Medicina natural, actualidad y economía

En Santiago de Chile no se puede pactar con un taxista un viaje al aeropuerto Pudahuel. Sancionamos a los honestos y a los otros no.

Leve indignación se me generó al leer en Línea Directa de El Mercurio que a un taxista que pactó con dos clientas un viaje al aeropuerto de Pudahuel se le sacó un parte porque no usó el taxímetro. Lo hizo un inspector del Ministerio de Transporte, que integraba un grupo de inspectores de ese ministerio.

Yo habitualmente pacto con taxista el viaje al aeropuerto. Es muy conveniente hacerlo ya que uno sabe lo que le va a costar la carrera, viaja tranquilo y no se ve afectado por posibles demoras en el trayecto o por no estar bien regulado el taxímetro. Además, es conocida la práctica de algunos taxistas en el mundo que cuando se usa taxímetro alargan los trayectos para poder cobrar más.

Incluyo más adelante algo más sobre el tema y finalmente el artículo que presenta El Mercurio en el día de hoy.

Habitualmente cuando ingreso por ese aeropuerto contrato siempre un taxi oficial, con una tarifa que a veces incluso la negocio. Tienen una tarifa fija por comuna de destino.y tienen un local de atención oficial con personal administrativo; todo ello les significa un costo. Para eso desde luego no se usa taxímetro.

Al salir de la sala de desembarque uno se enfrenta a muchos taxistas piratas que ofrecen tarifas especiales, perjudicando sin dudas a los que pertenecen a la organización oficial que tienen esa concesión por la que pagan altos derechos de exclusividad más los costos de administración del sistema..

Se ha sabido que estos taxistas piratas a veces engañan a los pasajeros, especialmente a extranjeros; algunos de ellos hasta se muestran con letreros en que se autocalifican de “taxi oficial”

Extraña que esas prácticas no son controladas, ni sancionadas, ni impedidas.

La denuncia de Línea Directa señala que el que sacó el parte integraba un grupo de varios inspectores.

Uno se pregunta por qué no se controlan a los taxistas piratas que actúan en forma impune a la vista de todo el mundo, de la administración del aeropuerto, del mismo establecimiento que licita y cobra a la empresa que actúa oficialmente dando el servicio día y noche. Sin duda que esta forma de irregularidad perjudica la imagen del país ante los extranjeros que arriban al aeropuerto;  tienen ellos el derecho a pensar que en nuestro país no se cumplen obligaciones esenciales, por incapacidad administrativa o por otras peores razones.

Posiblemente el taxista que pactó no cumplía con una disposición reglamentaria que me merece dudas que llegue al extremo que impida un pacto directo entre un cliente y el que presta el servicio, con beneficios para ambos. Más lógico puede ser que esa disposición sea válida cuando no exista un acuerdo previo y el taxista sin usar su taxímetro hace un cobro que merece dudas al usuario.

Ojalá el Ministerio de Transporte analice lo sucedido y haga la investigación correspondiente, para mejorar su accionar y usar a sus inspectores más racionalmente.

Coincide el día con la noticia de un levantamiento de un grupo de indignados que como usuarios del Transantiago se encontraron con una increíble demora en una de las líneas con las que debían combinar y cuyo pago ya se había hecho al pasar su tarjeta para hacer el viaje previo. Estos indignados fueron repelidos según me han informado violentamente por la fuerza policial. No será más racional que los inspectores de ese ministerio se dediquen más a controlar el Transantiago y contribuyan a mejorar su servicio en lugar de perjudicar a un taxista con una discutible sanción a lo que se suma el tiempo que tendrá que distraer para su defensa o pagar su multa.

Además este tipo de proceder recarga la atención de los juzgados, perjudicando su atención a temas más importantes para la sociedad.

A continuación va la denuncia a Línea Directa de El Mercurio.

El caso de Guillermo Gómez:
Lo multaron porque llevó pasajeros sin usar el taxímetro

Transportó a unas vecinas al aeropuerto habiendo pactado una tarifa previa. La ley señala que eso no se puede hacer.  

Guillermo Gómez tiene un taxi con todos sus papeles al día. Contó a Línea Directa que el 28 de octubre, alrededor de las 8:30 horas fue a dejar a dos vecinas al tercer nivel del aeropuerto Arturo Merino Benítez, de Pudahuel. “Cuando ellas se bajaron se acercaron varios inspectores del Ministerio de Transportes a pedir mi documentación. Pese a tener todo en regla, uno de ellos me interrogó acerca del precio que les cobré por mis servicios. Le contesté que fue un acuerdo verbal satisfactorio, y cuando vio que no tenía motivo para infraccionarme dijo que me cursaría una multa porque no había puesto el taxímetro”, relata el lector.

Le reiteró que era una tarifa convenida por ambas partes; sin embargo, el funcionario insistió y le espetó que debía agradecer que no le confiscara el vehículo para enviarlo a los corrales municipales, afirma el afectado, quien dice sentirse impotente al ver que no puede disponer de su taxi para hacer acuerdos con sus clientes. Quedó citado al tribunal para el 29 de noviembre.

Remitimos este caso al Ministerio de Transportes y nos contestó Jerko Juretic, secretario ejecutivo del Programa Nacional de Fiscalización de la respectiva subsecretaría.

Nos explicó que según la declaración del inspector involucrado, en el lugar indicado se fiscalizó el vehículo de nuestro lector, quien fue sorprendido prestando el servicio de taxi básico sin usar el taxímetro, debiendo hacerlo. Esto, precisan, puesto que el tramo recorrido se hizo dentro del radio urbano, conforme se señala en la resolución exenta N {+o} 538/86, que establece el uso obligatorio de dicho dispositivo en 35 comunas de la provincia de Santiago.

Asimismo, agrega, se constató mediante consulta a las pasajeras y al conductor que convinieron una tarifa prefijada y verificaron que no se ocupó el taxímetro, según lo señalan la Ley 18.290 y el DS 212/92. Por ello, el inspector cursó la citación ante el 1er Juzgado de Policía Local de Pudahuel.

Escriba un comentario

5 respuestas

  1. Yo doy la sugerencia de que a los trabajadaores de taxi oficial de aeropuerto arturo merino seanchequeados con un examen de sangre cada 3 meses por que a pesar de ser un lugar alto en seguridad no investigan a estos personajes y debieran hacerlo por que una como pasajera les fia la vida y me ha tocado varias veces que andan demaciado hiperactivo a las 3 de la mañana una no es tonta y nota a la gente cuando anda drogada…por ahi debieran empezar…tanto di ero que gana la comuna debieran invertir en eaos examenes…les apuesto que la mitad seguiria trabajando….creo que debiera ser un requisito para trabajar ahi…

  2. 17 de enero de 2015
    Katy: Es una interesante sugerencia. También podríahacerse que el pasajero puda tener la oportunidad fácil de hacer llegar su queja a la empresa y a la administración del aeropuerto. También es importante que se respete la presencia de sólo vehículos autorizados y no se hagan presente los clandestinos. Es una vergüenza que eso no se fiscalice. Atentamente. Rolando

  3. Ayer tomé un taxi de parque arauco a providencia, el taxista venia a una velocidad increíble que me preocupó y hablaba tanto que yo solo atinaba a decir no o si, y le pedí baje el volumen de su radio y la velocidad, Rogaba ya llegar a mi destino, cuando llegué a mi hotel, el taxímetro indicaba 10,000 pesos, era claro para mi que el taximetro estaba mal y que este era un delincuente, pero no dije nada y le di los 10,000 para salir inmediatamente. De pronto me dice, “me has dado 1,000”, dudé pero luego pensé que era cierto me devolvió los 1000 y le di otros 10,000 y me volvió a decir que le había dado 1000 y me mostró el billete, recién me di cuenta que con bastante habilidad con sus manos, había cambiado el billete y que me había engañado 2 veces, lo primero que hice fue abrir la puerta y gritarle y decir que ya me había dado cuenta que cambió el billete, él insistía que le había dado 1000….en ese momento me asusté más .y le tiré la puerta y se fue rápidamente….aunque en un momento pensé que bajaría e intentaría hacer algo pero a Dios gracias no, Vi la placa pero ahora mismo no la recuerdo, me puse muy nerviosa luego que bajé del auto y se fue, y temo por alguna otra persona que tome este taxi. Por favor tengan cuidado. En el aeropuerto siempre tomo taxis oficiales y los contrato dentro del aeropuerto

  4. 7 de febrero de 2015
    Señora Gabriela:
    Es una lástima lo que le sucedió. Algo parecido sufrimos en dosoportuniaddes en Estambul, hace años atrás. Habían cambiado no hace mucho la moneda, Dos taxistas distinto no hicieron algo parecido. Saben hacer unos juegos de mano para cambiar los billetes, Cuando veo en las telenovelas turcar los taxis amarillo siempre me mel recuerdo de ellos.
    Es una lástima que en Chile ya no se ven policías en las calles ni tampoco cerca de los hoteles, Es un riesgo para una persona sola tomar un taxi. Afortunadamente hechos de esta naturaleza no son comunes en Chile, por eso mismo uno o unos pocos pueden hacer este tipo de cosas. Es una lástima que no haya tomado el número de la placa, aunque es probable que pueda haber sido un vehículo robado. Atentamwente. Rolando

  5. 7 de febrero de 2015
    Sra, Gabriela:
    Lamento lo que le sucedió. No sólo esto acontece en Chile. Años atrás nos pasó dos veces eb Estambul, incluso íbamos mi esposa y yo con la guía chilena en un tur. Cada vez el taxista hizo un juego de manos y cambio los billetes. Hacía poco que habían cambiado la moneda. Cada vez que en las telenovelas turcas veo los taxis amarillos me acxuerdo de ellos. Eso me dejó un mal recuerdo de Turquía. No cabe dudas que el taxista que le tocó era un estafador. La carrera por la distancia no pudo tener el valor de $ 10.000. Además son billetes muy distintos. Lamentablemente en Santiago ya no se ven policias en las calles ni cerca de los hoteles. Lástima que no registró el número de la placa: no sería extraño que el vehículo pudiese ser robado. Este tipo de caso no es habitual en Chile.
    Le agradezco su comentario, porque aporta información que puede ser útil. Atentamente. Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos