Medicina natural, actualidad y economía

Convulsión en la Educación. Vamos por mal camino. Deben producirse importantes cambios, pero ello no es fácil

Deprime la situación de la educación en Chile y sus pronósticos. Vemos extendidas y persistentes huelgas de profesores, como también toma por sus alumnos de una importante Escuela de la Universidad de Chile. Por otra parte me impactan los resultados exitosos de la venta a nuevos inversionistas de la Universidad Santo Tomas,  con su gran paquete o su gran cartera de alumnos-clientes. Conviene tener presente que legalmente las universidades deben ser corporaciones sin fines de lucro. Preocupante que el Gobierno promueva conflictos entre el profesorado y padres y apoderados, y aparezca como propiciando la división gremial.

 

Hoy los profesores están en una huelga que mucho perjudica en lo inmediato a los alumnos, pero puede en parte a lo menos justificarse, por la búsqueda de cambios importantes hacia futuro que mejoren el sistema y por su lucha para que a los profesores se le respeten sus derechos. Desde una lamentable deuda histórica del Gobierno Militar que se ha ido reduciendo en forma desigual, a base de presiones, de la justicia de resultados dispares y de la voluntad de algunos municipios, a nuevos compromisos asumidos por la nueva democracia con el profesorado, con sólo parciales cumplimientos son temas que los han seriamente perjudicados en sus ingresos y en su dignidad.

 

Sin duda el profesorado desgraciadamente no ha sido respetado por nuestra sociedad.

 

Ahora se diluyen las responsabilidades entre el Gobierno y las municipalidades, pero sin dudas que el gran responsable es el Gobierno, como lo han señalado alcaldes de diferentes posiciones políticas. Si se han entregado recursos del Estado a los municipios para cubrir esos compromisos, el Gobierno debió fiscalizar su uso y sus desvíos, posiblemente en parte justificados a lo menos por los mismos déficit que le generan al municipio la educación pública..

 

Desvíos de esta naturaleza se pueden considerar malversación de fondos. Eso debiera ser sancionado, pero es necesario estudiar seriamente las causas de estos hechos para procurar que se superen y no se repitan.

 

La causa profunda de esto y de muchos otros problemas que enfrenta la educación pública básica y media (antigua preparatoria y secundaria), es la municipalización de la educación.

 

Tres grandes estructuras nacionales fueron básicas para el desarrollo social del país, Éstas fueron la educacional, la de salud y el Cuerpo de Carabineros. El Gobierno Militar destruyó el sistema nacional de educación con su municipalización total, y debilitó seriamente al Sistema Nacional de Salud, que además de ser fraccionado, sus pilares básicos , los consultorios y sus postas, quedaron a cargo de los municipios. La municipalización parcial del sistema policial se vio como una intención preliminar, pero ello afortunadamente no prosperó.

 

Es lamentable que el Gobierno con los abundantes recursos con que contó, no haya aportado lo necesario para cubrir estos compromisos históricos y los más recientes; algo parecido a lo que ha sucedido, pero en menor grado, con las deudas tan criticadas a los proveedores, que generan graves daños en empleo, inversiones, en la competencia para obtener mejores precios. Desgraciadamente con ello se pueden crear ambientes favorables a pagos discrecionales.

 

Daría para un largo análisis criticar el sistema educacional municipalizado, pero por ahora sólo algunos juicios. Se ha limitado seriamente la carrera del profesorado, se han creado incertidumbres en sus nombramientos; se han agudizado las desigualdades – las comunas más pobres pasan a tener la peor educación.

 

Parece increíble que no exista un presupuesto estable, bien estudiado para cada establecimiento sino que parte importante de los recursos dependen de la asistencia de alumnos. Mientras más ausencia haya de alumnos, que probablemente se da más en los sectores con menores recursos e ingresos y con mayor distancia a los establecimientos, se reciban menos recursos. Se castiga en financiamientos a los establecimientos que tienen menos alumnos y se estimula así a las municipalidades al cierre de ellos. Esto me trae recuerdos de Correos de Chile, al que se le forzaba a tener alta rentabilidad y se habría terminado cerrando algunas oficinas “por no ser rentables”.

 

 Cada establecimiento educacional debiera constituir un verdadero proyecto en ejecución, en permanente perfeccionamiento y en posible expansión. Eso no se ha dado, baste recordar lo sucedido con dos liceos emblemáticos, el Instituto Nacional y el Liceo de Aplicación, pertenecientes a una comuna que se supone dispone de capacitados recursos humanos, junto a buenas disponibilidades financieras. Establecimientos de prestigiadas tradiciones y que han contado con el apoyo de sus exalumnos.

 

Las escuelas y liceos debieran ser los que el país necesita, no los que tengan rentabilidad para sostenerse. Debieran destinarse los mejores directores y profesores a los establecimientos con población educacional con mayores problemas. Me recuerdo en otras épocas de CORFO, pretendíamos colocar a los mejores agentes en las provincias con menor desarrollo. Me parece indiscutible que una de las funciones importantes del Estado es la de reducir las desigualdades de la sociedad.

 

He sabido de estadísticas educacionales, que muestran que cada vez menos alumnos se tienen en las escuelas y liceos públicos (municipales), a favor de los establecimientos privados subvencionados, que junto con recibir aportes públicos por alumnos, también los obtienen de los propios padres y apoderados. Por eso no extraña que los mejores rendimientos se obtengan en los establecimientos privados de financiamiento independiente, los niveles siguientes en los privados subvencionados y los más bajos en los públicos. Los hijos de familias con más recursos serán los que primero emigren a los privados, quedando los de los hogares de menores ingresos en los establecimientos públicos que cada vez más se debilitan. Para los con más edad vemos con nostalgia debilitarse o desaparecer esas antiguas escuelas públicas con ese círculo en su fachada que contenía el Escudo Nacional y con su asta central en la que se izaba con solemnidad la Bandera chilena y cuyo director era respetado por la comunidad que la escuela servía.

 

Lamentablemente, a mi juicio, el Gobierno parece hoy buscar el choque entre padres y apoderados con el profesorado, como también usar el reparto de los recursos insuficientes promoviendo fraccionamiento del profesorado por comunas. No estaremos dañando aún más ese capital social venido a menos de la relación entre maestros, padres y apoderados, juntas de vecinos y sistema municipal de otras épocas. Era muy importante el liderazgo que en muchas comunidades tenía el Director de su escuela pública.

 

Me viene a la memoria lo que se debatió en unos de los programas de Tolerancia Cero, en que se alababa el exitoso resultado de un liceo de la Comuna de Ñuñoa. A lo menos uno de los participantes planteaba que esa experiencia se repitiera a lo largo del país. Carolina Tohá con inteligencia y elocuencia, destacaba las fuertes diferencias de recursos humanos y financieros entre las distintas comunas, que hace imposible que eso se pueda concretizar..

Sin embargo uno de los participantes, con alguna prepotencia, insistía en ello.

 

Por otra parte, en la educación universitaria se ven dos noticias preocupantes. Una la huelga con toma de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, que se extiende por más de un mes, en que el estudiantado critica la marcha de su facultad y algunos académicos cuestionan valores éticos del comportamiento de su decano. La Rectoría en lugar de investigar los hechos denunciados, especialmente en los temas éticos, ha dilatado su intervención. Una investigación, un sumario por un fiscal independiente y de alto grado académico, hubiese sido a mi juicio muy positivo, tanto para el prestigio del sistema y de su decano, como para valorar o sancionar si fuera justo las actitudes de otros académicos. Surge en todo esto la extraña, por no decir criticable situación, de que el Vice Decano de esa Facultad, el Ministro de fe de su Consejo, no sea un profesor titular como lo exige la reglamentación y sea sólo un profesor asistente. Debe tenerse presente que en la carrera académica dentro de la categoría de profesor, el más alto nivel es el profesor titular, el nivel siguientes es el asociado y el más bajo es el de asistente. Al asistente se le considera en una situación transitoria, ya que si no llega a profesor asociado en 12 años, debe retirarse de la universidad. La designación del Vide Decano es muy importante, porque debe contar con la confianza del Rector, en cierto modo tiene una inmunidad.

 

La otra noticia es la venta de la Universidad Santo Tomás, en un alto monto, que satisface a los herederos de su fundador trágicamente fallecido. Sin dudas que para los nuevos inversionistas es un buen negocio. Tiene una buena clientela de alumnos cautivos, además de una amplia infraestructura física. Debe tenerse presente que la universiaddes no pueden ser por ley, empresas con fines de lucro; se le condiciona a que sean corporaciones sin el propósito de obtención de utilidades.

 

No deseo extenderme por ahora más en la educación superior, aunque quisiera sólo referirme a que el país requiere de una sólida estructura universitaria del Estado, con su financiamiento necesario y que descanse en una clara política nacional. Ojalá pudiéramos volver a lo que tuvimos: una Universidad de Chile proyectada a gran parte del territorio nacional, como también una Universidad Técnica del Estado, que entregaba al país toda una gama de escalas de formación hasta llegar a los títulos profesionales superiores. Estas universidades debieran ser las formadoras importantes de los recursos humanos que las regiones y el país necesitan, como también contribuir con sus investigaciones, con las memorias y tesis de sus egresados, al desarrollo regional. Podrían ser también las universidades caminos importantes para utilizar recursos públicos, de fuentes nacionales y externas, a favor del desarrollo.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos