Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Extraña y discutible renuncia pedida al Director del Museo Histórico Nacional

Me impactó no hace mucho tiempo la determinación de la Ministra de la Cultura, las Artes y el Patrimonio, de la inmediata petición de renuncia del Director del Museo Histórico Nacional, antropólogo Pablo Andrade Blanco porque en una exposición de ese museo se presentó un cuadro con la presencia de una frase de Augusto Pinochet junto a una foto de éste “Hijos de la Libertad: 200 años de Independencia”. Al parecer se criticó además que la frase no iba entre comillas; si no hubiera sido así, a lo mejor hubiéramos seguido con el mismo Director del museo en referencia.

Para mí me pareció una decisión precipitada, sin siquiera conversar previamente con el Director. Desconozco la facultad de un Ministro para tomar una decisión de esa naturaleza; ignoro que este profesional esté en camino de una defensa legal frente a su destitución. Al parecer ha aceptado renunciar, lo que posiblemente lo dignifica.

Cuesta comprender que un Gobierno democrático de Derecha, tome una determinación de esa naturaleza. Para mí la resolución final se asemeja más a decisiones propia de una dictadura. Sectores de la Derecha hasta ahora respaldan al Gobierno Militar y ello puede ser causa también de esa precipitación de solicitud de renuncia, para evitar críticas.

He leído el currículo resumido de la Ministra, y al ver su contenido, más me extraña su proceder. Lo presento a continuación.

Ministra Alejandra Pérez Lecaros

 La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez Lecaros, es periodista y licenciada en Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Diplomada en Comunicaciones y Periodismo de la Universidad de Navarra (España).

Fue Presidenta del Directorio de Canal 13. Antes ocupó los cargos de Directora Ejecutiva (2016), Subdirectora Ejecutiva (2014-2016), y Gerente de Comunicaciones y Marketing (2010-2014) del mismo medio de comunicación.

 Previamente, en el 2010, fue asesora de Comunicaciones de la Ministra de Vivienda, Magdalena Matte; Directora de Comunicaciones del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, a cargo de René Cortázar (2007-2010), y asesora del Presidente de Codelco, José Pablo Arellano, durante los años 2006 y 2007.

 Profesora y ayudante de cátedra de cursos de Redacción y Ética en la Universidad Católica, Universidad del Desarrollo, Gabriela Mistral y Finis Terrae, por más de 10 años.

 Ha ocupado los cargos de Directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Telefónica Chile, entre los años 2001 y 2007, y antes, en la misma compañía, fue responsable de Revista Fibra durante los años 2002-2005. En 1998 y 1999 fue responsable de la campaña “Viva Leer” del Ministerio de Educación.

Me extraña además que el Instituto de Derechos Humanos valore esa decisión del Gobierno. Este instituto debería tener una visión más amplia, eso le daría en mi opinión más validez en su acción en temas de mayor importancia. Estimo, desgraciadamente, que la petición precipitada de pedir la renuncia a un profesional calificado, sin antes un debido análisis, es una actitud que se puede considerar que va contra derechos humanos.

Quizás a la larga, la renuncia más le favorece al renunciado que a quien le pidió su salida.

Pienso que hubiera sido más constructivo haberse producido una conversación entre la Ministra de la Cultura y el Director del Museo. Estoy seguro que de ese encuentro hubiera salido una solución más positiva para el país. A veces conviene conversar las cosas y oír a la almohada que es una buena consejera.

Sobre las explicaciones que ha dado la Ministra para pedir, en mi opinión, la precipitada la renuncia:

Textos de noticias que se han anunciado:

Alejandra Pérez sobre exposición del Museo Histórico Nacional: “Estas desprolijidades no pueden volver a ocurrir”.

 La última exposición del Museo Histórico Nacional titulada “Hijos de la Libertad” causó bastante resquemor en el mundo político y cultural, debido a que se relevaba el rol del dictador Augusto Pinochet y se destacaba “la heroica lucha contra dictadura marxista de los pueblos amantes de la libertad”.

 Fue justamente el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio quien decidió tomar cartas en el tema y solicitó la renuncia del director del MHN, Pablo Andrade.

 Según consigna Emol, Alejandra Pérez, líder de la cartera señaló “no es admisible que en un Museo Histórico Nacional se dé una muestra que puede ofender o violentar a muchos compatriotas nuestros”. Además, acusó de desprolijidad la mencionada muestra:”Ni siquiera se entrecomilló la frase que querían destacar y se trataba de una muestra que supuestamente valoraba los hitos de la libertad de nuestro país y termino siendo un acto agresividad para mucha gente”, dijo.

 Por otro lado, justificó la decisión de pedir la dimisión de Andrade “para velar por que este tipo de desprolijidades no vuelvan a ocurrir”.

 Por último, señaló que “lamentamos mucho el daño moral que esto pueda causar porque para nosotros es muy importante que la cultura se manifieste en forma de defensa de las personas y los derechos humanos”

.Mientras tanto será Isabel Alvarado, funcionaria del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, la directora subrogante de centro cultural mientras encuentran un reemplazo, el que será elegido mediante concurso público.

 

 Revisando información por Internet sobre la materia, más referente al director renunciado, me he encontrado con estos párrafos

 “Pablo Andrade, el recientemente destituido director del Museo Histórico Nacional, se refirió a la polémica tras la presencia de una frase de Augusto Pinochet junto a una foto de este en la exhibición “Hijos de la Libertad: 200 años de Independencia”.

 Al respecto, Andrade aportó en primera instancia que “lamento profundamente que la lectura parcial de esta muestra, cuyo objetivo era propiciar una discusión crítica sobre nuestra historia, haya podido generar daño, molestia u ofensas”. E incluyó “ningún país puede pretender borrar su pasado de la historia”

 El ex director destacó que “en ningún caso la muestra `Hijos de la libertad´ ha pretendido elevar la dictadura cívico militar a la categoría de gesta libertaria”.

 Además, Andrade señaló que durante su período como titular del museo “he considerado esencial impulsar la deliberación democrática, el debate y la reflexión respetuosa. Esta muestra fue producto de este empeño por cumplir la misión del museo”.

 “La figura del dictador Augusto Pinochet es una herida profunda para los chilenos y chilenas y, por lo mismo, no es posible desconocerla ni pretender borrarla de nuestro pasado. Lo que corresponde es evaluarla a la luz de los antecedentes históricos y criticarla en sus distintas dimensiones, incluida la apropiación contradictoria que hizo del concepto de libertad”, rectificó.

 Pienso que esta última declaración de Andrade nos obliga a muchos, contribuir a esa discusión crítica sobre nuestra historia.

Tengo bastantes antecedentes sobre el Gobierno de la UP y sobre el Gobierno Militar, que pienso conveniente escribir, para dar una contribución, aunque sea marginal, a la historia de tan graves momentos que se vivieron en Chile desde 1970 hasta el final del Gobierno Militar.

Lo sucedido con el Museo de la Historia, me ha llevado a buscar antecedentes sobre Andrade Blanco, n torno a su nominación a fines del 2015 después de ganar un concurso para un cargo de alta representación.

Desconocía a este antropólogo y creí conveniente tener antecedentes de él.

Presento la información de que se dio a raíz de su nombramiento de Director del Museo, después de ganar el concurso al cual postuló, a fines del 2015.

Director del Museo Histórico Nacional. Pablo Andrade Blanco.

 Antropólogo de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y candidato a Doctor en Arquitectura, Patrimonio Cultural y Medio Ambiente de la Universidad de Sevilla, España. Además, ha sido investigador invitado en la Universidad de Valencia. También es académico de Gestión Cultural en la carrera de Licenciatura en Historia, en la Universidad de Santiago de Chile.

 Ha prestado asesorías a organismos internacionales, como Global Libraries y Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc-Unesco) y ACCI, en estudios vinculados al impacto social de las tecnologías de la información y de prácticas de lecturas.

 Fue coordinador de estudios del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas y, desde el año 2000, del programa BiblioRedes, ambas dependencias de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), al igual que el Museo Histórico Nacional (MHN).

 

Como tema algo aparte, me parece conveniente dar alguna información sobre los objetivos de este museo.

El Museo Histórico Nacional es una institución estatal chilena, dependiente de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, cuya misión es “facilitar a la comunidad nacional, el acceso al conocimiento y recreación de la historia del país, para que se reconozca en ella, a través del acopio, conservación, investigación y difusión del patrimonio tangible e intangible que constituye la memoria histórica de Chile”.

Fte: Wikipedia y  Museo Histórico Nacional de Chile (2006).«Misión y visión»

 

Buscando antecedentes sobre Andrade Blanco, he rescatado un interesante y extenso artículo titulado “La ciudad que habla”, que él escribió para la revista Patrimonio cultural Nº 52 Año XIV) Diciembre 2009. Revista estacional de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), Ministerio de Educación de Chile.

Artículo disponible para su descarga

Descargar Artículo

____________________

0Sin voto aún

No hay comentarios todavía

Qué piensa usted ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.