Medicina natural, actualidad y economía

Cánceres importantes del tracto digestivo: gástrico y colorrectales. Tratamientos alopáticos y de la medicina natural. Alimentación. Primera parte, especialmente sobre cáncer gástrico

Cánceres importantes del tracto digestivo: gástrico y colorrectales. Tratamientos alopáticos y de la medicina natural. Alimentación. Primera parte, especialmente sobre cáncer gástrico

Antes de analizar ambos cánceres, haré una breve referencia al aparato digestivo.

En forma más general, a veces se habla de cánceres del tracto gastrointestinal.

El tracto digestivo también es llamado tracto gastrointestinal o canal alimentario. Está constituido por el sistema de órganos humanos que conducen al consumo de los alimentos; para ello los digieren para extraer energía y nutrientes y finalmente expulsar los residuos resultantes. El tracto para sus funciones es acompañado de órganos accesorios: glándulas salivales, hígado, vesícula biliar y páncreas.

Cuatro grandes funciones cumple este tracto: ingestión, digestión, absorción y excreción.

En el hombre adulto normal, mide aproximadamente 11 m de largo.

Se le diferencian dos grandes parte, el tracto gastrointestinal superior y el tracto intestinal inferior. El tracto intestinal también puede ser dividido en intestino anterior, intestino medio e intestino posterior.

El tracto gastrointestinal superior se inicia en la boca, le sigue la faringe, el esófago y el estómago. En la boca desembocan las glándulas salivales; se encuentra en ella la lengua y los dientes. Le sigue la faringe, el esófago hasta llegar al estómago. Después se llega al llamado tracto gastrointestinal inferior constituido por los intestinos delgado y grueso, hasta terminar en el año.

Al intestino delgado se le reconocen tres secciones: duodeno, yeyuno e ilion. Al intestino grueso se le distinguen las siguientes partes: ciego, colon ascendente, colon transversal, colon descendente, colon sigmoides. Posteriormente se encuentra el recto y al final el ano, orificio de salida de los excrementos.

Los órganos accesorios del canal alimentario, como ya se ha señalado, incluyen, las glándulas salivales, el hígado, la vesícula biliar y el páncreas. El hígado secreta la bilis en el intestino delgado, vía el sistema biliar y emplea la vesícula biliar que tiene la única función la de almacenar y concentrar la bilis. El páncreas secreta un fluido que contiene bicarbonato y varias enzimas, incluyendo la tripsina, la quimotripsina, la lipasa y la amilasa pancreática, así como también enzimas nucleolíticas (desoxiribonucleasa y ribonucleasa) dentro del intestino delgado. Estos dos órganos secretores ayudan a la digestión, especialmente de las grasas.

La función que realiza el tracto es la de transporte (alimentos), secreción (jugos digestivos), absorción (nutrientes) y excreción (mediante el proceso de defecación).

El proceso de la digestión transforma los glúcidos, lípidos y proteínas en unidades más sencillas, gracias a las enzimas digestivas, para que puedan ser absorbidas y transportadas por la sangre. Las enzimas se hacen presentes especialmente en la saliva de la boca, en el estómago y en intestino delgado, el que es el gran absorbedor de los nutrientes.

Desde la boca hasta el ano, el tuvo digestivo mide unos 11 metros de longitud. La digestión empieza propiamente en la boca; los dientes trituran los alimentos, las secreciones de las glándulas salivales los humedecen e inician su descomposición química generando el bolo alimenticio, que cruza la faringe, sigue por el esófago hasta llegar al estómago. Este es una bolsa muscular de una capacidad del orden de litro; allí se inicia la acción del jugo gástrico segregado de la mucosa interior del estómago.

Movimientos musculares de este órgano contribuyen a transformar el alimento en el quimio, que pasa al intestino delgado, órgano de una longitud de unos 6 metros.

El cardias es el límite entre el esófago y el estómago y el píloro es el límite entre el estómago y el intestino delgado. En un individuo mide aproximadamente 25 cm del cardias al píloro y el diámetro transverso es de 12 cm.

La primera porción del intestino delgado denominado duodeno recibe, además de las secreciones de las glándulas intestinales, la bilis y los jugos pancreáticos. Estas secreciones contienen gran cantidad de enzimas que degradan especialmente las grasas.

El tubo digestivo continúa por el intestino grueso, de algo más de metro y medio de longitud. Su porción final es el recto, que termina en el ano, por donde se evacuan al exterior principalmente los restos no digeribles de los alimentos.

Dos cánceres son frecuentes en el aparato digestivo, el gástrico y el del intestino grueso que se puede hacerse presente también en el recto y se le denomina colorrectal. Además se presentan otros cánceres como los de hígado y páncreas. Esos cuatro cánceres serán analizados en el anexo 2 del libro en preparación. Además hay varios otros cánceres que afectan desde el de boca hasta el de ano.

El intestino grueso se inicia a partir de la válvula ileocecal en un fondo de saco denominado ciego, de donde sale el apéndice vermiforme y termina en el recto. Desde el ciego al recto describe una serie de curvas, formando un marco. Su longitud es variable, entre 120 y 160 cm, y su calibre disminuye progresivamente, siendo la porción más estrecha la región donde se une con el recto o unión rectosigmoidea donde su diámetro no suele sobrepasar los 3 cm, mientras que el ciego es de 6 o 7 cm.

Las partes del intestino grueso son el colon ascendente de una longitud de unos 15 cm, le sigue el colon transverso de unos 50 cm para continuar en el colon descendente de unos 10 cm. Finalmente se hace presente el colon sigmoideo, para después el recto y el ano. Es importante saber que los cánceres de colon ascendente (lado derecho) presentan diferencias con los de colon descendente tanto en sus caracteríticas como en sus síntomas.

 

Enfermedades del sistema digestivo

Por lo general son productos de factores externos, especialmente por los alimentos y las infecciones. Son consecuencia por lo general de descuidos en la alimentación, higiene y dieta, por ello pueden ser en alto grado evitable.

Entre las enfermedades cabe señalar:

Enfermedad celiaca. Es producida por una intolerancia permanente al gluten, en personas con predisposición genética.

Síndrome del intestino irritable. No propiamente una enfermedad, sino más buen un conjunto de trastornos funcionales del intestino caracterizados repetición de dolores abdominales, molestias asociadas a hinchazones abdominales y alteraciones en las deposiciones, tanto en sus frecuencia como en las consistencias de ellas.

Colitis. Inflamación del intestino grueso (colon), generadora de dolores abdominales y diarrea.

Úlcera péptica. Consistente en una lesión permanente de la mucosa gastrointestinal. Se localiza generalmente en el estómago y en duodeno.

 

Dos cánceres son especialmente importantes, los de estómago y de intestino grueso

Cáncer de estómago. Una de las causas principales de la mortalidad por cáncer. Tiene influencia importante en generarse la presencia del Helicobacter pylori, la predisposición genética y la alimentación. Se estima que los factores ambientales son causantes del 62% de su presencia y los factores hereditarios del orden de un 28%.

 Cáncer del intestino grueso. Dentro de este cáncer se destaca el cáncer de colon, que tiene gran incidencia en los países desarrollados y ocasiona muchas muertes. Este tipo de cáncer se analizará más en otro artículo próximo de esta página web.

Cáncer gástrico o cáncer de estómago

 A pesar de la disminución de la incidencia de este carcinoma en los últimos años, esta enfermedad todavía es la causa de muerte más común por cáncer en todo el mundo. Es una enfermedad de alta letalidad; es decir un elevado porcentaje de los que enferman, mueren.

Un factor desfavorable es su detección tardía. No es fácil detectar sus inicios; a menudo no se presentan síntomas antes de que este mal se haya extendido.

A nivel mundial es la cuarta causa de casos nuevos de cáncer por año; según un reporte del año 2000, con 945 mil casos nuevos.

La incidencia es muy variable geográficamente. Por ejemplo en EE. UU. se presenta una incidencia de 11.1, y en Japón de 100.2 por 100.000. En Latinoamérica Chile y Costa Rica destacan por su mortalidad de más de 40 por 100.000. En Chile se ha tenido una muy alta morbilidad en Antofagasta y en el poniente de Santiago.

Existe una gran variabilidad entre distintas regiones. El hecho de que las poblaciones que migran de un país con alta incidencia a otro donde es baja muestren a partir de la segunda generación, un descenso significativo de casos de cáncer gástrico sugiere que la causa importante puede ser ambiental, y que existe un factor causal en los hábitos alimentarios.

Incidencia por sexo. Muestra diferencia; es dos veces más frecuente en varones. La mayor incidencia por edad se encuentra entre los 50 y 70 años.

En lo global, ocupó el quinto lugar en tumores malignos; en hombre el tercer lugar.

Es un cáncer primario; puede desarrollarse en cualquier parte del estómago. Se le identifica como un tipo de crecimiento celular maligno, con capacidad de invasión y destrucción de otros tejidos y órganos; a partir de la pared del estómago invadir en particular esófago e intestino delgado.

Hace metástasis; las células tumorales pueden infiltrar los vasos linfáticos de los tejidos, diseminarse a los ganglios linfáticos y, sobrepasando esta barrera, penetrar en la circulación sanguínea, después de lo cual queda abierto virtualmente el camino a cualquier órgano del cuerpo tales como el hígado, el páncreas, y el colon o bien puede extenderse a órganos distantes, tales como los pulmones, a los nodos de linfa sobre el hueso del collar, y a los ovarios.

Los diferentes grados de este cáncer se analizan en detalle en el libro que estoy próximo a editar, en su cuerpo central.

Una complicación bien conocida del cáncer de estómago, en aproximadamente 5% de los casos, es cuando se extiende a un ovario; el tumor en el ovario de este tipo se llama tumor de Krukenberg. Este tumor, nombrado por el primer doctor que lo describió, es un cáncer metastático de estómago que infiltra el estroma del ovario, es decir, las células del cáncer en un tumor de Krukenberg son las células del cáncer de estómago, son las mismas que las células cancerosas las del tumor primario.

Recordar que cuando el cáncer se extiende a otra parte del cuerpo, el nuevo tumor tiene la misma clase de células anormales y del mismo nombre que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de estómago se extiende al hígado, las células de cáncer en el hígado son células del cáncer de estómago y la enfermedad se llama cáncer gástrico metastático a hígado, no hepatocarcinoma (cáncer de hígado).

Posibles efectos o síntomas asociados a él:

– Indigestión o una sensación ardiente

– Malestar o dolor abdominal

– Náuseas y vómitos

– Diarrea o estreñimiento

– Hinchazón del estómago después de comidas

– Pérdida del apetito

– Debilidad y fatiga

– Sangrados inhabituales

– Cambios en el ritmo intestinal o urinario

– Heridas que tarden en cicatrizar

– Dificultad en ingerir alimentos

– Cambios repentinos en el aspecto de verrugas cutáneas

– Tos persistente o ronquera

– Pérdida de peso

– Mal aliento

El único diagnóstico seguro es a través de la biopsia acompañada del análisis histológico.

La bacteria Helicobacter pylori ha sido clasificada como carcinógena, y cada vez se ha ido aceptando como causa importante del cáncer gástrico.

 

Tratamientos

 Métodos de tratamiento de la medicina alopática

 El cáncer del estómago es difícil de curar por esta medicina a menos que se encuentre en fases tempranas (antes de que haya comenzado a diseminarse). Por desgracia generalmente no se le detecta en momento oportuno.

El cáncer avanzado de estómago puede ser tratado mediante cirugía (gastrectomía), radiación y quimioterapia; hay nuevos tratamientos como la terapia biológica (también llamada inmunoterapia). Un paciente puede tener un único tratamiento o una combinación de ellos.

 

En la medicina natural existen muchos tratamientos, tanto mediante medidas preventivas como curativas.

Un papel muy importante juega la adecuada alimentación y el reforzamiento del sistema inmunológico.

El consumo de frutas y verduras, preferentemente crudas, es importante como prevención. Así como no fumar y limitar el consumo de bebidas alcohólicas especialmente a base de alcoholes destilados. El consumo prudente de vino tinto no es dañino, incluso puede ser positivo.

Se estima que la contaminación ambiental puede favorecer este cáncer, especialmente la con arsénico. En Chile en Antofagasta se ha tenido una alta mortalidad por este cáncer, se estima que ha sido por la contaminación del agua potable con este elemento, contaminación que ya estaría superada. Sin embargo se sabe que hay contaminación de metales pesados, especialmente de arsénico como consecuencia del transporte y almacenaje de mineral. Es un tema de actualidad.

La alta morbilidad por este cáncer que se tuvo en el poniente de Santiago podría ser consecuencia de una mayor contaminación ambiental, debida a la presencia de aguas servidas contaminadas, lo que ya se habría solucionados con el tratamiento de esas aguas.

Más adelante se mencionan algunos agentes anticancerígenos que sirven de base para enfrentar este mal a través de la medicina natural. Papel importante se tiene en los tratamientos que refuerzan el sistema inmunológico, que contribuyen tanto en los aspectos preventivos como curativos.

Me parece interesante transcribir el artículo publicado en el diario El Mercurio del 18 de febrero de 2013.

 

Tratar una bacteria puede reducir casos de cáncer gástrico en 40%

Tres fármacos de bajo costo pueden erradicar la H. pylori, bacteria que causa úlceras y el cáncer más mortal para los chilenos.

Paula Leighton N.

El cáncer gástrico es la primera causa de muerte por cáncer en Chile, con más de 3 mil decesos al año. Entre sus factores de riesgo está la infección crónica por Helicobacter pylori, una bacteria que se aloja en el estómago y que porta alrededor del 50% de los adultos del mundo. En algunos de ellos, la infección crónica genera úlceras en el tracto digestivo y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer estomacal.

Un estudio publicado en la revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA) indagó en la efectividad de tres regímenes de antibióticos para erradicar esta bacteria en población latinoamericana. Chile fue uno de los países estudiados, junto a Colombia, Costa Rica, Honduras y México.

 Los investigadores dividieron a los 1.463 participantes en tres grupos, a cada uno de los cuales le indicaron una combinación distinta de los fármacos lansoprazol, amoxicilina, claritromicina y metronidazol. Estos debían consumirse en forma secuencial o simultánea durante 5, 10 o 14 días.

 Los tres regímenes mostraron una eficacia similar, erradicando la bacteria en 78% a 80% de los participantes. El esquema más efectivo fue el que se usa en Chile: los antibióticos amoxicilina y claritromicina, más lansoprazol –un inhibidor de la producción de ácido gástrico– por 14 días.

 “Esto demuestra que es posible erradicar la bacteria en la población con medicamentos genéricos disponibles en el país una vez que se diagnostica la infección usando una muestra de sangre, de bajo costo, o un test de urea en aire espirado”, destaca la doctora Catterina Ferreccio, directora del Magíster de Epidemiología de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica de Chile y coautora de la investigación.

 De hecho, el AUGE acaba de incorporar la erradicación de H. Pylori, incluyendo el tratamiento y un eventual retratamiento si se mantienen los síntomas.

 Basándose en estudios internacionales, la especialista señala que implementar en Chile un programa para erradicar la bacteria puede tener “beneficios enormes, pues disminuiría a lo menos en 40% el cáncer gástrico y su mortalidad, y sería una intervención altamente costo-efectiva”.

 En el caso del AUGE, la prestación incluirá tratamiento de siete días desde la confirmación diagnóstica y atención con especialista dentro de 60 días desde la derivación.

 El estudio en JAMA mostró además que al planificar un programa de erradicación, es importante considerar que la recurrencia de la infección al cabo de un año está asociada al lugar donde habita la persona (lo que se debería a la resistencia a los antibióticos en esa región) y el contacto con niños pequeños en la casa, que son una fuente de contagio.

En 2010 fueron 3.316 los chilenos que  murieron de cáncer gástrico. Dos tercios de estos cánceres se atribuyen a la presencia de H. pylori.

_______________

 

 Medicina natural. Ya se ha hecho mención a la importancia de una alimentación sana. Rica en verduras y frutas, preferentemente crudas.

Desde luego son importantes los tratamientos para reforzar el sistema inmunológico. Destacable es la uña de gato (Uncaria tomentosa).

 

En aspectos curativos cabe destacar los tratamientos estrella. La mezcla de aloe, miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación; el otro de estas características es el del Galium aparine con el carbón vegetal.

Cabe además mencionar lo que tiene relación con la corrección de la acidez orgánica, especialmente mediante el empleo del  bicarbonato de sodio.

Puede ser importante la ingesta de omega 3, para neutralizar la alta presencia de omega 6, que es una causante general de cánceres.

También se recomiendan otros tratamientos. Entre estos están mencionados los usos de la guayaba, el noni, el selenio y el zinc, el veneno del alacrán cubano, el consumo de gorgojos chinos y el de manzana.

Para obtener mayor información de cada tratamiento, consultar a Google señalando “El tratamiento mencionado, cáncer y Chateauneuf.

_________________

Escriba un comentario

2 comentarios

  1. Excelente. Como siempre avanzando sin fatiga en la investigación, en la enseñanza y la orientación. Leer a Rolando es siempre placentero y provechoso. Rolando un abrazo desde La Paz y saludos cordiales a tu famiolia y a todos los amigos en esa bella tierra.
    José Guillermo Loría G.

  2. 18 de septiembre de 2018

    Estimado José Guillermo:

    Muchas gracias por tus expresiones. Que agradable saber de ti. Te contestaré extensamente el correo que me enviaste.

    Seguramente te va a interesar mi último artículo sobre Edgardo Boeninger.

    Un abrazo a la distancia. Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos