Nefasto trato actual del Estado de Chile a los Carabineros. Quienes los atacan físicamente hasta la posibilidad de matarlos, sin llegar a no alcanzar a ello, no son personas peligrosas por eso no pueden apresarse según la Justicia Chilena, afortunadamente fue solo en una primera instancia.

Uno tiene derecho a pensar qué está pasando en nuestro país. Parece ser que a tanto ha llegado la delincuencia, que agredir a un policía no es delito que merezca prisión; un reciente fallo en primera instancia ha significado eso. No es ser un sujeto peligroso quien ataca a un carabinero en un acto de agresión con potencialidad de asesinarlo.

El Gobierno apeló a la medida y la Corte de Apelación, pero no por unanimidad, decidió por la detención inmediata o previa de esos delincuentes. Eso fue solo en el día de hoy. Por suerte el Ejecutivo apeló, contra lo que no es habitual, la intervención de un poder del Estado en otro.

Cabría preguntarse, hasta dónde un comportamiento inicial de esa naturaleza de la Justicia, favorece a que se sigan atacando impunemente a carabineros. El ataque a ellos debería significar un grave delito que merezca detención inmediata y desde luego con serias sanciones.

Por otra parte los saqueos, para la mayoría de los que los cometen de acuerdo a la legislación chilena sería un simple delito de hurto, de robo sin violencia, salvo para los pocos que destruyan las protecciones de entradas merezcan una sanción mayor. Pero expedita la entrada, los que ingresan y  roban no cometen más delito que un simple hurto o robo sin violencia, que no merece ni sanción de cárcel.

Es triste recordar tiempo atrás cuando carabineros revisan un vehículo de vidrios polarizados que generaba sospechas, sorprenden un transporte de armas y de drogas. Los culpables de estos delitos quedaron sin sanción, por el argumento positivo que se dio contra la detención el de que estos policías no estaban encargados o autorizados de esa función fiscalizadora. Para no pocos eso parece una barbaridad, tanto del juez como de la Corte que respaldó ese fallo. Afortunadamente esos delincuentes a los pocos días, en otra operación, fueron descubiertos en un delito relacionado con el anterior.

Grave el precedente de que carabineros no pueda revisar un vehículo de transporte que circule por caminos públicos. Eso hace presumir que si revisan un vehículo para ver  si llevan el extintor obligatorio y sorprenden armas y drogas, deben hacer vista gorda de esto último.

Mucho me impresionó tiempo atrás cómo fueron atacadas con bombas molotov dos carabineras; pero fue una noticia poco comentada. Parece que a pocos nos indignó.

Hoy mucho se comenta lo que dijo el Presidente Piñera ayer que supo que serían atacadas las estaciones del Metro, pero no pudo impedirlo porque no tenía los carabineros suficientes.

Triste noticia; el país parece estar inerme para evitar estos actos de destrucción de bienes públicos, de saqueos de propiedades privadas como supermercados.  Ataques a edificios municipales y los más duro para los afectados es el saqueo y destrucción de pequeñas empresas. Es grave que el Presidente de la República haga esa declaración; demuestra que el Estado esté imposibilitado de actuar en el control de tales desmanes.

A mi juicio son declaraciones muy preocupantes que prefiero no referirme a las graves consecuencias que puedan generar esas palabras del Primer Mandatario.

Hoy surge la noticia del suicidio de un joven oficial de Carabineros; su padre, un alto oficial de ese Cuerpo ha hecho declaraciones que impactan.

Debiera ser un delito muy grave atacar a un policía, como también hacerlo contra un retén o una comisaría, como se está viendo actualmente. Parece que eso no es delito.

Si no se tienen disposiciones de esa naturaleza, no hay fuerza policial que sea capaz de enfrentar una situación actual como la chilena. En que el policía se enfrenta a delincuentes armados de diferentes maneras, e incluso que usan bombas molotov capaces de incendiar los vehículos policiales empleados para controlar masas humanas. Bombas incluso lanzadas contra mujeres y madres policías, las que quedaron seriamente afectadas..

Frente a lo anterior, el país parece estar enfermo. Hablamos como anhelo la absoluta paridad de género por sobre todas las cosas, mezclada por un populismo enervante. Las presidencias nada menos de los dos grandes partidos de Derecha, tradicionalmente considerado partidos de orden, se cuestionan mutuamente casi con violencia, para conseguir esa paridad absoluta en la Asamblea Constituyente mediante procedimientos sin grandes diferencias.

Recuerdo que se le consulta a una policía por qué no usó sus medios de defensa cuando fue atacada. Su respuesta fue porque había niños.

El tema de los derechos humanos parece regir solo frente a la acción de los carabineros. Lo que se hace contra ellos, no llega a su ámbito.

No sé qué piensan sobre el tema sicólogos y sociólogos. Qué puede estar pasando a los miembros del Cuerpo Policial. Deben haber efectos muy dañinos; hay suicidios. La cantidad de heridos entre ellos en inmensa; me impresionó ver hace pocos días como se atacaba a un carabinero que pretendía proteger a su compañera que se le había hecho caer al suelo y estaba siendo golpeada. Seguramente ambos quedaron mal heridos; pero nada se habla después de ellos.

Por otra parte hay reacciones de violencia de carabineros, que deben ser preocupantes. Un par de videos han circulado. Uno del ataque de varios policías a un muchacho ya controlado, que lo dejan moribundo; es una reacción colectiva que debe analizarse. Otro video sobre la reacción de un carabinero contra otro que agrede por la espalda a otro carabinero; su reacción es de gran violencia, es de una persona descontrolada.

El Parlamento aún no legisla contra los encapuchados.

La Plaza de la Dignidad. Increíble denominación y quienes  la usan. Serios medios de comunicación la denominan así como también lo hacen grandes mayorías; posible causa es el enervante populismo que nos rodea.

Cómo ha sido dañada esa simbólica plaza a la que se le ha denominado Plaza Baquedano, en homenaje a ese gran héroe chileno. En qué estado está ese monumento. La estatua integrante del soldado desconocido fue extraída. Se pretendió volcar la estatua en su componente principal, El General y su caballo. La plaza y toda su señaleta están seriamente dañadas. Cómo se han destruido locales comerciales y saqueados. Personas y familias arruinadas. Vecinos que sufren profundamente y tantos otros daños.

A eso parece denominarse “dignidad” por el populismo que acompaña a las protestas; grupos enceguecidos por la equidad de género, por la “No más AFP” y por varios otros temas de actualidad.

Es necesario establecer una integral política de Estado sobre estas materias. Lograr una mayoría política integrada por los partidos de Gobierno y los de oposición especialmente de orientaciones social demócrata y social cristiana para llevar adelante rápidamente leyes sobre estas materias, entre ellas sancionar determinadas procederes y dar más respaldo al Cuerpo de Carabineros. Gran sanción al que no respete al policía, al que lo ataque a él y a sus infraestructuras y equipos. Permitir la acción de las Fuerzas Armadas en el resguardo de lugares estratégicos. Hay valiosas experiencias externas.

Es muy importante lograr un respaldo sicológicos a los carabineros de Chile, lograr apoyo de las grandes mayorías nacionales. Comprender sus debilidades.

_________________________

 

 

¿Algo que decir? comparta con nosotros un mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.