Autenticidad de las “Noticias Secretas sobre América”.Primera colaboración del Ingeniero Agrónomo Adrián Vásquez Cerda

Con este artículo se inicia la publicación de una serie de ellos que ha preparado y pretendemos siga elaborando Adrián Vásquez Cerda, a pedido de amigos y compañeros de curso de Agronomía de la Universidad de Chile entre 1949 y 1955, año en que la mayoría obtuvimos el título de Ingeniero Agrónomo.

Adrián, a quien con cariño llamábamos “el Negro Vásquez”, siempre se caracterizó por ser un buen amigo y un muy luchador con franqueza por sus grandes ideales.

Su rica experiencia profesional y humana, tiene mucho que aportar a la sociedad, dando a conocer a lo menos, en breves documentos, temas que consideramos de interés, que de no quedar ellos registrados, constituirían pérdidas de informaciones que pueden ser de importancia tanto por su valor histórico como por la contribución a un más amplio conocimiento y análisis de algunas materias específicas.

Un próximo artículo posiblemente versará sobre la Antártida.

 

AUTENTICIDAD DE LAS “NOTICIAS SECRETAS SOBRE AMÉRICA”

Autor. Adrián Vásquez Cerda

Breve introducción

El país al que en la actualidad se le reconoce como España, tuvo un largo transcurso histórico hasta que se consolidó, a mediados del siglo XV, el Reino de España.

A partir de 1492, al momento del descubrimiento de América, el nuevo reino determinó la expulsión de musulmanes y judíos, como resultado de una primera  y limitada globalización. Todo ello significó un notable incremento de los requerimientos administrativos de un estado que se conformó a partir de muchos reinos regionales y que tuvo que asumir muy rápidamente las complejidades de un “reino en el que no se ponía el sol”, del que se enorgullecía Carlos V.

Para atender a las mencionadas complejidades se incrementaron las necesidades de financiamiento del estado español.

El menguado desarrollo de la economía del país, obligó a su gobernante a aumentar los impuestos en la actividad económica más emblemática del país. La retrasada crianza de ovejas en Castilla que exportaba los vellones recién esquilados a Inglaterra sin siquiera lavarlos fue considerada como apta para pagar mayores impuestos, lo que provocó una violenta reacción de los comuneros de Castilla que resistieron, con las armas en la mano,  la decisión del emperador.

Esta breve nota introductoria tiene la intención de resaltar la fragilidad administrativa, social, económica y estructural de un país que repentinamente tuvo que organizar y conducir el funcionamiento de extensos territorios situados alrededor del mundo.

La creciente ineficacia del imperio y sus consecuencias

Lo anterior expuesto, no fue superado con el paso del tiempo, muy por el contrario, la ineficacia imperial se fue haciendo cada vez más notoria.

En el siglo XVIII el rey decidió enviar una misión secreta a revisar el funcionamiento de las colonias en las costas del Pacífico de Sud América

En el número 138 de la Revista Chilena de Historia y Geografía aparecida en el año 1970 se publicó, en las páginas 17 a 40, un extenso artículo firmado por Don Ricardo Donoso en el que  se allegan diversas pruebas de la autenticidad de una  obra que reunió antecedentes acerca del manejo que hacía el Imperio Español en sus Colonias en la costa del Pacífico de Sud América en años previos a 1735.

Don Ricardo Donoso, en el segundo párrafo de su artículo dice: “El primero de los escritores chilenos en utilizar el testimonio de los viajeros españoles fue don José Victorino Lastarria, quien en sus ‘Investigaciones sobre la influencia social de la conquista y del sistema colonial de los españoles en Chile’ dada a los moldes en 1844, aludiendo a las preocupaciones nobiliarias de los criollos escribía:

‘Al trazar la influencia social de esta preocupación, no creo poder hacer una exposición más fiel que la que hacen don Jorge Juan y don Antonio de Ulloa, estudiando las costumbres americanas; a ella sujetaré mis conceptos, porque en todo es aplicable a nuestro pueblo y a los demás que sufrieron la dominación española’.

Jorge Juan y Antonio de Ulloa fueron dos marinos de alta graduación a quienes el rey Fernando VI encargó la misión confidencial de recorrer durante los años 1735 a 1746 las colonias españolas ubicadas en la costa del Pacífico en Sud América, hacer observaciones, reunir antecedentes y presentar un informe explícito y objetivo de lo que observaran en su recorrido para que el rey y sus ministros tuviesen una información de primera mano de lo que ocurría en los sitios alejados de su administración, sin adornos de la realidad.

Cinco volúmenes abarcaron el informe detallado, entregado en 1748, de los encargados de esta tarea. “Era la primera vez que  el mundo científico tenía una descripción del mundo colonial hispánico de la América Meridional, compuesto por dos hombres de sólida reputación, que al mismo tiempo disfrutaban de una alta posición oficial y que al ser propiciada por la Corona, adquirió el valor de una publicación gubernativa…”, señala Ricardo Donoso.

Una opinión que él cita, señala: “Por  lo que aparece de esta obra laboriosa no dejaron cosa alguna olvidada, pues encierra informes de los extravíos y abusos de los tribunales, empleados civiles, corregidores, clero y frailes; del tráfico clandestino, y de las defraudaciones que hacían al erario en la marina y otros ramos. Citan multitud de hechos escandalosos y en lo que más se detienen es en puntualizar los actos opresivos y crueles que se ejercitaban con los indios, no sólo por los funcionarios y párrocos, sino por los dueños de las haciendas y obrajes. Por último dieron a saber al Rey el mal estado de los puertos, la falta de armas y medios de defensa del litoral, y le pusieron de manifiesto las causas por qué había una terrible enemistad entre criollos y españoles, proponiendo algunas providencias de remedio”.

Un informe de esta naturaleza, profundidad y extensión que entregaba copiosa y detallada pormenorización del ruinoso estado de las colonias, fue un sabroso bocado para los servicios de espionaje, particularmente los ingleses, ya que en ese país se transitaba desde la primera hacia la segunda revolución industrial. Estos libros “secretos” pasaron a ser un tesoro para una potencia que ya requería de mayores mercados en donde adquirir materias primas y poder vender sus mercaderías.

El artículo de Ricardo Donoso no señala esta faceta de acciones que provocaron “Las Noticias Secretas de América”, pero es obvio que desde la aparición de este informe, el Imperio Británico comenzó la doble tarea de ayudar a ubicar a sus comerciantes en los puntos estratégicos de las colonias españolas y a dar facilidades para que los hijos de familias pudientes de esas colonias terminaran su formación en Inglaterra y fueran iniciados en las logias del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para que actuasen como “Libertadores” en el proceso de crear “Naciones Independientes”, transformando de esta manera las colonias españolas en una operación que abarcó la segunda década del siglo XIX.

Así se acuñó el concepto de “Nación” que sólo obtuvo validez universal a finales del siglo XIX cuando se concluyeron los procesos de unificación de diversos países en Europa.

De esto es posible recuperar en todo su valor la frase que se citó de José Victorino Lastarria, cuando señalaba: “aludiendo a las preocupaciones nobiliarias de los criollos.”

Puede, incluso, que Lastarria no se hubiese dado cuenta, al formular esta frase, de los dos procesos de conquista que se produjeron con la llegada de los “españoles” – (es necesario hacer presente que la actual Constitución Política del Reino de España establece que dicho reino está constituido por un pacto de 17 Comunidades Autónomas, de las cuales, hay que decirlo, varias están por escapar)- a América y la ocupación de sus mercados de importación y exportación silenciosa y audaz de éstas por el Imperio Británico en su imaginativa maniobra.

Es un hecho que el cuidadoso y potente concepto de aristocracia que regía a la sociedad británica era mucho más atractivo por su dinamismo y resultados que la decadente concepción aristocrática que criticó muy duramente Cervantes en el “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”. En todo caso el ridículo concepto de aristocracia que deseó hacer válido la oligarquía americana resultó ser más español que británico.

Tal fue el resultado de las dos conquistas (la española y la británica) que sufrió esta tierra a la que llamaron América y a la cual, todavía, no le encontramos nombre propio.

Puede que ello se deba a las profundas huellas que estos dos procesos de conquista dejaron en las sociedades que contribuyeron a formar.

Por esta razón es que transcribimos, a continuación, la opinión que Don Ricardo Donoso reproduce de Don Diego Barros Arana acerca del ruinoso espectáculo que, en 1748, entregaron los altos oficiales  al Rey de España:

La publicación de la obra de Juan y Ulloa fue una novedad singular que rompía con todas las prácticas de la recelosa política española.

Y más adelante refiriéndose al informe confidencial sobre la situación social, publicado con el título de ‘Noticias Secretas de América’ consignaba estas palabras:

Esta obra, constituye un documento verdaderamente valioso por el conjunto de sus noticias, por la buena fe que las ha dictado y por la claridad con que están expuestas; pero aunque trata de una gran variedad de materias, deja vacío sobre diversos asuntos que es menester estudiar en otra parte. Los autores no conocían por sí mismos más que una porción de los dominios coloniales del Rey de España y han debido contraer a ella sus noticias. Pasan en revista el estado militar, el desgreño y el descuido que reinaba en todos sus detalles, la desmoralización administrativa, las corruptelas que se habían introducido en la gerencia de los negocios públicos, el contrabando que se hacía casi sin disimulo, la relajación de costumbres del clero, y la opresión a que estaban reducidos los indios por la codicia y la inhumanidad de los corregidores y de los curas. Todo aquello está expuesto con la mayor sencillez, con buen acopio de hechos y sin declamaciones ni estudiados golpes de efecto. Es una pintura copiada fielmente del natural y con un colorido que se impone al lector como la expresión más genuina de la verdad. La circunstancia de ser escrito este informe con el carácter de reservado, y para que no fuera conocido más que por el rey y sus ministros, ha permitido a sus autores exponer estos hechos con la mayor franqueza y sin que consideraciones extrañas coartasen la libertad de sus opiniones. Por otra parte, la conocida rectitud de carácter de Juan y de Ulloa es una garantía de la seriedad de sus apreciaciones (transcrito de Historia General de Chile, VI, 123-124)”.

De los años setenta en adelante, el proceso de globalización que se ha instaurado en forma definitiva, obliga a considerar todas estas informaciones en   toda la profundidad y amplitud de su significado porque fueron las condiciones impuestas desde afuera a los habitantes originarios de estas tierras durante los tres siglos de colonización que mostraron la fuerza de las ideas dominantes en la convivencia humana de aquella época.

Esas fuerzas que crearon las condicionantes de la estructuración de las naciones que emergieron de esos procesos, dejan de ser sólo joyas de conocimiento de los intelectuales encargados de estudiarlos y son explicaciones profundas ahora muy necesarias para entender el transcurso histórico que, sin ellas, es imposible entender lo que sigue ocurriendo.

________________________

¿Algo que decir? comparta con nosotros un mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.