Medicina natural, actualidad y economía

El tema de los incendios que se hacen extensivos a amplias superficies, que se  presentan en varios sectores de países de clima mediterráneo, especialmente en verano, como en EE.UU. (California), España y Chile, ocasionan grandes daños; ellos son difíciles de controlar y hay riesgos de que su gravedad se acentúe con el cambio climático.

Estimo que debieran atacarse con estrategias y tácticas similares a las  bélicas, con el empleo de la Fuerza Aérea.

Para ello pienso que debieran establecerse bandadas de aviones especiales que pudieran atacar la fuente activa del incendio con bandadas aéreas que entreguen grandes cantidades de agua en una acción paralela de varias naves, incluso se podría pensar en un par de bandadas que actúen sucesivamente en un mismo frente, una primera pasada podría ser en la retaguardia del avance del fuego y una segunda inmediata en el frente mismo.

El ideal podrían ser aviones o hidroaviones que capten aguas del mar o de grandes lagos.

Los ataques aéreos son hechos habitualmente ahora por naves aisladas, ya sea por helicópteros o aviones que cubren un muy pequeño ancho, superficie que permanece atacada por el frente y los costados, por una cantidad limitada de agua. El efecto positivo generalmente es muy bajo.

Podrían tratarse los enfrentamientos con verdaderas estrategias y tácticas guerreras.

Es altamente probable que con estos recursos se evite las destrucciones de viviendas por el fuego, porque su defensa exitosa operaría muy rápidamente.

El desarrollo de estos procesos, puede facilitar el diseño de nuevas naves como también ir ganando experiencia en estrategias y tácticas de ataque.

Bien podría ese mismo material bélico, emplearse en diferentes países. Dada la distinta estacionalidad en que se dan los incendios en los dos hemisferios. 

Una inversión de esa naturaleza sin duda sería de un alto beneficio costo, que podría tener distintas fuentes de financiamiento. Dentro de ellas estarían los seguros y posiblemente recursos financieros internacionales.

Un campo de trabajo importante también sería el ataque rápido de plantaciones comerciales, que sería altamente rentable.

Tener presente que los incendios también contaminan el aire, lo que su pronta destrucción de ellos traería ventajas atmosféricas.

_________________________

Tema aparte debe ser el tener un gran programa nacional preventivo de la presencia de estos incendios y de su expansión.

Debiera analizarse en profundidad el gran incendio de Valparaíso de abril de 2014, que pudo perfectamente con un gasto- o inversión-  de 200 millones de pesos, que hubiera evitado que el incendio de plantaciones a sur de Valparaíso, se hubiera extendido a los extensos terrenos poblados.

Los especialistas de distintas instituciones habían recomendado muy concretas medidas preventivas que no se cumplieron. Chile tiene personal muy calificados en estas materias.

Al parecer a todo eso “se le echó tierra”.

Recordar información divulgada “El siniestro dejó más de 2900 viviendas destruidas, 12.500 personas damnificadas, 15 víctimas fatales? y más de 500 heridos. Toda la ciudad, así como Viña del Mar vivió varias jornadas en alerta roja y fue declarada «zona de catástrofe».

________________________

Escriba un comentario

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos