Medicina natural, actualidad y economía

Algo más sobre los alimentos transgénicos

El tema de los transgénicos u organismos genéticamente modificados (OGM) ha originado polémicas, especialmente por los riesgos de daños que éstos pueden generar, tanto en el ser humano que los consume como en alteraciones del medio ambiente.

Rolando Chateauneuf

Más...

Los transgénicos, como se señalaba en un artículo anterior, son productos de la aplicación de la ingeniería genética a especies existentes, a las cuales se les modifica su código genético. En el fondo, su resultado es crear en forma rápida una nueva especie.

Su uso en la agricultura se ha ido ampliando para la obtención de seres vivos con mejores características, y dentro de este frente de acción, se ha trabajado especialmente en alimentos, con dos objetivos principales, obtener mayores rendimientos y mejorar las calidades del producto, entre ellas, las nutricionales.

Se han comprobado algunos daños que estos alimentos pueden producir en los consumidores. En general, serían pequeños y afectarían a un bajo porcentaje de quienes los ingieren. En tanto que daños ecológicos no parecen haberse demostrado todavía, pero pueden presentarse en forma retardada. Además, es posible que los transgénicos, con su polen, generen cruzamientos creadores de nuevas especies, y variedades de impredecibles consecuencias. También podrían afectar a la fauna.

Los transgénicos tienen dos grandes fuerzas a su favor: su mayor rentabilidad, que facilita el desplazamiento de los no transgénicos, y el poder de las grandes transnacionales poseedoras de estas tecnología y generadoras de cada vez nuevas y mejores semillas.

En un reciente artículo de la Revista del Campo de El Mercurio, titulado “El nuevo round de los transgénicos”, se señala que “La relativa calma de los últimos años en materia de transgénicos se había mantenido gracias a que su desarrollo en Chile está en un limbo”.

Se informa, además, que desde hace más de diez años se introducen legalmente semillas genéticamente modificadas para reproducirlas en el país, para la obtención de productos que sólo pueden ir a mercados externos, pues hay prohibición de venderlas aquí. Los valores de las exportaciones anuales chilenas son cercanas a los US$100 millones.

Chile, por estar en el Hemisferio Sur, interesa a firmas extranjeras a producir semillas de muchas especies, incluidos productos OGM. Así se obtienen dos cosechas al año. Con ello se aceleran los procesos de mejoramiento y se reducen recursos financieros inmovilizados.

Dos son los temas que giran en torno a los transgénicos:

  • La producción de ellos en un territorio y sus posibles efectos en el medio ambiente; y
  • El transgénico como integrante de la alimentación, sea importado o nacional.

Estados Unidos es el mayor exportador de alimentos transgénicos y el mayor generador de ellos. Europa es gran importador de componentes alimentarios transgénicos y tiene mayores restricciones para cultivarlos, con reglamentaciones diferentes por países. Existiría legislación comunitaria que autorizan el cultivo de algunas especies transgénicas.

Estos comportamientos parecen coincidir con posiciones de defensa del medio ambiente. Mientras que Estados Unidos ha sido poco participativo en los esfuerzos y acuerdos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, países europeos han sido pioneros en estas iniciativas dirigidas a reducir el calentamiento de la tierra.

Un tema de controversia especial, que debe interesar directamente al consumidor y a sus organizaciones, es conocer cuándo un alimento es o tiene componentes transgénicos, lo que se logra al indicar su presencia en el etiquetado del alimento.

Sectores interesados en estas producciones son contrarios a esta información, especialmente, porque puede afectar a sus mercados. La exigencia es muy importante, no sólo por el respeto al consumidor, sino que también por favorecer el destino de mayores recursos al conocimiento objetivo de sus cualidades, sus defectos y riesgos.

Es importante que Chile esté preocupado por el tema. Se informa que un grupo de parlamentarios con asesoría de terceros están preparando un Proyecto de Ley sobre la materia, iniciativa que debiera tener un gran apoyo de Estado. Son temas de enorme complejidad, que exigen disponer de información muy actualizada y de efectuar continuas investigaciones y permanentes seguimientos, que permitan ir perfeccionando las legislaciones y sus respectivas reglamentaciones.

LAMENTABLEMENTE HA SIDO TRADICIÓN EN CHILE QUE LEGISLACIONES DE ESTA NATURALEZA DEMORAN MUCHO EN GENERASE E INCLUSO NUNCA LLEGAN A TÉRMINO.

En relación a este tema y considerando la participación de quienes leen nuestra página, publicamos las observaciones que nos hizo llegar Don Moritz Benado M., acerca de este artículo, apuntando lo siguiente:

“Respecto al artículo, en el cual se refiere a los transgénicos como organismos productos de la ingeniería genética tales que se les modifica el código genético con el propósito último de crear una nueva especie, me parece hacer notar que esa afirmación, en general, no es acertada. El código genético es el mismo en los organismos transgénicos que en los no transgénicos, aunque su genoma haya sido modificado. Igualmente, los organismos transgénicos, en general, no son nuevas especies; una especie es una entidad bastante más compleja que un organismo con un genoma modificado. Por definición, las especies no intercambian genes, al menos en condiciones naturales. Justamente esa dificultad lleva a aplicar técnicas biotecnológicas para modificar el genoma de un organismo que tiene alguna importancia aplicada.

No creo que sea un problema meramente académico el aclarar estos conceptos. Justamente, el uso laxo de ellos lleva a malentendidos respecto de lo que se quiere analizar y hacer de dominio público”.

Fecha: 19 de Noviembre de 2006

Nota: No conocí oportunamente las observaciones de don Moritz Benado que fueron introducidas a mi publicación inicial en la página web de CONADECUS, que de haber estado informado previamente de sus planteamientos, en el mismo artículo, habría incluido parte de lo que señalo más adelante. Aunque sea tarde, he preferido incluirlo ahora, con mayores antecedentes de los que  habría presentado en esa oportunidad.
 
Las observaciones de don Moritz Benado, están en torno a dos temas.
 
     No soy especialista en Genética, mi artículo está basado en publicaciones y otras opiniones que he revisado, que podrían estar equivocadas, como también en análisis que pueden estar errados.
 
    Dos son los temas que observa el señor Benado. Uno es el referente a que la Transgenia no modificaría el código genético. Éste sería el mismo en los organismos transgénicos que en los no transgénicos. La otra observación es que a través de la Transgenia no se crean nuevas especies.
 
    Al respecto agradezco sus observaciones, seguramente al decir que en general eso sucede, las deja abierta a excepciones. De todos modos, como tema más de fondo, traslado en forma textual lo que se expresa en Larousse de la Dietética y la Alimentación SPES EDITORIAL, S.L. Barcelona España 2001, página 167.
 
    “Los transgénicos son el último avance tecnológico en este campo. El alimento es modificado en su código genético, con lo que los resultados son rápidos y precisos”.
 
    En la misma página, más adelante se señala:
 
    “El principal problema de los alimentos transgénicos y punto de desacuerdo entre defensores y detractores reside en las dudas que se plantean sobre su inocuidad, por el hecho de que su código genético se haya modificado en un tubo de ensayo de laboratorio”
      
    De esos antecedentes obtuve mi expresión de modificación del código. Si el Larousse
está errado, convendría informarle a los editores, para que de existir, no se siga trasmitiendo, y se evite lo que me sucedió a mí, de no pasárseme por la mente  poner en duda lo que ahí se expresa en dos oportunidades..
 
    El otro tema, también se refiere a que a través de la Transgenia, en general, no se crean nuevas especies.
 
    Esta materia daría para mayor análisis. Especie puede usarse en varias acepciones.
 
    Si un producto presenta características bastante distintas e importantes, con respecto a otras, se le puede considerar una especie o un producto distinto. Si se va a la Taxonomía Animal y Vegetal, el concepto de especie es más amplio. Una especie pertenece a un reino, para seguir hasta llegar a orden, familia, género y especie. Incluso puede seguir a raza, variedad o cultivar.
 
    La Real Academia Española 22° Edición, da como acepción de especie en el campo de la Botánica y la Zoología la siguiente “Cada uno de los grupos en que se dividen los géneros y que se componen de individuos que, además de los caracteres genéricos, tiene en común otras caracteres por los cuales se asemejan entre sí y se distinguen de las demás especies”.
“La especie se subdivide a veces en variedades y razas”. 
 
    La Transgenia  puede generar en un producto original, en un nuevo ser, características muy especiales, que podrían dar base a ser considerado una especies distinta. No cabe duda que si a un vegetal se logra para alterarlo, agregarle genes de origen animal, y obtener así un producto con las cualidades que se le quiere dar, las que jamas existieron en la especie antes de modificarse, permitiría dar base a considerar que estamos en presencia de una especie distinta, a pesar de que se pueda cruzar con la especie principal de origen y generar seres fértiles.
 
    Conviene tener presente que tradicionalmente se han considerado que razas o variedades que pueden cruzarse entre sí, pertenecen a una misma especies si del cruzamiento surgen seres fértiles. .
 
    La Taxonomía tradicional necesita seguramente cambios importantes por la Transgenia. Así como las teorías de Einstein en el siglo pasado, revolucionaron la Física, en este siglo la Transgenia está revolucionando a la Genética y debiera proyectarse a lo menos  con modificaciones en la Taxonomía. Si a una especie del  reino vegetal, se le agregan genes de especies del reino animal, uno puede preguntarse si no estaremos creando un nuevo sub
reino intermedio. Ello nos puede dar argumentos para que a lo menos un transgénico
que tiene genes de dos reinos, se le pueda considerar una especies distinta.  
 
    Cuando escribí el artículo tuve dudas en incluir especie y quedarme sólo con variedad.
Pero finalmente, sin pensarlo más, la incluí. Creo que ha sido positivo, ya que ha permitido
un pequeño debate que lo creo enriquecedor, aunque no aporte mucho a las materias más
importantes relacionadas con el uso de semillas transgénicas.
 
    Si el señor Moritz Benado está cierto en el mal uso del término de código genético en
Larousse, convendría que él le enviase a esa prestigiada mundialmente publicación, la observación fundada del error por él considerado.
 
    En mi opinión esto debería ser un deber ético del académico, el motivar correcciones en publicaciones que puedan contribuir a proyectar errores, como lo consideramos en el Código de Ética de la Asociación de Académicos de la Universidad de Chile, al cual contribuí a redactar, a ponerlo en vigencia y a velar por su cumplimiento, en mis últimos años de académico en esa universidad.
 
    A partir de una nueva e interesante legislación chilena sobre los Organismos Genéticamente Modificados(OGM) acuáticos me he permitido hacer referencia al campo que regularía esta disposición:
 
    La nueva norma regula a aquellos organismos modificados mediante inserción de genes (transgenia), alteraciones de la información genética que no sean naturales y espontáneas (mutaciones deliberadas), aumento inducido del contenido cromosómico de un organismo (poliploidea) y la generación de especies nuevas a partir de especies distintas genéticamente compatibles(hibridación).
 
    De los antecedentes anteriores, me permito hacer dos comentarios:
 
1.      Que los organismos pueden ser modificados por la ingeniería genética mediante distintos procesos: transgenia o inserción de genes, mutaciones deliberadas mediante la alteración inducida de la información genética, poliploidea o aumento inducido del contenido cromosónico y la hibridación por la cual se crean especies nuevas a partir de especies distintas genéticamente compatibles.
 
2.      Podría entenderse que los organismos genéticamente modificados(OGM) son productos de varios procesos diferentes, uno de ellos sería la transgenia, la que no modificaría el código genético, pero al usarse el término producto transgénico como sinónimo de OGM, puede llevar al error que podría contener Larousse de la Dietética y  la Nutrición. Esto me da base para suponer que está en lo cierto don Moritz Benado. Otros procesos que generan OGM  con seguridad modificarían el código genético.
 
Voy a seguir estudiando el tema, que de por sí es complejo, para más adelante, si me
parece conveniente, aportar nuevos juicios.
 
20 de marzo de 2007

Escriba un comentario

2 respuestas

  1. Estimado, leo con interes sus escritos, pero tengo una pregunta pata Usted, aunque la respuesta es obvia:
    Cuando compramos un alimento y leemos su composición, nada se dice sobre transgénicos. Parece como si jugásemos a la ruleta rusa con este y otros temas. ¿No sería posible publicar los análsis de alimentos elaborados con transgénicos?
    Felicitaciones y mil gracias por su valentía, Luís

  2. 1 de abril de 2012
    Estimado Luis: Desgraciadamente en Chile no ha habido la voluntad política de obligar a que los alimentos que contengan transgénicos, deba indicarse en su rotulado.
    Considrero que es una obligación ética de un estado la de informar los que contiene un alimento, en temas que merecen dudas. En países desarrollados se obliga a esta indicación. Conocemos la experiencia del castigo a la miel chilena que se le ha detectado polen de transgénicos. No debiera haber temor a decir la verdad. Eso ayudaría a más informar sobre la posible seguridad que puedan dar los transgénicos. Por alguna razón de intereses de minorias no se informa al consumidor como debiera serlo. Atentamente. Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos