Medicina natural, actualidad y economía

Casos de tratamientos positivos con infusión de romero realizados por la odontóloga Dra. Isaura Neira Pino

Antes de presentar la información me parece conveniente repetir antecedentes sobre esta destacada profesional presentados en un artículo anterior.

Breve currículo de la Dra. Neira Pino

Estudios básicos Colegio Madres Domínicas, en Santa Juana. Estudios medios en Liceo Experimental de Concepción.

El año 1957 entró a la Universidad de Concepción a estudiar Dentística como se llamaba la actual carrera de Odontología. Después de cinco años de pregrado más uno de internado, rinde examen de pregrado en Concepción y debe rendir examen de grado en la Universidad de Chile, donde obtiene el título calificado con distinción.

En años 1963 a 1965 reside en Alemania acompañando a su esposo becado por DAD, en la Universidad de Manburg. De regreso a Chile inicia su ejercicio profesional en 1966 en consulta particular.

En 1974 postuló a la Universidad de Concepción a un cargo en Cirugía donde realizó docencia por 15 años; se retiró porque consideró un trato injusto en su evaluación.

Siguió realizando su ejercicio profesional particular y trabajando en el Servicio de Atención Primaria de Urgencia.

En el año 2003 fue llamada por la Facultad de la Universidad de Concepción para un cargo provisorio en la disciplina de Cirugía, primero de 11 horas, luego de 22 horas y más tarde de 33 horas. En ese cargo permaneció hasta 2019, al acogerse a retiro en agosto de 2019, a la edad de 81 años. En total 31 años de Docencia directa realizando clases a alumnos de cuarto año de la carrera, intervenciones quirúrgicas con estudiantes de pregrado y de estudiantes del postgrado de la especialidad de Cirugía Máxilo Facial.  Cabe mencionar que los profesores antiguos eran auto formados en esta especialidad asistiendo a Congresos y Jornadas , y pasantías en Hospitales, por lo que  su  título es de Cirujano Bucal.

 

Presento a continuación la información que recientemente me ha enviado a Dra. Neira.

En un curso de fitoterapia impartido por el Laboratorio Knopp en el Consultorio Víctor Manuel Fernández en Concepción, (en la década del 90), solicité al presentador me proporcionara bibliografía acerca del uso medicinal del romero (Rosmarinus officinalis), quien gentilmente me envió un dossier con importante información.

Comienza entonces mi práctica en el uso del romero en diversas patologías odontológicas.
Conociendo las múltiples propiedades descritas del romero, comencé a usarlo para tratar patologías especialmente inflamatorias

Los casos seleccionados forman parte de mi conocimiento empírico adquirido al tratar durante años innumerables pacientes en los que se usó un enjuague de infusión de romero hecho en forma casera.

Afortunadamente, luego de alrededor de veinte años de su uso, tuve la posibilidad de realizar un proyecto de investigación en la Facultad de Odontología en conjunto con la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad de Concepción, obteniendo resultados que confirman la eficacia de la acción del romero en el proceso de cicatrización de heridas quirúrgicas. Investigación publicada en la revista International Journal of Odontostomatology.

 

A continuación describo cuatro casos previos a los resultados de la investigación.

  1. En Consultorio Santa Sabina de Concepción (ahora Cesfam), me correspondió atender a una señora de alrededor de 70 años, que venía con mucho dolor provocado por una prótesis total superior enclavada.
    La paciente tenía Alzheimer avanzado y era acompañada por su hija, ambas aparentaban un buen pasar económico y educacional.
    La paciente tenía una facies dolorosa y apenas podía abrir su boca.
    Con gran cuidado logré que abriera su boca y con dificultad pude extraer su prótesis.
    Al examen presentaba toda la mucosa enrojecida y en el fondo de todo el vestíbulo una serie de hiperplasias inflamatorias enrojecidas y sangrantes.
    Al interrogar a la hija pude constatar con asombro que nunca le sacó la prótesis para asearla desde que le fue puesta.
    Le indiqué frecuentes enjuagues de romero tibios, no usar la prótesis por una semana y concurrir a control a los siete días.
    Volvió a los diez días y al examen pude observar que todo el proceso inflamatorio había desaparecido y las hiperplasias estaban de color normal y reducidas a la mínima expresión de tal modo que pudo ser derivada a la Facultad de Odontología de la U. de Concepción para su eliminación quirúrgica.
  2. En el Consultorio de Boca Sur de San Pedro de la Paz (ahora Cesfam), me tocó trabajar con un grupo de 14 gestantes en un programa de educación para la salud bucal. Es frecuente que las embarazadas presenten gingivitis por un proceso hormonal (se produce un aumento de la irrigación sanguínea generalizado por aumento de la progesterona). Al examen clínico la mayoría presentaba gingivitis, las encías se veían inflamadas, enrojecidas y brillantes.
    Por el hecho de estar en proceso de gestación no se medica con antiinflamatorios por lo que aconsejé un buen cepillado con cepillo blando e indiqué enjuagues caseros con infusión de romero tibio por una semana.
    Al control pude observar que presentaban encías firmes y de color rosado pálido, absolutamente normales.
  3. Mi nieto, Karl Becker Hecker presentaba en el borde de la uña del dedo gordo de su pie una lesión que clínicamente tenía la apariencia de un granuloma piogénico pero en otra zona mostraba aspecto de papiloma lo que hacía difícil el diagnóstico clínico.
    A la consulta médica el profesional indicó sacar la lesión junto con la mitad de la uña.
    Yo decidí tratarlo previamente con romero y por tres días le puse su pie en un depósito con infusión de romero, entre tibia y caliente. por media hora.
    El resultado es que la lesión desapareció y se evitó una intervención quirúrgica.
  4. A mi consulta privada me llegaban con frecuencia pacientes con papilomatosis de paladar duro, lesión producida por el uso de prótesis removible.
    Clínicamente se observa como una hiperplasia papilar del paladar duro con enrojecimiento e inflamación cuyo tratamiento es la remoción quirúrgica.
    Como cirujana bucal, antes de recurrir a la intervención quirúrgica decidí tratarlos con enjuague bucal con infusión de romero, tres veces a día por una semana, indicando no usar la prótesis.
    Al acudir a control los pacientes se pudo observar la desaparición total de la lesión con lo que se evitó una intervención quirúrgica cruenta.
Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos