Medicina natural, actualidad y economía

Banco Estado abandona fomento al ahorro

BANCOESTADO:

¿Cumple sus obligaciones de fomentar el ahorro?

¿Contribuye a una mejor distribución del ingreso?

Existe consenso en muchos economistas, que analizan la realidad chilena, que en el país debería incrementarse el ahorro nacional y, de forma imperiosa, mejorarse la distribución del ingreso. Lamentablemente, Chile se muestra como una de las naciones con más desiguales del mundo y, lo que es peor, con tendencias a agudizarse.

R. Chateauneuf

Una mejor distribución del ingreso contribuiría a un mayor bienestar de la población; a cumplir con valores de justicia social; y a reducir tensiones internas que parecen acentuarse.

Por ello, el fomento del ahorro y el mejorar la distribución del ingreso debieran ser objetivos básicos de políticas de Estado.

El país, se puede decir, tuvo una política de Estado que se pudo considerar exitosa en el fomento del ahorro. Fue iniciada por la desaparecida Caja Nacional de Ahorros, que lo fomentó desde los años 30 del siglo pasado y lo continuó el Banco del Estado, con la incorporación del sistema reajustable.

Su éxito pudo medirse por los millones de cuentas de ahorro, especialmente a plazo, que se abrieron en el país. Se estimuló el ahorro en los niños, en particular en el sistema escolar, y se creó conciencia en los padres sobre lo conveniente de abrir cuentas a sus hijos e incluso a sus nietos. Se creó así un verdadero patrimonio social nacional en torno a esta inmensa red de ahorrantes.

Lamentablemente, a partir del Gobierno del Presidente Lagos y con Jaime Estévez como presidente de BancoEstado, se inició el cobro de una comisión trimestral fija a las cuentas a plazo, reajustada también trimestralmente y de un monto independiente de los saldos depositados. El nuevo proceder golpeaba así a los que tenían menos fondos, posiblemente a los más pobres y a las familias que más cuentas individuales de ahorro tenían.

Muchos ahorrantes vieron en esta forma de proceder, sin ser informados seriamente, que su pequeño patrimonio, formado con esfuerzo y sacrificio, se fue destruyendo. Eso significó, al desaparecer sus saldos como consecuencia de que los bajos intereses devengados eran inferiores a los descuentos por comisiones, que no sólo su capital se redujera sino que incluso desapareciera, procediendo la institución bancaria a cerrar sus cuentas. Otros al ver que sus fondos se reducían, procedieron a cerrar sus cuentas antes de perder más.

Qué penoso es que BancoEstado, por aumentar sus utilidades y con ello posiblemente “prestigiar a sus autoridades”, haya procedido así, destruyendo ese esfuerzo casi centenario que constituyó ese verdadero capital social de la magnitud impresionante de ahorrantes de todo el territorio nacional y de los valores que se llegó a inculcar en nuestra población. No se puede dejar de señalar que estas comisiones han llegado a constituir uno de los impuestos más regresivos que han existido. Se les saca no sólo ingresos, sino que patrimonios a los más pobres, para aumentar las utilidades de BancoEstado, las que pasan a ser ingresos fiscales.

Conadecus ha presentado una demanda contra esta institución financiera, por cobros de comisiones en las cuentas de ahorro no reajustable, la que después de un largo proceso se logró que tuviera acogida en la Corte Suprema, para así poder llevarse adelante el juicio.

Fecha: 8 de octubre de 2006

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos