Medicina natural, actualidad y economía

El Alzheimer es una enfermedad que podría aliviarse y quizás sanarse con el consumo de Omega 3, asociado a una alimentación adecuada. Hay una serie de medidas que se recomiendan para prevenir este mal

En la preparación de la Tercera Edición ampliada del libro “Plantas Medicinales y Medicina Natural. Conversaciones con el Ingeniero Civil Roberto Williams Benavente”, en la última entrevista que le hemos hecho con la antropóloga Marcela Benavides, nos hemos encontrado con el siguiente mensaje: Leyendo el libro del Dr. Barry Sears “En la Zona con Omega3 Rx”, junto a la observancia de su programa dietético, el consumo de aceites Omega3 en cantidades de 9000 miligramos o más, le cambió la vida a pacientes de Enfisema, Bronquitis, Asma, Inflamaciones gastro-intestinales (Mal de Crohn); Artritis; Cáncer y Metástasis; Parkinson, Esclerosis múltiple, Alzheimer, etc., pero a condición de que el aceite Omega3 sea destilado y refinado.

Cuenta que en una Casa de Reposo para enfermos de Alzheimer, dándoles Aceite Omega3, en cantidad sobre 9000 miligramos diarios, en breve tiempo reaccionaban muy bien. A la tercera semana, un matrimonio, ambos padeciendo Alzheimer, la esposa empezó a recordar el pasado y a reconocer a su esposo. En un par de meses, llevan una vida casi normal y con los otros residentes afectados por el mismo mal, juegan a las cartas, pasean y conversan animadamente”.

Estos antecedentes permitirían suponer que el Alzheimer(EA) sería mejorable a pesar de las informaciones generalizadas que aseveran que esta enfermedad es incurable y que sólo se puede actuar en forma preventiva o aminorando su avance una vez que ésta aparezca.

Algo similar sobre su condición de incurable se ha planteado con respecto a la esclerosis múltiple, que como he señalado en artículos anteriores, se sanaría con un tratamiento integral, en lo que tiene importante presencia una adecuada alimentación. También a esta enfermedad el Dr. Sears la incluye entre las beneficiadas con el Omega3.

Esto me ha llevado a buscar más información sobre el tema. El análisis de lo que he recogido daría para un largo documento. Prefiero trasmitir luego antecedentes que me parecen muy importantes y que puedan ser desde ya útiles.

Más adelante me extiendo en caracterizar esta enfermedad, analizar sus posibles causas y revisar recomendaciones para prevenirla y para aminorar sus avances.

Por una parte he recogido información bastante negativa sobre el Alzheirmer: algunas definiciones de esta enfermedad así lo señalan:

– Enfermedad degenerativa y demencial que se caracteriza por la pérdida progresiva de la memoria y la habilidad mental y funcional, a veces acompañada por cambios en la personalidad y por inestabilidad emocional. Comienza alrededor de los 50 ó 60 años y ataca a hombres y mujeres por igual. La causa es desconocida, y hasta ahora no existe cura,    Fte. Diccionario médico práctico para el hogar Editorial América. S.A. Se desconoce año de la publicación.

La enfermedad de Alzheimer (EA), también denominada mal de Alzheimer, demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente alzhéimer, es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas (neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, es incurable y terminal, que aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años de edad.  La enfermedad suele tener una duración media aproximada después del diagnóstico de 10 años, aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico. Fte: Wikipedia.

Preocupante es lo que se señala sobre el futuro del Alzheimer en el mundo.

La buena noticia es que la gente está viviendo más tiempo. La mala noticia es que van a existir más pacientes con Alzheimer. Un estudio reciente de la Universidad John Hopkins indica que en el 2050 el número de gente que vivirá con la enfermedad de Alzheimer aumentará en un 400 por ciento. Además, se estima que en el 2050 una de cada 85 personas tendrá la enfermedad de Alzheimer. Aunque estamos consiguiendo mejoras en descifrar qué pacientes desarrollarán esta enfermedad, tenemos muy pocas drogas para revertir sus efectos. ¿O sí?. Nota:  Publicado por Iván de León en junio 18, 2007. Fte: Fuente: Dr. Sears – Alzheimer’s epidemic is coming. http://evidasana.com/blog/viene-una-epidemia-de-alzheimer-toma-tus-precauciones/

La morbilidad crece con la edad. El aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población por menores tasas de natalidad, ocasionan una tendencia a que la morbilidad de este mal aumente; posiblemente también contribuya a ello los nuevos sistemas de vida y de alimentación.

Papel tras papel siguen apareciendo en la literatura científica afirmando que el alto consumo de pescados y ácidos grasos Omega3 son una fuerte medida preventiva para evitar su desarrollo. Sabemos que el Alzheimer es una enfermedad neuro-inflamatoria y los ácidos grasos omega-3 tienen propiedades profundamente anti-inflamatorias si es dado en cantidades suficientes. ¿Pero qué es una cantidad suficiente? Si no tienes Alzheimer, el Dr. Barry Sears recomienda tomar 7,5 gramos de EPA y DHA por día. Si tienes los primeros indicios de esta enfermedad, entonces incrementa a 10-15 gramos por día. De todos los órganos que debes proteger contra los ataques inflamatorios, el cerebro es el número uno. Si no lo haces, entonces es probable que el Alzheimer será tu compañero cuando envejezcas.
Fuente: Dr. Sears – Alzheimer’s epidemic is coming. http://evidasana.com/blog/viene-una-epidemia-de-alzheimer-toma-tus-precauciones/

Sobre sus causas

Por lo que he podido leer me encuentro que ya se tendrían amplios conocimientos de sus posibles o hipotéticas causas como también habría recomendaciones para prevenirla, dentro de éstas, especialmente una mejor alimentación y cierto tipo de actividades.

Las causas del alzhéimer no han sido completamente descubiertas. Existen tres principales hipótesis para explicar el fenómeno: el déficit de la acetilcolina, la acumulación de amiloide o tau y los trastornos metabólicos.

Se afirma que el Alzheimer sería causado por insuficiencia de insulina en el cerebro, sería una diabetes cerebral, por lo tanto lo que necesitan los pacientes de esta enfermedad es el proceso a través del cual se le dé al cerebro la insulina que necesita y una dieta sana. Los alimentos procesados en los que se usan nitratos y nitritos serían muy perjudiciales.

Otra fuente revisada señala: “Algunos científicos sostienen que la enfermedad de Alzheimer no es sino una patología neuroendocrina, una especie de diabetes que se presenta cuando desaparecen la insulina y otras proteínas relacionadas del cerebro”.

Otro estudio da continuidad a esta hipótesis.

Reducir los niveles de insulina y de sus proteínas asociadas en el cerebro produce enfermedad de Alzheimer, según expone un estudio que se publica hoy(24 de marzo de 2006) en Journal of Alzheimer’s Disease. Este hallazgo completa una línea de investigación iniciada por el equipo del Hospital de Rhode Island, en Providence (Estados Unidos), que coordina Suzanne de la Monte.  Fte Diario Médico 24 de marzo de 2006
https://www.fundaciondiabetes.org/

Hace un año, la neuropatóloga presentó un estudio donde indicaba que la insulina y sus factores de crecimiento no sólo se producen en el páncreas, sino también en el cerebro, favoreciendo la supervivencia de ciertas células nerviosas cuyo deterioro se implica en la enfermedad de Alzheimer. Nota: de la misma fuente anterior, marzo del 2006.

Estas conclusiones llevaron a De la Monte a considerar la enfermedad de Alzheimer un trastorno neurodegenerativo e incluso sirvieron para acuñar un nuevo término para la patología: diabetes tipo 3.

Más recientemente, otro trabajo de este equipo indicaba que durante las primeras etapas del Alzheimer se producía un descenso de los niveles de insulina y de sus receptores, lo que abundaba en la hipótesis del nuevo tipo de diabetes.

En el estudio que se publica hoy(2006), De la Monte ha conseguido reproducir la progresión de la enfermedad de Alzheimer a partir de la disminución de insulina en modelos de experimentación animal, con todo lo que ello implica: depósitos de placa, ovillos neurofibrilares, deterioro de la función cognitiva, pérdida neuronal y degeneración global del cerebro. Nota: de la misma fuente anterior, marzo del 2006.

Consecuencias

“Demostramos que la pérdida de insulina en el cerebro favorece la aparición del Alzheimer, probablemente debido a que la hormona hace funcionar a las células nerviosas; las consecuencias de la escasez de insulina en el cerebro son el aumento del estrés oxidativo, deterioro neuronal y cognitivo, y aparición de placas y ovillos, todo ello señal inequívoca de la enfermedad neurodegenerativa”, asegura De la Monte.

Los científicos han inyectado en cerebros de ratas estreptozotocina; este compuesto, al metabolizarse, destruye las células beta de los islotes pancreáticos y produce la diabetes. Al inocularlo directamente en el cerebro, esta sustancia originó neurodegeneración, pero no afectó al páncreas, que permaneció intacto.

Cuando la cantidad de insulina cerebral descendió, las neuronas murieron y el cerebro redujo su tamaño a la mitad, una atrofia que constituye un rasgo prominente del Alzheimer. Además, se elevó la actividad de la cinasa GSK-3 beta, que aparece sobreexpresada en la patología, dando origen a la fosforilización de la proteína tau.  Nota: de la misma fuente anterior, marzo del 2006.

La otra causa que aparece importante es la acumulación de las placas amiloides que se depositan en el cerebro de los pacientes con enfermedad de Alzheimer. La viamina D el ácido docohexaenoico (DHA), del tipo Omega3 mejorarían la capacidad del sistema inmunológico para limpiar al cerebro de estas placas; además se inhibiría la muerte celular que solerían causar las placas amiloides. Por otra parte la beta amiloide es una proteína esencial para el buen funcionamiento del cerebro; no puede simplemente eliminarse. Fte: http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/vitamina-d-y-omega-3-contra-el-alzheimer

También es interesante lo que se conoce sobre el contenido orgánico de ácido fólico y la presencia del Alzheimer. La presencia de la enfermedad aparece asociada a bajos niveles de este ácido orgánico. Ello refuerza el tema de una adecuada alimentación.

También me ha llamado la atención que se mencione la importancia del consumo de espárrago para prevenir el Alzheimer por su aporte en ácido fólico.

Me surge la impresión o hipótesis de que el espárrago por su efecto positivo contra la diabetes, pueda generar un efecto favorable contra la EA, por su acción que tendría contra la diabetes. Recordemos que una de las causas hipotéticas de la enfermedad sería la diabetes cerebral.

La presencia del Alzheimer estaría relacionada también con factores genéticos. Es frecuente que quienes enferman tengan antepasados con manifestaciones de esta enfermedad.

El Dr. Ricardo Maccioni Barahona, Ph.D. de la Universidad de Chile (1975), Profesor Titular de Biología Celular y Molecular de la Facultad de Ciencias y Profesor Titular de Ciencias Neurológicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, ha trabajado durante más 30 años en estos temas. Sus investigaciones y resultados merecerían un análisis especial. El tema queda pendiente.

Alimentación y relación con el Alzheimer

La mala alimentación contribuiría a la aparición de esta enfermedad. Generaría esa diabetes cerebral. Se destacan en esto los alimentos procesados con el uso de nitratos.

Hay que evitar sobre todo: carnes ahumadas de todo tipo, incluyendo el pavo ahumado, cecinas; quesos procesados, de todos preferir el queso fresco; cervezas en que en su proceso se usen nitratos; harinas y azúcares refinados que usan nitratos para su blanqueo.

Se aconseja especialmente: comer lo más natural posible… como se comía en la granjas antiguamente; quesos frescos; legumbres; frutas y verduras frescas.

Importancia del Omega3

Varias fuentes destacan la importancia de estos ácidos grasos.

Papel tras papel siguen apareciendo en la literatura científica afirmando que el alto consumo de pescados y ácidos grasos omega-3 son una fuerte medida preventiva para evitar su desarrollo. Sabemos que el Alzheimer es una enfermedad neuro-inflamatoria y los ácidos grasos omega-3 tienen propiedades profundamente anti-inflamatorias si es dado en cantidades suficientes. ¿Pero qué es una cantidad suficiente? Si no tienes Alzheimer, el Dr. Barry Sears recomienda tomar 7,5 gramos de EPA y DHA por día. Si tienes los primeros indicios de esta enfermedad, entonces incrementa a 10-15 gramos por día. De todos los órganos que debes proteger contra los ataques inflamatorios, el cerebro es el número uno. Si no lo haces, entonces es probable que el Alzheimer será tu compañero cuando envejezcas.
Fuente: Dr. Sears – Alzheimer’s epidemic is coming.

Viene una epidemia de Alzheimer – ¡Toma tus precauciones!

El aceite esencial del Omega3 es la suma de sus componentes EPA y DHA, no la cantidad de aceite de la cápsula o de la cucharada, si es líquido. La mejor fuente es la de los peces de aguas profundas y frías. De los vegetales, las semillas de chía son las más potentes; son importantes aportadores otros como las semillas de colza, de lino y nueces, poseen Omega3. También debe mencionarse a la verdolaga como planta que dispone de estos ácidos grasos. Todas son antiinflamatorias.

Como prevenirla

Se mencionan los ejercicios neurobióticos. El Alzheimer se puede prevenir, con el simple hecho de cambiar de mano al cepillar los dientes. Al cambiar algunas rutinas, se obliga la estimulación del cerebro derecho. Esta es una nueva técnica para mejorar la concentración, desarrollar la creatividad y la inteligencia, al realizar estos simples ejercicios de Neuróbica.

Un descubrimiento dentro de la “Neurociencia “, revela que el cerebro tiene una extraordinaria capacidad de crecer y mudar el padrón de sus conexiones. A mi juicio esta aseveración podría ser un argumento sobre la posibilidad de revertir la presencia del Alzheimer.

Los autores de este descubrimiento, Lawrence Katz y Manning Rubin (2000), revelan que la Neuróbica , o la “aeróbica de las neuronas” es una nueva forma de ejercicio cerebral, proyectada para mantener al cerebro ágil y saludable, creando nuevos y diferentes padrones de comportamiento, y de las actividades de las neuronas de su cerebro.

Cerca de 80% de nuestro día a día, está ocupado por rutinas, que a pesar de tener la ventaja de reducir el esfuerzo intelectual, esconden un efecto perverso: limitan y atrofian el cerebro, no permitiendo la renovación y crecimiento de sus neuronas.

Para contrarrestar esta tendencia, es necesario practicar algunos “ejercicios cerebrales” , que hacen que la persona piense solamente en lo que está haciendo, concentrándose en esa tarea. El desafío de Neuróbica, es hacer todo aquello contrario a la rutina, obligando al cerebro a un trabajo adicional.

Algunos de los ejercicios para desarrolar la Neuróbica:

•    Use el reloj en el pulso contrario al que normalmente lo usa
•    Cepíllese los dientes con la mano contraria
•    Camine por la casa, de espalda (en la China , esta rutina lo practican en los parques)
•    Vístase con los ojos cerrados
•    Estimule el paladar con cosas de sabores diferentes
•    Vea las fotos, de cabeza para abajo (o las fotos, o usted);
•    Mire la hora, en el espejo;
•    Cambie el camino de rutina para ir y volver a casa
•    Usted puede hacer muchos otros ejercicios neuróbicos, dependiendo de su propia inventiva.

La idea es cambiar los comportamientos de rutina. Para esto, hay que hacer algunas cosas diferentes, para que ejercite el otro lado de su cerebro (el derecho), estimulándolo de esa manera. ¡Bien vale la pena probar! ¿Que tal si comienza practicando ahora mismo, usando el Mouse (ratón), con la otra mano, y enviando ahora este mensaje a sus amigos( DE KATZ  Y RUBIN)

El ayuno ayudaría a prevenir el Alzheimer. En reciente publicación de El Mercurio, que se presenta más adelante se expresa textualmente: “Tenemos antecedentes de que esta situación activa ciertos mecanismos que ayudan a las células a manejar las sustancias tóxicas que se producen en el organismo”, dice el doctor Mark Mattson, neurocientista del Instituto Nacional del Envejecimiento de EE.UU. Entre las sustancias que el ayuno elimina se cuenta la proteína beta-amiloide, cuya acumulación facilita el alzheimer.

El Mercurio, 17 my 13

Estudio piloto:

Hacer ayuno protegería el cerebro del alzheimer

Estrategia se probará en Estados Unidos, en 20 mujeres de entre 55 y 70 años. 

 Sin llegar al extremo de pasar hambre, los científicos intentarán probar que hacer ayuno en forma periódica ayuda a retardar el envejecimiento cerebral y a mantener la mente activa.

Una disminución potente de la cantidad de alimentos que se ingieren ha demostrado tener un cierto efecto estresante en el organismo. “Tenemos antecedentes de que esta situación activa ciertos mecanismos que ayudan a las células a manejar las sustancias tóxicas que se producen en el organismo”, dice el doctor Mark Mattson, neurocientista del Instituto Nacional del Envejecimiento de EE.UU. Entre las sustancias que el ayuno elimina se cuenta la proteína beta-amiloide, cuya acumulación facilita el alzheimer.

Por esto se han reclutado 20 mujeres de entre 55 y 70 años que participarán en un estudio piloto. Ellas tienen un alto riesgo de alzheimer porque son obesas o tienen resistencia a la insulina. Durante ocho semanas, ellas comerán cinco días lo que consumen habitualmente y dos días en que recibirán solo 600 calorías diarias. En ese tiempo se les tomarán exámenes con el fin de evaluar la protección que se logra a nivel del cerebro.
                                                                  
Retrasar el avance

El avance de la enfermedad puede ser más rápido o más lento en función del entorno de la persona con alzheimer. No es una situación fácil y la familia tendrá que hacer grandes esfuerzos para ofrecerle a la persona con Alzheimer un entorno lo más favorable posible.
Aceleradores de la enfermedad

•    Estrés familiar

•    Cambios bruscos en las rutinas diarias

•    Cambio a un domicilio nuevo y desconocido (como son las residencias de mayores).

 

Retrasadores de la enfermedad
•    Ambiente familiar feliz
•    Hacer ejercicio
•    Socializar con sus amigos u otras personas
Termino aquí este artículo, quedando con bastante material pendiente. Espero más adelante aportar más antecedentes. Quisiera que quedase en claro que no domino esta materia y sólo estoy contribuyendo con antecedentes bibliográficos y de otras fuentes.

23 de septiembre de 2013

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos