Medicina natural, actualidad y economía

Estimo que el proyecto constitucional emanado de la Convención Constituyente es malo. Se ha preparado en un ambiente de populismo y feminismo extremo. La “paridad de género” se plantea como importantísima incluso justificando alterar resultados de elecciones

El feminismo como “paridad de género” lo encuentro nefasto, esto debería ser solo “equidad de género”. Pero es increíble como esa paridad se considera fantástica. Se cataloga como algo tremendamente meritorio que Chile sea el primer país del mundo en que contenga en su Constitución la obligación de la paridad de género.

Impacta en la lectura del proyecto de constitución como se le destaca y exige la paridad de género. Me referiré más adelante a este tema.

Chile a mi juicio ha sufrido temporalmente de dos males, uno es el del “populismo” y el otro el de la “paridad de género”.

Parece increíble que bastantes personas han considerado que la Plaza Baquedano, antigua Plaza Italia, se le pase a llamar “Plaza de la Dignidad”. Hasta un libro ha salido con ese nombre.

Cómo se ha destruido esa plaza, no solo ella sino que nada menos que gran parte del Monumento al General Baquedano, junto con la “Tumba del Soldado Desconocido”, un verdadero símbolo de la Patria, la que existe en muchos países.

Cómo no recordar la destrucción de tantos edificios de su alrededor, museos, iglesias, negocios; varios de ellos mediante el fuego. Cómo puede ello considerarse como factor de generación del nombre de Dignidad. Cuánto patrimonio de personas, especialmente de empresarios de clase media, se ha perdido.

Qué decir de los ataques a carabineros y carabineras que se hicieron presentes; hasta se actuó en algunos momentos con “paridad de género”, se les trató de incendiar a policías de ambos sexos. Parece ser que a los miembros de la policía se les considera no seres humanos. No parece grave que se les ataque con piedras y otros materiales y  les lance bombas incendiarias o que se les ataque a la vista con rayos laser.

Esas actitudes me trajeron recuerdos del Gobierno Militar, cuando uno de los componentes de la Junta consideraba a los miembros del Partido Comunista como no humanos, como “humanoides”. Cuántos comunistas fueron asesinados.

La estatua del Genera fue bastante dañada, se trató incluso de volcarla. Se debió retirar y someterla a una larga y difícil reparación. En lo concreto, posiblemente ella no vuelva a su lugar de origen.

Afortunadamente ya menos se habla de la Plaza de la Dignidad y es de esperar que el Metro mantenga como recuerdo para siempre el nombre de la Estación Plaza Baquedano.

Volviendo al tema de la paridad de género. En mi opinión eso puede considerase nefasto.

Los grupos en distintas actividades de distinta naturaleza ya sean sociales, económicas o políticas deberían constituirse por las personas más capaces, más idóneas para esos cargos, independiente del género que ellas tengan. En ese sentido la probabilidad que la paridad sea la más indicada, es muy baja.

He conversado con varias profesionales mujeres y todas están en desacuerdo con la paridad, quieren que sean reconocidas por sus méritos y no por su género.

Tenemos casos en que se han rechazado mujeres elegidas por la necesidad de obtener la paridad que inicialmente. Se había elegido a más mujeres que hombres.

Los pascuenses eligieron para una representación a dos mujeres; se tuvo que eliminar a una para designar a un hombre, con menores votos que los obtenidos por cada una de las dos elegidas en la votación.

Pasó algo parecido en un importante colegio profesional en que salieron elegidas más mujeres que hombres y  hubo que hacer reemplazos. Lo que significa eliminar mujeres electas.

Es probable que es en un grupo el elegido o la elegida por ajuste paritario, sea mal mirado por los restantes que fueron elegidos por méritos, como también esta persona puede sentirse incómoda.

Es natural que para una actividad específica tienda a predominar un sexo, forzar un cambio hacia la paridad, con seguridad daña el desempeño del conjunto. Hay profesiones donde generalmente predomina un sexo y es natural que se elijan por ejemplo en un colegio profesional más directores del sexo dominante; pensemos por ejemplo en enfermería, en nutrición o en trabajo social.

Me extrañó que un distinguido economista, nada menos que el actual Ministro de Hacienda, se haya manifestado partidario de la paridad de género.

Me llamó la atención que en un importante partido político, para la lección de su directiva, seguramente por facilitar la paridad, cada militante debía votar por un hombre y por una mujer. Oí un comentario que como había más candidatos hombres que mujeres, ello facilitó que la primera mayoría la obtuviera una mujer y ello habría contribuido a que ella llegara a la presidencia del partido.

En el proyecto constitucional en marcha, en varios de sus artículos se plantea paridad de género y que la presencia femenina este siempre en el 50 ó más por ciento.

En uno de los artículos transitorios, relacionado con la “Cámara de las Regiones” se señala que los representantes de cada región deben ser 3 o más. Y se determina que para la primera constitución de esta cámara serán 3. Afortunadamente no se habla de paridad de género en esta importante elección de miembro regional de esta relevante cámara, porque si se pidiera paridad de género se debieran elegir dos mujeres en todas las regiones, ya que una elegida daría una representación de solo un 33,3%.

En ese artículo se señala un complejo mecanismo para después de hecha la elección si no se obtiene la ansiada paridad, debería bajarse a uno o algunos del sexo dominante para ascender a los necesarios del sexo menos representado.

El tema de la paridad parece muy importante para ganar la votación, muy pocos hablan en contra de la paridad. Cuesta comprender que en Chile suceda esto.

Me impresionó en el programa Tolerancia Cero del canal CNN del domingo pasado 17 de julio, en su segunda parte estuvo invitado Javier Macaya presidente de la UDI; dos periodistas entrevistadoras, una de ellas Mónica Rincón la otra su nombre no lo recuerdo, lo acorralaron a preguntas sobre si la UDI apoyaba la paridad de género. Me extrañó el estilo agresivo de preguntar y a ratos las expresiones de sus caras; uno siente que venían dispuesta a actuar en conjunto en lo que podría llamarse ataque.

Tengo dudas sobre las causas de ese proceder.

Me extrañó la calma con que respondió Macaya y lo acertado y prudente de sus respuestas, sin mucho inmutarse; me formé la impresión de que él es un muy buen político del que deben estar orgullosos sus militantes. Él insistió en la importancia mayor de la equidad de género por sobre la paridad, posición que comparto, sin que mi pensamiento se acerque al de ese partido más bien de derecha a derecha extrema. Mi posición política está más cerca de la DC y nunca he votado por un candidato de la UDI, en una oportunidad lo he hecho por una socialista y en otras por candidatos de Renovación Nacional.

Me extrañó la pasividad que tuvo Fernando Paulsen y que el otro entrevistador tuviera muy baja participación, posiblemente porque no se dieron las condiciones para hacerlo.

Me parece que las entrevistadoras consiguieron que se digiera que la UDI no es partidaria de la paridad de género, pero sí de la equidad.

Espero que en el programa de Tolerancia Cero en algún momento, Paulsen se refiera al tema. Vi lo que oficialmente CNN publica en internet, en que  se omite este tema.

Finalmente me ha extrañado que la expresidenta de Chile, que actualmente desempeña un alto cargo en Naciones Unidas, se haya manifestado sobre el plebiscito próximo, partidaria de “aprobación” lo que puede entenderse que respalda la paridad de género.

Pienso que la paridad de género de aprobarse, no prestigia a nuestro país, seguramente será comentado internacionalmente.

Escriba un comentario

2 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, no me gusta que a una persona se la favorezca por el sólo hecho de pertenecer a un género sin reconocer el esfuerzo personal y el mérito propio

  2. 27 de julio de 2022

    Estimada Mireya:

    Gracias por tus planteamientos. Además con la paridad se eliminan mujeres que se eligen por méritos por el delito de romper la paridad creando un exceso de mujeres.
    Atentamente. Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos