Medicina natural, actualidad y economía

Noruega y Chile, interesantes aspectos que diferencian a estas naciones especialmente en el tema constitucional. Orgullo noruego, vergüenza chilena

El 16 de mayo leí la interesante información: Noruega celebra el bicentenario de su Constitución, El artículo es el que encabeza un suplemento especial de ocho páginas de El Mercurio titulado “Noruega”. La leyenda después del título que inicia el artículo señala: “Los principios que inspiraron su redacción siguen vigentes y son el motor del continuo progreso de la nación escandinava”.

Otra leyenda: Constitución de 1814. El documento que estableció las bases del desarrollo democrático de Noruega, es el más antiguo de Europa.

Este país escandinavo tiene el segundo ingreso per cápita más alto del mundo y es considerado como el que goza del mayor nivel de bienestar del mundial.

Al final del artículo se expresa: Durante los festejos por el Bicentenario de la Constitución, Noruega busca crear mayor conciencia sobre el significado de su texto para la sociedad contemporánea y el rol que tendrá para la democracia en el futuro.

En El Mercurio de hoy, 19 de mayo aparece en Vida Social “Noruega celebró bicentenario de su Constitución”. Primero se presenta la foto familiar que marcó la jornada del Día de la Constitución, en ella se observa en colores los príncipes herederos junto a sus hijos y sus dos perros, todos condecorados con signos patrios. Al final del artículo informativo se presentan estos párrafos:

Dentro de las tradiciones más populares de la Fiesta Nacional de Noruega destaca el “barnetog”, un desfile multitudinario en el que más de 10 mil niños recorren las calles de las diferentes ciudades, engalanadas para la ocasión.

En Oslo, el desfile siempre se dirige hacia el Palacio, donde la familia real saluda a su pueblo desde el balcón central, una tradición centenaria que se mantiene hasta hoy.

Se puede captar que esta nación está orgullosa de su Constitución. Qué diferente es esa realidad con la nuestra; para no pocos chileno la nuestra nos avergüenza tanto por su gestación como por partes fundamentales de su contenido.

Desgraciadamente pienso que en Chile muchos ciudadanos no saben bien lo que es una constitución y no pocos saben de lo que ella contiene. Eso lo he podido constatar en varias personas que se pueden considerar de nivel cultural relativamente alto.

Ya no recuerdo cuántas generaciones de estudiantes de la educación secundaria, en gran parte hoy llamada educación media, se vieron privadas de la asignatura de Educación Cívica. No puedo olvidar el ramo que seguí a fines de los años cuarenta en el Instituto Nacional cuyo profesor era nada menos que Darío Benavente Gorroño, entonces Director de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile y su ayudante Jorge Ovalle Quiroz, quien posteriormente llegó a ser un distinguido profesor de Derecho Constitucional de la Casa de Bello. Estos antecedentes sin duda destacan la importancia que en la democracia de antaño el Ministerio de Educación le daba a estas materias en la obtención de  la Licencia Secundaria.

Parece increíble que en cinco gobiernos democráticos, cuatro de la Concertación, no se haya podido restablecer esta enseñanza. He oído decir que para ello se requiere un quórum parlamentario especial; pero parece difícil o poco creíble que éste no se pueda conseguir. Grave también es que hayan existido en Chile y que todavía perduren vigentes, leyes secretas dictadas en el Gobierno o la Dictadura militar.

Me atrevo a insistir, qué valioso sería para nuestro país llegar a tener una constitución que nazca del pronunciamiento mayoritario de nuestra ciudadanía y de un proceso democrático de amplísima participación ciudadana plenamente informada para la toma de su decisión sobre las diferentes alternativas entre las cuales se puedan decidir sus contenidos fundamentales.

Es interesante destacar algunos contenidos y demostraciones de estos artículos sobre Noruega:

1. Símbolo de libertad, independencia y democracia, la Constitución de Noruega sigue vigente tras 200 años de su publicación.
2. Y es que la Constitución de Noruega sigue siendo un símbolo a nivel mundial, inspirada en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y en la Revolución Francesa, se promulgó en 1814, y desde su redacción contempló aspectos revolucionarios.
3. Tres principios fueron los que guiaron la redacción de este documento: la división de poderes, la protección de los derechos civiles y la soberanía de pueblo.
4. Considerada como la más antigua de Europa y la segunda más antigua del mundo aún vigente, la Constitución noruega ha sido modificada varias veces desde 1814. Sin embargo, ha primado el concepto de “conservadurismo constitucional”, una suerte de consenso de que el documento debe preservarse.
5. Desde la fundación del Estado Moderno se han introducido reformas para mejorar la calidad de la democracia en ese país, entre las que se destacan en 1837 la introducción del autogobierno local, en 1884 el establecimiento del sistema parlamentario y las ampliaciones del derecho a voto hasta que en 1898 todos los hombre podían sufragar y en 1913 lo podían hacer todas las mujeres.
6. Impresiona la participación amplia en la conmemoración del Día de la Constitución desde la familia real hasta los miles de niños que desfilan todos los años por las principales ciudades de Noruega.
Buscando información de este país me he encontrado con párrafos como estos:

Noruega cuenta con una economía próspera y rica, combinando una actividad de libre mercado con una fuerte intervención estatal dando lugar a que su población viva en un amplio estado de bienestar, con muy bajos niveles de desempleo, desigualdad y de corrupción. El gobierno controla áreas claves, tales como el vital sector del petróleo (a través de empresas estatales de gran escala). El país se encuentra ampliamente provisto de recursos naturales – petróleo, energía hidráulica, pescado, bosques y minerales – y es altamente dependiente de su producción de petróleo y los precios internacionales del mismo; en 1999, el petróleo y gasolina constituían el 35% de las exportaciones. Sólo Arabia Saudita y Arabia Saudita y Rusia exportan más petróleo que Noruega, la cual se encuentra fuera de la OPEP.

Aunque posiblemente con la calidad de vida más alta del mundo, los noruegos comienzan a preocuparse, ya que se estima que dentro de las dos próximas décadas el petróleo comience a escasear. En consecuencia Noruega ha estado guardando su superávit presupuestario impulsado por el petróleo en un fondo estatal del petróleo (fondo soberano), el cual es invertido en el exterior y es evaluado (en el primer trimestre de 2014) en unos 830 000 millones de dólares estadounidenses, este fondo se invierte en deuda soberana de otros países y en empresas de todo el mundo salvo aquellas dedicadas a la producción de material bélico.

Interesante debe ser conocer su política cambiaria; es muy probable que deba mantener una tasa cambiaria estable que lo logra formando esas importantes reservas. Qué distinto ha sido en Chile donde el alto precio del cobre y otros minerales y la apertura amplísima a los mercados externos nos ha destruido importante sectores industriales de manufacturas como las textiles y de la confección, metal mecánicas, cuero y calzado. Ha impactado a muchos que Chile está dejando de manufacturar su cobre, para ser sustituido por manufacturas importadas, cuando se clama por exportar nuestro cobre con mayor valor agregado. El efecto en la agricultura chilena también ha sido gravísimo.

Años atrás supe que Noruega protege su agricultura, entre otras razones por una política de seguridad alimentaria.

Seguramente no deba darse en Noruega procesos económicos como los que estamos viendo en Chile, por ejemplo, que una de las más grandes cadenas de farmacias, que participó en una vergonzosa colusión, y que ha contribuido a hacer desaparecer la pequeña tradicional farmacia, sea vendida al capital extranjero, a una gran cadena internacional de capitales franceses. Tampoco seguramente sucederá con las universidades privadas de muy fuerte expansión “sin fines de lucro según la legislación existente” sean vendidas al capital extranjero, empresas estas últimas sí con fines de lucro: Esta ventas han generado a inversionistas nacionales propietarios de ellas grandes excedentes (utilidades a sus inversiones).

______________________________________

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos