Medicina natural, actualidad y economía

Algunas consideraciones sobre políticas previsionales relacionadas con temas actuales en Chile y con el empleo

 

En la actualidad tenemos podría decirse tres sistemas, uno el más antiguo en agonía ya que no se puede ingresar, llamado de reparto.  Aunque el sistema antiguo basado en cajas para las Fuerzas Armadas y para las de orden sigue vigente.

El sistema de más amplia cobertura es el de las llamadas Administradora de Fondos Previsionales (AFP).

El sistema que desapareció, el llamado de reparto, descansaba en las denominadas cajas de previsión habiendo sido las dos más importantes la Caja de Empleados Públicos y Periodistasy la Caja de Empleados Particulares. Los fondos previsionales se destinaban a inversiones en Chile; se destacaron las que fueron a la construcción y a plantaciones forestales. También daban préstamos a sus asociados para fines calificados.

El nuevo sistema el de las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones) descansa en un sistema de ahorro personal y esos fondos van a inversiones financieras tanto en el país como en el extranjero.

El nuevo sistema lo impuso el Gobierno Militar a base de dos medidas, una de eliminar el ingreso de los nuevos empleados a las antiguas cajas y la otra, estableciendo una imposición más baja, por lo tanto quien se trasladaba del sistema antiguo al nuevo obtenían un ingreso monetario mayor. Además se anunciaba que los futuros pensionados obtendrían pagos muy cercanos al monto de las remuneraciones que obtenían al jubilar. A lo anterior, también se agregaba el anuncio que más adelante el traslado al nuevo sistema se haría obligatorio.

Muchos no se cambiaron y ellos terminaron con mejores resultados que los que jubilan con el sistema de las AFPs.

Las cajas previsionales pasaron a integrar una nueva institución llamada Instituto de Normalización Previsional (INP) para atender a los antiguos imponentes.

El sistema actual de la AFP ha llegado a una delicada situación. El descontento tiene bastante apoyo social. Hay un movimiento “No más AFP” que se suma a otras delicadas situaciones en el ambiente social.

El sistema AFP está entregando pensiones muy bajas frente a la remuneración que obtenía el empleado activo al jubilar. Esto se debe a lo menos a dos causas; una, la principal, la rebaja del monto de las imposiciones que se adoptó desde el comienzo, que puede estimarse que tuvo la intención de estimular los traslados al captar el imponente aumento del monto de su sueldo disponible. La otra causa es el aumento de la esperanza de vida, que debió preverse al conocer su evolución histórica y sus estimaciones futuras.

Se puede, con cierto grado de seguridad, considerar que hubo intención de engaño en los pronósticos para estimular los traspasos de imponentes del sistema de cajas o de reparto al  de las AFP o de ahorro individual.

En la actualidad hay un cierto grado de consenso en que deben aumentarse los niveles de imposición; pero hay conflicto en cuanto al destino de ese aumento, si va totalmente a las cuentas personales o parte importante va a un fondo solidario para aumentar las pensiones mínimas. Este conflicto aparece en algún grado en que el Gobierno y sus partidos políticos apoyan a que la mayor cotización vaya solo al fondo individual, en cambio en la oposición hay una tendencia más dirigida a entregar del orden del 50% al fondo solidario.

El Gobierno considera que este fondo debe reforzarse por ingresos generales, lo que en mi opinión es un mejor planteamiento. Más adelante analizo algo más este tema. Además se pretende que para la previsión se establezca el llamado aporte patronal, que se traduce en un incremento del costo del factor trabajo.

Personalmente soy contrario al aporte patronal, ya que como a menudo se da que el empleador no haga las imposiciones, especialmente por problemas financieros, lo que es un delito de menor gravedad del que no haga con aportes del trabajador, porque en ese caso esta  apoderándose de un dinero que no le pertenece.

En muchos aspectos creo conveniente que los trabajadores del sector privado puedan tener participación en las utilidades de la empresa. Lo veo útil en el caso de las contrataciones laborales  de la agricultura de exportación, que tiene incertidumbre de sus resultados por las inestabilidades de los precios internacionales y del valor del dólar, como también por otros riesgos propios de la actividad agrícola.

Seguramente a muchos nos ha extrañado saber gracias a los retiros autorizados de la AFPs que en la actualidad muchos empleadores no han depositado los aportes a ellas de los trabajadores y para ese delito no haya mayor sanción. Aparecen declarados pero no depositados.

Es un tema muy serio; es una apropiación empresarial de dineros que le han entregado sus trabajadores. El Estado debiera intervenir en esto; lo sucedido genera molestias e incertidumbres, ya que afectan las pensiones futuras; esas deudas debieran pasar a deudas del Gobierno, y sea este que haga los abonos endeudados.

 

El IVA como fuentes de financiamiento de la previsión solidaria

Se ha planteado como una solución pero a base del aumento del IVA.

Ya el IVA en Chile es alto y financia un elevado porcentaje del gasto fiscal, en contraste el impuesto a la renta tiene un bajo aporte comparado con lo que sucede en otros países.

En mi opinión es una buena idea financiar el fondo solidario con recursos provenientes del IVA, pero debiera ser a base de sustituir ingresos fiscales del IVA con aumentos de las tasas del impuesto a la renta, de manera que este impuesto sea más progresivo.

En un aspecto filosófico podría considerarse el IVA en algún porcentaje como un ahorro nacional, como una parte del ingreso de las personas que no va a gasto, sino que a ahorro.

Tiene el mérito que quienes más gastan más aportan a ese ahorro solidario que beneficiaría en forma igual a cada persona; tendría un especie de efecto redistributivo, que neutralizaría en parte el carácter regresivo del IVA mismo. Se le considera regresivo porque un menor porcentaje del ingreso de los que los tienen mayores va al IVA, porque estos destinan parte de sus ingresos a ahorro o inversión, en cambio en los sectores de menores ingresos los gastos sujetos a IVA son una alta proporción de sus ingresos y aún pueden ser mayores para aquellos que viven con altos endeudamientos.

El camino para aprovechar recursos del IVA al fondo solidario estaría en liberar parte de los recursos proveniente de este impuesto de otras obligaciones fiscales.

Bien podría el IVA servir de base para calcular cuánto habría que aportar el fisco al fondo solidario en cada año.

Una determinación de esta naturaleza será necesaria que vaya asociada a una reforma constitucional, porque en la actualidad no pueden existir disposiciones legales que establezcan tributos para destinos específicos. En el pasado esos impuestos existían y la constitución de 1980 los eliminó, salvo en el caso del destino permanente del 10% de las ventas de Codelco a las Fuerzas Armadas.

Cabe recordar como esa disposición constitucional dañó el financiamiento de la Universidad de Chile, que se vio obligada a abandonar su educación gratuita y tener que financiarse cada día más de los aranceles crecientes de su alumnado. Igualmente, en forma paulatina su Hospital J:J. Aguirre ha ido perdiendo la calidad de hospital cúspide del sistema nacional de salud, al irle forzando a buscar mayor autofinanciamiento.

Por otra parte se han visto afectadas las funciones universitarias de investigación y extensión de beneficio nacional, para orientarse en algún grado a sectores privados específicos que contribuyen a su financiamiento.

Con nostalgia recuerdo a la antigua democracia en que el Presupuesto Nacional tenía un componente preestablecido por legislaciones específicas y se disponía de una Oficina Nacional de Planificación que asesora las decisiones para contribuir a mejor alcanzar las metas establecidas por los planes nacionales y sectoriales de desarrollo.

Hoy todo queda dependiendo de una apresurada legislación anual de la Ley del Presupuesto Nacional que pasa por el Parlamento sin éste tener mayor influencia en el destino de los recursos, ya que el Poder Legislativo solo puede reducir gastos y no ampliarlos.

Es increíble que sobre estos últimos temas poco se oiga en los tiempos actuales.

______________

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos