Etiologías de cánceres (causas)

En un artículo anterior me referí en general al cáncer, en un trabajo que pretendo que sea parte del libro que estoy preparando que se titularía posiblemente “Plantas medicinales, medicina natural, alimentación y cáncer”.

Ahora presente una primera versión sobre las causas del cáncer.

Primero me refiero a que se puede considerar el origen más inmediato de cáncer, a la aparición de la célula cancerosa mediante la mutación de la normal, célula mutada que se puede denominar la célula madre, para después abordar los factores causales que originarían el fenómeno anterior.

Hago especial referencia al sistema inmunológico, también llamado sistema inmune, de tanta importancia en la defensa orgánica de muchas enfermedades y desde luego de los cánceres, al ser éste en algunas personas genéticamente débil o al debilitarse. Sin duda que el reforzamiento de la inmunología constituye parte importante de la defensa contra el cáncer como también para luchar contra él.

Posteriormente me refiero más extensamente a los factores causales o también llamados “factores de riesgo”.

Me interesa recibir observaciones sobre esta presentación, especialmente para mejorar el capítulo.

1. El origen inmediato del cáncer es la mutación de la célula sana que se transforma en cancerosa.

Éstas son las que generan los tumores.

El cáncer se originaría en la mutación de células normales que dejan de morir después de sus divisiones iniciales, con ello se va generando una aglomeración de tejido formando así el tumor; al proceso normal de muerte de células se le llama “apoptosis”. (Apoptosis la define de la Real Academia Española como: “Modalidad específica de muerte celular implicada en el control del desarrollo y el crecimiento”).

Los oncogenes son genes de las células que se han mutados que promueven la división celular sin apoptosis; ellos proceden de otros llamados protooncogenes que regulan el crecimiento celular. Habría más de 100 oncogenes descritos.

Los otros genes que mutan negativamente son genes supresores tumorales, que son los encargados de detener la división celular y de provocar la apoptosis; cuando mutan las células se dividen sin control.

Por otra parte están los genes de reparación de ADN, que al mutar pueden aumentar la probabilidad de cánceres malignos. Facilitan las metástasis, al contribuir a que las células cancerosas emigren.

La metástasis es la extensión del cáncer a otros órganos o tejidos.

La gran mayoría de los cánceres se presentan en forma esporádica. Así como para la mayoría de las enfermedades, la causa del cáncer es multifactorial, lo que significa que muchos factores están involucrados en su aparición.

Las sustancias o agentes externos que son capaces de aumentar las probabilidades de generar tumores, se denominan agentes carcinógenos.

Su naturaleza es variada, encontrándose factores físicos, químicos y biológicos.

A continuación presento una interesante información relacionada con metástasis aparecida en octubre pasado en el Diario El Mercurio de Santiago de Chile

jueves, 29 de octubre de 2015
S. Urbina
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Una investigación demostró que los tumores envían burbujas microscópicas que contienen proteínas, las que identifican el órgano que luego será atacado.

Es quizás la situación más temida cuando aparece un tumor. Que a pesar del tratamiento, éste se disemine por el resto del organismo debido a las llamadas metástasis, que son células tumorales que viajan por la sangre(1) para invadir otros órganos. Y aunque se sabe que cada cáncer tiene preferencias por ciertos tejidos, ahora un equipo internacional de científicos detalló cómo se produce esta diseminación.

(1) Nota de R. Chateauneuf. Pueden viajar también por el líquido linfático.

La investigación del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de España, del Weill Cornell Medical College y del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, ambos de Estados Unidos, confirmó la teoría expuesta hace 126 años por el médico británico Stephen Paget. Este creía que existían «semillas» que dispersaban las células tumorales, las que son recibidas por un ambiente acogedor en el órgano de destino.

El estudio, que se considera uno de los mayores avances en oncología del último siglo, se publicó ayer en la revista Nature.

Pequeñas vesículas

El trabajo corrobora el hecho que los tumores lanzan millones de vesículas microscópicas cargadas con proteínas y material genético, llamadas exosomas, que actúan como avanzada del tumor y cuya misión es conseguir que los órganos de destino estén preparados para acoger a las células tumorales.

Estos producen inflamación, con un aumento de la sangre que llega al órgano, lo que produce el ambiente perfecto para que las células del tumor lleguen y comiencen a multiplicarse.

La forma en que se elige el órgano se debe a un tipo de proteína que viaja en estas vesículas, una especie de código postal que identifica el lugar donde debe llegar la carta.

«Según el tipo de tumor, unos -como el melanoma- metastizan a muchos órganos y otros, como el de mama, primordialmente van al cerebro, al pulmón o al hueso», y aunque «podamos intuir dónde irán, no sabemos cómo ni cuándo», explicó el doctor Héctor Peinado, coautor del estudio y jefe del Grupo de Microambiente y Metástasis del CNIO.

Para averiguarlo, «seleccionamos las células de 20 modelos de tumor distintos que metastizan en órganos como pulmón, hígado, cerebro o hueso, para ver qué tenían en común en sus exosomas», explicó.

El factor eran las integrinas, una familia de proteínas que, según combinaciones específicas, permiten que el tumor se disemine a determinados órganos.

Al bloquear estas proteínas en modelos animales, se logró reducir las metástasis en un 70 a 80 %. Esto permitiría a futuro desarrollar fármacos que puedan controlar la diseminación del tumor, según advierte el investigador.

Nota de R. Chateauneuf. Se atribuye a plantas del género Aloe la posesión de germanio, elemento que tendría la capacidad de transformar las células cancerosas en normales, por ello se recomienda que cada seis meses se consuma el compuesto obtenido de la mezcla de hojas de un aloe, con miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación. Ese tratamiento periódico eliminaría las células cancerosas que estén circulando en el organismo.
__________________________

 

2. Sistema inmunológico y factores causales o factores de riesgo

Volviendo a las causas de los cánceres.

La gran mayoría de los cánceres se presentan en forma esporádica. No hay una sola causa que genere estas mutaciones básicas iniciantes del cáncer. Son consecuencia de la interacción de muchos “factores de riesgo”. La causal del cáncer es multifactorial, es decir que muchos factores se involucran en su aparición.

Se estima que del 90 a 95% de los casos, tiene como causa factores ambientales(factores de riesgo. El 5 a 10% factores genéticos históricos o familiares.

Las sustancias o agentes externos, factores de riesgo, que son capaces de aumentar las probabilidades de generar tumores, se les denominan también “agentes carcinógenos”. Su naturaleza es variada, encontrándose factores físicos, químicos y biológicos.

Se puede plantear la posibilidad y conveniencia de hacerse un modelo analítico causal cualitativo, no cuantitativo, incluyendo primero las causas directas o próximas y después las causas mediatas de diferentes distanciamientos: Causas de causas. Hay causas que actúan por una parte directamente generando el cáncer y por otra, favorecen el desarrollo de otros factores causales.

Algunas fuentes señalan que las células cancerosas están circulando por los sistemas circulatorio y linfático, antes que sean detectadas como cáncer, puesto que para la detección se requiere una acumulación de gran cantidad de células cancerosas.

Reitero la recomendación de consumir la mezcla de un aloe, miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación, que además de poder actuar contra cánceres ya iniciados, eliminaría las células malignas que estén desplazándose en los sistemas circulatorio y linfático, más bien actuando en este aspecto preventivamente antes que los cánceres se manifiesten. En cierto modo tendría un efecto preventivo.

El tumor que se va generando requiere afirmarse y alimentarse, por ello genera tejidos exteriores con vasos sanguíneos.

Es interesante desde ya tener presente que el germanio orgánico que contienen varias especies de las Familia Liliaceae, especialmente las especies del género Aloe, tendrían la cualidad de transformar las células cancerosas en normales, de regenerarlas, neutralizar sus mutaciones perniciosas.

Otro caso es el de la acción del Galium aparine que dañaría el sistema alimentario del tumor, por lo cual el tumor se reduce hasta perecer y ser encapsulado.

Distinto sería el efecto de la llamada Vitamina B17, especialmente la obtenible por el organismo del consumo de las semillas del damasco o albaricoque, que tendría la cualidad de matar a las células cancerosas y respetar a las sanas.

 

2.1 El sistema inmunológico y el cáncer

Muy importante para evitar los cánceres y para combatirlos es el sistema inmunológico, también llamado sistema inmune, que posee el organismo.

Cuando éste es débil de por sí por causa genética o se debilita, aumenta la posibilidad de hacerse presente el cáncer.

Por factores genéticos un organismo puede tener un sistema inmunológico débil.

A las causas que generan retrocesos en el sistema inmunológicos, se les puede considerar como causas primarias o mediatas de generación de cánceres muy diversos,

Este sistema se puede debilitar por diferentes razones entre éstas pueden mencionarse:

  1. Deficiencias nutritivas
  2. Estrés
  3. Sedentarismo
  4. Contaminación
  5. Toxinas
  6. Parásitos, hongos, bacterias y virus
  7. Agentes cancerígenos
  8. Radiaciones en general.
  9. Quimio y radioterapias
  10. Uso de medicamentos, especialmente antibióticos
  11. Edad.

Reitero que por defectos genéticos un organismo puede presentar un sistema inmunológico débil.

El tema alimentario es de enorme importancia, tanto para debilitarlo como para reforzarlo. La acidificación del organismo consecuencia de una mala alimentación, favorecería la generación de cáncer como también el exceso de Omega 6 sobre Omega 3 serían factores causales de cáncer posiblemente por sus efectos negativos en el sistema inmunológico al igual que por crear un ambiente favorable a la generación del mal.

No sólo el estrés puede actuar negativamente, sino que también otros malestares psicológicos como depresiones, angustias, pesimismos, pérdida de voluntad de vivir, malas noticias y falta de confianza o de esperanza en sanar de cáncer.

El sedentarismo es negativo para el sistema inmunológico. Ésta es una razón más para justificar una actividad física racional.

La contaminación ambiental debilita el sistema inmunológico; eso se da bastante en zonas urbanas y en otras de mucha actividad industrial y minera.

En Chile ha tomado actualidad el tema de los vertederos y las quemas o incendios que se producen en ellos; especialmente generan toxinas que dañan la salud y debilitan al sistema inmunológico.

Especial toxicidad se produce con la quema de los plásticos, de dónde emanan las dioxinas y los furanos. Las dioxinas favorecerían los cánceres tanto por el daño al sistema inmunológico como también ser cancerígeno especialmente de cáncer de mamas.

Referente a la acción negativa de parásitos, hongos, bacterias y virus, muchos de ellos debilitan el sistema inmunológico. Cabe destacar especialmente el efecto adverso que genera el VIH.

Referente a edad, en el anciano se producen una serie de alteraciones inmunológicas negativas conocida como “inmunosenescencia”.

En medicamentos, se destaca el daño que ocasionan los antibióticos, especialmente si no se ajustan a las recomendaciones médicas; de todos modos los antibióticos destruyen bacterias útiles del organismo que forman parte de la generación de inmunología.

Me parece conveniente señalar el positivo efecto que tiene la planta llamada uña de gato (Uncaria tomentosa) en reforzar el sistema inmunológico. Tiene efectos contra el cáncer tanto en el aspecto preventivo como curativo.

 

2.2. Factores causales o factores de riesgo

Volviendo a los factores de riesgo, recordemos los dos grandes grupos, los ambientales que son los más abundantes y los genéticos heredados.

Como factores ambientales se mencionan a la contaminación, estilo de vida, factores económicos y de comportamiento. Uno de los más importantes están relacionados con la alimentación.

Alrededor de un tercio de las muertes por cáncer se debe a cinco principales riesgos conductuales y dietéticos: sobrepeso y obesidad, baja ingesta de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.

Tabaco responsable de alrededor del 20% de las muertes por cáncer.

Infecciones virales como (hepatitis B, hepatitis C y el virus del papiloma humano) son responsables de hasta el 20% de los muertos por cáncer en los países subdesarrollados o en vías de desarrollo.

Los cánceres son en general una enfermedad no transmisible. Pueden trasmitirse factores causales pero no propiamente la enfermedad. Excepción es un par de cánceres en animales: habría uno en perros que se trasmite por el acto sexual y el otro es el caso de un cáncer del animal denominado “Demonio de Tasmania”, que se trasmite entre ellos por mordeduras.

Se afirma que no habría trasmisión por la transfusión de sangre, siempre que ella haya sido tratada adecuadamente y el donante no tenga VIH ni haya sufrido hepatitis contagiosa.

 

Productos químicos como factores de riesgo

Se considera que hay miles de sustancias químicas que pueden ser causales de cáncer.

La mayoría de los carcinógenos químicos están relacionados con actividades industriales; por lo que gran parte de los cánceres producidos por ellos se dan en los países desarrollados. Pero debe tenerse en cuenta que en mundo desarrollados se da mayor protección laboral y más se ha investigado sobre relaciones laborales con agentes químicos cancerígenos.

Los trabajadores industriales tienen mayor riesgo de algunos cánceres específicos; éstos están relacionados con las sustancias químicas con las que están más contactados.

También son importantes en las actividades mineras, especialmente en países menos desarrollados.

La contaminación ambiental generada por las industrias puede ser un factor de riesgo de cáncer como también otros contaminantes que se hacen presentes en zonas urbanas muy densas.

Recuerdo que un guía de Siria, en un viaje de turismo, nos manifestaba que en los beduinos no se presenta el cáncer. Es muy probable que ello se deba a un ambiente sin contaminación y a una alimentación más sana y a otros factores como la actividad física-

Entre los agentes con actividad carcinogénica más mencionados y usados se citan al amianto-asbesto, arsénico, benceno, cadmio, mercurio, níquel, plomo, hidrocarburos clorados y naftilamina.

 

Las relaciones de cánceres observados en trabajadores industriales con su rubro aportan antecedentes entre agentes químicos y cáncer.

El alquitrán de hulla y sus derivados aparecen como altamente cancerígenos.

Sus vapores en algunas industrias (refinerías) se asocian con la elevada incidencia de cáncer del pulmón en los trabajadores.

El benzopireno, sustancia química presente en el carbón, provoca cáncer de la piel en personas cuyos trabajos tienen relación con la combustión del carbón.

El arsénico se asocia con cáncer del pulmón. Trabajadores de minas de cobre y cobalto, fundiciones y fábricas de insecticidas presentan una incidencia mayor que la normal de lo normal en este tipo de cáncer.

Incidencia hasta 10 veces más que lo normal en cáncer pulmonar se ha observado en los trabajadores de las industrias relacionadas con el asbesto(amianto)

Algo más sobre sustancias nocivas en lugares de trabajo.

Humo de tabaco, fibras de amianto y/o asbesto causantes de cáncer de pulmón y el mesotelioma. Leucemia por exposición al benceno.

Mesotelioma es un tipo de cáncer considerado raro y de mal pronóstico. Se origina en células del mesotelio, que es el revestimiento protector que cubre a muchos de los órganos internos del cuerpo. Es en la pleura donde con mayor frecuencia se presenta; también puede hacerse presente en el peritoneo, en el pericardio y en la túnica vaginal que es el mesotelio que rodea a los testículos.

Este cáncer es generalmente causado por el amianto y/o el asbesto.

El amianto es un mineral similar al asbesto, por ello a veces se usan como sinónimos. El asbesto posee fibras más tiesas. Se les ha usado mucho por su resistencia al calor y al fuego; actualmente se están prohibiendo sus usos.

El mesotelioma que es un cáncer generalmente pulmonar, no tendría como causal al cigarrillo.

El amianto y el asbesto ocasionarían también otros cánceres, incluso de pulmón distinto al mesotelioma pulmonar.

 

Otros antecedentes sobre exposición a sustancias carcinógenas.

Tabaco.

El cigarrillo es el más importante agente cancerígeno de la vida actual. Es muy dañino debido a las sustancias que contiene; nicotina, ácidos y óxidos de carbono y alquitrán. Su humo contiene más de 50 carcinógenos conocidos (incluyendo nitrosaminas e hidrocarburos aromáticos policíclicos).

Es responsable de aproximadamente un tercio de todas las muerte por cáncer en el mundo desarrollado y un 20% del total mundial. Así mismo, los fumadores pasivos también tienen mayor riesgo de presentar cánceres que la población general.

Seguramente este dañino efecto es una de las causales más importantes de las campañas de salud pública en contra del cigarrillo.

Causante del 90% del cáncer pulmonar. Además produce cánceres en cabeza, cuello, laringe, esófago, vejiga, estómago, riñón y páncreas.

Se ha determinado que la muerte por cáncer del pulmón es 6 veces mayor entre fumadores que entre no fumadores. Además, puede producir otros cánceres como de boca, laringe, esófago y vejiga.

El riesgo de padecer un cáncer a consecuencia del consumo de cigarrillos permanece en general por lo menos hasta 10 años después de abandonar el cigarrillo; en algunos casos este riesgo se mantendría de por vida..

Alcohol. Los bebedores excesivos tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de boca, esófago, laringe e hígado.

En Europa occidental se estima que el alcohol es causante de 10% de cánceres en hombres y 3% en mujeres, especialmente de cáncer al hígado y del tracto digestivo.

 

Infecciones parasitarias

Schistosoma haematobium – cáncer de vejiga; trematodos hepáticos Opisthorchis viverrini y Clonorchis sinensis – cáncer de las vías biliares.

 

Radiación

Hasta un 10% de los cánceres invasivos están relacionados con la exposición a radiación.

Deben diferenciarse las radiaciones ionizantes de las no ionizantes. Las ionizantes tienen como fuentes las imágenes médicas y el gas radón.

Las radiaciones ionizantes son uno de los factores causales más reconocidos.

La radiación produce cambios en el ADN celular; esta radiación actúa como un iniciador de la carcinogénesis, al inducir alteraciones que avanzan y que pueden llegar a cáncer después de una latencia de varios años.

Fuentes importantes son los rayos X y rayos ultravioleta solares..

Los rayos ultravioletas solares y los rayos X, además aumentan la probabilidad de generar melanoma y leucemia. Los rayos solares y las radiaciones artificiales UV como las de solariums aumentan el riesgo de padecer cáncer a la piel.

El radón es un elemento químico perteneciente al grupo de los llamados gases nobles. En su forma gaseosa es incoloro, inodoro e insípido (en forma sólida su color es rojizo). Es un elemento radiactivo. Es producto de la desintegración del radio, elemento altamente radiactivo. Puede provenir del suelo que contenga material radioactivo y con ello generar radiaciones en la vivienda.

Otra fuente de radiaciones es la causada por accidentes en centrales nucleares que generen fugas.

La radiación alfa es relativamente poco peligrosa fuera del cuerpo porque la epidermis lo protege de ella. El principal problema viene cuando se inhala: las partículas radioactivas se adhieren al tejido pulmonar y de allí emitir radiación alfa a las células broncopulmonares. La absorción de esta radiación provoca ionizaciones y excitaciones de las estructuras celulares generando efectos lesivos; puede dañar directa e indirectamente el DNA y provocar mutaciones cancerígenas en el tejido pulmonar.

En EE.UU. está considerada la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón después del tabaco. Además, sus efectos son sinérgicos: fumar y vivir en una casa con alto contenido de radón aumenta enormemente el riesgo de cáncer pulmonar.

En países desarrollados se ha dado mucha importancia a este tema. Es relevante en el cáncer de pulmón.

Las exposiciones prolongadas sin protección a la radiación solar favorecen al melanoma, tumor maligno de la piel. También lo hace con otros cánceres malignos de piel.

Las radiaciones médicas ionizantes son más perjudiciales en los más jóvenes, niños y adolescente. Diez veces más perjudicial en la gestación.

Se les ha atribuido posible condición de carcinógeno a las radiaciones no ionizantes de teléfonos móviles y otras fuentes, pero hasta ahora no se habría podido comprobar científicamente.

 

Genética

La mayoría de los cánceres no son hereditarios. Pero algunas personas pueden presentar en su material genético ciertos genes heredados que hacen más probable la aparición de cáncer por mutaciones en algunos de sus genes. Se tienen casos de mutaciones heredadas que favorecen desarrollo de cáncer mamario.

Un 10% a lo menos de los tumores malignos y algunas lesiones precancerosas son causados por genes heredados. Además del cáncer mamario se menciona al de colon, de ovario e infantil del ojo.

Por otra parte, algunas enfermedades hereditarias predisponen a la aparición de diferentes tipos de cáncer.

Los porcentajes de población portadora de mutación genética que tenga efecto sobre el riesgo de cáncer son bajísimos.

 

Agentes físicos

Algunos materiales causan cáncer a través de su acción física. El amianto y/o asbesto ya ha sido mencionado como un causante importante del mesotelioma. Existen varios otros agentes cancerígenos de esta naturaleza, tales como la lana de vidrio, polvos metálicos como los de cobalto y níquel y la sílice cristalina. Pero requieren años de exposición para generar cáncer.

 

Hormonas

Algunas hormonas juegan un papel en el desarrollo del cáncer, al promover la proliferación celular.

Son agentes importantes en los cánceres relacionadas con el sexo, como los cánceres de mama, de endometrio, de próstata, de ovario y de testículo. Hay factores raciales que influyen en el caso de la testosterona y su relación con cáncer de próstata.

Los obesos tendrían más de ciertas hormonas que serían cancerígenas. En ellos se presenta una mayor morbilidad de cáncer.

Las mujeres que siguen terapias de reemplazo hormonal tendrían más riesgo de cáncer.

El ejercicio hace bajar más las hormonas y con ello se reduce el riesgo de cáncer.

 

Hongos

La relación del cáncer con hongos ha dado para un amplio debate. El Dr. Tulio Simoncini ha planteado por primera vez en el mundo que la causa del cáncer sería un hongo llamado Cándida albicans. Actualmente es legalmente un exmédico como consecuencia de las críticas a sus planteamientos. Incluso habría señalado que el tumor es un hongo-levadura.

Su hipótesis lo habría llevado a desarrollar positivos tratamientos contra el cáncer.

Hay afirmaciones que señalan que el cáncer (tumor) es un hongo, o puede ser causado por un hongo o está acompañado de infecciones de fase final de hongos.

Tratamientos contra hongos habrían tenido efectos positivos contra cánceres.

El tema se asocia a la acidez que se desarrolla en el organismo y que sería una de las causantes de cánceres. La acidez se le considera proveniente de una mala alimentación. Experiencias demuestran que corrigiendo la acidez se logra mejoría y hasta sanación de cánceres; ello se ha observado en torno al tratamiento basado en bicarbonato de sodio-

 

Micotoxinas de hongos

Resulta ser que una toxina producida por moho en frutos secos y granos puede causar cáncer de hígado según investigadores de la Universidad de California Irvine. Y un estudio de control de casos en Francia de 1.010 casos de cáncer de pecho y 1.950 controles con enfermedades no malignas hallaron que el cáncer de pecho se asociaba con mayor frecuencia con el consumo de queso fermentado por moho.

Los hongos producen micotoxinas que pueden matar o causar cáncer.

Una sustancia producida por el hongo Aspergillus flavus, llamada aflatoxina, y que contamina alimentos mal conservados, ocasiona cáncer de hígado en algunos animales.

Se ha encontrado que en países donde la contaminación de alimentos por mohos es frecuente, la incidencia de cáncer del hígado y estómago es alta.

 

Factores dietéticos y ejercicio

Factores dietéticos, inactividad física y obesidad están relacionados con el 30 al 35% de las muertes por cáncer. La inactividad no sólo actúa en perjuicio de obesidad sino que también perjudica los sistemas endocrino e inmunológico.

El tema de alimentación y cáncer da para una amplia información y análisis.

Algunos alimentos están vinculados a tipos específicos de cáncer, otros en general son alimentadores importantes de las células cancerígenas; se menciona especialmente al azúcar refinado y los derivados de cereales refinados; también a las carnes rojas y las grasas de origen animal.

Algunos déficit de nutrientes son causantes de cáncer. Se da en torno algunas vitaminas y de algunos elementos, como por ejemplo del Selenio.

 

Infecciones

El 18% de las muertes por cáncer están relacionadas con enfermedades infecciosas. Varía por regiones; África 25%, mundo desarrollado menos del 10%.

Agentes biológicos (infecciones) causantes de cáncer

Virus
Papiloma humano – Cáncer cervical; virus de Epstein-Barr-enfermedad linfoproliferativa de tipo B; virus de la hepatitis B y la hepatitis C (carcinoma hepatocelular); el virus linfotrópico de células T humanas – leucemias de células T.

Bacterias
Helicobacter pylori – cáncer de estómago.

Infecciones parasitarias

Schistosoma haematobium – cáncer de vejiga; trematodos hepáticos Opisthorchis viverrini y Clonorchis sinensis – cáncer de las vías biliares.

 

Algunos tipos de cáncer, su agente carcinógeno(AC) y forma de prevenirlo(FP)

Cáncer de piel. AC: Radiaciones ultravioletas. FP: Tomar adecuadamente sol

Cáncer de pulmón, mesotelioma, de riñón, de hígado y de piel. AC: Cromo, níquel, cobalto asbesto, plomo, arsénico. FP: Seguir medidas de seguridad en el trabajo

Cáncer de pulmón y testículo. AC: Hidrocarburos aromáticos policíclicos, humo de tabaco, hollín, alquitrán, petróleo. FP: Evitar el consumo de tabaco y seguir medidas de seguridad en el trabajo. ,

Cáncer de hígado, estómago. AC: Nitrosaminas. FP: Evitar consumo excesivo de ahumados y embutidos (Alimentación).-

Cáncer de cuello útero. AC: Virus del Papiloma Humano (VPH). FP: Consultar con ginecólogo(diagnóstico precoz).

Cáncer de hígado. AC: Virus de la hepatitis B (VHB). FP: Cumplir el calendario de vacunación y, para población de riesgo, utilización de jeringuillas desechables y preservativo en las relaciones sexuales.

Cáncer de estómago. AC: Helicobacter pylori(bacteria) FP: Tratamiento antibiótico
_______

3votos

Algo que decir ? comparta con nosotros sobre este artículo :

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.