Medicina natural, actualidad y economía

Es triste todo caso en que una autoridad elegida por votación popular, deje su cargo para asumir otro trabajo que más lo beneficia. Esto refuerza el rechazo de la opinión pública a los políticos

No es la primera vez que sé de casos de este tipo. Cuando se presentan habitualmente se plantean críticas. Posiblemente los más molestos deberían ser sus propios electores.

He conocido varios casos; recuerdo un concejal de una comuna del oriente de Santiago, que renuncia a su cargo para asumir un subsecretaría. Otro caso de un postulante a alcalde de una comuna de la Región Metropolitana que tenía la intención de ser alcalde y así iniciar la carrera presidencial; su votación sólo le sirvió para ser concejal y no aceptó el cargo. Eso sucedía cuando no había elección directa para elegir alcalde.

Cuando se trata de parlamentarios, el caso es más complejo, ya que a quien lo reemplaza lo designa el partido al cual pertenecía el renunciado. Así llegan a cargos que deben ser elegidos por los ciudadanos, los designados por conveniencias del partido político. Si el parlamentario es independiente, no puede reemplazarse.

Muy criticada por la Derecha chilena fue la diputada Tohá que renuncia para pasar a un ministerio durante el gobierno de Michelle Bachelet.

Hoy dos senadores renuncian para pasar a ser ministros del Gobierno de Sebastián Piñera. La Derecha que criticó un caso menor, hoy acepta y defiende estos casos que son políticamente mucho más graves y sobre todo en el Senado que tiene un número menor de integrantes.

Me ha parecido interesante presentar la carta a El Mercurio publicada hoy, bajo la firma de Miguel A.Vergara Villalobos y agregar comentarios que llegaron a ella de lectores de ese diario.

Ésta dice así:

Lunes 17 de Enero de 2011

Senadores-ministros

Señor Director:

Dos parlamentarios han dejado sus cargos para asumir como ministros; de acuerdo con la ley serán reemplazados discrecionalmente por las cúpulas partidistas. Me parece que una discusión de esta normativa es mucho más urgente que el sistema binominal o el voto de los chilenos en el extranjero.

Lamento que “la voz del pueblo” sea burlada en forma tan burda.

Miguel A. Vergara Villalobos

Se podría decir que los motivos de crítica son principalmente dos. Uno el dejar un cargo que significa un incumplimiento con el electorado que confió en él, a lo que se suma su abandono a las gestiones que posiblemente estaban en marcha, en especial en temas legislativos.

El otro es a quién su partido le designa como reemplazante, que bien puede ser alguien que nunca el electorado lo iba a escoger. Esto puede originar también cambios en las tendencias o corrientes dentro del mismo partido. En uno de los casos se plantea que sale un senador joven con tendencia más renovadoras y liberal para llegar uno mayor perteneciente a posiciones más tradicionales y dogmáticas.

Un tema delicado es el que el parlamentario al dejar el cargo de ministro, no recupera su condición de parlamentario. Con ello se puede pensar, como han surgido varios planteamientos sobre este mecanismo que permite al Presidente deshacerse de parlamentarios hostiles, al incorporarlos como ministros, para después alejarlos de sus cargos, perdiendo la gran presencia política de su pasado.

Eso se puede prestar para que el Presidente maquiavélicamente se deshaga de enemigos o contendores políticos, como también, que no se deshaga oportunamente de ministros que debieran salir, para que no se le critique el maquiavelismo anterior o no quiera dañar a aquellos que lo ayudaron al aceptar sus cargos. A su vez ministros que deseen renunciar, no lo hagan por perder toda una posición política anterior y durante su posición de ministros.

Es interesante leer algunas opiniones críticas que han dado lectores de El Mercurio sobre este tema. Se presentan a continuación en forma cronológicas de las últimas opiniones a las más antiguas, todas textuales al respecto; debo señalar que se plantean en el diario también algunas opiniones débilmente favorables, las que se omiten en este listado:

  1. Ésa es una de las modificaciones constitucionales introducidas por la Concertación, en especial por el presidente Lagos.
  2. Los “honorables” se ponen a la altura de los maestros chasquillas que dejan botada la pega sin terminarla.
  3. Y después dicen que la gente no cree en la política, y cómo se les cree. Si dejan un cargo para ocupar otro, los mismo de siempre, a caso en Chile no hay más gente capaz…
  4. Es muy razonable lo expuesto por el Sr. Vergara, ya que es incorrecto que los cargos de diputado y senador que son estrictamente de elección ciudadana, sean arbitrariamente reemplazados por las directivas de los partidos irrespetando absolutamente la intención de los votantes. Indudablemente que lo correcto es establecer que ambos son cargos irrenunciables y que en caso de muerte se deba llamar a nueva elección. Estos arreglines y otras actitudes en el Congreso ya se hacen insoportablemente injustas.
  5. Cada día nuestra pseudo democracia se ve más empobrecida. Las malas prácticas se van repitiendo una y otra vez hasta que pasan a ser normales.
    ¿Por qué lo que ayer provocó tanto escándalo (Tohá-Harboe) hoy es tan celebrado?. Si ayer fue malo, hoy es peor.
  6. Ésta es la democracia: Se cambian senadores agnósticos y liberales por Opus extremistas. Prefiero la Cámara de los Lores.
  7. Por otra parte, esta práctica puede prostituirse si, por ejemplo, el Gobierno de turno tuviera partidarios MUY “díscolos” de los cuales quisiera “operarse“. Bastaría con nombrarlos Ministros por un par de meses y luego hacer un “necesario ajuste ministerial” y dejarlos en la calle, sin ministerio y sin Parlamento.
    Hay que tener cuidado.
  8. No hay ética política ni moral ciudadana, cuando se instalan como parlamentarios y peor aún como ya sucedió, que lleguen de Santiago por ejemplo los casos de Frei y Allamand que en la 10ª Región, se eligieron sin oposición o el del DC P.Walker en la 11 ª Región.
  9. La cosa funcionaría mejor si los mismos senadores se abstuvieran de asumir los ministerios privilegiando a los particulares.
    Y es bien feo que los mismos senadores que critican la sillita musical, luego participen del jueguito.
    Ahí si que se ve burlada la “voz del pueblo“.
  10. La figura creada por la Concertación y con el apoyo de la anterior Oposición, hoy Gobierno y referente a reemplazar a los parlamentarios que abandonan su representatividad por cargos oficiales, sean Ministros u otros, es incoherente, anacrónica, extemporánea e inadecuada y hasta con un fondo de corrupción.
  11. Las elecciones populares es uno de los pilares fundamentales de la democracia, es la voz del pueblo que se hace escuchar a través de la elecciones de sus representantes. por esto dejar que estas autoridades representativas de las soberanía puedan dejar su cargo cuando se les antoje, no es una buena forma de gobernar. ¿no deberíamos volver quizás a las elecciones?
  12. El parlamento no es “la reserva en la banca” del gobierno de turno; desprestigia a toda la institucionalidad…
  13. Quizás nuestros políticos entenderán que la ciudadanía está molesta con toda esta mugre “democrática” cuando apliquen el voto voluntario. Entonces verán que el electorado está aburrido de tanto manoseo y abuso de su parte que ni siquiera concurrirá a votar.
    Lo malo es que los políticos chilenos, de todos los colores, a los que tanto les gusta hablar de democracia, participación ciudadana y otras lindezas por el estilo, se meten en el bolsillo lo que el país opina y siguen abusando tranquilamente en cargos públicos con una dietas tan “reguleques“.
  14. Es urgente modificar la ley en este sentido, no me gusta que alguien elegido para X cosa, pueda ser traspasado a otra y que alguien a quien la gente NO eligió pase a un cargo de elección. Pasó con Toha y me cargó, ahora lo mismo.
  15. Esta normativa es una muestra de la degradación de la democracia y ejemplo de lo que se denomina “partitocracia”. Pero resulta que en Chile una de las instituciones más desprestigiadas son precisamente los partidos políticos.
    Entonces, no se puede dejar la atribución a una institución desprestigiada y esto debe ser materia de reforma constitucional
  16. Todo este asunto es grave. Primero que todo, soy de los que piensan que los parlamentarios, salvo fuerza mayor, deberían terminar sus periodos. No me resulta comprensible que la voluntad popular sea burlada tan descaradamente. Ahora bien, es cierto que si contáramos con un buen sistema de reemplazo la crítica hecha sería menos fuerte, pero he aquí donde aparece con toda vehemencia el punto alegado en esta carta. El sistema antiguo, cambiado en 2005 por la reforma constitucional, si bien no era perfecto, era mejor (asumía el compañero de lista del parlamentario que había ganado el escaño). Estimo que tienes razón al denunciar la urgencia de una reforma. Esto es mucho peor que el binominal o que el voto de los chilenos en el extranjero, y quien no piense así es simplemente porque está defendiendo reformas partidistas.
  17. La próxima vez voy a votar por un “vale por senador“.A canjear cuando se les antoje por los super representativos líderes de los partidos políticos chilenos
  18. Quizás la solución es aún más sencilla: Dejar como requisito obligatorio que el candidato a parlamentario, tenga residencia demostrable en la zona que representa… 10 años o más y no dos años antes de la elección, como dice la actual legislación.
    ¿Lo aprobarán en el Congreso?
  19. Es una vergüenza para quien deja el cargo porque abandona a sus representados, indigno para el partido ya que demuestra no tener a nadie apto para el cargo más que el parlamentario, y por último para institucionalizar un poco esta chacota debe estar establecido un orden de “sucesión”; el cargo debe ser llenado por el presidente del partido y si éste ya es congresista por el primer vicepresidente. y así sucesivamente
  20. Ud. debe saber que en Chile, cuando Ud. vota por alguien, en realidad puede estar votando por otra persona que no conoce o que no quiere
  21. Mas aún, me preocupa que en Santiago designen a candidatos que en nada se relacionan con la región que representan. Como un Espina, un Frei, un Gómez, un Escalona, un Allamand, etc., etc.
  22. Me parece pésimo que en la “Coalición por el Cambio” siga el mal ejemplo de la Concertación con el caso de la diputada Carolina Tohá, que saquen a congresistas electos por voto popular y los reemplacen por ciudadanos no electos.

_____________________________

Un tema que se aborda en varios de los mensajes expuestos es la crítica a la falta de representación regional de los parlamentarios. Cabe señalar que la Constitución tan criticada del 1980 contemplaba exigencias de residencia regional para senadores y diputados. Después se redujeron los plazos y se eliminó la exigencia para senadores. Finalmente esta exigencia no se cumplió.

Un senador mientras existía la exigencia, de reciente residencia en el extranjero, se le eligió senador. Varios diputados no han cumplido esta exigencia, incluso en los reemplazos. Nadie reclamó ya que prácticamente hubo un “pareo”, entre las dos coaliciones.

Muy positivo era a mi juicio la elección de representantes parlamentarios que sean de las regiones, para dar oportunidad al ascenso político regional. Además éstos luchan más por los interese regionales que los partidistas. Un ejemplo interesante ha sido lo acontecido en Magallanes con la representación parlamentaria que es totalmente de origen regional.

Este tema y los otros vicios del sistema ponen de actualidad la conveniencia de lograr una nueva constitución, la que sea realmente democrática, con el trabajo de una Asamblea Constituyente para seguir después todo el proceso con un pronunciamiento de la ciudadanía plenamente informada.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos