

“La mañana del 21 de octubre de 1969, el general Viaux se dirige al Regimiento de Artillería Tacna, tomando el mando de la Unidad Militar a las 08 horas. Luego llegaron las tropas de la Escuela de Suboficiales, seguida del Batallón de Tanques, para apoyar su «movimiento gremial»”.

“El Presidente Eduardo Frei Montalva envía un mensaje al Congreso Nacional clausurando el periodo extraordinario de sesiones, a fin de decretar el estado de sitio”.

Los senadores Juan de Dios Carmona y Renán Fuentealba Moena, fueron al Regimiento Tacna para informarse de las intenciones de Viaux, retirándose al Palacio de La Moneda para ir a hablar con el Presidente.

Nota de R. Chateauneuf. El día del Tacnazo yo era Gerente Agrícola de CORFO y por lo tanto integrante del Sector Agrícola de Gobierno. No recuerdo por qué estábamos reunidos como sector y de inmediato, al conocer la noticia, el Gerente del SEAM (Servicio de Equipos Agrícolas Mecanizados), filial de CORFO, tomó la determinación de sacar sus equipos a la calle para defender al Gobierno. Sin duda el Gobierno de Frei tenía amplio respaldo ciudadano y las posibilidades de un golpe de Estado eran casi imposible. Y además Viaux no lo pretendería.

Tuve la oportunidad, muchos años después, de conversar con el general Viaux quien me confirmó que nunca pretendió dar un Golpe de Estado, sólo perseguía mayores aportes al Ejercito de Chile.

En el Ejército había mucha molestia con la Democracia Cristiana por no mejorar la situación financiera del Ejército, a pesar de promesas que se les habría hecho. Varios ministros de Defensa no pudieron cumplir con promesas ofrecidas y terminaron sacrificándose, algunos eran militares y otro fue civil. el caso de Juan de Dios Carmona, lo que puede haber influido en que este destacado militante de la Democracia Cristiana fuese colaborador de Gobierno Militar a partir del Golpe.

Por otra parte, en las Fuerzas Armadas existió mucho descontento con la Democracia Cristiana y ello pudo ser causa de que inmediato a la destitución del Presidente Allende, no se designara a Eduardo Frei M., quien era Presidente del Senado, como Presidente de la República.

Posiblemente fue Andrés Zaldívar como Ministro de Hacienda el responsable importante de las decisiones de no cumplir compromisos de aportes financieros, por ello en el artículo el mismo se manifiesta como culpable de la situación que se presentó.

Repito en parte lo que he ya señalado, mis conversaciones posteriores con el General Viaux a quien mucho llegué a apreciar. El contribuyó en grado importante al mejoramiento de rentas del personal del Ejército y además trató de evitar que Allende, ya elegido Presidente, pudiese asumir

La gestión del rapto del general René Schneider que conducía a un Golpe de Estado abortó gracias al asesinato del general, por disparo de civil.

Viaux me informó que él era partidario que la operación del rapto fuese solo de militares, entiendo que retirados, pero sectores de Derecha impusieron que también estuviesen civiles. Se supone que hubo en el grupo organizador infiltración de ultra izquierda, que con el asesinato del general Schneider abortaron la operación, la cual habría tenido apoyo de algunas autoridades de Gobierno. Por otra parte hay antecedentes de la decisión de la CIA (EE.UU) de asesinar a este general; podría plantearse que hubo infiltración de la CIA en el equipo de los raptores. Ya no sería un asesinato de la izquierda, sino promovido por EE.UU:

Impresiona otra información de wikipedia que señala la decisión de EE.UU de asesinarlo.

Me parece interesante revisar información que entrega Wikipedia sobre este destacado general asesinado.

Luego de la renuncia del Comandante en Jefe del Ejército Sergio Castillo Aránguiz, tras el acuartelamiento conocido como el «Tacnazo», el 27 de octubre de 1969 fue nombrado por el presidente Eduardo Frei Montalva  al general Schneider como Comandante en Jefe del Ejército. Su saludo al Ejército al momento de asumir tradujo en parte la compleja situación que entonces vivía la institución castrense:

“Al asumir el mando del Ejército deseo expresar a todos sus miembros el alto honor que significa comandar a nuestra Institución, cuya trayectoria profesional y cuyos fundamentos doctrinales y de principios permanecen inconmovibles e inalterables frente a quienes han pretendido perturbar su normal conducta de acción”.

Como cabeza del ejército, Schneider debió enfrentar una situación delicada en el ejército luego del «Tacnazo»: problemas de disciplina, remuneraciones, adquisiciones, infraestructura militar y social del personal militar. Ante esto, intentó transmitir al Ejército su estricto respeto a las leyes y la Constitución, manteniendo su función absolutamente apolítica.

En 1970, el posible triunfo electoral de Salvador Allende era sumamente polémico, en particular para algunos militares chilenos, debido a su ideología marxista. En respuesta a las presiones de la derecha que recibieron los militares para intervenir en el proceso electoral y para prevenir la elección de Allende, Schneider declaró:

“El ejército es garantía de una elección normal, de que asuma la Presidencia de la República quien sea elegido por el pueblo, en mayoría absoluta, o por el Congreso Pleno, en caso de que ninguno de los candidatos obtenga más del 50 por ciento de los votos… Nuestra doctrina y misión es de respaldo y respeto a la Constitución Política del Estado”.

En otra parte de wikipedia se señala:

Según el proyecto del hemisferio occidental del Instituto de Tecnología de Massachusetts, en una reunión convocada el 15 de septiembre, 1970, Henry Kissinger, secretario de Estado de Estados Unidos, y el presidente Richard Nixon le dijeron al director de la CIA, Richard Helms, que era necesario «hacer gritar a la economía [chilena]» y explorar el tema del asesinato:

El respeto de los militares chilenos por el proceso democrático llevó a Kissinger a elegir como su primer objetivo de asesinato no al propio Allende, sino al general René Schneider, jefe de las Fuerzas Armadas chilenas. Schneider, al parecer, había creído durante mucho tiempo que la política y el ejército deberían permanecer discretos. A pesar de las advertencias de Helms de que un golpe de Estado podría no ser posible en una democracia tan estable, HK [Henry Kissinger] instó al plan a proceder. «Kissinger tenía conocimiento personal directo del plan de la CIA para secuestrar y asesinar a Schneider», declara el periodista Christopher Hitchens. «Es una de las pocas veces en que el Sr. Kissinger se involucró en el asesinato de un solo individuo nombrado en lugar de la matanza de miles anónimos».

En otra parte de lo que contiene wikipedia sobre el general Schneider se señala:

Para evitar la llegada de Allende a la presidencia, Roberto Viaux, junto a miembros de Patria y Libertad planearon el secuestro de Schneider, con el fin de provocar la intervención de las fuerzas armadas y evitar la sesión del Congreso. Para culpar a la izquierda crearon un supuesto grupo llamado Brigada Obrero Campesina, liderada por el terrorista de derecha Enrique Arancibia Clavel. Hicieron explotar bombas en las Torres de Tajamar, el aeropuerto de Pudahuel, el Canal 9 de televisión, el supermercado Almac de Américo Vespucio, y en el de Vitacura el 26 de septiembre de 1970, el Instituto Geográfico Militar, la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, la estación eléctrica de Colina, y la Bolsa de Comercio de Santiago, entre otros objetivos.  La cadena de diarios de Agustín Edwards Eastman inmediatamente culpan a la izquierda.

Gran parte de los integrantes del grupo terrorista que participó en el asesinato de René Schneider fueron reclutados de los comandos electorales del derrotado candidato conservador Jorge Alessandri, ubicados en Calle Catedral 1589 y 1900. El Informe Church registra en su página 31 que se habían realizado, entre el 5 y el 20 de octubre, veintiún contactos de agentes de la CIA con elementos claves de las fuerzas armadas y carabineros chilenos. A aquellos chilenos que se inclinaban por dar un golpe, se les aseguró un fuerte apoyo en los más altos niveles del gobierno norteamericano, tanto antes como después del golpe.

Tras varios intentos fallidos, a las 08:10 del 22 de octubre de 1970, el automóvil oficial de Schneider fue bloqueado en la calle Martín de Zamora, comuna de Las Condes, al llegar a la Avenida Américo Vespucio, por varios vehículos, y un grupo de jóvenes rodeó el automóvil del General, destrozando con martillos los cristales traseros y la puerta trasera lateral derecha. Los secuestradores, al percatarse de que Schneider tomaba su arma para repeler la acción, dispararon sobre él impactándolo con tres balas, y luego huyeron. Schneider fue llevado al Hospital Militar.

El general Schneider falleció la madrugada del 25 de octubre de 1970, debido a una hemorragia hepática. Su muerte no provocó el efecto deseado por los complotadores, y Allende fue confirmado en su cargo.

En resumen puede considerarse que hay dos versiones sobre el asesinato, una que se pretendía el rapto del General Schneider y no su asesinato, con ello prender la mecha para el preparad Golpe de Estado, el que tendría apoyo de algunas autoridades de Gobierno y la otra, que directamente se pretendía asesinar al General, en lugar de asesinar a Allende, acción promovida por la CIA.

El general Viaux murió vilipendiado por amplios sectores de la sociedad chilena. Recuerdo que fui a la iglesia donde se le velaba, ubicada en la calle Antonio Varas de la Comuna de Providencia y nadie lo acompañaba.

No me fue posible asistir a su funeral, lo que lamenté.

_______________________

 

0Sin voto aún

Algo que decir ? comparta con nosotros sobre este artículo :

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.