Medicina natural, actualidad y economía

¿Círculo de contención de China?

El 11 de noviembre se publicó un interesante artículo titulado “El círculo de contención de China”, en que tres expertos periodistas analizan relaciones entre China con otros países de Asia y con EE.UU. con respecto a su “expansión militar y las enérgicas políticas comerciales de China”, país que ha llegado a ser la segunda potencia económica mundial, próxima a ser la primera.

Hay preocupación por el carácter dictatorial del gobierno chino, en cambio los otros países, especialmente India y Japón, junto a Indonesia y Corea del Sur son democracias. Estas democracias asiáticas verían con simpatía estrechar relaciones con EE.UU.

Japón e India están ofreciendo a los países del Sudeste Asiático acuerdos comerciales y hablan de “un círculo de democracia”. Y Vietnam mantiene una relación que se vuelve rápidamente más cordial con su antiguo enemigo, EE.UU., en gran parte debido a que su viejo amigo, China, está haciendo fuertes reclamos territoriales en el Mar del Sur de China. Por otra parte el diferendo de China con Japón por las islas en el Mar chino oriental ha sido el centro de atención de una reciente reunión de 18 países asiáticos.

India aparece como un importante contrapeso económico internacional frente a China.

Se presenta a continuación in extenso este interesante artículo.

De La Segunda, 11 de noviembre de 2010
The New York Times

Fotos El Primer Ministro Manmohan Sing, derecha dice que India ofrece una alternativa comercial a China, con su Primer Ministro, Wen Jiaban

El “círculo de contención” de China

Por MARK LANDLER, JIMYARDLEY Y MICHAEL WINER, Con la colaboración de Muhammed al.-Obaidi y Yasir Ghazi en Bagdad, y empleados de The New York Times

HANOI, Vietnam – La expansión militar y las enérgicas políticas comerciales de China han generado nerviosismo en toda Asia, lo cual llevó a muchos de sus vecinos a reflotar viejas alianzas y cultivar nuevas para defender mejor sus interese contra la superpotencia ascendente. Un torbellino de acuerdos y diplomacia, desde Tokio a Nueva Delhi, está dando a EE.UU la oportunidad de reafirmarse en una región donde hasta ahora se consideró inevitable que China lo eclipsara.

El viaje programado del Presidente Obama este fin de semana a Asia, el más amplio como Presidente, lo llevará a las grandes democracias de la zona, primero a India, luego a Indonesia, Corea del Sur y Japón, saltando a China. Esos países y otros vecinos han tomado medidas, aunque con diferentes grados de ingenuidad, para desafiar la contundencia de China en la región. Se espera que Obama y el Primer Ministro Manmohan Sing de India firmen un acuerdo trascendental para la aviación de transporte militar estadounidense y discutan la posible venta de aviones de combate.

Japón e India están ofreciendo a los países del Sudeste Asiático acuerdos comerciales y hablan de “un círculo de democracia”. Y Vietnam mantiene una relación que se vuelve rápidamente más cordial con su antiguo enemigo, EE.UU. en gran parte debido a que su viejo amigo, China, está haciendo fuertes reclamos territoriales en el Mar del Sur de China.

Los acuerdos y las alianzas no tienen como objetivo frenar a China. Pero sí indican un cambio palpable en el paisaje diplomático, que pudo verse claramente cuando los dirigentes de 18 países en su mayoría del sudeste asiático se reunieron en octubre pasado en Hanoi para una reunión marcada por las tensiones entre China y sus vecinos. El diferendo de China con Japón por las islas en el Mar chino oriental fue el centro de atención de la reunión, y la secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, propuso negociaciones tripartitas para resolverlo.

Asimismo los grandes socios comerciales de China se quejan cada vez más de que de que este país interviene en forma demasiado agresiva para mantener a su moneda subvaluada. Sus recientes restricciones a las cruciales exportaciones de minerales de tierras raras, primero a Japón y luego a EE.UU. y Europa, puso sobre la mesa la perspectiva de que puede usar sus posiciones dominantes en algunos sectores industriales como arma diplomática y política. Y la rápida expansión naval de China, combinada con una defensa más estridente de sus reclamos sobre territorios en disputa alejados de sus costas, convenció a Japón, Corea del Sur, Vietnam y Singapur de reafirmar su entusiasmo con respecto al paraguas de seguridad estadounidense.

“Lo más común que me han dicho los líderes asiáticos en mis viajes estos últimos 20 meses es `gracias, estamos muy contentos por el papel activo que están desempeñando nuevamente en Asia´”, dijo Clinton el 28 de octubre en Hawai, antes de una gira por 7 países de Asia que incluyó una escala de último momento en China.

“La mayoría de estos países vinieron a decirnos `China nos preocupa realmente´” dijo Kenneth G, Lieberthal, asesor del expresidentes Bill Clinton con respecto a China, quien actualmente está en el Instituto Brookings de política pública.

Mientra Obama se aprestaba a iniciar su primer viaje a la India, Singh acababa de regresar de su propia gran gira por la región, ambos eludiendo a China, en cierto modo llamativamente.

Pero nada de esto parecería conducir a una impasse estilo Guerra Fría. China está plenamente integrada a la economía global y todos sus vecinos están ansiosos por ahondar sus vinculaciones con dicho país. China no ha librado ninguna guerra desde una escaramuza fronteriza con Vietnam tres décadas atrás, y a menudo hace hincapié en que no tiene intención de proyectar poder a través del uso de la fuerza.

No obstante, India se promociona a sí misma como contrapeso de China, Japón está zanjando una disputa con EE.UU. por una base aérea de los Marines, los vietnamitas están negociando un acuerdo para obtener de EE.UU. tecnología nuclear civil y los estadounidenses, que habían ignorado ampliamente el resto de Asia mientras libraban guerras en Afganistán e Irak, ven una oportunidad de volver a ejercer influencia.

El avance de China como potencia autoritaria también ha revivido el sentimiento de que las democracias deben unirse. K. Subrahman-yam, influyente analista estratégico indio, señaló que la mitad de los habitantes del mundo viven actualmente en democracias y que de las seis potencias más grandes del mundo, sólo China no aceptó la democracia.

“El problema actual es una China en ascenso que no es democrática y que está disputando el puesto Nº 1 en el mundo”, dijo.

El viaje de Singh formó parte de su política de “Mirar al Este”, destinada a ampliar el comercio con el resto del Asia.

Dijo que no estaba ligada a ninguna fricción con China, pero China está preocupada. A fines de octubre, el Diario del Pueblo del Partido Comunista publicó un artículo de opinión donde se pregunta, “¿La política india de mirar al Este” significa `¿Mirar cómo encerrar a China´?”

“Los chinos percibieron la reunión de Hanoi como un ataque pandillero contra ellos”, dijo Charles Freeman, experto en política y economía chinas en el Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos.

“Es indudable que han evaluado mal su situación en la región”.

__________________________________

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos