Medicina natural, actualidad y economía

Medidas urgentes para enfrentar la crisis actual chilena. Medidas posteriores; cambio de estilo o modelo de desarrollo

A continuación enumero las medidas que me parecen más urgentes:

  1. Dotar al gobierno de todos los recursos financieros que necesite, tanto para su gasto directo y también para otros aportes, como especialmente a las municipalidades. Prioritario, las reformas constitucional y legal para que el Banco Central pueda prestar directamente al fisco los recursos que necesite. Debería ser fácil conseguir esas reformas en el Parlamento, lo importante que en el Gobierno se apruebe esa iniciativa
  2. Las municipalidades entreguen a los hogares los recursos financieros para sobrevivir. Su financiamiento deberá provenir total o en alta proporción por el aporte fiscal. Para ello procurar la participación de las juntas de vecinos de existencia legal y las que se puedan formar de emergencia con carácter de juntas de vecinos en formación o con otra denominación similar.
  3. Que se inicie de inmediato un programa de empleo mínimo en el cual se puedan integrar todos los que lo necesiten. Con una remuneración de monto similar al salario mínimo; se considere para ello además una acción de capacitación. Podría ser su trabajo inicial participar en el inventario de hogares con sus características principales, colaborar en ayuda humanitaria a casas en que viven solos adultos mayores y persona inválidas. Trabajo inicial podrían ser de labores de adelanto comunal, como arreglos de calles y veredas, atención de jardines, reforestación urbana. Para más adelante motivar programas y proyectos de inversión, tratando transformar la cesantía o desempleo en formación de capital nacional.
  4. Que las municipalidades hagan el registro de todos los hogares de su comuna con sus principales características; mucha de esa información seguramente ya está disponible. Ese trabajo se podría hacer por manzanas y por organizaciones comunales en lo posible por juntas de vecinos.
  5. Frente al sistema empresarial. El Gobierno debe tomar medidas para evitar la quiebra o liquidación de empresas, desde las más grandes e importantes como Latam Chile hasta las más pequeñas. Es importante para ello además de conseguir o promover créditos en cantidades necesarias para salir adelante, considerar que puedan haber aportes del Estado al patrimonio o capital de la empresa, transformándose ellas transitoriamente en empresas mixtas. Ese patrimonio del Estado debiera considerarse en UF y debiera el Estado comprometerse a venderlo a los propietarios privados cuando ellos lo puedan ir adquiriendo. Se podría establecer la obligación de la ahora empresa mixta  de destinar a la compra a lo menos un porcentaje de su utilidad, que podría ser del orden de un 30%.
  6. Frente a las empresas afectadas por los actos de violencia iniciados en octubre pasado, debiera valorarse el perjuicio recibido que podría cubrir incluso el lucro cesante. Puede estimarse que esas pérdidas son responsabilidad del Estado que no le dio la protección debida; por ello podría considerarse una responsabilidad estatal cubrir esas pérdidas como aporte donado.

Cambio de estilo o modelo de desarrollo

Debiera hacerse un profundo diagnóstico socioeconómico de la realidad chilena de la situación anterior a las manifestaciones iniciadas en octubre del año pasado. A partir del diagnóstico de esa realidad tratar de llegar a identificar las causas que motivaron ese descontento. En mi opinión causas importantes ha sido la desigual distribución de ingreso y la riqueza y las políticas económicas llevadas adelante desde el Golpe Militar de 1973 y las que se han continuado posteriormente sin grandes cambios en la considerada nueva democracia.

También estimo como causas importantes, ligadas a lo anteriormente señalado, la Constitución de 1980 y sus modificaciones que no han logrado hacer cambios profundos de su contenido inicial especialmente en lo económico.

Tengo bastante escrito sobre el tema; sólo abordo lo que me parece más importante para estos momentos.

  • La consideración en ella del Estado Subsidiario, con el abandono de la planificación del desarrollo junto con la orientación netamente neoliberal y monetarista del estilo de desarrollo implantado en dictadura y que con sus más importantes características conservadas en la nueva democracia.
  • La casi total destrucción en Chile de la industria manufacturera, derivada principalmente de una apertura extrema al comercio exterior, con las deficientes o inexistentes políticas cambiarias y arancelarias. Estas nos han llevado como ejemplos muy significativos a los extremos de traer del exterior el cobre elaborado y de abastecernos en alto grado de importaciones de ropa usada.

Sectores importantes en la antigua democracia fueron los industriales manufactureros como el metalmecánico, el textil y de la confección, el del cuero y calzado, el de la línea blanca, el de la química y los productos farmacéuticos y el de la industria automotriz. Todos ellos eran importantes fuentes de empleo formales para nuestra fuerza de trabajo.

Muy importante en un país como Chile debería ser el empleo industrial manufacturero.

Lo anterior mucho ha favorecido el empleo informal e incluso podría considerarse la  creación de empleo en las poblaciones pobres en la distribución y comercio de las drogas.

Otros temas importantes a mi juicio derivados de la actual constitución son:

  • El debilitamiento sindical y el de los colegios profesionales.
  • La pérdida de valores solidarios.
  • La corrupción y la delincuencia expandidas.
  • La expansión del trabajo informal y la penetración de la droga como fuente de corrupción y de generación de ingresos y empleo.
  • La carencia y los defectos en la formación de recursos humanos.
  • El debilitamiento de la educación y de la salud pública, que fueron sectores tan importantes en el progreso social y económico chileno.
  • El financiamiento del Estado dependiente principalmente del IVA a tasas uniformes y no del impuesto progresivo a la renta como sucede en la mayoría de las economías desarrolladas.
  • Preocupante es el negocio con la salud humana. La expansión de las clínicas privadas con fines de lucro y el negocio con los medicamentos junto al debilitamiento de la salud pública. Los precios de los medicamentos muy superiores a los existentes en el pasado y en la mayoría de los países desarrollados y en desarrollo. Las cadenas farmacéuticas y sus colusiones, el debilitamiento de las históricas farmacias pequeñas familiares con más valores solidarios.

Seguramente a muchos nos ha sorprendido los altos recursos financieros conocidos en un par de los llamados “Fondo Soberanos”, que se han formado según dicen de ahorros fiscales. Tengo la impresión que ha habido otras razones de su formación. Entre ellas evitar la caída más extrema del valor del dólar, responsabilidad que debió estar a cargo del Banco Central, que ahora constitucionalmente sólo es de controlar la inflación y asegurar la disponibilidad de divisas para que el país pueda responder a sus compromisos internacionales. Solo en caso de guerra o de temor de guerra la constitución permite que el Banco Central preste al Gobierno.

Uno puede preguntarse cómo puede crearse ese elevado ahorro fiscal que llevó a generar esos fondos soberanos frente a situaciones tan críticas como las demoras en las atenciones de salud pública en operaciones y las periódicas críticas situaciones en las atenciones de emergencia, como también: la pendiente deuda histórica con el profesorado del sector público;  la situación inhumana en las cárceles; la cantidad de servidores públicos a honorarios ilegales cuando por sus funciones deberían estar contratados como empleados. Y tantos otros ejemplos.

Una sociedad como la actual debiera generar un ambiente en que todos los que quieran trabajar tengan un trabajo formal. Es una responsabilidad que debe asumir y cumplir el Estado, tanto apoyando la creación y el desarrollo de las empresas privadas como sobre el cambio de estilo de desarrollo que permita o fomente la acción directa en grandes inversiones del Estado para el desarrollo del país, como lo fue en el pasado.

La política de desarrollo de recursos humanos y la de pleno empleo debiera ser preocupación preferente del Estado. Nos hemos olvidado de ello.

En el pasado tuvimos en Chile dos grandes sistemas que nos permitieron atender las necesidades humanas, como fueron el sistema nacional de educación y el sistema nacional de salud, ambos cada vez más debilitados.

Tuvimos un sistema nacional de planificación en que nos ayudaba a darle atención a los grandes problemas nacionales y a saber a dónde pretendíamos conducir nuestro país. Hoy desgraciadamente no sabemos a dónde vamos, no lo sabíamos hasta antes de los acontecimientos de octubre pasado y ahora menos después de esas destructivas protestas y peor aún, ahora que se ha sumado la inesperada y tan perjudicial pandemia.

Preocupante es cómo ha vuelto la presencia de los campamentos, mucho de ello derivado de la incapacidad del país en dar oportunidad de trabajo digno a parte importante de su fuerza de trabajo.

Puede agregarse que debe haber un profundo análisis de nuestra justicia. Tanto se ha hablado de la puerta giratoria.  Es necesario analizar el por qué hemos llegado a esos niveles de delincuencia; hay que hacer un acabado estudio de sus causas y de sus agravamientos paulatinos; preocupante son la delincuencia juvenil y hasta la infantil las que se van haciendo de mayor violencia. Hasta donde la corrupción en los niveles superiores de la sociedad, en quienes no necesitan del delito para vivir o sobre vivir, no es una causa de que esa corrupción y de que esos delitos se hagan más presentes en los sectores más necesitados.

El sistema carcelario permite que los internos más se perfeccionen en el delito, cuando debiera contribuir a la reinserción de los delincuentes en la sociedad. Cuántos de los que egresan de la cárcel no les queda otra cosa que reincidir en el delito para sobrevivir. No debieran los presos poder trabajar y ayudarlos a su mayor capacitación laboral junto a formar su pequeño capital y una vez terminada su pena darle la oportunidad de trabajo en la actividad pública o contribuir a que pueda ser empleado en la actividad privada o llegar a ser un pequeño empresario.

Uno recuerda con nostalgia a ese gran empresario chileno de la actividad metal mecánica Roberto Fantuzzi que se sentía feliz y orgulloso de darles trabajo a presos en esa industria tan importante de esa familia que llegaron como inmigrantes a Chile. Me refiero a “Aluminios y enlozados Fantuzzi S.A.”, empresa modelo que terminó en quiebra por las malas políticas cambiarias y arancelarias tenidas en nuestro país. Fantuzzi fue un gran luchador por que se compraran productos nacionales y por una adecuada política cambiaria.

Algunas sanciones a quienes delinquen parecen extrañar por no decir otra cosa, tales como clases de ética para importantes empresarios, o detenciones domiciliarias nocturnas imposibles de controlar o recientemente para alguien que participó en el incendio de un bus de la movilización colectiva. Para éste, su sanción fue libertad vigilada por cuatro años y medio. Este último caso pienso que crea un grave precedente de cómo estima la justicia este delito incendiario que cada día parece hacerse de mayor presencia en nuestra sociedad.

Triste fue la destrucción en plena nueva democracia del producto de ese gran esfuerzo que se hizo en Chile por el fomento del ahorro desde las primeras décadas del siglo pasado a través de la Caja Nacional de Ahorros y posteriormente del Banco del Estado que heredó esa tarea al crearse por fusión de tres instituciones públicas una de las cuales fue la caja antes mencionada.

_____________________

 

 

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos