Medicina natural, actualidad y economía

Cualidades alimentarias y medicinales de la piña. Acción contra el cáncer

Días atrás salió publicado en El Mercurio un artículo titulado “Mujer asegura que se curó de cáncer comiendo tres piñas al día”. Esta interesante publicación me llevó a buscar información sobre la piña. Más adelante incluyo este artículo.

Sinceramente debo señalar que me impresionaron las cualidades de esta planta y especialmente de su fruta, frente a varias enfermedades, especialmente contra el cáncer. Hay mucho material escrito. Sus cualidades medicinales también se ven bastante asociadas a las alimentarias y nutricionales que posee.

Varias veces he insistido en mis artículos sobre las estrechas relaciones entre la alimentación y el cáncer.

Voy a presentar primero en forma resumida sus principales cualidades medicinales y alimentarias-nutricionales, para después referirme en forma más específica al tema del cáncer y también a otros complementarios.

En relación al cáncer:

Las enzimas proteolíticas pueden servir para tratar el cáncer porque ayudan a restaurar el balance en su sistema inmunológico.

• Contiene la enzima proteolítica llamada bromelina, que es una enzima selectivamente citotóxica que habría demostrado ser mucho más efectiva que el medicamento de la quimioterapia 5-fluorauracil para tratar el cáncer, en ensayos con animales. Se ha descubierto un gran número de compuestos naturales que presentan un efecto llamado “toxicidad selectiva”, lo que significa que son capaces de matar las células de cáncer y no dañar las células saludables ni el tejido. Este tipo de tratamiento contra el cáncer tiene la cualidad de no tener efectos colaterales como los que se producen con las quimio y radio terapias tradicionales.
• La bromelina además puede ser muy útil porque ayuda a restaurar el balance del sistema inmunológico, lo que entre otros beneficios ayuda a prevenir y combatir el cáncer. Además esta enzima actúa como sustitutivo de los jugos gástricos, mejora la digestión y destruye los parásitos intestinales. También es un agente antiinflamatorio útil, eficaz en la reducción de la hinchazón y la ayuda al tratamiento de condiciones tales como sinusitis aguda, garganta dolorida, artritis y gota.
• La acción de esta enzima contra el cáncer, según investigaciones, tendría como una de sus causas la que generaría autofagia en células del carcinoma mamario, la que promueve el proceso celular de la apoptosis (muerte celular consecuencia del control de su desarrollo y crecimiento).
• La piña es abundante en antioxidantes, importantes agentes para prevenir muchos males entre ellos cánceres.

Otros beneficios medicinales

• La piña es una de las frutas tropicales con mayor riqueza nutricional. Destaca su contenido de fibras que la hacen ser por una parte una buena opción para enfrentar el estreñimiento y por otra para adelgazar.
• Contiene además vitaminas como la C, B1, B6 y E. Es rica en potasio, magnesio, yodo, cobre y manganeso. Ofrece beneficios para enfrentar la retención de líquidos ya que funciona como diurético. Como fruta diurética contribuye a la eliminación de toxinas por medio de la orina.
• La piña es conocida como un componente muy propio en las dietas ricas en fibra, pero no sólo es importante por su fibra sino por otros efectos en la salud, ya mencionados, entre los más importantes: su capacidad preventiva en cuanto a la aparición de ciertas enfermedades por el reforzamiento del sistema inmunológico, entre ellas las más importantes son diferentes tipos de cánceres, particularmente los que afectan a mamas, recto o colon.
• El consumo de la piña serviría como auxiliar en el tratamiento de la artritis reumatoide, la ciática, y el control de la obesidad.
• Ayudaría para problemas de estrés, hipertensión, colesterol y anemia.
• Además de reforzar las defensas y ayuda a digerir mejor los alimentos.
• Es recomendable para los niños ya que ayuda a acelerar el crecimiento óseo, los tejidos y el sistema nervioso.
• Es una fuente muy buena de vitamina C, que protege al cuerpo contra los radicales libres, sustancia que atacan a las células sanas. Su acumulación puede llevar a la ateroesclerosis y enfermedad cardíaca diabética, un aumento en ataques de asma y un riesgo creciente de desarrollar ciertos cánceres, tales como cáncer de colon; también se ha demostrado que acentúan los problemas asociados a osteoartritis y a artritis reumatoide. Tener presente que también la vitamina C favorece el funcionamiento del sistema inmunológico.
• La alta concentración de bromelina en la cáscara y otras partes de la fruta, ha llevado a que sea utilizada en uso tópico para aliviar infecciones laringe y faringe y para la cistitis y otras infecciones.

A continuación presento la publicación de El Mercurio, de la que hago referencia en los comienzos de este artículo:

Mujer asegura que se curó de cáncer comiendo tres piñas al día. Está convencida de que la “ciencia de la comida” y una actitud positiva la ayudó a librarse de la enfermedad.

Emol. 30 de marzo de 2015,

En 2011, la británica Candice-Marie Fox se encontró un bulto sobre su clavícula izquierda y un ultrasonido reveló que tenía cerca de 20 carcinomas papilares de tiroides. Los médicos le advirtieron que si no se los extirpaba, perdería la voz y moriría en el transcurso de un año, así que no le quedó otra alternativa que someterse a una operación de cuatro horas y media.

Dos meses después, y tras someterse a un tratamiento radioactivo para eliminar cualquier resto de cáncer que hubiera quedado, un escáner arrojó que la enfermedad se había expandido a su hígado y a la parte de atrás de su cuello, y que habían células pre cancerosas en su pulmón. El pronóstico médico fue que le quedaban cinco años de vida, que podían eventualmente ser más con un tratamiento de quimioterapia que debía comenzar en seis meses.

Pero Candice no quiso. Su mejor amigo y un primo habían muerto de cáncer, y ella culpaba a la debilitante quimioterapia de ello. “Decidí que tenía cinco años de vida o seis meses para deshacerme de esta porquería, y demostrarles que podía hacerlo por mi cuenta”, contó la mujer de 31 años, cuya historia ha sido recogida por varios medios.

Así, Candice resolvió darle un vuelco total a su vida y librarse del estrés, los químicos y los productos animales que -afirmó- “alimentan el cáncer”. De esta manera, se deshizo de productos de belleza y sprays de limpieza altos en químicos; dejó el cigarrillo y el alcohol; comenzó a practicar yoga; se unió a un grupo de baile de pensamiento positivo; adoptó la meditación; dejó un trabajo que no la satisfacía, e incluso se separó del hombre con quien llevaba dos años de matrimonio.

Sin embargo, la mayor modificación la hizo en su dieta. “Comencé a comer mucha fruta”, relató, pero no cualquiera. La mujer optó por las piñas -de las que llegó a comer tres al día-, los pomelos, los limones, las manzanas, los kiwis, los plátanos y las papayas. ¿La razón? Todas esas frutas son ricas en bromelina, una enzima que se cree tendría un alto poder anticancerígeno.

Con su nuevo estilo de vida, Candice regresó al médico seis meses después y para su sorpresa los exámenes confirmaron que había erradicado el cáncer casi por completo.

“Cambié toda mi visión de la vida. En lugar de vivir para fiestas y fines de semana, y trabajar y hacer las mismas cosas todos los días, cambié toda mi visión”, explicó.

“Decidí vivir para mí y amar la vida por lo que es. Suena tan lejos de los cuentos de hadas, pero es la única manera de vivir y funcionó”, agregó.

Según Candice, su triunfo sobre el cáncer se debe a lo que ella denomina la “ciencia de la comida” y a adoptar una actitud positiva. “Ahora estoy viviendo la vida en mis términos. No estoy molesta, no me despierto triste, me levanto eligiendo qué es lo que quiero hacer en mi vida”, concluyó la mujer, quien hoy tiene su propio sitio web para ayudar a otros.
Algo resumido sobre lo que es la piña, como especie y como producto

Su nombre científico: Ananas comosus (L.) MERR., INTERPR. HERB. AMBOIN., 133, 1917. Pertenece a la familia Bromeliaceae. Se le llama pina, ananá o ananás. Es una planta perenne originaria de América del Sur. Es de bajo tamaño, de hojas duras y lanceoladas de hasta un metro de largo. Frutifica una vez cada tres años. La fruta debe madurar en la planta.

Sería originaria de Brasil, Paraguay y Argentina; se difundió al curso superior del Amazonas y la zona de Venezuela y las Guayanas. Fue cultivada ya en el 200 a C. En el siglo XVI llegó a Europa y se propagó a zonas tropicales de África y Asia.

Actualmente los principales países productores son: Tailandia, Brasil, Costa Rica y Filipinas con volúmenes similares; le siguen China, Indonesia e India, tres países con volúmenes parecidos. Después aparece Nigeria, primer país africano. Le siguen México, Vietnam, Colombia y Venezuela.
Fte. http://es.wikipedia.org/wiki/Ananas_comosus
Algunos aspectos relacionados con las cualidades anticancerígenas de la piña:

Presento algunos contenidos en la bibliografía revisada que me han parecido conveniente presentarlos, sin profundizar más en ello.

Los científicos han encontrado el extracto de piña como una de las fuentes más ricas de enzimas. Dichas enzimas poseen la capacidad de activar las células inmunológicas, bloqueado las funciones de ciertas células dañinas.

Sus cualidades anticancerígenas se derivarían especialmente de su contenido de bromelina, que es una enzima proteolítica. Éstas pueden combatir el cáncer por:
• Aumentar las citoquinas, particularmente el interferón y e factor de necrosis tumoral, que son dos guerreros sumamente importantes que destruyen las células de cáncer
• Disminuyendo la inflamación
• Disolviendo la fibrina: Las células de cáncer se ocultan debajo de la capa de fibrina para no ser detectadas. Una vez que las células de cáncer se vuelven visibles, pueden ser detectadas y atacadas por su sistema inmunológico. También se cree que la fibrina hace que las células de cáncer se unan, lo cual aumenta la probabilidad de metástasis.
• Estudios alemanes han demostrado que las enzimas sistémicas aumentan la potencia de macrófagos y células asesinas unas 12 veces
• Recientemente, un estudio reveló la efectividad de dos moléculas aisladas de la piña, la CCS y la CCZ, las cuales ayudarían en la lucha contra el cáncer. La molécula CCS se encargaría de bloquear la proteína RAS, la cual se encuentra en el 30% de todos los tipos de cáncer; mientras que la CCZ ayudaría a estimular el sistema inmunológico para la identificación de las células cancerígenas y su eliminación.

Cualidades anticancerígenas también se derivarían de su contenido en vitamina C y posiblemente de su capacidad alcalinizan, reducción de acidez alta que favorece a los cánceres, por su contenido de ácidos orgánicos que son de acidez baja y sus contenidos de minerales como especialmente el potasio.
Un par de mezclas interesantes anticancerígenas recomendadas en la bibliografía revisada
Se recomienda el consumo de una mezcla de piña, con berenjena y cúrcuma; sobre este tema cabría profundizar un poco. También la combinación piña con jengibre en un sorbete aparece entre lo recomendado.

_____________________

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos