Parece social y éticamente injusto para la sociedad condonar multas e intereses para grandes empresas, ya que sus montos ya devengados se pueden considerar que pertenecen al patrimonio del Estado, por ello a todos los ciudadanos

Entiendo que el hacerlo sería legal y se habría hecho habitualmente  pero es inquietante que esa facultad tan amplia  quede en manos de un servicio del Estado. Podría ser una facultad de una institución del Estado para dar un trato a las pequeñas o medianas empresas o para contribuyentes de bajos patrimonios, por razones muy justificadas; pero para grandes empresa, como las del retail, no debieran darse. Además para el caso que ha motivado este debate, éste está contribuyendo a un mayor concentración patrimonial en el retail.

Además es preocupante que estas negociaciones puedan  generar información privilegiada para los que conocen la marcha de este proceso negociador y sus perspectivas de resultados positivos, que pueden ser bien aprovechadas por minorías en perjuicio de las grandes mayorías. La información privilegiada puede también hasta ser negociada o entregada a terceros por diferentes tipos de razones.

Los llamados perdonazos, es probable que se justifiquen en parte para evitar que una empresa quiebre y se originen desempleo y caídas de producción. También puede ser que los intereses de deudas morosas y las multas sean muy exageradas, que motiven la necesidad de condonar; eso debiera revisarse  y eventualmente dar condonaciones correctivas de esas tan altas tasas y multas y no dejar las deudas en cero.

Una fórmula a mi juicio más lógica y justa podría estar basada en que la empresa amplíe su capital con las deudas en intereses y multas condonados, entregando esa ampliación de patrimonio al Estado.

 Esto podría ser mediante que esos montos condonados queden como patrimonio del Estado en la empresa a través por ejemplo de participación patrimonial o accionaria de la CORFO.

Podría quedar el compromiso de venta de ese patrimonio a los propietarios privados a precios pactados previamente, ya sea con el pago al contado de esos valores o con créditos que el Estado pueda ofrecerle a los propietarios privados.

El objetivo no debe ser estatizar empresas sino respetar un patrimonio que pertenece a toda la sociedad nacional, representada por el Estado.

Más adelante se continúa analizano el tema y se incluye un interesante artículo publicado hoy el La Segunda

Avergüenza apreciar el monto de las condonaciones que se le darían a una de las grandes retail, comparadas con otros montos que se consideran en el Presupuesto Nacional. Un parlamentario de Gobierno ha señalado que esta condonación representa más de la mitad del monto que se va a dar como un nuevo bono a más de 1,9 de millones de hogares.

Esta crítica puede reducirse si se considera que los montos de interese se pueden ver aumentados en exceso por las altas tasas de los interese penales. Un criterio podría ser que se trasformen los interese panales en interese normales.

Además estas condonaciones crean un grave precedente; favorece a las empresas que han dejado de pagar sus impuestos oportunamente, en perjuicio de la competencia que los ha cumplido a tiempo. Se puede incluso estar premiando ineficiencias como también a nuevos inversionistas que han comprado a bajo precio empresas en peligro de quiebras. Más grave parece serlo cuando la empresa favorecida que pertenece a grandes consorcios financieros.

Cuando redactaba esta ideas, tuve acceso a un interesante artículo que contiene La Segunda de hoy.  Este artículo lo incluyo más adelante.

Un argumento que no me gustó del Director de Impuestos es que la decisión se toma a base de recuperar lo máximo de recursos, de exigirse toda la deuda la recuperación podría ser mucho menor, incluso nula. Al parecer no pesan otros efectos perniciosos que pueden tener este tipo de condenación, que bastante se analizan en el artículo de La Segunda de hoy.

 

Éste es el artículo:

Director del SII y el perdonazo a Johnson’s: “Más valía pájaro en mano que cien volando”

“Me daría mucha pena que utilizaran a una institución seria como el Servicio de Impuestos Internos para fines políticos”, dispara Pereira, preparado, dice, para asistir a una comisión investigadora. “Un no condona por ser buena persona con el contribuyente, sino porque se hace un análisis exhaustivo de las circunstancias” “Tradicionalmente las condonaciones no se mencionan en la cuenta pública pero no hay ningún problema para que se puedan incluir”.

por: La Segunda / Nicolás Cáceres

jueves, 07 de junio de 2012

Julio Pereira está molesto. Desde que “La Segunda Sábado” publicó una investigación sobre los perdonazos que hizo el Servicio de Impuestos Internos (SII) a los grandes contribuyentes del sistema -en especial a la multitienda Johnson’s-, el director de la repartición ha estado en el “ojo del huracán”.

Esta mañana se concretó la creación de una comisión investigadora (ver página 18) y en las redes sociales arrecian las críticas sobre la condonación de $59.000 millones en multas e intereses tributarios que aplicó en 2011 el SII a la multitienda.

“Me daría mucha pena que utilizaran a una institución seria como el Servicio de Impuestos Internos para fines políticos”, dispara Pereira, quien dice estar preparado para asistir a la comisión que preparan diputados.

“Estoy muy tranquilo porque tengo argumentos sólidos desde una perspectiva legal y técnica. El Fisco es de todos los chilenos y sería un gran error politizar las materias tributarias, quiero creer que seguimos frente a una discusión técnica”, sostiene.

Va más allá y advierte que “hay que tener cuidado con los rumores, no se puede jugar con la honra de las personas ni de las instituciones. El SII tiene una reputación nacional e internacional”.

–¿A qué se refiere con los rumores?…

–Cuando se habla de que “a este se le condonó, tiene más pitutos”. Aquí no pasa eso, a la señora Juanita se le condona el mismo porcentaje.

–¿Nadie tiene “pitutos” en el SII?

–¡No! Hay muchos casos en que no se da la condonación en el porcentaje que se pide. Las condonaciones más elevadas se dan porque hay un análisis exhaustivo de que al Fisco le conviene, porque si no, se puede quedar sin nada.

Las razones de la polémica condonación a Johnson’s

Pereira aclara que el SII no tiene la facultad para condonar impuestos y que sólo tiene atribuciones legales para condonar multas e intereses de personas y empresas.

“Un no condona por ser buena persona con el contribuyente, sino porque se hace un análisis exhaustivo de las circunstancias que rodean al contribuyente. No es un proceso de este sí o este no, aquí hay un análisis responsable y claro: no es fruto de un estado de ánimo del director de turno”.

–¿Cuáles son esas circunstancias para condonar multas e intereses?

–La situación financiera del contribuyente, la capacidad de pago de los tributos adeudados y de los intereses y las multas. Por último, si la situación financiera del contribuyente está muy complicada, tengo que asegurarme del cobro de los impuestos.

–¿Eso sucedió con Johnson’s?

–La condición de la condonación de multas e intereses es el pronto pago del impuesto y esto responde al viejo refrán: más vale pájaro en mano que cien volando. Sobre todo porque estos pájaros vuelan muy rápido y el Fisco se mueve con dificultad en los procesos de quiebra.

–¿Por qué Johnson’s tuvo la posibilidad de recibir una condonación en circunstancias que atravesaba por una delicada situación económica?

–No puedo referirme en forma particular a un contribuyente, pero esa situación delicada puede poner en riesgo el cobro del impuesto adeudado.

–¿En este caso operó el refrán “más vale pájaro en mano que cien volando”?

–Sí, es evidente porque hay que ser responsable. Frente a la alternativa de no recibir ningún peso eso se analiza. Esto no es nuevo ya que ha pasado en todas las administraciones tributarias pasadas.

–¿Y no siente que la condonación a Johnson’s es una mala señal para el resto de los contribuyentes que sí pagan sus impuestos al día?

–Este tipo de condonaciones parte del análisis de circunstancias especiales. Entonces, uno de los elementos que se ve es la capacidad de pago. Si una persona cumple ordenadamente sus obligaciones tributarias no va a tener nunca un problema de discutir los porcentajes de una condonación. Más aún, si una persona evade impuesto no tendrá condonación.

–¿Pero no se desincentiva el pago de impuestos considerando que empresas como Johnson’s sí se les condonó las multas e intereses?

–La condonación parte de una forma extraordinaria. No hay desincentivo y estas normas son perfectibles. Acá hay temas complejos, por ejemplo cuando se judicializan ¿Cuánto se demora en resolver un problema tributario? 5 o 6 años.

Las multas e intereses son un escenario peligroso porque también uno va marcando el historial de los contribuyentes que no pagan. No creo que las empresas hagan esto porque cada situación se analiza exhaustivamente.

–¿Y por qué el Estado debe hacerse cargo de la mala administración y de los problemas financieros de Johnson’s?

–Esa situación es exactamente igual al de una persona natural, de una empresa pequeña, mediana o grande. Esa pregunta es materia de ley y se quiere cambiarla es otro tema.

–Pero fue problema de Johnson’s haber llegado a esa situación.

–¿Y si la empresa quiebra?

–Deberá quebrar…

–¿Y después cómo cobro?

“No se está actuando con arbitrariedad”

–¿La discrecionalidad que tiene este servicio para decidir una condonación hace que la cancha esté dispareja para las empresas?

–Hay instrucciones de parámetros que se tienen que cumplir. El análisis tiene que tomar en cuenta que no se está actuando con arbitrariedad.

–¿El SII se ha manejado con transparencia en este caso? En la cuenta anual no se mencionaron las condonaciones de 2011…

-Estoy convencido que mi equipo actuó con absoluta transparencia. Tradicionalmente las condonaciones no se mencionan en la cuenta pública pero no hay ningún problema para que se puedan incluir. Soy muy receptivo a todos los consejos tendientes a perfeccionar la información que se entrega al mercado.

–¿Cómo toma las críticas del ex director del SII, Javier Etcheberry quien dijo que en otras administraciones eran más estrictos respecto de condonar deudas tributarias?

–Me parece que es una crítica injusta porque hay que ver el historial de condonaciones y todos los directores del SII de distintos gobiernos han utilizado esta facultad. Es más, este caso comenzó a ser analizado en el gobierno anterior.

B. de Chile: “Permitió el ingreso de socio”

Testigo directo de la negociación tributaria entre el SII y Johnson’s fue el gerente general de Banco de Chile –principal acreedor de la tienda–, Arturo Tagle.

Según el ejecutivo, “la actuación del SII fue clave porque la empresa nos dijo que no tenía liquidez, y al no tener su situación tributaria clarificada no se podía encontrar un socio y con ello la alternativa era pedir su propia quiebra. Ahí la recuperación de los acreedores valistas era igual a cero”.

Diputado Chahín alista comisión investigadora: “La señal del SII es brutal”

Los coletazos del “perdonazo” tributario a Johnson’s llegaron esta mañana al Congreso donde el diputado DC Fuad Chahín reunió las firmas necesarias -incluyendo a diputados de RN- para formar una comisión investigadora, que revisará el actuar del SII y será votada el próximo martes en la Sala de la Cámara de Diputados.

Además, el diputado PS, Carlos Montes envió un oficio al ministro de Hacienda, Felipe Larraín, para que solicite al SII y a la Tesorería las condonaciones efectuadas entre 2005 y 2011.

A juicio de Chahín, la condonación de multas e intereses que hizo el SII es “impresentable porque estamos hablando de $59.000 millones que no son del director del SII, ni del ministro de Hacienda y tampoco del Presidente: son de todos los chilenos”.

El parlamentario agrega que “lo que me parece más curioso es la oportunidad en que se hizo este perdonazo, ya que con esto se viabilizó la venta de Johnson’s a Cencosud gracias a que se saneó esta contingencia tributaria. El SII no tiene que estar a disposición de negocios multimillonarios entre grandes empresas”.

“La señal pública de parte del SII es brutal, de absoluta mano blanda. Es un desincentivo enorme al pago de impuestos sobre todo en los grandes contribuyentes. La señal que se ha dado es sumamente peligrosa, ya que es un excelente negocio para las empresas no pagar impuestos y luego que se les condonen los intereses y multas”, apunta.

 

 

 

¿Algo que decir? comparta con nosotros un mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.