Medicina natural, actualidad y economía

El valor de la divisa, el presidente Piñera, el diario El Mercurio y el Banco Central

Chile es uno de los países del mundo más abierto al mercado mundial y con los menores o nulos aranceles. Con un ingreso de divisas de su comercio exterior que depende en más de un 50% del valor de sus exportaciones, de un solo producto, del cobre. Debe ser también en los últimos años, el país con el valor de la divisa más inestable, y con una caída de su valor de las más acentuada en los últimos meses. Una parte importante de su producto sale al exterior, asociado a que una parte alta de su consumo y de sus inversiones provienen del exterior.

Ha tomado actualidad el tema por la caída del dólar por debajo de los $ 480.

Preocupa a no pocos que si bien el Presidente Piñera anunció en su campaña un dólar firme y estable, lo que ratificó como Presidente en sus comienzos, nada aparentemente había hecho al respecto hasta que unos días atrás señalara que no sólo está preocupado del tema sino que está ocupado en él; conversará con el Banco Central. Al parecer basta con que diga que conversará con el banco emisor para que el dólar rompa su caída y suba ayer en más de un uno por ciento. Se menciona hoy que subió en $ 5,5, aunque el alza también coincide con una ligera baja del precio del cobre.

Desgraciadamente hoy día habría vuelto a descender como también  al parecer no se debe esperar mucho de que las promesas presidenciales puedan cumplirse, dada la estrategia seguida. También puede preocupar que nuevamente se manifieste un agudo personalismo presidencial que origina críticas no sólo en la Oposición.

Más adelante se analizan éstos y otros temas relacionados con la caída del valor de la divisa, su inestabilidad y sobre la incertidumbres futuras.

Parece inconcebible que no exista un permanente contacto entre el Gobierno y el Banco Central. El tema del valor de la divisa se le debe considerar, en mi opinión, como una preocupación de Estado, a la que todos debemos contribuir a subsanar. También debiera ser más preocupación del Parlamento. Parlamentarios de oposición critican hoy la iniciativa presidencial, que por lo menos sirvió para manifestar la preocupación del Presidente por el tema; en parte la crítica se basa en el estilo de actuar del Presidente.

El poder del Banco Central es grande, pero es una institución constitucionalmente autónoma y su política no da prioridad al desarrollo económico del país ni al empleo pleno. Sus cabezas han tendido desde años a preocuparse casi exclusivamente de la estabilidad monetaria del peso, que no se pasé de un bajo crecimiento de los de precios, es decir una baja inflación. También han prestado atención a que el país disponga de las reservas necesarias para responder a sus necesidades y sus compromisos. Las veces que ha comprado divisas cuando ha estado muy baja, ha declarado que lo ha hecho para aumentar sus reservas, pero no para afirmar el valor de la divisa.

Me parece conveniente recordar lo que el consejero del Banco Central, el distinguido economista Rodrigo Vergara dijera sobre este tema en una entrevista de El Mercurio que le hizo el periodista Alejandro Sáez Rojas, publicada el 21 de febrero de este año, frente a los objetivos del Banco Central.

El Banco Central tiene un objetivo claro que está en la ley. Que es la estabilidad de precios y el buen funcionamiento de los pagos internos y externos. Esa es la forma que tiene el Banco Central de contribuir al desarrollo del país más allá de quién esté en el poder. En todo caso, dadas las brechas hoy existentes, un crecimiento de esa magnitud es posible por un tiempo. Más allá de eso dependerá de otros factores”.

“El desafío principal que tiene el Banco es mantener la inflación la mayor parte del tiempo en el rango meta. Las proyecciones de mercado a dos años plazo están ya en ese rango. Ciertamente el retiro de los estímulos monetarios es un tema complejo. Cuando empiece el proceso de normalización de la política monetaria, debe hacerse con bastante cuidado. Si uno lo hace con demasiada anticipación, corre el riesgo de producir un efecto negativo sobre la reactivación. Si uno lo hace demasiado tarde, corre el riesgo de que la inflación supere”.

Preocupante que un compromiso presidencial, que viene desde antes de las elecciones, no se cumpla y sólo tardíamente se mencione una pronta conversación. Es positivo que las recientes noticias señalen que los contactos, las conversaciones, ya se han restablecido en una forma más institucional.

Parece lamentable que estas iniciativas se tomen cuando se llegue a la crisis, y no se actúe en un carácter preventivo.

Creo que mucho de esto se debe a que las autoridades del Ejecutivo y del Banco Central no le dan mayor importancia, no le dan la importancia crucial que tiene para Chile el valor del dólar.

Las autoridades parecen actuar más antes las presiones que a sus propias prioridades establecidas.

El Mercurio del domingo pasado aparece como descubridor de que el volumen de las exportaciones ha caído por siete meses seguidos y señala que eso “prende alerta sobre la competividad  de la economía”. Señala más adelante: “Son el motor del crecimiento, pero en volúmenes exportados – no en precios – llevan casi dos años con variaciones negativas. Los economistas alertan sobre el impacto en competitividad del país. El tipo de cambio, el terremoto y el virus ISA están entre los culpables”.

Sin duda que han sido muy importantes estas publicaciones de El Mercurio. Está haciendo ver en forma destacada a la sociedad chilena una grave situación.

Por otra parte, una de las cartas recientes de los lectores seleccionada por el decano de la prensa, plantea que no debe esperarse que el Banco Central intervenga hasta que el dólar llegue por debajo de los $ 380.

Parece increíble, pero se dan argumentos para ello. Una carta con ese contenido produce más inquietudes.

Hace poco en California el ministro de Economía en presencia del Presidente de la República manifestó que era política de Gobierno que el valor del dólar sólo dependiera del mercado cambiario, del libre juego de la oferta y la demanda. En parte este ministro aparece desconociendo los compromisos del Presidente Piñera y de su Ministro de Agricultura. La duda está entre que el Ministro Fontaine desconocía esos compromisos o que no está de acuerdo en los planteamientos de esas altas autoridades en torno a la firmeza y a la estabilidad de la divisa. Es de esperar que ello no se haya dicho para agradar al Gobierno de EE UU.

Ayer en la Segunda, el que fuera Presidente del Banco Central, Carlos Massad, manifiesta su molestia frente al llamado del Presidente emisor, en el sentido que debía coordinarse mejor con el Gobierno para estabilizar el tipo de cambio. Señala Massad que “lo sentí como un tirón de oreja”. Además plantea: “un comentario equivocado e inoportuno pone en discusión la autonomía”.

Luis Eduardo Herrera señalaba también ayer “No es mucho lo que el Central puede hacer”. Se señala más adelante que a su juicio, el rol del Banco Central es actuar frente a fenómenos especulativos, a la entrada de capitales golondrina que tienen que ver con las tasas de interés, “que es lo que hemos vivido en el pasado. Es distinto cuando un hay un peso que se fortalece por la balanza comercial. Y ahí me temo que radicalmente no es mucho lo que el Banco Central puede hacer”, afirma

Preocupante es la opinión anterior, no da esperanzas a que el Banco Central sostenga el valor de la divisa con su presencia compradora, como lo hacen países con balanzas comerciales abiertamente positivas. De acuerdo a ese criterio anterior, mientras más suba el cobre más se dañan las otras actividades, las que son más generadoras de empleo como la industria manufacturera y la agricultura.

Bastaría considerar qué le hubiera pasado a China y a los países petroleros si se hubiese seguido ese criterio, si los excedentes de sus balanzas comerciales hubiesen sido lanzadas al mercado cambiario nacional.

No pocos son los celosos de la autonomía del Banco Central.

Hoy en el diario digital El Mostrador aparece la crítica de dos importantes parlamentarios de la oposición a la intervención del Presidente Piñera. Se presentan a continuación el inicio del artículo y un par de párrafos.

Preocupación por injerencia del Presidente en la autonomía del instituto emisor

Lagos Weber apunta a Poñera y dice que éste no puede intervenir en las decisiones del Banco Central

por Claudia Rivas Arenas

El parlamentario opositor estima que fueron “inapropiados” los dichos del mandatario relativos a que conversaría con el organismo autónomo sobre la situación del dólar. Mientras tanto, el jefe de Estado se reunió está tarde con el consejo en una cita que podría ser de coordinación, cosa que según los legisladores es rutinaria.

Por su parte, el jefe de la bancada de senadores de la Democracia Cristiana, Andrés Zaldívar, coincidió con su par del PPD. Aunque el senador reconoció que con sus dichos, el Presidente no ha intervenido, reiteró que sus declaraciones no se condicen con la “forma” correcta de hacer las cosas. Ya que sus palabras y la forma como las dijo “se pueden mal interpretar. Es lo mismo que pasó con el tema medioambiental”, añadió el parlamentario, en referencia directa al mecanismo utilizado por Piñera para resolver el tema de la construcción de la termoeléctrica Barrancones.

Por otra parte bastante generalizado está el planteamiento de reducción del gasto fiscal para afirmar el valor de la divisa. Camino difícil y peligroso.

También creo conveniete destacar que se teme que uno de los factores que ha contribuido a la baja del dólar es la venta de esta moneda por el Fisco, para financiar parte de sus gastos en moneda nacional a base de sus reservas o de dólares obtenidos de préstamos.

En artículos anteriores he planteado que debió considerarse una reforma constitucional que permitiese al Banco Central prestar plata al Fisco frente a una catástrofe nacional respaldada por el Senado. Nuestra constitución permite préstamos al Fisco frente a temor de guerra o de guerra. Eso hubiera evitado una caída tan aguda del valor de la divisa, afectada probablemente por la venta de divisa por parte del Ejecutivo.

Presento a continuación un par de carta de lectores mandados a El Mercurio y seleccionadas por éste. Sobre la primera, ya había hecho anteriormente una referencia.

Cartas
Lunes 04 de Octubre de 2010
Cuidado con el dólar

Señor Director:

En diversos medios de comunicación he leído lo siguiente: “El mercado estima que con un dólar a $470 se abre la posibilidad de una posible intervención del Banco Central en favor de la divisa norteamericana”. Quisiera alertar a los lectores a tener mucho cuidado con este tipo de aseveraciones, las cuales muchas veces responden a la visión interesada de un trader de mesa de dinero o de algún operador de mercado.

No corresponde que un Banco Central intervenga el mercado a menos que el valor de la divisa esté desalineado de sus fundamentos. ¿Cuál es ese valor en la situación actual? Excelente pregunta y de muy difícil respuesta. Vale recordar que los departamentos de estudios de los bancos centrales serios (como el de nuestro país) dedican buena parte de su tiempo a dar con un modelo que les permita contestar dicha interrogante; entenderá entonces el lector la complejidad del asunto.

De todas maneras, $470 en ningún caso es un valor “desalineado”. Mucho podría argumentar para justificar la idea de precio que daré ahora, pero por razones de espacio seré breve: Dada mi experiencia en monedas, conocimiento y estudio de los actuales fundamentos me atrevería a afirmar que con un precio bajo los $380 recién se justificaría estudiar una eventual intervención, y eso solo para los próximos 12 meses; tal vez en cinco años ese sea el precio medio de la divisa en Chile. El sector exportador debe trabajar con una media de $460 en el próximo período.

Andrés Jacir C.


Carta
Martes 05 de Octubre de 2010
Tipo de cambio

Señor Director:

En “El Mercurio” del domingo 3 de octubre se publica un artículo de Luis Mayol Bouchon, que, en mi parecer, es la más profunda, pedagógica y atinada reflexión que se haya hecho sobre las desastrosas consecuencias que tiene el actual tipo de cambio para la producción y exportación de productos agrícolas, así como para el empleo y el bienestar de todos los chilenos.

Como se sabe, el tipo de cambio ya no depende exclusivamente de las políticas públicas, sino de las autónomas determinaciones del Banco Central, que aplica una política cambiaria decimonónica, que nos llevará, como antaño (con la plata, el oro, el salitre y luego el cobre) a la perpetuación del subdesarrollo, y respecto de la cual los gobiernos carecen de poder para modificarlas.

Estamos, pues, nuevamente enfrentados a dilucidar sobre la conveniencia de la autonomía que constitucionalmente tiene en la actualidad el Banco Central, puesto que sus determinaciones cambiarias no han sido sabias en los años precedentes, favoreciendo sólo a unas pocas grandes empresas endeudadas en dólares, pero perjudicando a la gran mayoría de chilenos. Cuando el tipo de cambio superó la barrera de los $700, el Banco Central no trepidó en intervenir para bajar el precio del dólar, salvando así a grandes empresas deudoras en dólares ¿Por qué entonces no interviene ahora para salvar a una gran mayoría de chilenos? ¿No habrá llegado la hora de morigerar constitucionalmente la referida autonomía?

Fernando Morales B.

____________________________________-

Pasando a otro tema, cabe destacar lo poco que se ha plantea en torno al efecto de la caída de la divisa y su repercusión en el abaratamiento de los costos de importación de productos que con seguridad seguirán destruyendo la industria nacional más generadora de ingresos,  en especial a las pymes. También dañando a la agricultura en producciones básicas cuyos precios están dependiendo del valor del dólar.

Recordemos cómo las bajas del valor de la divisas y las rebajas de aranceles han destruido a las industria de cuero y calzado y a las textiles y de la confección. Emblemáticos han sido los cierres de Paños Bellavista de Tomé y Cerámicas Cordillera.

Sus efectos en el desempleo y en la desaparición de sindicados han sido notables

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos