Medicina natural, actualidad y economía

Carta de Ricardo Israel a El Mercurio sobre Educación Cívica. Mis inquietudes sobre el tema, sobre una nueva auténtica constitución y la nefasta municipalización de la educación que parece lejos de desaparecer

Quien fuera distinguido académico de la Universidad de Chile, hoy Vicepresidente Ejecutivo Corporación de Universidades Privadas (CUP) Ricardo Israel, ha tenido el privilegio de que el diario El Mercurio de Santiago le haya publicado una interesante carta sobre Educación Cívica en la que plantea a mi juicio muy acertadamente una crítica a que se mantenga en Chile la prohibición de la enseñanza de la educación cívica en la hoy educación media, ayer humanidades.

Esta ausencia de la enseñanza de sus materias muy bien la considera como una gran deuda de la democracia chilena con los jóvenes; para mí no es solo una deuda con la juventud sino que con toda la sociedad. Ya son muchas generaciones que no han contado con esta educación formal.

Israel a mi juicio acertadamente plantea expresamente: La educación cívica no debe verse como un ramo particular, sino como un objetivo del sistema educacional, ya que al menos desde los antiguos griegos sabemos que para educar no basta con instruir, sino también formar buenos ciudadanos.

En su carta además hace fundadas críticas a la pasividad del ministerio de Educación para abordar estos temas. Coincido con sus planteamientos y los extiendo más allá, a cómo en todo el periodo de la nueva democracia se ha dejado operando la municipalización de la educación, que ha generado daños inmensos a nuestra sociedad. El tema éste junto al de la constitución, al parecer seguirá durmiendo.

No me caben dudas que tan largo periodo dictatorial nos ha dejado una muy mala herencia en el modo de pensar y de proceder. Para unos, por la ignorancia cívica y para otros, por la defensa de intereses personales o sectoriales; todo ello asociado a una pérdida de valores y a la acentuación del individualismo.

No olvidemos que en Chile se dictaron leyes secretas, las que hasta ahora perduran. Es sin duda esto algo que desprestigia a nuestro país. Uno se pregunta ¿sabrá gran parte de los chilenos las características esenciales que debe tener una ley, como es la de poder ser conocidas por todos?

Más adelante presento la carta in extenso.

Quisiera hacer referencia junto a este tema al de una auténtica constitución que debiera tener nuestro país. Para mí es indiscutible que el pilar de la estructura cívica de un país es su constitución, tema del que no está consciente gran parte de nuestra sociedad y desgraciadamente no pocos de los que lo conocen, no contribuyen o incluso obstaculizan a que lleguemos a una carta magna que sea orgullo nacional.

Se puede apreciar que el nuevo gobierno, en quien no pocos teníamos esperanzas en que las cosas cambiaran, ha tomado este tema de una “nueva constitución” con pasividad, postergando la preocupación por ella hasta un año próximo; junto a ello manifestando ambigüedades sobre la forma de como llegar a alcanzarla.

Recientemente se ponen de actualidad planteamientos de políticos importantes como Camilo Escalona y Andrés Zaldívar, que contribuyen a dilatar avances concretos sobre estas materias y obstaculizar un sistema de amplia participación ciudadana en la gestación de ella. Me llama especialmente la atención el proceder de Andrés Zaldívar que fuera un tan directo colaborador de ese gran estadista, tal vez de los últimos grandes que ha tenido Chile, Eduardo Frei Montalva, quien fuera un gran defensor de la idea de una Asamblea Constituyente.

Una amplia participación ciudadana en la obtención de una verdadera constitución, estoy cierto que sería un gran proceso de formación de valores ciudadanos para los chilenos.

Ahora presento la carta de Israel

Educación cívica
Señor Director:

Ahora que tienen lugar los Diálogos Ciudadanos convocados por el Ministerio de Educación, es momento de no olvidar la gran deuda de la democracia chilena con los jóvenes: la educación cívica.

Al respecto dos cosas: la primera, destacar algo que tuvo lugar hace pocos días en La Serena. Organizado por The International School, dedicados profesores encabezados por Juan Carlos Cura organizaron desde el año pasado el Primer Parlamento Juvenil Regional con representantes de colegios diversos, con distintos proyectos educativos y orígenes socioeconómicos.

Lo segundo que es llamativo es la total ausencia del Mineduc, lo que no es un problema de hoy, desde el momento que todas las experiencias que conozco, originadas en universidades o colegios desde la década del 90, tienen un denominador común: la ausencia de la institución que por ley debiera ser la más interesada.

Como han participado otras instancias estatales, el problema señalado también se demuestra en que en el actual debate no se conocen propuestas ministeriales en torno a un tema tan importante como este. La educación cívica no debe verse como un ramo particular, sino como un objetivo del sistema educacional, ya que al menos desde los antiguos griegos sabemos que para educar no basta con instruir, sino también formar buenos ciudadanos.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos