Medicina natural, actualidad y economía

Las recientes elecciones, Asamblea Constituyente y marcar el voto con AC. Nuevamente en discusión el voto voluntario

La Constitución debe ser la base fundamental de un país democrático. Debe constituir un orgullo nacional, representar lo que piensan y anhelan las grandes mayorías cívicas del país. Eso desgraciadamente no se da en Chile, hay que luchar por alcanzar una auténtica constitución democrática.

Me impresiona cómo se ha luchado contra una Asamblea Constituyente(AC). Da la impresión de haber un poder fáctico transversal que persigue mantener el sistema constitucional existente; sin duda que este sistema ha dado una contribución importante a las desigualdades en Chile. Han perdido los sectores más débiles, se han enriquecido más los poderosos y mucho más los inescrupulosos. También para otros esto ha enfermado a la sociedad chilena en un mal que se agudiza.

Más adelante analizo algunos resultados electorales y su posible relación con actitudes de algunos políticos chilenos de la Nueva Mayoría en contra del camino de una AC. Me refiero también a posibles causas de la alta abstención. Me manifiesto finalmente a favor del voto voluntario.

Reitero, la Constitución debe ser la base fundamental de un país democrático. Debe constituir un orgullo nacional, representar lo que piensan y anhelan las grandes mayorías cívicas del país. Me hizo mucho pensar en ella los planteamientos de uno de los grandes estadistas chilenos y quizás el último, Eduardo Frei Montalva; especial valor tiene este planteamiento de la vía de una Asamblea Constituyente, en instancias en  que enfrentaba los difíciles momentos en que para Chile se pretendía llegar a establecer una nueva constitución basada en los intereses de los peores sectores que respaldaban al régimen militar. (Como dijo FREI el 80 en el Caupolican, QUE SE ELIJA POR VOTACION POPULAR, UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE)

Recuerdo como en su gestación fue utilizado en forma vergonzosa ese otra gran estadista Jorge Alessandri Rodríguez, para después entre gallos y media noche se alteró un proyecto de constitución emanado de un poco representativo Consejo de Estado que le tocó a él presidir.

El triste caso de la ausencia de la Educación Cívica en la educación media

He conocido recientemente que la derecha chilena se opuso nada menos que ha reestablecer las clases de Educación Cívica en Chile, eliminadas por la dictadura militar. Es increíble que para una decisión tan lógica y parece tan simple, se requiera un alto quórum. Está ligada a una ley orgánica constitucional.

Poco se ha conocido eso; lo oí nada menos que del actual Presidente del Senado Jorge Pizarro en reciente entrevista radial. Eso me trae a la memoria actitudes históricas de sectores privilegiados que eran contrarios a que la población pobre aprendiera a leer. A los analfabetos se les impedía votar. También otros sectores importantes y de poder del sector rural eran contrarios a que los hijos de sus dependientes laborales hiciesen el Servicio Militar. Ahora se pretende mantener a amplios sectores de la sociedad con bajos conocimientos cívicos.

Especiales recuerdos me vienen a la memoria de la asignatura de Educación Cívica que tuve en el Instituto Nacional a fines de los años cuarentas. El profesor era nada menos que el abogado director de la Escuela de Leyes de la Universidad de Chile, Darío Benavente y su ayudante. el hoy destacado abogado constitucionalista Jorge Ovalle Quiroz; qué valiosos conocimientos nos entregaron. Paralelamente en la asignatura de Filosofía teníamos de profesor al abogado y profesor de Estado en varias materias como Castellano, Educación Cívica, Filosofía, al senador Rudecindo Ortega, gran defensor de la democracia chilena, muy contrario a la Ley de Defensa de la Democracia, que le llevó a alejarse del Partido Radical. Mucho se analizó en sus clases el tema de la Democracia.

La preparación de una nueva auténtica constitución democrática contribuirá a una gran enseñanza de educación cívica a la ciudadanía chilena.

 

Actuación contra una Asamblea Constituyente.

Las fuerzas que se movieron contra marcar el voto por AC fueron increíbles, no fáciles  de comprender. Cómo el General Cheyre desde su alto cargo en el Servicio Electoral señala que marcar el voto con AC es anular el voto. Fue una actitud por ignorancia o hubo otras razones, quizás nunca eso se sabrá. Todo ello finalmente aclarado, el voto con una anotación como ésa debe legalmente ser considerado; podrá ser observado. Muchos votos fueron marcados; no se ha tenido noticias de objeción alguna.

Me llamó la atención cómo amplios sectores de la Concertación recomendaron no marcar el voto con AC por el temor de que el voto fuese anulado u observado y entrara después a su rechazo. Nada menos que esta posición la tuvo el exPresidente Eduardo Frel Ruiz Tagle a pocos días de la votación en primera vuelta. Sin duda que todo esto último ha contribuido a que el marcar AC haya tenido el apoyo alcanzado, posiblemente inferior al que se habría logrado si no se hubiese desarrollado esta campañita del temor.

Hoy se utiliza como argumento contra la Asamblea Constituyente que sólo un poco más del 8% de los votos fueron marcados con AC. Leí una carta al Director de El Mercurio que expresaba que si sólo el 8% había votado con la marca AC, ésta no representaba por la abstención a poco más allá del 4 % de la población. Eso hace sugerir que la totalidad de los que no sufragaron están en contra de la Asamblea Constituyente. Es curioso que una carta con esas características sea elegida por El Mercurio para ser publicada.

Vale recordar otras cosas que en mi opinión han actuado en contra de una Asamblea Constituyente y mucho me duele que esa posición la hayan tenido importantes personeros de la Democracia Cristiana y del Socialismo chileno. Mucho me extrañó que en este sentido opinara recientemente, poco antes de la elección, nada menos que el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza. Ya he oído opiniones de molestia por esta actitud de Insulza; se piensa que a él no le correspondía dar una opinión en forma tan extemporánea por el tema, teniendo tan alto cargo internacional. Revisando su currículo se me confirma que él fue demócrata cristiano, pasando después al Mapu, seguramente buscando organizaciones con posiciones más de avanzada.

Otros destacados democratacristianos se han opuesto a una Asamblea Constituyente. Soledad Alvear y Jorge Burgos fueron algunos de ellos; sabemos sus recientes resultados electorales. Soledad Alvear pierde su senaduría y el candidato a diputado por la DC apoyado públicamente por Burgos, obtuvo una baja votación.

También fue muy crítico a la senda de una Asamblea Constituyente el senador Andrés Zaldívar, considerado uno de los más brillantes senadores de los últimos tiempos.

En CNN Chile calificó como “inoportuna, innecesaria e inconveniente” la presentación de sus lineamientos programáticos para un eventual gobierno, que realizó el pacto “Por un Chile Justo”, -compuesto por el PPD, comunistas y radicales-.

El parlamentario dijo que la idea de una Asamblea Constituyente, levantada por el bloque opositor, es “improcedente”, dado que no está prevista en el actual ordenamiento institucional del país.

“Yo he propuesto la creación de una comisión bicameral por ley, en la cual se sometan las reformas constitucionales y se escuche a todo el mundo. El llamar a una Asamblea Constituyente sin decir cómo se va a hacer, ni con qué mayorías se cuentan como para poder ejecutarla, yo creo que no es una propuesta seria”.

Asociado o no a estas opiniones, aparece la Democracia Cristiana perdiendo un esperado senador de Región Metropolitana Poniente, a semejanza de lo sucedido en la Oriente donde pierde la elección otra senadora tremendamente respetada por su actuación ministerial y parlamentaria.

Una de las opiniones que más me han impresionados son las de ese gran político socialista Camilo Escalona contrario a la Asamblea Constituyente. Quizás ello contribuyó a la pérdida en su última elección senatorial.

Otro importante académico y ex Ministro de la Democracia Cristiana se manifestó en contra de una nueva constitución y de una AC y a favor de la actual constitución y su modificación paulatina, a pesar de tener la experiencia de cómo se ha llegado con éxito en la Universidad de Chile en dos oportunidades a alcanzar su estatuto universitario a través de un mecanismo similar al de lo que podría ser un buen sistema de asamblea constituyente; en el primer proceso este destacado constitucionalista, Francisco Cumplido, tuvo una activa participación.

Dio como uno de los argumentos en contra el que no había otras proposiciones completas de nuevas constituciones para entre las cuales elegir. Este planteamiento en mi opinión es errado; es posible que muchos de nosotros tengamos algunas ideas claras de cambios que debe tener la constitución, pero pensamos que ella debe nacer de la voluntad ciudadana perfectamente informada. Una Asamblea Constituyente no debe votar entre alternativas de constituciones completas, sino que ella debe llegar a elaborar una constitución o proyecto de constitución que nazca de un trabajo en equipo; se integren posiciones distintas, el requisito es que ellas tengan apoyos mayoritarios.

Perseguimos como ideal que así se formule una nueva constitución. Si la actual es tan perfecta, como algunos pocos lo señalan, ella aportaría con sus contenidos los planteamientos principales de la nueva carta constitucional que se apruebe. Creo muy poco probable que ello suceda, pero si es así, se tendría el beneficio de entrar a contar el país  con una constitución apoyada por la mayoría de la ciudadanía, después de un enriquecedor debate.
Importantes otras actitudes a favor de una Asamblea Constituyente

Como ya se ha expresado, el PPD, el partido comunista y el partido radical se manifestaron desde hace tiempo a favor de una AC. MEO y Parisi igualmente lo han manifestado en forma reiterada.

Recientemente se ha conocido la opinión del expresidentes Ricardo Lagos, con posición favorable a marcar el voto con AC.

Ayer aparece una posición sorprendente, el senador Antonio Horvath defiende públicamente una Asamblea Constituyente; esta idea aparecía en el programa de Franco Parisi, al cual este senador asesoró. Es posible que esta actitud meta una cuña en la campaña y en el programa de la candidata de la derecha. En cierto modo lo plantea como exigencia en el programa de la candidata Evelyn Matthei para dar el respaldo a esta candidatura

________________________________________

En mi opinión dos grandes etapas debe tener en su trabajo la Asamblea Constituyente. Primera etapa, decidir qué materias deben ser del ámbito constitucional. Para en una segunda,  entrar a discutir cada una de ellas.

Mi experiencia en haber participado en las dos preparaciones del Estatuto de la Universidad de Chile, a fines de los años sesenta y a mediados de la primera década de los 2000 me contribuye a tener una firme posición a favor de una AC. En esos procesos universitarios se llegó a grandes consensos triestamentales y sólo en algunos contenidos se tuvo posiciones menos nítidas, las que fueron llevadas a plebiscito.

Estoy cierto que ninguna proposición de constitución completa va a quedar como definitiva; la final seguramente tendrá componente de los varios proyectos que pudiesen existir.

 

La alta abstención y el voto voluntario

Uno de los temas preocupantes de la última elección fue la alta abstención. Muchas razones parecen explicarla. Una de ellas es el voto voluntario recientemente establecido; no hay sanción para el que se abstiene ni premio para el que sufraga.

Algunos antecedentes parecen indicar que este sistema de voto no obligatorio favorecería a los sectores de mayores ingresos. Es posible que así sea; pero puede haber otras razones para abstenerse tales como: la carencia de formación cívica desde que se eliminó esta asignatura en la educación media; la desilusión de amplios sectores de la población por la clase política que nos ha gobernado; la cantidad de promesas electorales que después no se cumplen; el costo por ir a votar, hay amplios sectores de bajos ingresos en que el ir a sufragar no obligatoriamente tienen un costo de trasporte que puede comprometer parte importante de sus ingresos que debe desviar de usos más esenciales. Un matrimonio que tengan que movilizarse le puede significar un costo de un par de kilos de pan.

El no ir a votar también significa una manifestación de descontento; si la sociedad no los motiva a votar, no cabe duda que el elector preferirá en su decisión destinar ese tiempo a otras actividades como estar más con su hijos, descansar, hacer trabajos en su casa, etc.

Cabría preguntarse, qué hubiera pasado en la última elección si hubiese votado una cantidad bastante superior de electores. La congestión en algunas mesas fue muy alta; se ha informado que no pocas personas se devolvieron a sus hogares ya que para llegar a emitir su voto pasarían muchas horas de espera.

Debe tenerse presente también la alta abstención en las votaciones para elegir a los dirigentes estudiantiles.

Sería interesante hacer una investigación sociológica para conocer por qué electores no sufragaron. No sería una investigación difícil a base de un muestreo representativo. Sería una información muy útil.

Se piensa en volver a hacer la votación obligatoria; estoy seguro que ello originará malestar a amplios sectores de electores. Se ampliaría a mi juicio la crítica a la clase política. Volveríamos a tener congestión en las comisarías para justificar sus estadas distantes de sus lugares de votación. Le quitaríamos ingresos a quienes con escasos recursos gasten en transporte para llegar a sufragar. Qué importante seríaque el dia de la elección hubiese movilización gratuita.

Lo importante es llegar a crear una conciencia cívica de la necesidad de votar. La educación cívica es muy importante. Debe lograse que el ciudadano tome conciencia de una obligación como ciudadano de sufragar.

_____________________________________

 

Escriba un comentario

2 respuestas

  1. Estimado Rolando, comparto en gran medida tus análisis. La gente que vive acomodada y que ha optado por el beneficio individual, es la partidaria de este sistema. Se trata de personas que olvidan que su vida es tan larga como una gota de lluvia que cae desde el cielo cósmico. Que piensan que el sentido de la vida lo encuentran satisfaciendo sus necesidades de individuos depredadores anestesiados, que no sienten el dolor del otro, que solo demandan sus necesidades, que están siempre viendo la ventaja pequeña para quedarse con más que el otro, de autoconvencerse que ES MAS que el otro, ya que el que tiene más vale más y es más feliz. Para ellos es el SERNAC, para lograr reparos de sus necesidades materiales, para ellos son los candidatos que solo les hablan de mejorar su condición material(ya que el resto no cuenta), cuan importante es avanzar de clase social y adquirir toda la simbología asociada, la última moda, la 4×4, los viajes al extranjero. Yo pienso que usted es una persona con un entender más de sabio, que comparte la visión de la existencia tiene también un sentido más amplio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos