Medicina natural, actualidad y economía

Antecedentes muy importantes sobre cáncer a base de artículo “Sorprendente tratamiento contra el cáncer”. Parte I

Me he encontrado con un muy interesante artículo que se titula: SORPRENDENTE TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER

Fte: http://megaformulasonline.com/block/?page_id=651

A mi juicio este artículo tiene un valioso y enriquecedor contenido para los que no somos profesionales de la salud. Recomiendo su lectura con mucha atención.

Primero hace referencia al cáncer en forma muy ilustrativa. A uno le da una visión bastante concreta de lo que es esta enfermedad y como se desarrolla en el organismo. Contiene fotografías, en mi opinión muy valiosas.

Termina el tema más específico del cáncer con este párrafo, que me ha llevado a investigar quién es el Dr. Hang Don.

EL MÉTODO HAN

“No es magia -nos diría sonriente Han Dong cuando nos entrevistamos con él-. La medicina natural tiene 5.000 años de historia y todas las sustancias que yo utilizo están en la tierra, en los árboles, en los minerales, en los animales e, incluso, en los insectos. Es una lástima pues que no exista una colaboración más estrecha, a todos los niveles, entre la medicina convencional y la natural para cercar al cáncer. No entiendo por qué los oncólogos no quieren escuchar”.

Al final de este artículo me referiré brevemente al Dr. H. Dong.

Volviendo al artículo inicial que presento, en éste se menciona a las causas principales del cáncer. Se señala que los factores más frecuentes que son capaces de provocar un cáncer son: la herencia, la toxicidad ácida local, los virus, las radiaciones ionizantes, los productos químicos y las alteraciones del sistema inmunológico. No menciona a los microbios, que posiblemente han ido tomando importancia como consecuencias de nuevas investigaciones, como es el caso de la bacteria Helicobacter pylori como causal de cáncer gástrico.

Conviene señalar desde ya que la herencia tiene una incidencia de sólo 5%.

Más adelante el artículo aborda tratamientos y destaca dentro de éstos a los naturales. Hace especial referencia al damasco o albaricoque y a la vitamina B17, que está principalmente en la semilla de esta fruta, en el interior del carozo o cuesco.

Presenta posteriormente un par de medicamentos, destacando uno de ellos por reforzar el sistema inmunológico y una serie efectos específicos muy interesantes.

Finaliza el artículo haciendo una amplia referencia a la alimentación. Especifica los alimentos más importantes en su acción para prevenir los cánceres, reducir su expansión e incluso para contribuir a la sanación. Termina señalando los alimentos que no debieran consumirse.

Entre los alimentos recomendados especialmente contra el cáncer echo de menos al espárrago.

Mi intención es escribir varios artículos presentando y analizando esos grupos de contenidos más importantes.

Lo que escribo modifica en algo la presentación original del artículo, especialmente separando párrafos y agregando el significado de algunos términos usados, para hacer más comprensible lo esencial del artículo.

Inicio este artículo refiriéndome al cáncer en particular.

 

1.Lo que es el cáncer

Se conoce como “cáncer” al desarrollo anormal de los tejidos, producido por el crecimiento constante de células anormales que poseen la capacidad de invadir y destruir a otros tejidos, alterando su anatomía y función respectiva.

El crecimiento tumoral canceroso, o neoplasia, es derivado en todas sus células de una célula madre única o clónal (Clona: Grupo de seres derivados de una misma célula en forma asexuada y que poseen la misma estructura genética.).

Estas células se han escapado al Control o Programa que normalmente rige el crecimiento celular. Este programa hace que cuando una célula se pone en contacto con la superficie de otra, detiene automáticamente su crecimiento.

La célula cancerosa carece de esta característica y sigue creciendo. Las células cancerosas son células embrionarias, incapaces de madurar o diferenciarse en una etapa adulta y carentes de capacidad funcional.

La proliferación de estas células puede formar una masa denominada “Tumor” el que crece sin mantener relación con la función del órgano del que procede.

La estabilidad del sistema y que impide la producción de un cáncer, está regida por el gen P53 en un 50% y en igual porcentaje por el GenBc110, genes que cuando son desestabilizados activan los oncogenes.

Casi todos los cánceres forman tumores, pero no todos los tumores son cancerosos o malignos; la mayor parte son benignos, lo que significa que no pone la vida en peligro.

Los tumores benignos poseen un crecimiento localizado y suelen estar separados de los tejidos vecinos por una cápsula. Esta cápsula está formada por fibroblastos, la célula indiferenciada más abundante del organismo.

El crecimiento tumoral benigno es lento y mantiene la misma estructura del tejido del cual proceden sus células.A veces producen alteraciones por obstrucción, compresión o desplazamiento de las estructuras vecinas.

Muchos tumores benignos como los pólipos del colón se consideran como lesiones precancerosas o cancerizables.

Lesión cancerizable, es aquella que constituyendo un tejido alterado en sus características biológicas, es benigna, pero estadísticamente en presencia de noxas se transforma en cáncer. Nota: Noxa es lo que llega al cuerpo y genera daño.

Por esta razón un potencial mecanismo terapéutico es el de encapsular los tumores cancerosos, mediante un aumento de la autoinmunidad.

En esa forma es factible disminuir la agresividad del tumor.

La característica de encapsular, procesos mediante una capa de fibroblastos, es una propiedad de efectos defensivos del sistema inmune.

 

2. DISEMINACIÓN O METÁSTASIS

La principal característica del tumor maligno es su capacidad de infiltrar otros tejidos fuera del lugar de origen.

La invasión de los tejidos vecinos puede producirse por extensión o infiltración, o también a distancia, produciendo crecimiento secundario conocido como metástasis.

La localización y vía de propagación de las metástasis varía en función de los cánceres primarios. Cuando un cáncer invade la superficie del órgano de origen, las células pueden propagarse desde esta superficie a la cavidad vecina y órganos adyacentes, donde pueden implantarse generando nuevos tumores.

Las células tumorales pueden viajar por el interior de los vasos linfáticos hacia los ganglios linfáticos, o también hacia los vasos sanguíneos.

En los vasos sanguíneos, estas células se detienen en el punto en el que los vasos son demasiado estrechos para su diámetro.

Las células del resto de los tumores invaden los pulmones antes de propagarse a otros órganos. Por tanto, los pulmones y el hígado son dos localizaciones frecuentes de metástasis y es por dicha causa que siempre se solicita el examen de dichos órganos en caso de duda diagnóstica.

Muchos cánceres envían sus células a la corriente sanguínea en forma rápida, y mientras algunas de estas células mueren, otras pueden invadir y penetrar en el sistema vascular y en los tejidos. Si este tejido tiene condiciones favorables para la célula tumoral, ésta se multiplica produciéndose una metástasis.

La condición más favorable y frecuente para el desarrollo del cáncer, es la presencia de un medio local de tipo ácido ya que en medio alcalino la célula cancerosa difícilmente prospera en su desarrollo.

Es por esta última causa que toda inflamación crónica, la que se caracteriza por ser un medio ácido es, una potencial condición cancerizable.

La acidosis tisular(de los tejidos) o acumulación de ácido en un determinado tejido genera una alteración de la calidad de la matriz extracelular o tejido de sostén, el que tiene normalmente un pH 7.4 y que se conoce con el nombre de Espacio Básico de Pischinger ( nombre de su descubridor en 1975).

Este tejido es un microfiltro molecular de eliminación de toxinas arrastradas por el líquido extracelular.

Cuando se acidifica ese medio se produce una polimerización de dicho tejido, el que deja de actuar como filtro y las toxinas productos del metabolismo comienzan a acumularse en el Espacio de Pischinger, hasta saturarlo y luego penetrar al interior de las células, destruyendo su capacidad enzimática hasta modificar su estructura. Nota. Polimerización es el proceso mediante el cual las moléculas simples, iguales o diferentes reaccionan entre sí por adición o condensación y forman otras moléculas de peso doble o triple. Por condensación se genera un subproducto que puede ser agua; el producto es menor a la suma de las dos células.

La fase final de este proceso se denomina también como Cáncer.

En ocasiones, sólo se multiplica un pequeño número de veces produciéndose una acumulación de células que permanecen en forma de micrometástasis.

Esta forma latente puede perdurar varios años, y por muchas razones diferentes puede reactivarse y producir un cáncer recurrente, motivo por el cual el portador de cualquier tipo de cáncer debe mantener un control permanente con su oncólogo.

Generalmente las células cancerosas conservan las características físicas y biológicas del tejido original a pesar de estar diseminadas. De esta forma, el patólogo puede, a través del examen microscópico de estas células, determinar la procedencia u origen de las metástasis.

Los tumores glandulares pueden ser identificados porque en ocasiones producen de forma indiscriminada la misma hormona producida por el tejido del que proceden. También responden a las mismas hormonas que controlan esos tejidos en condiciones normales.

Ello explica la conveniencia de un estudio endocrinológico adicional en estos casos y de los minerales que son reguladores del sistema hormonal, como el magnesio por ejemplo.

 

3. Oras materias interesantes sobre el cáncer

Cuanto más agresivo y maligno es un cáncer, más se diferencia de la estructura del tejido original; pero la tasa de crecimiento del cáncer depende no sólo del tipo celular y grado de diferenciación, sino también de los factores dependientes del huésped, tales como la estabilidad de su sistema inmunológico y metabolismo.

Una característica de malignidad es la heterogeneidad celular del tumor.

Debido a las alteraciones en la proliferación celular, las células cancerosas son más susceptibles de producir mutaciones.

Al evolucionar, el tumor es cada vez menos diferenciado y de crecimiento más rápido.

También puede desarrollar resistencia a la quimioterapia o a la radiación.

Solamente cuando el tumor supera los mil millones de células, se hace aparente y es pesquisable.

Los factores más frecuentes que son capaces de provocar un cáncer son: la herencia, la toxicidad ácida local, los virus, las radiaciones ionizantes, los productos químicos y las alteraciones del sistema inmunológico.

Los investigadores estudian como estos diferentes factores pueden interactuar de una manera multifactorial y secuencial para producir tumores malignos.

El cáncer es básicamente, un proceso genético. Las alteraciones genéticas pueden ser heredadas, o producidas en alguna célula por un virus o por una lesión provocada de manera externa. Es así, que el 5% de los cánceres tienen exclusivamente un origen genético.

Aparentemente existe una serie de mutaciones secuenciales que conduce a la malignización de una única célula la que se multiplica como un solo clon.

En un principio se consideró que un clon maligno era algo completamente anormal, y que la única curación posible era la eliminación de todas las células anormales del organismo.

En la actualidad, se sabe que el problema se encuentra en la incapacidad de la célula de poder diferenciarse en su estado adulto y funcional, quizás por la ausencia de algún factor necesario para esa diferenciación.

Hemos observado que tanto la disminución del ión magnesio y del ión calcio en los individuos, favorece la aparición y desarrollo de los cánceres y a la vez que la administración de ellos disminuye su velocidad de crecimiento.

Otro importante hecho que debe considerarse en la terapia del paciente canceroso, es conocer que el cuerpo humano funciona óptimamente en un medio neutro ligeramente alcalinizado (PH 7.0 a 7.4).

La presencia de un medio ácido, constituye un medio de vida extraño para la célula normal, lo que favorece su deprogramación biológica, desde el punto de vista tanto de la Medicina Biológica como cibernético

Es importante recordar que cuando existe un cuadro inflamatorio crónico se retiran electrolitos intracelulares alcalinos para modificar el medio acidificado.

Este retiro de elementos intracelulares modifica la estructura interna celular al existir menos elementos indispensables dentro de ella y se altera la calidad de los restantes.

También es de alta importancia considerar que cuando la célula normal se encuentra ante una falta de oxígeno, de inmediato, pierde su capacidad de controlar su propio pH. El aporte celular de oxígeno suficiente debe estar siempre presente, estimulándose al enfermo canceroso a efectuar ejercicios de respiración nasal, para facilitar la debida oxigenación a nivel celular, favoreciendo con ello el normal proceso metabólico.

En todos estos casos, de disminución del oxígeno necesario, la glucosa existente a nivel célula sigue actuando y fermenta y el pH baja de 7.35 hasta 6.5.

Los ácidos actúan dañando el ácido ribonucleico quedando destruida con ello, la capacidad de control celular.

El ácido ribonucleico ARN cambia y se producen errores de tipo cromosómico que se agregan al cambio celular y las enzimas intracelulares se vuelven tóxicas y llegan a causar daño letal a la célula.

En pocas palabras, se produce un cambio de una normal oxigenación celular a una fermentación metabólica de alta toxicidad y evidentemente un factor de tipo cancerizable.

Las membranas de las células cancerosas por otra parte no atraen a los elementos alcalinos y se ha demostrado que el interior de la célula cancerosa solamente llega hasta un 1% del calcio de las células normales.

Los iones magnesio y sodio son los que transportan el oxígeno al interior de las células. Cuando están en niveles bajos, se establece una condición cancerizable en personas con antecedentes familiares oncológicos directos. Igualmente este desequilibrio electrolítico favorece una alteración de los campos magnéticos celulares.

En ausencia de estos cationes o en una cantidad insuficiente es altamente probable que se impida la normal oxigenación celular facilitando la fermentación de la glucosa. Al elevar el pH a 8,5 – 9 la vida de la célula cancerosa disminuye en pocos días y son eliminadas como células muertas por el sistema inmunológico de tipo fagocitario.

La alcalinización del organismo del paciente canceroso es una de las mayores garantías de supervivencia de éste. Para ello utilizamos gotas de tipo alcalinizante o el milagroso bicarbonato de sodio (El Humilde Carbonato) también el té verde es altamente alcalinizante.

La Cirugía oncológica y la Radioterapia, actúan exclusivamente a nivel local y lo habitual es que la enfermedad mantenga un cierto grado de diseminación, ya que como sabemos, la apreciación oncológica es posible solamente cuando existe un número superior a un mil millón de células cancerosas, motivo por el cual se requiere mejorar el sistema inmune, como efecto preventivo.

Últimamente se ha detectado que las células cancerosas tienden a expulsar los medicamentos contra el cáncer valiéndose para ello de las llamadas bombas aspiradoras de las que se conocen a la fecha, seis de ellas, aunque se presume la existencia de muchas más. Esto hace ineficaz las terapias de tipo oncológico

________________________________________

 

EL MÉTODO HAN

“No es magia -nos diría sonriente Han Dong cuando nos entrevistamos con él-. La medicina natural tiene 5.000 años de historia y todas las sustancias que yo utilizo están en la tierra, en los árboles, en los minerales, en los animales e, incluso, en los insectos. Es una lástima pues que no exista una colaboración más estrecha, a todos los niveles, entre la medicina convencional y la natural para cercar al cáncer. No entiendo por qué los oncólogos no quieren escuchar”.

_______________________________
Algo sobre el Dr. Han Dong Kyu:

Es coreano nacionalizado español, práctico en medicina oriental, trabaja como médico naturista en España. Pertenece a la Asociación Española de Medicina Natural contra el cáncer, SIDA y drogadicción.

Ha luchado por estos nobles objetivos por más de treinta años, a lo largo de los cuales ha padecido en 6 ocasiones de diferentes cánceres. En cuello, cabeza, colon, estómago, intestino grueso y pulmón.

Empezó a ensayar distintas medicinas en su cuerpo. De esta manera ha llegado a elaborar una buena medicina y ha establecido unos métodos de tratamiento que salvaron su vida y lo están haciendo también con las vidas de muchos enfermos que acuden a él.

Once años tuvo cáncer de estómago, intestino grueso y pulmón. Estuvo a punto de morir por los efectos secundarios del cáncer.

Aplicando las vitaminas B-17 y B-18 el cáncer salió hacia afuera y se manifestó en la piel, sobre el estómago, intestino grueso y pulmón. Perdió 14 kilos. Después del tratamiento sólo quedaron las cicatrices y hasta ahora está viviendo sin sufrimiento.

Él sostiene que el ensayo de las medicinas en el cuerpo humano es mucho más valioso que el ensayo de las mismas en el cuerpo de animales. Gracias a este ensayo ha podido elaborar una buena medicina natural que combate el cáncer sin dañar las células sanas y sin efectos secundarios.

El Dr. Han Dong Kyu encabeza sus cartas remitidas a las más altas autoridades de la administración e investigación oncológica para poner en sus conocimientos sus descubrimientos terapéuticos sobre el cáncer, SIDA y drogadicción de toda una vida de trabajo, que le han permitido en primera persona superar el cáncer en repetidas ocasiones y posteriormente a numerosos pacientes que hasta él han acudido.

Con la tenacidad propia de su mentalidad oriental, asumió su enfermedad como un desafío, como una oportunidad de buscar respuestas en lo que hasta hoy día podemos considerar la lacra de la actual civilización: el cáncer.

En su búsqueda de respuestas, viajó por los distintos continentes en pos de las últimas orientaciones terapéuticas en esta materia. Houston, Alemania y la Amazonia fueron algunos de sus destinos.

Hilando cabos y tomando su propio cuerpo como base de experimentación llegó a establecer un repertorio terapéutico a base siempre de remedios naturales que hace que hoy, con más de 70 años, se erija en el primer ejemplo viviente del éxito de su terapia, de su eficacia. Después le han seguido innumerables pacientes que hasta él han llegado, muchos de ellos -como el propio Dr. Han- desahuciados por la medicina moderna y que dan cuenta, y así quieren expresar, que están ante algo importante, algo valioso.

Frente a un éxito de esa magnitud, se ha supuesto que se abrirían las puertas a la colaboración de las más altas instancias; pero ello no ha ocurrido, a pesar de los esfuerzos realizados, ninguna autoridad del país -administrativa, sanitaria o científica- ha mostrado el mínimo interés por verificar tales hallazgos. Hay insensibilidad a las cartas remitidas por el propio Dr. Han, a las cartas de pacientes que atestiguan con su vida la veracidad de la terapia.

Sienten que estas investigaciones, de más de 30 años con muy positivos resultados, han dejado de favorecer a muchos otros afectados por el cáncer.

Se señala textualmente: Aunque parezca increíble, las puertas para darle una repercusión nacional y, por qué no, mundial, están cerradas. El por qué quizás habría que buscarlo en los intereses económicos que suponen las patentes para las grandes firmas farmacéuticas tan influyentes en los gobiernos, en los egos de los investigadores (como dice Sir John Pendry, padre de la teoría de la invisibilidad, “Para ver egos de científico no necesita microscopio”). En fin, de eso ya hay demasiada literatura y aquí no vamos a descubrir nada nuevo. Cada uno puede sacar sus propias conclusiones.

____________________________

Escriba un comentario

4 respuestas

  1. Don Rolando, muy buen artículo. Leí el ink, sin embargo no aparece donde se pueden comprar los medicamentos que menciona. Sabe usted algo?

  2. En Mercado libre se puede encontrar unas pastillas llamdas B17(amygdalin) 500 mg son elaboradas en Estados Unidos

  3. 21 de diciembre de 2017
    Nany: Muy interesante la información. Es importante que sea un producto de buena calidad. De lo que en general he leído, es preferible consumir el producto natural, en este caso la semilla misma del damasco. Atentamente. Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos