Medicina natural, actualidad y economía

Criticable es la falta de preocupación por el idioma en Chile

Multiples casos se dan del mal uso de nuestro idioma. Me llaman la atención dos ejemplos habituales de mal empleo, ellos son el uso del “de” en el complemento directo; se habitúa  usar la expresión “de que”, en lugar de “que”. El otro ejemplo, el usar el calificativo femenino en un sustantivo masculino; es común la expresión “parque automotriz”, “crédito automotriz”..Debiera ser parque automotor, crédito automotor.

Esto me parece grave por varias razones, una de las más importantes es que niños y jóvenes empiecen a usarlos, sin que nadie se los advierta. Es posible que sólo se les advierta cuando se les corrija escritos perjudicialmente, como son las pruebas para el ingreso a la educación superior.

El mal uso del “de” lamentablemente lo he observado en altas autoridades del Gobierno; lo usa habitualmente nada menos que nuestro Presidente de la República. Los asesores de las autoridades, debieran advertirlo. En el caso del Presidente, extraña que eso suceda siendo egresado de derecho; los abogados generalmente se preocupan del bien hablar y especialmente del bien escribir. Recuerdo que un juez de una ciudad del sur de Chile, rechazaba los escritos que traían errores de ortografía; era conocido por ese comportar.

También lo debiera hacer el Ministerio de Educación, especialmente porque el mal uso perjudica a la formación lingüística de niños y jóvenes. A las autoridades se les debiera advertir privadamente, especialmente por representantes del Ministerio de Educación.

Otro ejemplo es el de usar el calificativo femenino en un sustantivo masculino. Es común la expresión “parque automotriz”, “crédito automotriz”, “seguro automotriz”.

En general los buenos periodistas no caen en el error, tanto en expresiones escritas como orales.

El término “crédito automotriz” lo usa frecuentemente la banca. Se observa en su propaganda escrita y oral. Posiblemente ya es tan habitual usar la primera expresión, que la correcta podría tener un menor efecto publicitario positivo. Estoy casi seguro que si uno le advierte a una entidad bancaria o de seguros, no lo van a cambiar, porque no les favorece.

Otra palabra que habitualmente se cae un su mala expresión oral es el verbo prever, que se pronuncia como “preveer”, seguramente por su semejanza de pronunciar “proveer”. Posiblemente este es un caso menos grave, como para que se trasmita el error. Es difícil que se presente escrito.

Al revisar los objetivos de la Academia Chilena de la Lengua, aparece la de  “Velar por la pureza y el esplendor de la lengua española”. Al parecer no se les ha captado intervención en este aspecto.

Debiéramos hacer un esfuerzo conjunto por corregir esta situación, encabezado principalmente por el Ministerio de Educación y por las Universidades. También podría serlo por el Colegio de Profesores como además por la Academia Chilena de la Lengua.

Recuerdo en el pasado el diario El Mercurio de Santiago pasaba unos positivos mensajes, con una expresión como: No diga así…., diga …. Lamentablemente eso no se mantuvo. Recuerdo que una vez leí “No diga en base”, sino que “sobre la base” o “a base de”. Corregí varios documentos universitarios, especialmente memorias que dirigí, pero posteriormente se habría aceptado la expresión “En base a”.

El “de que”, en el complemento directo parece que se usa bastante en Argentina.

He podido observar que en los países al norte de Chile, como también en Bolivia, hay preocupación por el utilizar un buen idioma.

En las editoriales de libros hay preocupación por el tema; yo tuve la experiencia con una de ellas que no me aceptó el sólo acentuado, ya que la Real Academia de la Lengua lo había establecido que no debía llevar acento. El sólo acentuado se debía usar cuando tiene el mismo significado de solamente. No comparto le decisión de eliminar su acento, ya que la palabra solo tiene varios otros significados, desde un sustantivo como un solo musical, como un solo de violín por ejemplo.

El sólo acentuado ayuda a más rápidamente comprender el significado de un párrafo. Pero en fin hay que someterse a la autoridad. Hubiera preferido que fuese solamente una recomendación y no una obligación.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos