Medicina natural, actualidad y economía

Chile da mañana paso formal al ingreso a la OCDE. El Mercurio y La Tercera incorporan opiniones de Angel Gurría Secretario General de la OCDE

El Mercurio presenta el artículo “Chile y la OCDE“, escrito por Gurría y La Tercera, el de Miguel Berneo titulado:  “Secretario General de la OCDE: Hay que evitar que la protección al trabajador se convierta en obstáculo“, en el que se incluye una entrevista  a esta autoridad de la Organización. Incluyo más adelante ambas publicaciones y además los comentarios que le han llegado al decano de la prensa hasta aproximadamente las 16 horas.

Me ha impactado lo que el Secretario en referencia menciona sobre nuestro “innovado sistema de pensiones“. Su innovadores reforma de pensiones, a principios de los 80, ha servido como modelo para muchos otros países del mundo.

En la entrevista de La Tercera me ha llamado la atención el énfasis que pone Gurría en la flexibilidad laboral y la omisión absoluta que hace a una tan necesaria política de pleno empleo.

Creo que toda esta información ayuda a enriquecer el conocimiento sobre este delicado tema, que aparece en general poco atendido.

Va a continuación el artículo de El Mercurio, después los comentarios recibidos y finalmente el artículo de La Tercera.

1.  Tribuna de El Mercurio
Domingo 10 de Enero de 2010

Chile y la OCDE

Ángel Gurría
Secretario General de la OCDE

Mañana tendré el honor de firmar, con el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, el acuerdo oficial para el ingreso de Chile a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE. Éste es un momento trascendental para Chile y para la OCDE. Para Chile marca el reconocimiento de casi dos décadas de reforma democrática y políticas económicas sólidas. Para la OCDE, es un hito en su misión de construir una economía global más fuerte, más sana y más justa.

Chile ha realizado un arduo trabajo durante los últimos dos años para ingresar a la OCDE. Al convertirse en el miembro número 31 y el primero de América del Sur, Chile se une a una organización cuyos miembros trabajan en conjunto para encontrar soluciones a los problemas globales, desde las políticas económicas hasta el cambio climático. Como un organismo que reúne a los países comprometidos con defender los más altos estándares en todas las áreas de las políticas públicas, nuestro objetivo es entregar los mejores niveles de educación, salud y empleo para todos nuestros ciudadanos y ayudar a otros países a lograr lo mismo.

Ser miembro de la OCDE significa estar en el centro del diseño y la implementación de las reglas que definirán la sociedad y la economía global de mañana. La OCDE establece estándares globales y políticas comunes en áreas críticas como los Principios del Gobierno Corporativo de la OCDE, y sus Directrices para Empresas Multinacionales. Nuestro trabajo en educación, incluyendo PISA, que analiza la capacidad de los estudiantes de enseñanza media, es una guía para los gobiernos en su búsqueda de la excelencia educacional. Asimismo, nuestra Estrategia Laboral entrega fundamentos sólidos para alcanzar políticas de empleo efectivas. Nuestra institución encabeza la lucha global contra la corrupción, a través de la Convención Anticorrupción de la OCDE, que proscribe el soborno de funcionarios públicos en transacciones de comercio internacionales. Así, estamos creando los cimientos para una economía global más equitativa y abierta.

Mientras luchamos por salir de la peor crisis económica en décadas, todas las economías, ya sean emergentes, en desarrollo o avanzadas, necesitan trabajar unidas para enfrentar los desafíos de nuestro tiempo. A medida que surgen nuevos países y regiones como actores globales, se hacen evidentes nuevos desafíos. Desde enfrentar el cambio climático, forjar un sistema de comercio justo y abierto, lograr que mercados financieros funcionen bien, y manejar los flujos migratorios hasta combatir la corrupción, la evasión de impuestos y el lavado de dinero. Ninguno de estos desafíos se puede manejar por los países en forma unilateral. Divididos somos débiles. Unidos, podemos lograrlo.

Con Chile y México como miembros plenos y con una estrecha relación con Brasil, la OCDE está más conectada con América Latina. Desde que México, mi país, ingresó a la OCDE en 1994 se ha beneficiado inmensamente de las recomendaciones en políticas públicas. Simultáneamente, México ha contribuido a llevar a la mesa de discusión nuestras propias experiencias y conocimientos, en áreas como biodiversidad y migración, por ejemplo. A medida que la OCDE ha aumentado su número de miembros, se ha hecho más incluyente y más sensible a los problemas de los países desarrollados y en desarrollo, como también a las políticas sociales y económicas.

Con este cambio también ha aumentado la urgente necesidad de reforzar los lazos con otros países del mundo. Dentro de algunos meses esperamos que a Chile se sumen otros tres nuevos miembros: Estonia, Israel y Eslovenia. Más adelante, la OCDE espera dar la bienvenida a Rusia. En forma paralela estamos estrechando nuestros lazos con otras potencias globales, incluyendo no sólo Brasil, sino también China, India, Indonesia y Sudáfrica. En conjunto, ello representa más del 80 por ciento de la economía mundial.

Con una economía que ha crecido a tasas superiores al cinco por ciento en los últimos 20 años, Chile ha sido un faro para América Latina. Ha hecho notables progresos en reducir la pobreza, si bien necesita avanzar aún más. Su innovadora reforma de pensiones, a principios de los años 80, ha servido como modelo para muchos otros países del mundo. Cuando lo golpeó la crisis, sus políticas tributarias prudentes, entre ellas ahorrar los ingresos de la bonanza del cobre para la época de “vacas flacas”, le dieron la holgura financiera para adoptar medidas de estímulo en apoyo de la demanda y el empleo.

Desde que se iniciaron las conversaciones con la OCDE en mayo de 2007, Chile ha dado pasos significativos, entre ellos la introducción de una nueva ley para terminar con el secreto bancario que abre una puerta para posibles evasiones tributarias y permitir a los fiscales perseguir a las empresas que se piensa son culpables de soborno y corrupción. Otra reforma capital ha sido la extensión de la cobertura de las pensiones públicas.

Por otra parte, se reforzaron las leyes que regulan la libre competencia y los acuerdos para la protección del consumidor. Siguiendo las mejores prácticas para gobiernos corporativos de la OCDE, Chile promulgó una ley que establece una clara separación entre el Estado y el directorio de CODELCO, la mayor empresa pública del país, aumentando el número de directores independientes. En el sector privado, una nueva legislación aumenta la transparencia al requerir mayor información a los mercados financieros, a la vez que combate el mal uso de información privilegiada y refuerza los requerimientos para los auditores externos. Una nueva política nacional sobre seguridad química, establecida hace dos años, y la reciente creación del Ministerio del Medio Ambiente son parte del impulso para alcanzar los estándares OCDE sobre protección ambiental.

Estas acciones requieren dedicación y un fuerte compromiso político, y Chile ha demostrado ambos. Pero el camino recién comienza, tanto para Chile como para la OCDE. El ingreso de Chile a la OCDE es sólo el primero de una serie de pasos que llevan a la OCDE a extender su alcance global, para aumentar su relevancia y efectividad en el concierto internacional

Comentarios

1. Oreste Assereo

La entrada de Chile a la OCDE deja frío a la mayoría de la población chilena, que probablemente no está enterada de que es. “Un club de países ricos y democráticos” con reglas claras de gobierno y baja corrupción. En realidad no creo que Chile esté a la altura de entrar dada la sospecha de corrupción existente. Quizás produzca aportes positivos. Pero listar como positiva la entrada de Rusia y China no le da mucha alcurnia. Parece que la marca OCDE se ha ido desprestigiando.
2. Agustín Maldonado
Usted escribe:

“…no creo que…”; “Quizás…” y “Parece que…”. Si uno se auto acusa de no saber nada lo más sensato es abstenerse de emitir opinión.

3. Ulrico Schmidt Weidmer
México es un nido de narcotraficantes y migrantes ilegales y objetivamente Uruguay tendría meritos comparables a los de Chile sino mayores para ingresar – si hablamos de tradiciones democráticas, conducta ciudadana, buena economía, poca disparidad social -. Los nuevos miembros de la OCDE son los chicos que se portan bien de acuerdo al diseño global de Occidente y la varita mágica que los convierte en rubios de ojos azules recaerá sólo en quien se asocie con ellos (México, NAFTA) o compre su esquemita de los TLC (Chile). Los que insistan con acuerdos regionales propios (el MERCOSUR con Brasil, Uruguay, etc…) siguen siendo negritos feos.
4. Mario Acevedo Campos
Encuentro interesada, parcial y sesgada la opinión del autor de la carta. Estamos acosados por organismos internacionales que fuera de servir para que sus miembros viajen gratis y cobren suculentos viáticos, poco aportan al real beneficio de países como el nuestro. La globalización, a la que se oponen los marxistas, pero que en este caso es “muy bienvenida” porque la noticia nos llega justo el Domingo ante de la elecciones, nos “regala” esta oportunidad, lo que ya huele mal.
Alguien en nuestro querido Chile se va a beneficiar con este despilfarro, en desmedro de un verdadero beneficio para el país.
Habrá que estar atentos.
5. Roberto Finat Díaz
[ Y éste era que entraba Chile a la OCDE, y se terminaba la cesantía. Había atención médica altiro. Se acababan los asaltos. La corrupción emigraba. La juventud de Chile, recibía una educación integral y de alto nivel.
Pasábamos a superar los traumas y divisiones del pasado, se inauguraba el Museo: Por Eso Te Queremos Chile.
Hartazo lindo era el sueño.
Y éste era que desperté, era un sueño, y andaba la Primera Ciudadana sembrando cizaña al 81%, los ministros deprimidos, caras largas y estresados. Humbertito renegando, las colas de la salud largas y sin remedio. Los asaltos viento en popa. El Museo del Mantenimiento del Rencor y la Discordia o Cueva de la Cizaña, abre sus puertas mañana para mantenerle envenenada el alma a Chile.
La Corrupción, en un trono, y las familias corruptas, ahora son Familias Reales.
Resultado que la OCDE pa’ nosotros, apenas es aspirina.
6. Omar w. Salazar Salazar
AL OCDE; y bueno los dejamos entrar, los dejamos, pero viste tenés que ponerte con mucha guita, tenés, para ayudar a otros países, viste, además tenés que dejar que nuestros barcos anclen en tus puertos y de pasada tiramos las redes de los factorías, total al final los peces no tienen nacionalidad, no tienen. Alguien entiende cuál es la gran ganada de esta parafernalia, siempre me pregunto, si a Pinochet no lo querían los yanquis, no lo querían los rusos, no lo querían los europeos, estaba Argentina quitándonos terrenos, Perú quería su parte, el FMR en Chile hacia fechorías y el agallado podía dormir tranquilo. “Porque me debe quitar el sueños tonteras irrelevantes”.
No nos vendamos el cuento nosotros mismos, somos subdesarrollados y cada vez que avanzamos algo la maraña de operadores políticos crea un sistema que vulnera al Estado, acabamos de bautizar la segunda puerta giratoria en este país, los que no obedecen se les hecha de un cargo público y aparece contratado en otro. Es más que un chiste fome, es la confabulación de la concertación, para permanecer como país corrupto.
7. Edo. Romero G.
A pesar que se indica al comienzo, que esto es el fruto de las Reformas de las últimas 2 décadas, no queda claro cuáles serán los costos asociados, y los beneficios, de pertenecer al club de países ricos
– Cooperación para el desarrollo –
Han sido muchos los tratados firmados en los últimos 20 años, pero sería bueno analizar el impacto y contribución de cada uno, como para mejorar los lazos regionales, europeos, asiáticos, etc.
8. Arturo Alejandro Fiabane Vásquez
Europa es un desastre, una podredumbre política, moral y económica. Una ruina que pretende sobrevivir en base al neocolonialismo, engañando al tercer mundo con sus cantos de sirena. Yo digo que dejemos que la infame perezca, no les debemos nada, no tienen porque venir aquí a enmendarnos la plana. Somos un país pequeño pero libre y soberano, y sólo respetamos nuestras leyes, jamás volveremos a someternos al arbitrio de naciones perversas como las que hacen nata en Europa. Políticas globales, ambición global, codicia global querrán decir. Quieren apoderarse del mundo mediante sus representantes, los traidores políticos de la escena nacional. Sabemos cuáles son sus verdaderos propósitos, no les creemos sus mentiras y jamás las creeremos. No obedeceremos, no somos sus siervos, así es que vuélvanse a Europa que bastantes problemas tienen allá y déjennos en paz si no quieren más problemas todavía.
Arturo Alejandro Fiabane Vásquez
Mario Acevedo Campos
[ N° 4 ]

Concuerdo con sus planteamientos excepto en los que dice de la globalización y los marxistas.

El marxismo desde su inicio ha tenido una vocación internacionalista, de hecho su canción partidaria se llama “la internacional”.Lo que quieren es que el mundo sea marxista. Europa, que duda cabe, ha caído presa del neomarxismo seudo progresista. Y ahora quieren estirar sus tentáculos por el resto del mundo. Los primeros marxistas hicieron sucumbir Europa y el mundo entero con millones de muertos en cruentas revoluciones. En vista de su desastroso fracaso, ahora quieren corromper las sociedades desde dentro para lograra asentar permanentemente su modelo desquiciado, totalitario y esclavista, pero libremente aceptado por una población totalmente corrompida por los políticos y los medios.

10. Arturo Alejandro Fiabane Vásquez
El proceso lo describen los mismos europeos. Todas esas políticos y burócratas del bloque soviético se quedaron sin pega después de la caída del muro de Berlín, así como va a quedar la concertación en unos días más. ¿y qué hicieron? se metieron en cuanta organización con siglas, ONG o club social encontraron para seguir conspirando ahora con sus amigos de la izquierda occidental. Y juntos lograron convertir a Europa en un nido de ratas. Ahora Europa se está despoblando aceleradamente, sus ciudadanos vagan como zombies sin ningún vestigio de humanidad, sus jóvenes suman las más altas tasas de drogadicción y suicidio, tienen una inmigración descontrolada producto de la baja en la natalidad que está acabando por completo con sus nacionalidades y con sus culturas. Ése es el “mundo nuevo” de los neo marxistas, un revoltijo amasado de gente sin identidad, sin historia, sin moral, sin esperanzas, tal como le gusta a ellos. Ésa es la basura que pretenden vendernos, yo digo más bien, no gracias. El hacha de la justicia está afilada y luego empezarán a darle en la base del tronco podrido hasta que vuelva a caer una vez más, como lo ha hecho repetidamente a lo largo de la historia.

2. Secretario general de la OCDE: “Hay que evitar que la protección al trabajador se convierta en obstáculo

El economista mexicano llega a Chile para suscribir mañana, junto a la Presidenta Michelle Bachelet, el ingreso del país a la OCDE.

Por  Miquel Bermeo  –

A la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) le interesan mucho las políticas de Chile y a Chile le interesa formar parte del grupo de países que están proponiendo las mejores prácticas al resto del mundo“, dice el secretario general de la entidad, Angel Gurría, frente al arribo del miembro número 31 al llamado “club de los países ricos“.

De Chile, Gurría destaca su política fiscal y el área de pensiones y precisa que ahora la OCDE podrá transmitir, amplificar y multiplicar “las cosas que el país hace“. A su vez, al ser parte del organismo, Chile tendrá derecho a voz y a voto, en una relación en la que el economista mexicano espera que los beneficios sean mutuos.

A juicio de la OCDE, ¿cuáles son las áreas prioritarias en las que Chile debe avanzar?
Temas como la productividad; en el movimiento hacia una economía más basada en el conocimiento. Ya se ha aplicado tecnología al sector primario y ahora se debe aumentar, en alguna medida, en manufactura. Se deben hacer esfuerzos en el terreno de la educación; en I+D. También está pendiente la flexibilidad del mercado laboral y en el tema de las pensiones que, aunque se ha hecho un esfuerzo, se requiere mayor cobertura.

¿Por qué es importante la productividad?
Porque la competitividad se deriva del aumento de la productividad. Chile no es una excepción en que la dinámica demográfica, eventualmente, hará que la productividad sea el principal elemento de crecimiento.

¿Qué pasos son claves para elevar la productividad en el país?
En el reporte sobre Chile que presentaremos próximamente hay un capítulo sobre cómo aumentarla y, por lo tanto, no quiero entrar demasiado en detalle. Pero, claramente, como parte del aumento de la productividad debe estar la innovación, la promoción de la capacidad empresarial, el crecimiento verde y el tema laboral.

En el ámbito laboral, ¿qué medidas se debieran adoptar?
Tenemos un indicador que se llama legislación para la protección del empleo y medimos comparativamente qué tan restrictiva es ésta en cada país. En Chile, no es particularmente estricta. Sin embargo, hay un porcentaje alto de trabajadores subcontratistas y existe una especie de fragmentación de empresas dentro de cada compañía que ha dado flexibilidad en materia de costos laborales, pero que en un momento dado puede generar ineficiencias dentro de las estructuras, porque abatir los costos laborales no es el único propósito de una empresa.

¿No es buena, entonces, tanta subcontratación?
Es importante que esta subcontratación no se transforme en una tendencia a generar empleo informal y la informalidad hay que abordarla de manera importante.

SIN ESPEJISMOS

¿Es muy rígida la legislación laboral en Chile?
A veces, ‘por tratar de proteger al trabajador’, se genera una resistencia o una aversión a crear empleos. Eso nos pasa en varios países de la OCDE, que tienen una protección tan alta de los trabajadores que ya están empleados -con un elevado costo en los despidos- que nadie quiere contratar y en la actual situación, con los enormes problemas de creación de empleo o subempleo que tenemos, nadie contrata a nadie. Y la paradoja en esto es que lo que se pretende es, justamente, proteger al trabajador.

Pero, entonces, ¿el camino es más o menos flexibilidad?
No hay una regla de oro. Hay casos como el de Estados Unidos, donde el despido es inmediato y la protección social del trabajador no dura más que unos pocos meses. En el otro lado está Dinamarca, donde se puede despedir, pero automáticamente el sistema de seguridad protege al trabajador del impacto del desempleo y le genera oportunidades para reemplearse o reentrenarse. Pero, para sostener este sistema, el gasto del Estado es enorme y los impuestos en estos países llegan a cerca del 50%, mientras que en el resto la tendencia es a bajarlos tanto para empresas como para personas. No se pueden usar ejemplos de quién lo hace mejor, lo que hay que ver son las condiciones de cada país, cuáles son las mezclas mejores, pero sin espejismos. Hay que evitar que la protección de los trabajadores se convierta en un obstáculo para la creación de empleo.

Críticos del ingreso a la OCDE dicen que Chile comprometió mucho y las ventajas no son claras.
Ningún país sacrifica el interés nacional por entrar a la OCDE.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos