Medicina natural, actualidad y economía

La catástrofe de Valparaíso podría motivar un gran proyecto de desarrollo socio económico micro regional

El gran incendio de Valparaíso que cubrió a más de 1000 has y destruyó las viviendas de más de 2000 hogares podría o debería dar origen a un gran proyecto de desarrollo integral de esa verdadera micro región. Es muy probable que un proyecto de esta naturaleza tenga apoyos financieros y técnicos externos; podría transformarse en un proyecto emblemático de valor demostrativo internacional. Esto último podría favorecer la captación de ayuda externa. El proyecto sería un importante captador de CO2, lo que podría contribuir a su financiamiento.

En el Colegio de Ingenieros hemos estado considerando propiciar una reforma constitucional que permita que el Banco Central frente a una catástrofe nacional, como la reciente de Valparaíso, pueda prestarle dinero al fisco; tengamos presente que en la actualidad por disposición constitucional solo le puede prestar en caso de guerra externa o temor de ella. Por este camino podrían lograrse importantes disponibilidades financieras de corto plazo.

La superficie comprometida, su topografía y su localización, permitiría hacer un hermoso proyecto de desarrollo que cumpliese con todas las características que den seguridades a sus habitantes en un ambiente de especial agrado, con cercanía a una serie de servicios básicos como los de educación y salud y espacios de recreación y deportes. También debieran considerar áreas para actividades económicas de diferente naturaleza; más adelante me refiero a algunas de ellas.

A los ministerios de Educación y Salud les corresponde desarrollar la infraestructura y dar los servicios tradicionales a ese espacio poblacional, de acuerdo a sus propias normas.

Un proyecto de esta naturaleza podría contribuir a un notable progreso futuro de esa gran comunidad en la que se haya logrado una valiosa integración social.

Para una tarea de esta naturaleza sería interesante contar con la contribución de los colegios profesionales, especialmente con los de ingenieros, arquitectos, ingenieros forestales y asistentes sociales. Los últimos profesionales serían muy importantes para todas las actividades de relación especialmente humana con las numerosas familias comprometidas.

Más adelante se amplían ideas y planteamientos sobre este pretendido gran proyecto de desarrollo.

El proyecto debiera hacerse con continua y activa  participación de las organizaciones sociales constituidas por los representantes de los hogares comprometidos y de otros que no hayan sido afectados pero que queden dentro de las grandes superficies que se podrían considerar conveniente integrar a este proyecto espacial.

Un proyecto de esta naturaleza podría originar una opinión mayoritaria favorable de las familias comprometidas, que serían las pioneras de una comunidad que podría tener grandes significados para las generaciones siguientes.

Ideas sobre el tema en parte han sido abordadas por declaraciones del presidente del Colegio de Arquitectos. La planificación espacial constituiría una de las bases fundamentales del proyecto; la superficie disponible es bastante amplia. Podrían considerarse grupos de viviendas en lugares estratégicos y seguros y dejar otros terrenos con distintas aptitudes para diferentes otros objetivos.

Temas sin duda importantes, planteados por ahora en forma algo desordenada, podrían considerar una urbanización preliminar propuesta a base de los requerimientos de accesos y comunicación. Calles de anchuras adecuadas con presencia arbórea, dotadas de grifos a convenientes distancias. Desde luego, redes de agua potable y de electricidad. Sistemas ad hoc de eliminación de aguas servidas, con posibles sistemas de saneamientos de estas aguas y que generen disponibilidades de líquidos tratados usables en regadío.

Los desechos o basuras que se generen deberían irse clasificando o fraccionando para su adecuado uso económico y para reducir sus costos de eliminación. Esta iniciativa contribuiría a la formación de valores especialmente en las nuevas generaciones que están más conscientes de los problemas medio ambientales.

Bien podría considerarse un servicio de wifi gratuito para toda la micro región, como ya lo tiene al menos una comuna en Chile y barrios universitarios de Santiago.

Podrían identificarse áreas comerciales y de posibles restaurantes con características comidas chilenas. Incluso podría hasta pensarse zonas para ferias libres y de productos artesanales. Plazas con juegos para niños y con especies arbóreas y arbustivas preferentemente chilenas, que junto con hermosear estos lugares, trasmitan cultura.

Las quebradas podrían posiblemente recibir algunas viviendas con las debidas seguridades. Reforestadas con especies que las protejan tanto de deslizamientos de tierras como de incendios y teniendo presente consideraciones paisajísticas. Según opinión de bomberos, algunas especies como la doca podrían ser elementos adecuados protectores terrenos incluso de incendios. La ingeniería forestal podría dar importantes aportes en estas materias.

En las partes altas podría pensarse en pequeños tranques y/o estanques de reservas donde se localicen y acumulen agua de mar para enfrentar incendios, agua de bajo costo que podría obtenerse con elevaciones desde el océano con procedimientos tecnológicos modernos de muy bajo costo de elevación. Estas aguas en reservas podrían perfectamente ayudar con abundante disponibilidad y presión a enfrentar también incendios en áreas aledañas a esta micro región e incluso a los sectores bajos integrantes de la ciudad portuaria.

Otras ideas

Puede pensarse establecer centros comunitarios, locales para clubes sociales y deportivos, retenes, incluso salas cunas. Por qué no pensar en gimnasios cubiertos y áreas deportivas más extensas en las planicies superiores, las que podrían ampliarse con suelos que se retiren de la actividad forestal. Tal vez pensar en anfiteatros y espacios para la instalación de circos de temporada.

Crear verdaderos sectores de atracción turística, incluyendo un museo recordatorio del desastre en el que se vayan registrando los avances del proyecto de urbanismo en desarrollo. Podrían establecerse miradores estratégicos, aprovechando la hermosa visión sobre la ciudad y Puerto de Valparaíso más toda la zona costera hacia Viña del Mar y más al norte. Favorecer la presencia de restaurantes con comida típica chilena y zonal.

Posiblemente tener un cuartel de bomberos con miembros que especialmente sean de la comunidad.

Reservar espacios estratégicos para sedes religiosas de diferentes credos

Promover programas de apoyo a industrias familiares y a la conservación y desarrollo de artesanías típicas. También el desarrollo de otras pequeñas o medianas industrias.

Junto a un programa de desarrollo paisajista, podría llevarse adelante una planificada reforestación que contemple incluir en grado importante a la palma chilena y a otras especies típicas y de valor comercial como el boldo y el quillay. Deberían considerarse las franjas cortafuegos adecuadas en el deslinde con las plantaciones forestales privadas y incluso considerar franjas forestales de especies resistentes al fuego.

Pensar en desarrollar viveros forestales y de plantas ornamentales no sólo para aportar a la micro región sino que también a un mercado mucho más amplio; posiblemente también considerar invernaderos de especies ornamentales y alimenticias.

Incluso se podría favorecer el establecimiento de farmacias como las antiguas de barrio pertenecientes a farmacéuticos. Además considerar sucursales de bancos, iniciadas por el Banco del Estado.

Talleres de tornerías, mueblerías, bicicletas, reparación y mantención de automóviles, de electricidad y gasfitería, etc.

El proyecto debería considerar el aprovechamiento de la energía solar en la generación de electricidad, tema que ha tenidos tantos avances tecnológicos en los últimos años

Para el desarrollo de este proyecto debiera emplearse preferentemente la fuerza de trabajo local que se sabe que ha estado muy subutilizada; contemplar programas de capacitación de recursos humanos para estas actividades tanto las de reconstrucción como las otras que van a tener un carácter empleador más permanente.

Uno de los grandes resultados del proyecto podría ser que una parte importante de la fuerza de trabajo quede empleada en la misma micro región y se reduzca sensiblemente el desempleo y sub empleo existente en esta población porteña.

Este proyecto podría contribuir a la recuperación del pensamiento planificador que tan importante fue en el pasado para Chile y que lo es actualmente en tantas naciones. Pensamiento planificador económico social nacional, sectorial, regional y de más recientemente desarrollado, el urbanístico, aspiración muy bien planteada hace muy poco por el presidente del Colegio de Arquitecto, justamente en torno a la catástrofe de Valparaíso.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos