Medicina natural, actualidad y economía

bicarbonato

El cáncer podría curarse con el bicarbonato. El daño de la acidez orgánica

Una de las causas importantes de los tumores cancerosos, del cáncer, es la acidosis del organismo, de la sangre y de los tejidos. Causa importante de esto es la mala alimentación, se agrega como causa las contaminaciones.

El pH del organismo debe esta entre 7,35 y 7,45. Es decir debe ser ligeramente alcalino.

Al acidificarse el organismo éste se enferma. En un medio ácido se desarrollan los cánceres, los tumores cancerígenos; en esa situación se desarrolla un hongo, el Candida albicans, que acompañaría habitualmente a los tumores. Se ha llegado a señalar por un gran médico oncólogo que el tumor es un hongo.

Se presentan a continuación dos grandes metodologías para usar el bicarbonato de sodio para atacar el cáncer; debe destacarse que todas las metodologías han dado muy altos porcentajes de sanación definitiva.

Las primeras metodologías son las desarrolladas por el médico italiano Tullio Simoncini que desde más de veinte años ha estado trabajando en ellas, que se basan preferente en llegar con el bicarbonato al tumor mismo.

Las segundas metodologías descansan en consumir el bicarbonato mediante distintos tratamientos o formas; en estas metodologías el enfermo puede practicar los tratamientos sin la necesidad de las intervenciones médicas más complejas.

Ambas se basan en las teorías planteadas pe el Dr. Simoncini

Primeras metodologías. Tratamientos clínicos medicinales

Es el Dr. Tullio Simoncini quien afirma que el cáncer lo produce ese hongo. Por más de veinte años este médico se ha comportado como un oncólogo no convencional. Se ha señalado que en vez de emplear los super tóxicos medicamentos y tratamientos convencionales para “curar” el cáncer, él decidió buscar otros horizontes. Ha utilizado el abundante y de bajo costo bicarbonato de sodio, para cualquier tipo de cáncer.

El tratamiento se basa en que las células cancerosas no pueden sobrevivir en la presencia de altos niveles de oxígeno. Bicarbonato de sodio, es una sal altamente alcalina y por tanto, cuando es utilizado directamente como lo hace el Dr. Simoncini, causa como un shock alcalino al cuerpo. Tal es la oxigenación que provee este bicarbonato que puede eliminar casi en forma instantánea tumores cancerosos.

En sus estudios y tratamientos, Simoncini observó que en todo tumor canceroso, sin excepción, reside una colonia del hongo Candida albicans.

Sostiene que la enfermedad es facilitada por varios factores como una baja en el sistema inmunológico, especialmente problemas en la alimentación moderna, déficit de de vitamina B17, problemas emocionales mal manejados, o una suma de todos”.

 

EL TRATAMIENTO del Dr. Simoncini

El oncólogo italiano sostiene que ha logrado del orden de un 90% de éxito en la eliminación total del cáncer en sus pacientes usando bicarbonato de sodio en forma soluble. No importa el tipo de cáncer que tenga la persona, lo que importa es dónde esté localizado para un éxito total.

Para que el procedimiento sea efectivo se utiliza un endoscopio que llegue a la zona afectada o catéter (intravenoso o directamente) para así tener acceso a la colonia de cándida, la cual se aloja en el tumor formado.

Sostiene este médico que la mejor forma de enfrentar un cáncer es poner el bicarbonato en contacto con los tumores. Es decir mediante la administración oral para el aparato digestivo, enemas para el recto, duchas vaginales para la vagina y el útero, una inyección intravenosa(arterial) para el pulmón y el cerebro, y la inhalación para las vías respiratorias superiores.

Los senos, los ganglios linfáticos y los nódulos subcutáneos pueden ser tratados con perfusión local(1), es decir, mediante un proceso que consiste en la administración directa del bicarbonato en el tumor canceroso.
(1) Perfusión: acción de prefundir. Perfundir según la Real Academia Española es: “Introducir lenta y continuamente un líquido, como sangre o sustancia medicamentosa, por la vía intravenosa o en el interior de órganos, cavidades o conductos”.

En cuanto a los órganos internos, pueden ser tratados con bicarbonato usando catéteres adecuados situados en las arterias del hígado, páncreas, próstata y extremidades, o en las cavidades de la pleura o del peritoneo.

Afirma este médico que los pacientes que se han recuperado no vuelven a desarrollar la enfermedad, aun después de los cinco años que la medicina ortodoxa dicta como período de cura. Él señala que tiene pacientes curados desde hace más de 20 años.

Sostiene que el cáncer de vejiga se puede curar en solo seis días, sin cirugía, quimioterapia, ni radioterapia; usando únicamente un aparato local de infiltración (similar a un catéter) para infundir el bicarbonato de sodio directamente al sitio infectado.

El bicarbonato de sodio, ha resultado ser una sal a la que las células cancerosas no pueden soportar, al invadirlas con una ola de alcalinidad, que permite que reciban mayor cantidad de oxígeno del que pueden tolerar. Como las células cancerosas no pueden sobrevivir en la presencia de altos niveles de oxígeno, el bicarbonato de sodio se ha señalado, es para este propósito un “asesino instantáneo” de los tumores cancerosos.

En opinión del Dr. Simoncini, por el momento, no hay nada mejor ni remedio más útil contra los hongos que el bicarbonato de sodio. Los productos anti-fúngicos (anti-hongos) que se venden actualmente, no tienen la capacidad de penetrar hasta un tumor canceroso, pues han sido diseñados para actuar solo a niveles del estrato epitelial y no afectan otros planos.

La terapia con bicarbonato de sodio debe hacerse a dosis fuertes, continuadamente y sin ciclos de pausa, para lograr un trabajo destructivo que debería ser continuado de principio a fin sin interrupción por lo menos durante 7-8 días durante el primer ciclo, tomando en cuenta que un tumor de 2 a 4 centímetros, comienza a disolverse entre el tercer y cuarto día y colapsa entre el cuarto y el quinto día de tratamiento.

El descubrimiento del Dr. Simoncini de que el bicarbonato de sodio es letal para los hongos, tiene la razón de ello es porque una célula cancerosa sobrevive a base del metabolismo de los fermentos. Donde hay fermentación hay levadura, esto es, hongos. Recordar, en cada paciente enfermo de cáncer, reside el microbio del hongo Candida albicans, por tanto, es el hongo el que mantiene vivas las células del cáncer.

Si se quiere destruir al hongo o las colonias de hongos en la célula cancerosa, se debe llevar el bicarbonato de sodio hasta la célula cancerosa.

Cómo puede lograse esto

Puede hacerse quirúrgicamente, creando un mapa arterial para llevar el bicarbonato de sodio directamente al tumor a través de los vasos sanguíneos que lo alimentan. Así, puede insertarse un catéter en la arteria apropiada e inyectar el bicarbonato. Solo que ésta es la manera más difícil.

La manera fácil, es utilizando el principio del caballo de Troya, es decir, llevando el bicarbonato de sodio directamente a las células cancerosas. Los dos métodos pueden llevarse a cabo.

El otro método, es a través de la insulina, la insulina hace que las células cancerosas requieran azúcar, y entonces se administra al sistema circulatorio una solución glucosada mezclada con bicarbonato de sodio. Las células absorben la solución de glucosa con bicarbonato de sodio, lo que destruye al hongo instantáneamente.

En la actualidad, además de la clínica del Dr. Simoncini en Italia, en los Estados Unidos se comienza a practicar esta forma alternativa de tratamiento del cáncer, como lo hace el Centro Camelot para el Cáncer en Oklahoma, donde están obteniendo resultados efectivos y sorprendentes con este tipo de tratamiento.
Segundas metodologías. Se basan en consumir el bicarbonato.

Hay varios tratamientos

Uno muy simple a nivel casero. Se puede aprovechar esta sal como preventivo y curativo, tomando una cucharadita diaria de bicarbonato de sodio por algunas semanas en un vaso de agua, luego descansar y reanudar según como se vaya sintiendo. Es preferible tomarlo 1 hora antes o después de los alimentos. No junto con las comidas. Puede ser en ayunas.

Tratamiento de la Sra. Blanca Vermehren, de Parral, Chile; ella ha desarrollado tratamientos contra cánceres con resultados extraordinarios aun en casos terminales.

Ella plantea que lo principal es la alimentación. Tiene que ser alcalina, combinada con otras cosas. Para cada grupo sanguíneo tiene alimentos específicos que debe consumir y no consumir. La dieta alcalina consiste en un 80% de alimentos verdes, verduras.

Además de la dieta y el consumo del bicarbonato recomienda tomar dos productos que matan las células cancerosas son el Pau Dàrc(Tabebuia avellanedae) y la Uña de Gato (Uncaria tomentosa).

Con este tratamiento se han curado de cánceres terminales.

El bicarbonato no debe consumirse durante las comidas, antes del desayuno, en ayunas y entre las comidas.

Ella recomienda dietas diferentes por grupos sanguíneos.


Recientemente la he consultado sobre su método, le envié este artículo en una versión preliminar y me ha trasmitido el 23 de noviembre de 2016, textualmente lo siguiente:

Estoy absolutamente de acuerdo con el tratamiento de bicarbonato para el cáncer. Pero yo hago otras cosas.

Alimentación de acuerdo al grupo sanguíneo, proveniente de estudios del doctor Peter J. D´Adamo libro Live right for your Type, Dieta alcalina además de tomar Pau D´Arco (proveniente de una raíz que cultivan los brasileños), que mata las células cancerosas, Uña de Gato que tiene afecto estimulador del sistema inmunológico y actúa sobre virus y hongos. También estimula la destrucción de células cancerosas. La otra cosa es el consumo de clorofila líquida. Todas estas cosas las compro en Santiago a “Sunshine Andina” tel 22333 1311 ubicada en Hernando de Aguirre 162, 3er Piso.

Nota de R. Chateauneuf. Este exitoso tratamiento se basa en una intervención bastante amplia como debe ser contra el cáncer. Además del consumo del bicarbonato, considera una dieta adecuada y la inclusión de tres especies vegetales- Uncaria tomentosa (Uña de gato), Galium aparine (Lengua de gato o Amor del hortelano) y Tabebuia avellanedoe (Pau D´Arco o Lapacho). Agrega además la clorofila líquida.

 

Otro tratamiento recomendado

La dosis máxima recomendada para cualquier persona independientemente de estar sana o enferma son tres cucharaditas de bicarbonato al día.

Una cucharada de postre rasa, esto significa que no esté llena a rebosar y lo más sencillo en este punto, es llenarla y pasar el dedo por encima para eliminar el sobrante.

Conviene aclarar, si es cucharada de postre o una cucharadita; pienso que debería ser una cucharadita.

Se debe evaluar las reacciones obtenidas durante el proceso, pues algunas personas no apreciarán ninguna sensación tras recibir el bicarbonato y se sentirán igual que si no lo tomaran, mientras que otras pueden experimentar algunos síntomas como dolor de cabeza, sequedad en la boca, mareos etc.

Si se presentan efectos adversos hay que suspender el tratamiento inmediatamente o rebajar la dosis y si no se presenta ninguno, no se debe aumentar porque el hecho de incrementar las cantidades no aumentará su eficacia.

El bicarbonato se debe mezclar con agua y de preferencia tomarlo con cloruro de magnesio o carbonato de magnesio, el cloruro o el carbonato de magnesio se puede consumir al mismo tiempo o por separado, pero se debe añadir al menos dos cucharadas de magnesio por cada cucharada de bicarbonato.

Las personas hipertensas deberán tomarlo junto y añadir al menos tres cucharadas de magnesio por cada cucharada de bicarbonato. En estos casos es mejor mantenerse con solo una dosis de bicarbonato diluido con agua en ayunas.

La dosis terapéutica de bicarbonato (como preventivo) es de una cucharadita rasa en ayunas y no es necesario tomar más, tan solo se incrementarán a tres cucharaditas (dosis expuesta más arriba) en el tratamiento alcalinizante para combatir el cáncer como también otras enfermedades.

Tratamiento recomendado para casos graves de cáncer, por dos semanas continuadas y una de descanso. Las dosis seguirán siendo las mismas y en ningún caso se podrán superar las tres cucharaditas rasas de postre por día.

Para prepararlo usar un recipiente de cristal o de vidrio, depositar una cucharadita rasa de bicarbonato y dos cucharaditas de sirope de arce en él para calentarlo después al baño María (con un par de minutos es suficiente)

La primera dosis se toma en ayunas por la mañana recién levantado, la segunda al medio día (también en ayunas) antes de comer y la tercera después de la cena (y su digestión) también en ayunas antes de dormir.

Si no se puede conseguir sirope de arce (se compra en herbolarios y tiendas naturistas) se puede hacer con melaza o incluso miel pura de abejas (evitar preparaciones industriales)

Lo ventajoso de esta asociación de bicarbonato productos ricos en glucosa está en que al calentar la mezcla, las moléculas del bicarbonato se enlazarían con las de glucosa para penetrar mejor en las células cancerígenas. Tener presente que las células cancerosas se alimentan solo de glucosa, a diferencia de las sanas que requieren también oxígeno.

Para conseguir la remisión definitiva de la enfermedad se debe trabajar en la alcalinización permanente del organismo eliminando los malos hábitos de vida y productos perjudiciales, pues en caso contrario se volverá al estado inicial tras la administración del tratamiento.
_________________

Escriba un comentario

3 respuestas

  1. Interesante información, desde hace mucho he investigado este tema y llevado una alimentación saludable y los resultados son buenos, solo para prevenir cualquier enfermedad. Una alimentación saludable previene no solo el cáncer, también permite llevar una vida mas saludable, gracias por sus escritos, son muy interesantes.

  2. 15 de diciembre de 2016

    Felix: Gracias por sus expresiones. Sin duda es muy importante la alimntación adecuada. El tema merece mucha más atención en las políticas de salud pública. Falta más y mejor extensión. El tema se relaciona mucho con el problema de la obesidad. Stentamente. Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos