Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

El hígado y sus cánceres

Continuando con los cánceres importantes que presento en mi libro próximo a publicarse que se denominará “Plantas medicinales, medicina natural, alimentación y cáncer”, ahora hago referencia a los cánceres del hígado o cánceres hepáticos.

Como en los artículos anteriores, primero hago una referencia inicial al órgano mismo, para después abordar sus cánceres y finalmente los tratamientos tanto de la medicina alopática como la natural.

El hígado y los riñones, constituyen grandes filtros purificadores, muy importantes para la salud humana. Merecen especial atención.

Presento en el libro en letra de menor tamaño lo referente al órgano.

El hígado

Es un importante órgano que está presente en todos los animales vertebrados. En el ser humano es la glándula más grande; tiene un peso de 1,5 Kg.

Su buen funcionamiento al igual que el de los riñones es muy importante para la salud humana. La ausencia de hígado o su falta de funcionamiento es incompatible con la vida.

Este órgano realiza varias funciones importantes; en forma resumida estas son:

  • Descompone y almacena muchos de los nutrientes que el intestino absorbe y que el cuerpo necesita para funcionar. Algunos nutrientes tienen que transformarse, es decir, metabolizarse en el hígado antes de usarse como fuentes de energía o para crear y reparar el tejido. Almacena especialmente glicógeno y algunas vitaminas.
  • Produce la mayoría de los factores de coagulación que evitan sangrar cuando se producen lesiones sangrantes.
  • Secreta la bilis que es esencial para digerir las grasas y en general ayuda a los intestinos a absorber los otros nutrientes.
  • Descompone alcohol, medicamentos, y desechos tóxicos en la sangre, que luego salen del cuerpo a través de la orina y las fecas.

 


 

En la base del hígado se encuentra la vesícula biliar y el hilio hepático, que es la zona de entrada de la vena porta, la arteria hepática y la salida del conducto hepático.

La estructura del hígado va a seguir las divisiones de la vena porta hepática. Tras la división de ramos segmentarios, las ramas de la vena porta, acompañadas de las de la arteria hepática y de las divisiones de los conductos hepáticos, se encuentran juntas en el espacio porta.

Lóbulos hepáticos

El hígado se divide por el ligamento falciforme en dos lóbulos principales, derecho e izquierdo. Existen otros dos lóbulos más pequeños, el lóbulo cuadrado y el lóbulo caudado, que para muchos anatomistas pertenecen al lóbulo izquierdo, aunque otros autores consideran que el hígado tiene cuatro lóbulos.

El hígado y sus segmentos

La clasificación de Couinaud divide el hígado en ocho segmentos que son funcionalmente independientes; cada uno de estos segmentos dispone de una rama de la vena porta hepática, una rama de la arteria hepática, una rama venosa de salida que tributa a las venas hepáticas y un conducto biliar por el que la bilis llega al conducto hepático. Los segmentos 5, 6, 7 y 8 corresponden al lóbulo derecho, 2, 3 y 4 al lóbulo izquierdo y uno al lóbulo caudado.

Circulación sanguínea del hígado

La sangre llega al hígado a través de la vena porta y la arteria hepática. El sistema porta constituye el 70 a 75% del flujo sanguíneo y contiene sangre poco oxigenada y rica en nutrientes proveniente del tracto gastrointestinal y del bazo.

La sangre arterial llega a través de la arteria hepática, rama del tronco celíaco que contiene la sangre oxigenada. La sangre de ambas procedencias se mezcla en los sinuosidades hepáticos y abandona el órgano a través de las venas hepáticas, también llamadas suprahepáticas, que finalmente drenan en la vena cava inferior.

Drenaje linfático del hígado

El drenaje linfático del hígado corre a cargo de vasos que desembocan en la vena cava inferior o en los ganglios linfáticos que siguen el recorrido inverso de la arteria hepática.

Fisiología del hígado

A continuación se resumen las principales funciones del hígado.

Producción de bilis

La bilis es necesaria para la digestión de los alimentos, contiene sales biliares formadas por el hígado a partir del ácido glicocólico y ácico taurocólico que a su vez derivan de la molécula de colesterol. La bilis es excretada hacia la vía biliar y se almacena en la vesícula biliar de donde se expulsa al duodeno cuando se ingieren alimentos.

Gracias a la bilis es posible la absorción de las grasas contenidas en los alimentos.

Metabolismo

Las funciones metabólicas del hígado son muy numerosas.

  • Metabolismo de los carbohidratos
    – La gluconeogénesis es la formación de glucosa a partir de ciertos aminoácidos, lactato y glicerol;
    – La glucogenolisis es la fragmentación de glucógeno para liberar glucosa en la sangre;
    – La glucogenogénesis o glucogénesis es la síntesis de glucógeno a partir de glucosa.
  • Metabolismo de los lípidos
    – Síntesis de colesterol. El colesterol fabricado por el hígado es destinado a diferentes fines, forma parte de las membranas celulares y participa en la síntesis de ácidos biliares.
    – Producción de triglicéridos.
    – Conversión de glúcidos y proteínas en ácidos grasos..
  • Metabolismo de proteínas
    – Síntesis de albúmina.
    – Síntesis de lipoproteínas para transportar los ácidos grasos a través de la sangre (VLDL, HDL,LDL).
    – Síntesis de proteínas de transporte como transferrina y ceruloplasmina.
    – Síntesis de factores de coagulación, como el fibrinógeno (I), la protrombina (II), el factor de coagulación V, proconvertina (VII), el factor de coagulación y el factor de coagulación X..
    – Síntesis de aminoácidos no esenciales. Los aminoácidos son los constituyentes de todas las proteínas. El hígado solo puede sintetizar los no esenciales, los esenciales es preciso obtenerlos a partir de las proteínas de la dieta.
    – Síntesis de enzimas como la aspartato aminotransferasa y aspartato aminotransferasa y alanina aminotransferasa, imprescindibles para la transaminación.
    – Síntesis de hormonas peptídicas como la angiotensina.

Síntesis de alfa 1-antitripsina. Es un inhibidor de proteasa sérico (serpina). Protege los tejidos de las proteasas presentes principalmente en las células inflamatorias, en especial la elastasa.

Función inmunológica

  • En los sinusoides hepáticos existen gran número de células de Kupffer, que son macrófagos residentes en el hígado que fagocitan bacterias, virus y macromoléculas extrañas al organismo.
  • El hígado es el órgano que produce la mayor parte de las proteínas que forman el sistema del complemento, el cual está formado por unas 18 glucoproteínas que se encuentran en el suero y se activan de forma secuencial en cascada. Este sistema juega un importante papel en la respuesta inmunológica.
  • El hígado produce la proteína C reactiva, reactante de fase aguda cuya síntesis aumenta considerablemente en los procesos inflamatorios.

Desintoxicación de la sangre

Molécula de etanol, sustancia tóxica es metabolizada por el hígado gracias a la enzima alcohol-deshidrogenasa; esta enzima se localiza principalmente en el hígado.

  • Neutralización de numerosas toxinas..
  • Metabolización de la mayor parte de los fármacos. Por ejemplo el paracetamol se metaboliza por el hígado uniéndose con el ácido glucurónico eliminándose de esta forma a través de la orina.
  • Transformación del amonio en urea. Este es un importante proceso desintoxicante, ya que la urea es menos tóxica que el amoniaco y se elimina fácilmente a través de la orina.
  • Metabolización de la bilirrubina. La bilirrubina es una sustancia tóxica que procede de la degradación de la hemoglobina. El hígado la elimina a través de la bilis.

Almacenamiento de sustancias

Glucógeno (un reservorio importante de aproximadamente 150 g). Vitaminas, incluyendo vitamina A, vitamina D y vitamina B12. Minerales, hierro en forma de ferritina, cobre, etc. La ferritina es la principal molécula de almacenamiento de hierro.

Hematopoyesis

En las primeras 12 semanas de vida intrauterina, el hígado es el principal órgano de producción de glóbulos rojos en el feto. A partir de la semana 12 de la gestación, la médula ósea asume esta función.

 

Comentario

Sin duda el hígado es uno de los órganos humanos más importantes. Es relevante la contribución que puede dar con su buen funcionamiento al sistema inmunológico, tan importante en la prevención del cáncer, como también para contribuir a su ataque en la medida que este mal se hace presente.

Es un órgano que a su vez puede ser atacado por el cáncer tanto específico de este órgano como el proveniente por metástasis de cánceres primarios de otros orígenes.

La presencia del cáncer hepático por lo tanto puede contribuir al desarrollo de otros cánceres al debilitar el sistema inmunológico.

* * *

Cáncer hepático

 Debe tenerse en consideración que en el hígado pueden hacerse presente tumores que no son cancerosos. Algunas veces, los tumores benignos crecen tanto como para causar problemas, aunque ellos no invadan los tejidos cercanos ni se propaguen a parte distante del cuerpo. Si requieren tratarse, por lo general pueden extirparse por cirugía.

El tipo más común de tumor benigno del hígado se origina en los vasos sanguíneos y se conoce como hemangioma. La mayoría de los hemangiomas del hígado no produce síntomas y no requiere tratamiento. Sin embargo, algunos pueden sangrar y requerir que se extirpen quirúrgicamente.

El adenoma hepático es un tumor benigno que surge de los hepatocitos (el tipo principal de célula del hígado). La mayoría no causa síntomas y no requiere tratamiento. Sin embargo, algunos causan síntomas, como dolor o una masa en el abdomen (en el área del estómago), o pérdida de sangre. Debido a que hay un riesgo de que el tumor se reviente (lo que causaría una hemorragia grave) y un riesgo leve de que se convierta en cáncer de hígado en el futuro, la mayoría de los especialistas habitualmente recomiendan, si es posible, su extirpación.

El uso de ciertos medicamentos puede aumentar el riesgo de tener estos tumores. Las mujeres tienen una mayor probabilidad si toman pastillas anticonceptivas, aunque esta complicación ocurre raras veces. Los hombres que usan esteroides anabólicos también pueden padecer estos tumores. Los adenomas pueden reducirse en tamaño cuando se suspenden los medicamentos.

 La hiperplasia nodular focal (FNH) es un crecimiento compuesto por varios tipos de célula (hepatocitos, células del conducto biliar y células del tejido conectivo) parecido a un tumor. Aunque es benigna, puede ser difícil separarlo de los tumores que realmente son cánceres de hígado. Si presenta síntomas a causa de este tumor, este se puede extirpar con cirugía.

Tanto los FNH como los adenomas hepáticos son más comunes en mujeres que en hombres.

 

El cáncer hepático o cáncer de hígado es un tipo de cáncer que actúa sobre el hígado de dos formas:

  • Tumor primario, que son los tumores que se originan en el hígado y son bastantes agresivos.
  • Tumores procedentes de otros órganos. Se producen cuando el tumor ha pasado a la sangre y emigran por los vasos sanguíneos colocándose en el hígado. Las metástasis son más frecuentes que los tumores primarios; son más comunes provenientes de cánceres del páncreas, colon, estómago, seno o pulmón.
    La mayoría de las veces en que se detecta el cáncer en el hígado, no comienza allí, sino que se ha propagado (hizo metástasis) desde otra parte del cuerpo; es un cáncer de hígado secundario.

Tratamientos contra estos cánceres de acuerdo a la medicina alopática o tradicional

Según Wikipedia “Las opciones del tratamiento del cáncer hepático son cirugía, quimioterapia, trasplante de hígado, radioterapia, quimioembolización y radioembolización“.

Según el Instituto Oncológico de la Fundación Arturo López Pérez de Chile

  • Cirugía: La hepatectomía parcial es una intervención durante la cual se remueve la parte de hígado que contiene el cáncer y una porción de tejido sano alrededor. Es una opción de tratamiento en casos de tumores que no se han propagado a tejidos cercanos, en pacientes con buena función hepática y estado de salud que les permita enfrentar la cirugía.
  • Ablación del tumor: Procedimiento mediante el cual se extrae o destruye tejido tumoral sin extirparlo. Se utiliza para tumores pequeños cuando no es posible realizar una cirugía.
  • Embolización del tumor: Procedimiento mediante el cual se inyectan sustancias para bloquear o reducir el flujo de sangre hacia las células cancerosas.
  • Radioterapia avanzada: El sistema de radioterapia estereotáctica (SBRT) CyberKnife M6 y la radioterapia de arco volumétricamente modulada VMAT administran altas dosis de radiación con alta precisión directamente a los tumores hepáticos, minimizando el riesgo de dañar tejidos sanos.
  • Terapia dirigida: Estos nuevos medicamentos están diseñados para bloquear el crecimiento y propagación de células cancerosas.
  • Trasplante: Es una opción de tratamiento en casos seleccionados.

 

Cáncer hepático y medicina natural

Es conveniente, dentro de las plantas medicinales, analizar los positivos efectos que tiene sobre el hígado el “cardo mariano”, de nombre científico Silybum marianum.

La medicina natural aporta valiosos tratamientos contra el cáncer hepático. En general para todo cáncer deben considerarse el galium aparine con carbón vegetal, la mezcla de aloe con miel de abejas con un destilado alcohólico de alta graduación y el aranto.

También se mencionan la graviola, el BIRM, la cúrcuma, la piña, el selenio y el zinc, el cannabis, la manzana y las bayas de goji.

Sorpresa ha causado recientemente el éxito contra un cáncer hepático terminal con un tratamiento a base de zeolita, veneno del escorpión cubano y jugo a amalaki.

Nota: En un próximo artículo se presentará sobre cáncer de vesícula.

_________________________

 

 

 

0Sin voto aún

No hay comentarios todavía

Qué piensa usted ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.