Medicina natural, actualidad y economía

Criticable tratamientos del ministerio de Salud a pacientes de cáncer mamario. No debería estar a cargo de este ministerio un profesional más ligado a la Salud Pública.

Me ha extrañado la posición del ministerio de Salud frente a ese grupo de mujeres afectadas por cáncer mamario y que han tenido dificultades para recibir un tratamiento, que es de alto costo pero que se supone cubierto por el Auge. Según informaciones se deduce que:

  1. La demora en obtener el tratamiento basado en aporte financiero del ministerio de Salud habría en algunas de ellas motivado el desarrollo de metástasis.
  2. Generada la metástasis el medicamento aludido no tendría efectos positivos de sanación, afirmación que sería discutible, pero lo que se sería cierto es que alarga la vida y a la paciente le generaría un mejor vivir para el resto de su tiempo de vida..
  3. Un solo laboratorio hace disponible en Chile este producto, una especie de monopolio de oferta.
  4. El número de pacientes afectadas por el problema no sería de gran magnitud.
  5. Que el Ministerio no tendría recursos en el ítem respectivo para atendar esa demanda.
  6. Que la organización de estas paciente consiguió una audiencia con el Ministro; no salieron conforme. Lo que cuesta creer es lo que se ha informado que el Ministro haya sugerido que la organización fuera a hacer manifestaciones ante el laboratorio mostrando sus sostenes y que si el laboratorio les hacía una rebaja del 20% el Ministerio les financiaría el medicamento. Me cuesta creer que eso sea así, pero lo oí en el programa Hora 20 de la RED, dicho por el respetado periodista Alejandro Guillier.

Señalo más adelante varios temas que sobre esta materia me preocupan. La falta de atención a la medicina natural que tan positivos resultados ha tenido contra el cáncer mamario y en general contra en cáncer. Termino preguntándome sino será mejor que tengamos un ministro de Salud que haya estado más relacionado con la salud pública que con el negocio de la salud.

Hago referencias a lo que ha opinado un Premio Nobel de Salud al respecto.

Varias cosas de estas informaciones me preocupan seriamente:

  1. Que no sea capaz el país de financiar un costo total relativamente bajo para alargar una vida y permitir un mejor vivir terminal. Cuánto significa días adicionales de vida para ese ser humano y para su familia; cuánto más de una experiencia humana vivida puede ser trasmitida para toda la sociedad y para la misma familia. Cuánto puede entregar es tratamiento al mayor conocimiento científico de estos complejos tratamientos contra el cáncer. No será posible que durante ese mayor periodo de vida, se descubra un nuevo tratamiento que le salve la vida. Uno se recuerda sobre cuánto se gastó para salvar con vida a esos mineros atrapados; para hacerlo no se pensó en montos ni en la forma de financiarlos. Por qué vale más la vida de esos mineros que de estas otras mujeres seguramente muchas de ellas madre y hasta abuelas. Uno puede pensar, salvar a los mineros prestigiaba a Chile y a su Gobierno, salvamento que fue muy bien aprovechado.
  2. Cómo puede ser posible que no un exista un ítem que permita realimentar el que financia este tratamiento, cuyos fondos se hubieran agotado.
  3. No cabe duda que las demoras en las entregas de los medicamentos dañan no sólo la lucha contra la enfermedad que se ve interrumpida, sino que también deprime a la enferma, lo que contribuye a reducir sus defensas y por lo tanto a que el mal avance. Es probable que la metástasis sea consecuencia no sólo en la demora o postergación del tratamiento, sino que también sea favorecida por la reducción del poder inmunológico derivado de la depresión y el desánimo de la paciente.
  4. Las noticias dan que pensar la existencia de conflictos entre el Ministerio y el laboratorio. Recuerdo que tiempo atrás se dio la noticia que FONASA negociaba la velocidad del pago las deudas con sus proveedores a base del monto en qué las empresas estaban más dispuestas a castigar sus deudas. Sobre eso escribí un artículo anterior.
  5. Uno puede preguntarse hasta donde de está aprovechando a estas pacientes y a su organización como herramienta de negociación.
  6. No será perjudicial que sea el ministro de Salud un hombre importante de una gran clínica privada, muy preocupada de generar utilidades. No será mejor tener a cargo de este ministerio a un hombre de salud pública.

No puedo dejar de manifestar mi inquietud por la falta de atención a los resultados extraordinarios obtenidos contra el cáncer por la medicina natural. Conozco resultados extraordinarios contra el cáncer mamario y en general contra todos los cánceres. Alimentación adecuada es muy importante, también es relevante reforzar el sistema inmunológico, que puede ser dañado por el mal trato al paciente como es el caso de los sucedido con estas pacientes. Es muy importante una medicina más humana y más distante al negocio.

Me ha parecido conveniente repetir parte de lo que he expuesto en un artículo anterior:

No puedo evitar en esta entrada resumir algunas declaraciones que hizo el Premio Nobel de Medicina (1993) Dr. Richard J. Roberts al periódico “La Vanguardia” (31/07/07), en una magnífica entrevista realizada por el periodista Lluís Amiguet. En este caso quien hace estos comentarios no es un profano en la materia o un terapeuta heterodoxo; se trata de un prestigioso médico e investigador galardonado con la máxima distinción a la que puede aspirar cualquier científico de su talla intelectual. Así se pueden entender mejor los ataques de ciertos laboratorios y colectivos contra las medicinas complementarias y las terapias naturales, pues hay demasiados intereses en juego.

“La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas“.

“La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital…”

”He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad…”

“Las (industrias) farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.”

“Es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre. Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo”.

Tengo una serie inquietud, tengo la impresión que instituciones sin fines de lucro, en educación y salud se enferman interiormente de especies de cánceres internos que se transforman en negocios personales.

 

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos