Medicina natural, actualidad y economía

Ha fallecido uno de los más destacados Ingenieros Agrónomos chilenos, René Cortazar Sagarminaga.

Me ha parecido conveniente dar algunos antecedentes de este Profesor Emérito de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Ciencias Aplicadas.

Nacido el 19 de septiembre de 1917. Obtuvo su título de Ingeniero Agrónomo en 1940. Sus pos grados de Máster en 1943 y su Doctorado en 1962, ambos en la Universidad de Minnesota.

Su desempeño profesional fue fundamentalmente en el Sector Público y en actividades docentes en la Universidad de Chile y en la P. Universidad Católica de Chile. Ingresó al Ministerio de Agricultura en 1939 en el Departamento de Sanidad Vegetal para pasar en el año siguiente al Departamento de Genética y posteriormente al Departamento de Investigaciones Agrícolas, dependencia ministerial que pasa más adelante a constituir la base del Instituto de Investigaciones Agrícolas (INIA).

Dos grandes actividades desarrolló en su vida profesional, su dedicación al mejoramiento genético del trigo y a sus actividades docentes, en genética agrícola y forestal. Fue un distinguido profesor de las Universidad de Chile y de la P. Universidad Católica de Chile. La Universidad estatal le otorgó la distinción de Profesor Emérito.

Fue además un activo participante en el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Chile, del cual fue miembro de su Consejo Directivo. Recuerdo haberle conocido muy buenos y serios trabajos sobre el campo profesional entregado por él a nuestro Colegio.

Un aspecto que caracterizó a este distinguido profesional, fue sus grandes valores, la corrección de sus actos y el jugarse siempre por defender sus principios.

Son miles, posiblemente más de una decena de miles de profesionales chilenos los que han sido sus alumnos y que pudieron apreciar, además de su capacidad y sus experiencias, sus valores humanos.

Era un hombre muy sencillo. Me impresionaba verlo cómo llegaba, hasta hace no muchos, años a la Sede de Antumapu de la Universidad de Chile, en la Comuna de La Pintana, en movilización colectiva.

Formó un hogar, con una distinguida Ingeniero Agrónoma, Carmen Sanz; su hijo René se ha destacado como economista y Ministro de Estado. Hombre que al parecer ha heredado los valores de su padre. En los últimos años le ha correspondido abordar la difícil tarea de sacar adelante al Transantiago, lo que le ha significado un tremendo esfuerzo; ha recibido muchas incomprensiones y ataques políticos, pero es una persona que recibe el respeto de muchos, especialmente de aquellos que con él han tenido contactos más directos. Es meritorio cómo ha seguido adelante en este gran esfuerzo, con firmeza y no dejándose afectar en su rendimiento por los ataques inmerecidamente recibidos. Es un hombre en quien se tiene confianza.

Fui uno de sus alumnos del profesor Cortázar Sagarminaga, a comienzos de las años 50. Recuerdo con mucho respeto sus clases, su agrado con que trasmitía sus conocimientos y experiencias de Estadística y en Metodología de Investigación. Qué importante que un profesor universitario sea un investigador.

La producción triguera de Chile le debe mucho a este Ingeniero Agrónomo. El trigo fue uno de los principales productos agrícolas del pasado; se superaban la 700 mil hectáreas. Cultivo muy importante, ya que Chile tiene aptitudes naturales para producir este cereal, que además es tan importante para la alimentación del chileno. Su cultivo se extendía por gran parte del país, frente a diferentes condiciones ecológicas.

Recuerdo, en parte con nostalgia, haber visto a mi maestro con su familia en la Exposición de Animales de la Quinta Normal, en esa hermosa época en que en octubre se hacía este importante acto, que trasmitía cultura a nuestra sociedad. Era famosa en aquella época la calidad de nuestros Ministros de Agricultura que se jugaban por su sector. Cuántos cayeron como Ministro luchando por los precios de sus productos básicos, especialmente trigo y leche. Eran famosos los discursos en el banquete oficial de la Exposición de los Ministro de Agricultura, donde anunciaban la política agrícola del gobierno de turno. Era habitual que se enfrentaran a los agricultores, pertenecientes a aquella tan sólida y poderosa Sociedad Nacional de Agricultura.

Qué importante ha sido para nuestra agricultura la investigación agrícola. En el pasado se respetaba mucho al investigador y era el Estado quien financiaba esta relevante actividad. Posteriormente hemos visto la discutible tendencia a buscar autofinanciamientos crecientes en la investigación y en la docencia; en mi opinión este nuevo enfoque ha contribuido a agudizar las desigualdades en Chile.

El destino motivó para mí una gran satisfacción. Siendo Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, a comienzos de los años 90, se nos solicitó proponer nombres para candidatos al Premio Nacional de Ciencias Aplicadas, recientemente creado y que favoreciera a ese gran profesional Raúl Saéz Saéz, como primer designado. La Directiva de la Facultad consideró conveniente proponer al profesor Cortázar para esta distinción. Preparamos todo el material que nos pareció más interesantes y presentamos su candidatura. Quiso el destino que se me designara por el Gobierno miembro del Jurado para reemplazar al anterior galardonado, Ingeniero Raúl Sáez, quien recientemente había fallecido. El Jurado por unanimidad acordó darle al profesor Cortazar el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas, siendo el segundo que en Chile lo recibía. Nuestro maestro contribuía así una vez más al prestigio de nuestra profesión y al de nuestra universidad.

Parece como si fuera ayer cuando se le invita al Jurado a recibir la noticia de su designación. Otra vez aparece la sencillez de este gran hombre. Muchos homenajes posteriores recibió este gran maestro por tan importante distinción.

Ojalá el país pueda tener muchos más René Cortázar Sagarminaga.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos