Medicina natural, actualidad y economía

España en profunda crisis económica social. Uno de cada cuatro ciudadanos de su fuerza de trabajo está desempleado. ¿No habrá graves errores en el tratamiento de tan seria enfermedad? Algunas sugerencias

Echo de menos las opiniones de economistas distintos como Joseph Stiglitz, de aquellos con visión más integral de las políticas de desarrollo, economistas más estructuralistas. Tengo la impresión que mal se diagnostican las causas de la seria enfermedad que daña con más intensidad a España pero también afecta a varios otros países del mundo. A uno le cabe preguntarse si los tratamientos que propone el neoliberalismo muy representado por el FMI, tan dogmáticos y con visiones muy de corto plazo, muy poco preocupados por el ser humano, son tratamientos errados que agravan la enfermedad.

Más adelante me refiero a algunas características de la crisis en que se encuentra este gran país, pretendo analizar causas de la grave realidad existente, reviso algunas experiencias históricas de medidas para salir de crisis y termino atreviéndome a plantear algunas ideas que puedan conducir a que España pueda ir saliendo de la grave situación en que se encuentra y que tiende peligrosamente a agravarse.

Hasta dónde hay grandes intereses en el mundo que sacan mucho provecho de las crisis. Podemos observar que día a día se van dando informaciones positivas y negativas que hacen oscilar las bolsas mundiales y el valor de las monedas. Cuántos con informaciones privilegiadas, con mensajes bien armados y comunicados, se están enriqueciendo a base de las especulaciones sin en nada contribuir a la economía real, a la economía de la producción y del empleo, a la economía que genere bienestar en la sociedad.

Cómo estamos en presencia de escándalos de gran magnitud en diferentes medios financieros que enriquecen a unos pocos y que golpean a ciento de miles o millones de personas. Mientras los sistemas financieros debieran apoyar al desarrollo, ciento de millones de hogares aparecen golpeados por estas especulaciones fraudulentas que dañan incluso a las economías nacionales.

Me impresionan los grandes capitales españoles invertidos en el extranjero. En Chile están o han estado presentes por elevados montos en actividades como las relacionadas con la energía y el negocio bancario. Cómo esos capitales formados por el ahorro español salen a servir países extranjeros, mientras la fuerza de trabajo ibérica está sufriendo altos índices de desempleo, y especialmente afectada la juventud, ese gran capital humano del presente y del futuro.

Recuerdo haber sabido que para la crisis mundial más grande desde que la economía posee indicadores para valorizarla – fue la de fines de los años veinte y principios de los treinta del siglo pasado, que tan fuertemente golpeó al mundo- Suecia dio ocupación a muchos de sus desempleados plantando árboles y picando piedras para hacer adoquines. Esos árboles contribuyeron significativamente a la riqueza forestal futura de ese país nórdico; no sólo aportó maderas y celulosa, sino que también el desarrollo de la prestigiada industria de maquinarias y equipos forestales; no puede dejar de mencionarse la forestación también en sus positivos efectos en el medio ambiente y en la conservación de los recursos naturales. Los adoquines fueron después exportados a Europa una vez que la economía mundial se recuperó. A cuántas familias se les evitó sufrir el golpe del desempleo y de la ociosidad.

Los que no han sufrido en carne propia estar sin trabajo, no saben lo que esto significa. Cómo eso daña al ser humano que lo sufre y a su contorno más inmediato. Días, semanas o meses sin trabajar significa una pérdida productiva irrecuperable, no sólo ruina económica sino social, la moral se destruye; el daño al ser humano puede llegar a ser muy profundo, generar enfermedad y muerte. Destruir hogares. Para sobrevivir se debe vender cosas hogareñas tan queridas, recuerdos de familia; si hay hambre en hijos, tantas cosas se pueden llegar a hacer hasta incluso caer en una delincuencia moralmente justificada. Se pueden vender grandes recuerdos de familia, destruir el patrimonio de los recuerdos. Hoy he oído la triste noticia de oferta de sus órganos por personas que enfrentan acuciantes situaciones económicas.

Estos desempleos lo sufren en su gran mayoría, quienes no tienen culpa alguna de que estas situaciones se presenten. Son responsabilidades principalmente de la sociedad, de quienes gobiernan, de quienes son los más preparados y capaces a los cuales se les entregan responsabilidades; son responsabilidades en grado importante de los que amoralmente especulan, engañan y roban magnitudes impresionante de dineros.

Cabría preguntarse por qué países como España, Grecia, y Portugal enfrentan situaciones tan graves. El mundo no debiera permitir que una gran nación como la española esté sufriendo como lo está no principalmente por culpa sólo de ella, y menos de su población. Debieran levantarse voces de protestas; dónde están los académicos, los intelectuales, los religiosos que protesten.

Recientemente estuve en España; conocí casos que me impresionaron. Hogares que han perdido todos y se han destruido; el matrimonio se divide para cada uno allegarse a sus correspondientes familiares. Ver en las calles de Madrid cómo se ofrece la compra de oro, de captadores del “cliente”, para que éste se acerque al local donde se hace la transacción, la venta de patrimonios reales y posiblemente algunos valores familiares históricos; lo hacen para sobrevivir. Ver en los hoteles a muchos turistas; comida barata; escasez de personal empleado para bajar costos; comedores llenos de turistas extranjeros para los desayunos atendidos por un par de mujeres criticadas y agotadas por no dar abasto en sus labores de atención, mientras cientos de miles de desempleados buscan infructuosamente trabajo. El desempleo juvenil para qué decir. Ordenadas y masivas protestas de estudiantes y familiares pidiendo que se conserve la educación gratuita.

Al español jubilado se le rebajan sus pensiones, muchos de ellos tendrán que ayudar a hijos o nietos que sufren los efectos del desempleo; a la población en general ya castigada por la cesantía, se les daña aún más con el aumento de los impuestos a la compraventa.

 

Causas de esta crisis

Por qué se producen estas situaciones tan extremas; habrá responsables que intencionalmente las produzcan. Habrá actores que proceden buscando situaciones ideológicas preconcebidas, para sobre las ruinas de una sociedad existente crear la otra, la por ellos anheladas “sin contaminaciones”.

El país con la integración regional y la moneda única perdió la herramienta tan importante de la política cambiaria, que tanto ha servido a países para salir de sus crisis. Cabe destacar cómo China con su egoísta política cambiaria hace crecer su economía en forma persistente a altas tasas anuales, sumado ello así logra además la generación de altos niveles de ahorros, acumulación de reservas y enormes magnitudes de colocaciones financieras externas junto a importantes inversiones en empresas en el extranjero. Muchos otros países han sabido llevar buenas políticas cambiarias que les han permitido tener muy favorables relaciones por el comercio exterior con los mercados externos. Otros como Chile y Argentina, que principalmente modificando políticas cambiarias con valores fijos, pudieron contribuir con sus devaluaciones a salir de profundas crisis económicas.

No se estará siguiendo en parte importante del mundo occidental un estilo de desarrollo errado. Por qué China crece tan sostenidamente, como también lo hace la India; China con dictadura e India con democracia. No estará China con esa gran capacidad de sus gobernantes aprovechándose de la globalización abierta tan preconizada por los líderes neoliberales nacionales y por otros que ocupan altas responsabilidades en organismos internacionales.

Recuerdo los enormes aportes del FMI a Argentina para que mantuviera la paridad de su moneda con el dólar por más allá de los diez años cuando la crisis económica se acentuó y cuál habría sido el triste destino de gran parte de esos recursos financieros internacionales que llegaron a ese país latinoamericano.

Recuerdo cómo se destruyó principalmente por la mantención de la paridad cambiaria la prestigiada manufactura argentina, como su industria automotriz y muchas otras que se trasladaron en parte importante a Brasil con una política cambiaria más pragmática y adecuada. Hubo hambre en amplios sectores de Argentina, país gran productor de alimentos; la hubo en Tucumán y en Buenos Aires, personas que buscaban residuos de alimentos en los tarros de basura de los restaurantes. Cuando uno percibía eso, realmente daban ganas de llorar, como hoy llorar, por España, nuestra madre patria.

La dura crisis chilena de fines de los 70 y comienzos de los 80, tuvo como causa principal la congelación cambiaria a $ 39 por dólar por tres años, asociada a un endeudamiento irresponsable con el exterior, deuda proveniente principalmente de la atractiva oferta de recursos financieros de la banca privada internacional proveniente de los petrodólares. Los genios del neoliberalismo defendían el endeudamiento con el extranjero ya que así decían aprovechábamos “el ahorro externo”.

Argentina y Chile salieron de sus crisis en gran parte derivadas de la rigidez cambiaria, en grado muy importante, a base de las devaluaciones de sus monedas.

A mi juicio fue importante las medidas del Gobierno Militar de llegar a contratar cientos de miles de desocupados en programas nacionales como los del Empleo Mínimo (PEM) y de Ocupación de Jefes de Hogar(POJ), lo que sirvió bastante para mejorar ingresos familiares de población en situación crítica, Fue interesante observar cómo la demanda por estos empleos se fue reduciendo a medida que la actividad económica se recuperaba.

En la Europa del euro, sus países en particular perdieron no sólo como herramienta de política económica la cambiaria, sino que también la arancelaria.

El proceso de integración económica europeo tendría fallas importantes; no son fáciles los procesos de integración.

Recuerdo el gran esfuerzo de la integración económica de América Latina a comienzo de los años 60 con el Tratado de Montevideo. Se pretendía en diez años llegar a un libre comercio sin aranceles en el intercambio entre los países integrantes; se logró avanzar tres años en las reducciones arancelarias, ya en el tercero hubo grandes dificultades para cumplir las metas; hasta allí se llegó. Se hizo una evaluación de los resultados del proceso de integración la que señaló que los países de mayores economías fueron los beneficiados con el proceso integrador que básicamente descansaba en la liberación del comercio; los perjudicados fueron los países económicamente más pequeños, los de menores mercados.

Las consecuencias antes señaladas condujo a motivar la aparición de un proceso de una integración subregional entre un grupo de países de menor y más parecido peso económico, proceso que no sólo descansaba en la liberación del comercio exterior entre los países integrantes sino que también en la armonización de políticas y en programaciones subsectoriales en grandes rubros industriales, asignando determinadas producciones a países específicos, para lograr con ello los beneficios de las economías de escala y del intercambio posterior.

Este proceso integrador  se estancó bastante como consecuencia primero de la incorporación tardía de Venezuela que obligó a varias renegociaciones y el muy pronto retiro chileno, casi obligado poco después del Golpe Militar de 1973 al ingresar el país a uno de los modelos neoliberales más extremos del mundo.

No es fácil la integración económica entre países de diverso peso económico y con niveles de desarrollo distintos. En el caso de Europa se aprecia la difícil situación de a lo menos cuatro países del sur europeo, como lo son España, Grecia, Italia y Portugal. En cambio Alemania y Francia muestran más estabilidad, pero los pronósticos no son del todo favorables.

Recuerdo haber conversado en el terreno con personas de la base, en Italia y España, cuando hacía poco se había instaurado el euro; la opinión bastante generalizada era que para ellos habían subido los costos de sus adquisiciones esenciales y sus remuneraciones no habían mejorado; no sé hasta dónde eso está demostrado. Tenían añoranzas de sus viejas peseta y lira.

La integración de los estados que formaron los Estados Unidos de Norteamérica fue muy distinta. Siempre hubo un poder central, un gobierno federal que mira la nación en su conjunto; poder central que persigue contribuir a un desarrollo más equilibrado. Al estado de Nevada, más pobre en recursos naturales, se les permitió desarrollar grandes centros del juego y de otras diversiones como son las ciudades de Las Vegas y Reno. También entiendo que a lo menos en algunos momentos, el país ha asignado algunas inversiones a estados específicos para un desarrollo más equilibrado, como ha sido con las fabricaciones de armas. El país tiene presupuestos nacionales o federales y presupuestos específicos para los estados, provenientes de fondos federales y de impuestos estatales. El sistema político también contribuye a los mayores equilibrios; los presidentes son elegidos por representantes de los diferentes estados y a su vez su congreso nacional tiene representaciones regionales y sus votos son necesarios para legislar. La preocupación por el electorado es una fuerza importante por los equilibrios regionales.

También para una gran potencia, el desarrollo equilibrado de todas sus regiones tiene un importante valor geopolítico; contribuye a reforzar una nacionalidad.

No puedo dejar de señalar que una de las grandes causas de estas crisis en muchos países es la globalización, la irracionalidad apertura a los mercados externos, que han sabido tan bien aprovechar otros países con estilos de desarrollo distinto. China ha sabido muy bien aprovecharla; la invasión de sus producciones industriales obtenidas a muy bajos costos con la ayuda en grado importante con los capitales y las tecnologías extranjeras ha dañado a muchas economías occidentales. Sin duda que Europa ha sido muy afectada.

Cabe recordar los modelos teóricos económicos que muestran cómo a través del intercambio entre dos países con aptitudes productivas diferentes inicialmente cerrados al comercio exterior, al iniciar el intercambio van mejorando su productividad y su bienestar. Cada uno produce más de aquello para lo que tienen ventajas comparativas y sus excedentes los exportan a cambios de productos del otro país que tiene mas aptitud para otro rubro. Con el intercambio mejora el bienestar al obtener una mejor composición de su consumo. Pero este análisis es válido siempre que los países tengan empleo pleno. Sin duda que el empleo es fundamental, a lo cual no se le ha dado mayor importancia.

 

Qué podría hacerse en España

 Las medidas que se han estado forzosamente tomando agudizan la crisis de la economía real, la de la producción y la del empleo. Con estas medidas de política a mi juicio no se logrará una salida al país; es fundamental crear empleo no sólo por el aspecto económico sino que también por los temas sociales y políticos.

Hay muchas experiencias históricas positivas; recordemos la de Suecia ya mencionada y el proceso de reconstrucción de Europa posterior a la segunda posguerra mundial. Deben crearse empleos principalmente para procesos de inversión; ello genera ingresos con lo cual se inicia una recuperación de la demanda interna que estimula otras actividades productivas en empresas con capacidades productivas ociosas o subutilizadas.

España necesita un gran plan de recuperación productiva, un plan nacional de desarrollo económico y social, posiblemente con importante ayuda externa. Qué importante por ejemplo podría ser el apoyo proveniente del Banco Mundial, que tiene visión de desarrollo. y los provenientes de otras grandes potencias internacionales como por ejemplo EE. UU y Japón, incluso tal vez de China.

Las remuneraciones de estos nuevos empleados en parte podrían pagarse con bonos o certificados reajustables, lo que se pueden  considerar como ahorros de ellos mismos que se van transformando en patrimonios que generarán beneficios futuros.

Es también posible que la salida sea en torno al retiro de España del área del euro, tema sin duda bastante más complejo.

Debe tenerse muy presente que el problema no es sólo de España, sino que también de varios otros países Europa y tal vez lo sea de toda la gran zona del euro.l

———————————————————–

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos