Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Erradas políticas cambiarias de Chile y la relación con China

Nuevamente el valor del dólar genera inquietudes en amplios sectores de la economía y de la sociedad chilena por su fuerte caída y por su inestabilidad. Impresiona su alta correlación inversa o negativa entre los valores diarios de la divisa y del cobre en los mercados internacionales.

La razón es simple; el cobre nos genera muchas divisas (dólares); si sube su precio, esos ingresos se expanden y al no tener una política cambiaria estabilizadora, el dólar cae, generando grandes y dañinas inestabilidades de su valor, tan importante para un país como el nuestro en el que una alta proporción de su producto geográfico va al extranjero como también una parte relevante de su consumo y de sus inversiones está constituido por componentes importados. Además Chile es uno de los países más abiertos al comercio exterior y al movimiento de capitales.

Tenemos interesantes experiencias del sistema cambiario a través de la historia. Uno de los casos más patéticos fue cuando dejamos el dólar fijo a $ 39 por tres años. Dañamos profundamente a las actividades productivas; destruimos ramas completas de industrias manufactureras y debilitamos profundamente actividades agrícolas. Llegamos a niveles de desempleo no vistos desde la crisis de los años 30 del siglo pasado y contrajimos una deuda externa imposible de pagar si no llegábamos a condicionadas negociaciones.

La crisis bancaria fue de enorme gravedad, en parte por el irracional endeudamiento privado en moneda extranjera basado en grado importante en la seguridad que anunciaba el Gobierno de mantener el dólar congelado en los $ 39 por a lo menos 10 años. La forzada e imprescindible devaluación terminó creando un complejo caos financiero.

La congelación del dólar se adoptó debido a que el sistema anterior reajustaba su valor al ritmo de la inflación y con ello se perpetuaba una incómoda tasa inflacionaria. Por ello después de una ligera devaluación se pasó a la tasa fija de los $ 39. Pero la inflación no se detuvo.

Parece increíble que el Banco Central llegó incluso a tener comprar dólares en el mercado cambiario para impedir que el dólar descendiera por debajo de los $ 39 como consecuencia de la oferta externa de divisas a tasas de interés inferiores a los créditos en moneda nacional.

Fue la época de la abundancia de petrodólares en la banca privada internacional, que el neoliberales chileno recomendaba utilizar; era a opinión de ellos una forma de aprovechar el ahorro externo para nuestro desarrollo. Desgraciadamente ese ahorro externo captado significó en alto grado un aumento del consumo a base de endeudamiento y en baja proporción fue a inversión.

Llegamos a la crisis cuando los petrodólares se acabaron, se agotaron.

Son cosas que se olvidan; cosas que no se les quiere recordar.

Fue sin dudas uno de los grandes fracasos el Gobierno Militar. Lo pudo en grado importante aminorar con un cambio profundo del modelo económico, y del equipo civil político de orden más nacionalista, donde se destacó una fuerte devaluación del peso, el establecimiento de nuevos aranceles y reforzando la presencia del Estado en la economía.

Destacada fue la política propiciada por el Ministro de Agricultura, Jorge Prado, que reajustó el precio del trigo y motivo la creación de COTRISA, una nueva empresa del Estado, para garantizar el cumplimiento del precio piso establecido; esa medida fue acompañada de un importante esfuerzo de aprovechamiento de los avances tecnológicos recomendados por el INIA. En pocos años no sólo se logró la recuperación de producción de este cereal, sino que se consiguió un fuerte aumento de los rendimientos por hectárea junto a un crecimiento de áreas cultivadas lo que en conjunto permitió que el país se autoabasteciera de trigo, lo que no sucedía desde los años cuarenta. Efectos importantes de recuperación agrícola se lograron nen otros rubros.

La crisis bancaria, donde varios bancos prácticamente quebraron, se trató de superar mediante un capitalismo popular ayudado por préstamos y tratamientos tributarios preferenciales.

El Banco Central se hizo cargo de la deuda bancaria irrecuperable en el corto plazo.

El Banco de Chile llegó a perder todo su patrimonio y sus acciones casi pasaron a no tener valor. Muchos pequeños inversionistas perdieron gran parte de su patrimonio como al igual otras instituciones de beneficencia que invertían en sus acciones que entregaban buenos dividendos; no sólo perdieron esos ingresos si no que también gran parte de sus patrimonios.

La nueva capitalización popular se hizo con una nueva emisión de acciones privilegiadas, quedando la serie anterior, sin participación alguna en las utilidades.

Recuerdo que se llegó a decir que nadie podría llegar a tener en Chile más de un 2 a 3% de las acciones de un banco. Compromisos ofrecidos que no se formalizaron y hoy la concentración de la banca comercial es enorme y cada vez más pertenece al capital extranjero. Incluso se supo que el Banco del Estado prestó a un inversionista nacional varios cientos de millones de dólares, para que adquiriera la mayoría del Banco de Chile; eso fue en el Gobierno del socialista Ricardo Lagos. Al parecer el crédito pudo justificarse para que este banco no fuese adquirido por el capital extranjero.

Volvamos al tema de valor del dólar en la época actual.

Debería ser preocupación del Gobierno y de nuestros economistas y estadistas si los hubiere, sus oscilaciones, su inestabilidad y su dependencia principalmente de una economía mundial, especialmente de la de China.

Uno sinceramente no puede dejar de exclamar, qué falta de estadistas enfrenta hoy día nuestro país. Qué poco se piensa en el futuro de Chile, hacia dónde estaría llegando nuestro país no sólo en los problemas económicos, sino también en crisis sociales y políticas. Preocupante es el avance de la delincuencia y de los delitos en tantos sectores de nuestra sociedad.

Realmente debiéramos más pensar en Chile, pensar en su futuro.

_______________________________

La caída del valor del dólar y su inestabilidad daña a muchos sectores productivos importantes ocupadores de mano de obra y a varias regiones en particular. La agricultura y la industria manufacturera han sido seriamente dañadas. Hemos visto que importantes actividades industriales han sido seriamente afectadas y podría decirse casi destruidas; se pueden mencionar gran parte de la industria metal mecánica, la textil, la de la confección, las de cuero y calzado. Mucho de ello es consecuencia de que perduran los efectos de la gran crisis de los comienzos de los años 80. Sólidos empleos se perdieron, asociado a un debilitamiento de las organizaciones sindicales.

Impresiona entre otros efectos los aumentos de las ilegales ventas callejeras, prácticamente incontrolables. Cuánto daña eso al comercio establecido, que paga impuestos y genera imposiciones previsionales y de salud.

Especialmente por los bajos niveles del valor de la divisa y prácticamente los libres aranceles más recientemente hemos dejado de producir en el país manufacturas de cobre, cuando tanto se habla de la necesidad de agregarle más valor a nuestras exportaciones de materias primas; parece increíble que hasta haya cerrado una moderna industria de cerámica para la construcción, porque es más económico importar este producto a pesar del relativo alto costo de trasporte que tiene esta mercadería de elevado peso.

Mucho se habla de agregarle valor a nuestras exportaciones; especialmente se ha hecho mención al cobre y sin embargo hemos tenido que llegar a ser importadores de cobre elaborado. Pensar que hace ya muchos años el Estado, a través de la CORFO, creó MADECO para después ser privatizada. Con ello se pretendía darle mayor valor agregado a nuestro cobre, tanto para destino interno como para exportarlo.

Qué importante puede ser al futuro transformar nuestras exportaciones de litio en productos elaborados, se mencionan especialmente baterías.

Los estudios económicos perfectamente podrían determinar cuál es el nivel real de precios del dólar y en torno a ese nivel, permitir una pequeña oscilación, valores que permitiesen un crecimiento económico más sólido, que beneficie a toda la población y a las diferentes regiones. Valores que contribuyan a una mejor distribución de ingreso y la riqueza en Chile, no sólo por estratos socio económicos sino que también regionalmente.

Hay muchas medidas que pueden permitir mantenerse en los niveles deseado. Cuando el valor llegue a niveles extremos, debería actuar el Banco Central comprando o vendiendo divisas. Cuando compra aumenta sus reservas a bajo y cuando sube, vende parte de ellas a altos valores. Debiera tener el Banco Central la obligación de contribuir a generar un valor de la divisa conveniente para el país.

Una tasa cambiaría real estable sin duda que también daría desarrollo más sólido a la actividad turística nacional, tanto más demandada por nacionales como también por turistas provenientes del extranjero. Se debe tener presente que los servicios de turismo favorecen la actividad económica de muchas regiones; por otra parte es una buena fuente de creación de empleo.
__________________________________

Volviendo al cobre. Esa gran y creciente nación asiática, China, es la gran compradora de cobre en el mercado mundial. Se habla que como comprador adquiere del orden del 40% de las ventas del comercio mundial del metal rojo.

La presumible baja reciente de crecimiento que iba tener China contribuyó a una caída del orden del 50% del precio del cobre en los mercados mundiales.

Posteriormente las noticias recientes de un aumento de la actividad económica china, inmediatamente se reflejó en un alza del cobre y en una caída del valor del dólar en el mercado nacional.

Debe tenerse presente que estas inestabilidades favorecen a las actividades especulativas de quienes más disponen de riqueza y más daña a las actividades productivas reales y en especial a los sectores de menores ingresos. Las estabilidades productivas también favorecen tendencia a bajas en los costos de producción consecuencias de sus efectos positivos en la productividad.

 

Recordemos algo de China y su extraordinario crecimiento económico.

A no pocos nos extrañó que China de inmediato reconociera al Gobierno Militar después del Golpe de Estado de 1973, a pesar de que las líneas políticas socialistas más relacionadas con el país asiáticos fueron las posiciones más extremas dentro de los partidos de Gobierno, que para la opinión de muchos, contribuyeron a que el Gobierno de Allende no encontrara una salida política democrática.

El trato de China a la diplomacia chilena del Gobierno de la UP después del Golpe fue muy duro. Qué diferente fue el comportamiento de Rusia; cuánto ella ayudó a la democracia chilena con sus mensajes y noticias que entregaba a los chilenos del mundo entero a través de la Radio de Moscú.

Conviene recordar que China ofreció un importante crédito al gobierno de la Unidad Popular; además nos abasteció del famoso chancho chino en conserva que en algo contribuyó al abastecimiento alimentario en ese proceso de reducción paulatino de las disponibilidades alimentarias, en los últimos dos años de ese gobierno socialista.

La explicación de la casi inmediata reacción de China en reconocimiento del Gobierno establecido por el Golpe Militar, podría estar en su pragmatismo, en el asegurar su futuro abastecimiento de cobre que le era muy necesario para su desarrollo programado. Siempre las grandes potencias como las grandes transnacionales descansan en grado importante en sus visiones de futuro. China sin duda la tiene muy presente, en cambio Chile cada vez parece más ignorarla.

La nueva democracia posterior al Gobierno Militar ha llegado a eliminar la planificación del desarrollo del país, ya no tenemos una Dirección Nacional de Planificación, ni oficinas regionales y sectoriales. Desde luego desapareció el Ministerio de Planificación, quedando con gran fuerza el Ministerio de Hacienda y la Dirección de Presupuesto, donde predominan al igual que en el Banco Central las visiones cortoplacistas. En la antigua democracia se tenían las interesantes posiciones de Planificación frente a la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda, así las decisiones políticas descansaban en las dos visiones, la cortoplacista de Hacienda y la de largo plazo de Planificación.

__________________

China sin duda es un país de extraordinaria capacidad de crecimiento y que para su desarrollo tiene muy claras visiones respecto de lo que desea a futuro. Sabe muy bien integrar la acción del Estado con las iniciativas de sus empresas privadas. China por muchos años se aisló del mundo exterior, para posteriormente tener un gran cambio de apertura controlada sabiendo muy bien aprovechar las oportunidades que le daban la globalización esencialmente neoliberal.

Su relación con el exterior se hizo con gran sabiduría, con medidas de política muy favorable para su crecimiento, dentro de ellas su política cambiaria y la buena asociación del Estado con sus empresas privadas, similar a lo que antes había iniciado tan exitosamente Japón.

China tuvo para su país una muy adecuada política cambiaria. Mantuvo una divisa cara y estable que le permitió obtener una balanza comercial con el exterior grandemente favorable, generar así una abultada disponibilidad de divisa, las que en grado importante la destinó a préstamos internacionales, y en alta proporción a Estados Unidos, país gran potencia que tuvo grandes déficit en su comercio exterior.

Esa política cambiaria de las características de la China, alienta crecimiento y ahorro nacional. Su política fue criticada desde el exterior, especialmente por EE. UU. Hizo promesas de cambio pero por mucho tiempo poco la ha alterado.

Posteriormente ha dedicado importantes recursos de sus excedentes de comercio exterior a hacer estratégicas inversiones directas en el exterior; al parecer entre otras estaría interesada en invertir en el litio chileno, planteando la posibilidad de elaborar baterías en Chile e incluso en la fabricación de vehículos motorizados a base de energía eléctrica. Sin duda todo ello es de una gran visión de futuro.

Esa política cambiaria le permitió al país asiático aumentar sus exportaciones industriales a gran parte del mundo. Incluso he observado en productos de artesanías en importantes países de occidente que llevan la leyenda “diseñada en el país y fabricadas en China”.

La política china de desarrollo alentó al traslado al país de capitales y tecnologías extranjeras generando así empleo a una abundante población potencialmente activa de esa nación, y con ello desarrollando una expansión de la demanda interna, proveniente de los ingresos de esas ocupaciones crecientes, que han contribuido a expandir la demanda interna y con ello la producción destinada a su propio abastecimiento y al aumento de su bienestar.

Por años estuvo creciendo China a tasas del orden del 10% anual, duplicando así su PIB en muy poco más de 7 años.

Mientras el país asiático protegía su producción nacional de las importaciones competitivas, por otra, aprovechaba la globalización y el libre comercio internacional tan alentados por las corrientes neoliberales y monetaristas de los grandes intereses internacionales y nacionales y por el Fondo Monetario Internacional. Así se favorecía la colocación de sus producciones nacionales, que iban debilitando o liquidando las industrias de los países de destino.

He oído opiniones que parte importante del sorpresivo triunfo de Trump en EE:UU. se ha debido al voto de quienes perdieron sus estables fuentes de trabajo industrial del pasado, al trasladarse los capitales y la tecnología de prestigiadas industrias nacionales a países asiáticos, especialmente a China, que ofrecía una eficiente fuente laboral de muy bajo costo y además un fuerte apoyo a esas industrias con su política cambiaria para hacer sus exportaciones al mundo entero, con muy buenos retornos.

Se ha dicho que China con el único país que ha llegado a establecer un acuerdo de libre comercio es con Chile. Qué temor puede tener el país asiático que nuestro país pueda invadir con sus productos a sus mercados, especialmente en rubros industriales; todo lo que podemos exportarle son materias primas como el cobre y productos alimenticios de fuerte crecimiento de su demanda interna; llama la atención que estemos exportando carne de cerdo e incluso vaquillas dirigidas a sus programas de expansión de la producción vacuna, especialmente de leche.

Merecería especial atención el que Chile se esté abastecimiento de carne de cerdo importada de bajo costo gracias al uso de la ractopamina en países como EE.UU y Brasil, fármaco que no se pueda usar en Chile. Por ello es posible que estemos exportando nuestra carne a China y a otros países europeos, en los que se exige que este fármaco no esté presente en la generación de carne porcina para el consumo de sus habitantes.

__________________________

Nota sobre la Ractopamina. Años atrás obtuve esta información, por lo tanto puede no estar actualizada. “Es un fármaco que es usado como aditivo alimenticio para promover el crecimiento de los cerdos, especialmente de su masa muscular. Su principal forma química es la ractopamina Clorhidrato. La mayor comercializadora de este fármaco en los Estados Unidos es Elanco Animal Health, con la marca Paylean”.

“Este fármaco fue aprobado por la FDA el 22 de diciembre de 1999; también ha sido aprobado en más de 20 países, entre los que se incluyen Australia, Brasil, Colombia, Canadá y Tailandia. No obstante, la ractopamina está prohibida en más de 150 países, incluida la Unión Europea, Paraguay, China y Malasia”.

En Chile se da la paradoja, que está prohibido su uso en la producción, pero no en el consumo.
“Su uso hace bajar considerablemente los costos de producción. Es por ello que nos estaríamos abasteciendo de cerdo importado de países que usan la ractopamina y estamos exportando nuestro cerdo a países como China y europeos, donde esta prohibido su uso”.

Es una realidad que cuesta entenderla.

__________________

2votos
2 Responses
  • José Guillermo Loría Gonzáles
    23 septiembre 2017

    Excelente análisis como todo el razonar de Rolando, generando siempre orientaciones acertadas en beneficio el desarrollo social y apuntando a las estrategias más indicadas para lograrlo. Vale la pena, como siempre lo valió, escucharlo y meditar. Alientos para seguir adelante. Saludos.

  • RChateauneuf
    25 septiembre 2017

    25 de septiembre de 2017

    Estimado José:
    Qué grato recibir tus comentarios. Una agradable sorpresa. Tanto para recordar; tantos años sin saber de ti. Lo último que recuerdo es las importantes funciones que desempeñabas en Relaciones Exteriores de tu país, Bolivia.
    Muy grato conocer en esta forma tu actual correo electrónico. No puedo dejar de expresarte el aprecio que tengo a tu país donde pude trabajar con Naciones Unidas especialmente en políticas nacionales de alimentación y nutrición. Te escribiré. Un fuerte abrazo

Qué piensa del artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *